Los pueblos originarios
en la escena
Un nuevo actor de la protesta en
el siglo XXI
La argentina agro-exportadora y su
necesidad de tierras
► Argentina
se inserta en
el mercado
internacional como
proveedora de
productos primarios
► El crecimiento de la
economía depende del
avance de la frontera
productiva
► Los pueblos originarios
suponían una “llaga
economica”
El contexto ideológico
“En cuanto a mis ideas sobre
este punto, helas aquí en
pocas palabras: garantizarles
todo lo que traigan, ofrecerles
terrenos para sus toldos y
algunas raciones, pero con la
condición precisa e
indispensable que han de venir
a establecerse al lado del
pueblo nuevo, para tenerlos a
mano y sin perjuicio de
degollarlos a todos en una
noche…”
Emilio Mitre en carta a su hermano
Bartolomé (1855)
El contexto ideológico
"¿Lograremos exterminar los indios?.
Por los salvajes de América siento
una invencible repugnancia sin
poderlo remediar. Esa canalla no
son más que unos indios
asquerosos a quienes mandaría
colgar ahora si reapareciesen.
Lautaro y Caupolicán son unos
indios piojosos, porque así son
todos. Incapaces de progreso, su
exterminio es providencial y útil,
sublime y grande. Se los debe
exterminar sin ni siquiera perdonar
al pequeño, que tiene ya el odio
instintivo al hombre civilizado"
Sarmiento (1876)
La conquista del mal llamado
“desierto”: ¿un genocidio?
► Para
la ONU, el delito de genocidio supone:
“la destrucción parcial y total o total de un
grupo étnico, racial o religioso mediante la
matanza, la lesión grave a la integridad física
o mental, el sometimiento intencional a
condiciones que acarreen la destrucción física
total o parcial, las medidas destinadas a
impedir los nacimientos o el traslado forzado
de niños fuera del grupo”
¿Fue un plan sistemático?
►
“Sabemos que el indio es
como el tero, que en un
lugar grita y en otro tiene
el nido. Nosotros sabíamos
que los indios de tal
cacique estaban apostados
en tal lugar entonces
fuimos a la toldería e
hicimos tanto de botín, de
mujeres y ‘chusma’ ”
General Conrado Villegas (1881)
La Comisión Científica
El año 1879 tendrá en los anales de la República Argentina una
importancia mucho más considerable que la que le han atribuído
los contemporáneos. Ese acontecimiento es la supresión de los
indios ladrones que ocupaban el Sur de nuestro territorio y
asolaban sus distritos fronterizos.
► Se trataba de conquistar un área de 15.000 leguas cuadradas
ocupadas cuando menos por unas 15.000 almas, pues pasa de
14.000 el número de muertos y prisioneros que ha reportado la
campaña. Se trataba de conquistarlas en el sentido más lato de
la expresión. Era necesario conquistar real y eficazmente esas
15.000 leguas, limpiarlas de indios de un modo tan absoluto, tan
incuestionable, que la más asustadiza de las asustadizas cosas
del mundo, el capital destinado a vivificar las empresas de
ganadería y agricultura, tuviera él mismo que tributar homenaje
a la evidencia, que no experimentase recelo en lanzarse sobre
las huellas del ejército expedicionario y sellar la toma de
posesión por el hombre civilizado de tan dilatadas comarcas.
►
La Comisión Científica II
Y eran tan eficaces los nuevos principios de guerra fronteriza
que habían dictado estas medidas, que hemos asistido a un
espectáculo inesperado. No hubo una sola de esas columnas de
exploración que no volviese con una tribu entera prisionera, y
cuando llegó el momento señalado para el golpe final, no
existían en toda la pampa central sino grupos de fugitivos sin
cohesión y sin jefes.
► Se debe considerar, por una parte, que los esfuerzos que habría
que hacer para transformar estos campos en valiosos elementos
de riqueza y de progreso, no están fuera de proporción con las
aspiraciones de una raza joven y emprendedora; por otra parte,
que la superioridad intelectual, la actividad y la ilustración, que
ensanchan los horizontes del porvenir y hacen brotar nuevas
fuentes de producción para la humanidad, son los mejores
títulos para el dominio de las tierras nuevas. Precisamente al
amparo de estos principios, se han quitado éstas a la raza estéril
que las ocupaba.
