Presentación: MARCIA
Hola amigos,
hace seis años
mis primeros
propietarios me
abandonaron un
mes de agosto.
Perdido y sin
rumbo me
acerqué a una
señora, la besé,
le moví el rabito
y desde
entonces formo
parte de su
familia.
Me llevó a su casa
donde había una
diminuta damisela,
encantadora y muy
señora, algo mayor,
pero muy activa. Todos
la llamaban Nani.
Desde el primer
momento me indicó
cual era mi sitio y
cual su territorio.
Acaté con respeto y
nos quisimos mucho,
pero un día salió y no
regresó.
Pasado el tiempo, me
llegué a sentir el rey de la
casa. Me mimaban y se
rifaban mi compañía, y
aunque siempre
jugábamos, nunca me
alejaba mucho de