►
¿Fue sólo una contienda militar?
En un artículo de ese diario el 16
y 17 de noviembre de 1878
denuncia la actuación de
Rudecindo Roca (hermano de
Julio) en San Luis con una
matanza de 60 indígenas
desarmados y lo califica de
“crimen de lesa humanidad” en
medio de las campañas.
► En los partes militares sale el
secuestro de chicos, la matanza
de prisioneros, la violación
sistemática como arma de
guerra. La prostitución forzada
como botín de guerra de los
soldados era algo fomentado
desde los mandos.
►
¿Qué sucedió luego de la victoria
militar?
►
►
Gran parte del exterminio no se dio en campos de batalla
sino con prácticas de tomarlos prisioneros, haciendo
traslados a pie hasta Carmen de Patagones, en donde los
embarcaban a Martín García.
Ese cruce por la Patagonia a pie exterminó a miles de
personas, porque mataban a los que no caminaban,
mujeres que tenían a sus hijos en el campo, iban todos
encadenados, etc. Había más muertes por esos
traslados que en las batallas.
Testimonio de Laureana Nahueltripay
(1997)
►
“Contaba la abuela que los habían agarrado los...
los de antes... cuando hubo los cautivos, nosotros
éramos jóvenes, cuando nos contaba, solía llorar
la abuela [A su abuela la hicieron cautiva de 10
años] “Una tropa como animales se lo llevaban. El
regimiento le llevaba, contaba que lo habían todo,
como un animal, cuando hubo ese cautivo,
cansaba la señora, cuando no podía más le
cortaban las tetas. Ella fue cautiva, la abuela mía
era cautiva, argentina, y después cuando lo
cautivaron vino a salir después ... ahí, se vino a
salir, disparó, salió, se vino para acá, e hizo
familia. Solía llorar mi abuela.”
Testimonio de Felix Manquel
► “Yo
me acuerdo cuando conversaba mi padre lloraba
cuando se acordaba; la forma que anduvieron
ellos... de a pie... los arriaron como animales así
hasta Buenos Aires [...] uno si se cansaba por ahí,
de a pie todo, se cansaban lo sacaban el sable lo
cortaban en los garrones. La gente que se cansaba
e iba de a pie. Ahí quedaba nomás, vivo,
desgarronado, cortado. Y eso claro, muy triste, muy
largo también; hay que tener corazón porque... casi
prefiero no contarlo porque es muy triste [...] un
primo de él se cansó, no pudo caminar más, y
entonces agarraron lo estiraron las dos pierna y uno
lo... lo capó igual que un animal. Y todo eso... a mí
me... casi no tengo coraje de contarla
¿Campos de concentración en 1879?
¿Campos de concentración en la
Patagonia?
► En
Valcheta, por ejemplo, se registran
campos de concentración con alambres de
púas de tres metros de alto, con gente
muriendo de hambre por no tener qué
comer.
Testimonio de Evans
► El
camino que recorríamos era entre toldos de los
indios que el gobierno había recluido en un
reformatorio. En esa reducción creo que se
encontraba la mayoría de los indios de la
Patagonia. El núcleo más importante estaba en las
cercanías de Valcheta. Estaban cercados por
alambre tejido de gran altura, en ese patio los
indios deambulaban, trataban de reconocernos,
ellos sabían que éramos galenses del Valle del.
Algunos, aferrados del alambre con sus grandes
manos huesudas y resecas por el viento,
intentaban hacerse entender hablando un poco de
castellano y un poco de galés: ‘poco bara chiñor,
poco bara chiñor’(un poco de pan señor )
Testimonio de Evans II
►
“Al principio no lo reconocí, pero al verlo correr a lo largo del alambre,
con insistencia gritando ‘bara, bara’me detuve cuando lo ubiqué. Era
mi amigo de infancia, mi hermano del desierto con quien tanto pan
habíamos compartido. Este hecho me llenó de angustia y pena mi
corazón. Me sentía inútil, sentía que no podía hacer nada para aliviar
su hambre, su falta de libertad, su exilio, el destierro luego de haber
sido el dueño y señor de las extensiones patagónicas y estar reducidos
en este pequeño predio. Para poder verlo, y teniendo la esperanza de
sacarlo, le pagué al guardia 50 centavos que mi madre me prestó para
comprarme un poncho, el guarda se quedó con el dinero y no me lo
entregó. Sí pude darle algunos alimentos que no solucionarían la
cuestión.
►
Tiempo más tarde regresé con dinero suficiente dispuesto a sacarlo por
cualquier precio y llevarlo a casa. Pero no me pudo esperar: murió de
pena al poco tiempo de mi paso por Valcheta”
¿Qué pasó con las familias que
sobrevivieron a la conquista?
► Después
de la campaña y la derrota
indígena entra en acción la “policía de
frontera”, que detecta a una familia
indígena y la deporta a otro sitio del
territorio.
José Manquel en referencia a la
viuda de José Torres
►
►
“La vieja me explicó una vuelta que ellos estaban en el
mismo Apeleg [...] en la confluencia, ahí dice que lo
agarraron; y ahí lo arriaron todo; habían como sesenta
cuando lo agarró la policía; [...] entonces no hicieron
muerte ninguno y lo arriaron nomás, los llevaron para
Trelew. [...] de Senguer a Trelew [...] caminando de a pie,
parte, alguno a caballo, y así. Y ahí dice que al que
cansaba alguno, y lo sacaban el sable y le cortaban el
garrón; y se quedaba sentao y ahi se moría y lo dejaban, y
lo otro iban siguiendo adelante nomás.
Dice que lo trataban igual que un animal; ella, la vieja, por
eso largó a llorar y no lo quise hablar más. Lo que dice...
ella dice.. un hermano de ella se cansó, no podía caminar y
lo pegaron un sablazo, no pudo caminar ése; entonce
agarraron el sable y lo cortaron el garrón, atrás, un
hachazao así. Ese ... entonces la vieja empezó a llorar y
esto no lo quise conversar más”
Un segundo campo de concentración
La isla Martín García funcionó como
gigantesco campo de concentración,
pasaron miles. Se habla de entre 10 y
20.000.
► Tuvieron que habilitar dos cementerios
especiales en 1879, lo que da una idea de la
magnitud de lo que pasó.
►
¿Hubo medidas destinadas a impedir
nacimientos en el grupo?
► Hubieron
medidas para separar a las
mujeres de los varones
► Existieron traslados por la fuerza de niños
de un grupo a otro...
► A los niños se les cambiaba el nombre de tal
manera que muchos saben que tienen
ascendencia indígena, pero no pueden
reconstruir su historia familiar.
La conquista del mal llamado desierto:
¿fue apoyada por toda la población?
► “Al
hombre lo hemos
esclavizado, a la mujer la
hemos prostituido, al niño
lo hemos arrancado del
seno de la madre. En una
palabra, hemos
desconocido y violado las
acciones que gobiernan las
acciones morales del
hombre”
Aristobulo del Valle (1884)
¿Y la iglesia?
►
La Iglesia era un gran aliado del
gobierno, pero congregaciones
como los salesianos tuvieron
grandes conflictos con el sector
militar, porque los salesianos
querían convertirlos y formar
colonias agrícolas, pero se
opusieron al traslado masivo de
poblaciones. El Ejército
separaba a las familias y llevaba
a los varones esclavizados a la
zafra en el norte tucumano y a
las mujeres y niños al servicio
doméstico en las ciudades. Eso
para la Iglesia era intolerable
por su defensa de la familia.
Una canción: AMUTUY
►
Ahí están recordando la
conquista de ayer con mi propia
bandera me robaron la fé los del
Remington antes y sus leyes
después. Pisotearon mis credos
y mi forma de ser impusieron
cultura y este idioma también lo
que no me impusieron fue el
color de la piel. Amutuy,
Soledad, que mi hermano me
arrincona, sin piedad vámonos
que el alambre y el fiscal
pueden más Amutuy, sin
mendigar.
►
RECITADO Ahí están festejando
los del sable y la cruz como me
despojaron sin ninguna razón
sometiendo a mi raza en el
nombre de Dios. Con qué ley
me juzgaron por culpable de
qué de ser libre en mi tierra o
ser indio tal vez, qué conquista
festejan que no puedo entender
Amutuy, Soledad, que mi
hermano me arrincona, sin
piedad vámonos que el alambre
y el fiscal pueden más Amutuy,
sin mendigar. Vámonos sin
mendigar
Descargar

Los pueblos originarios en la escena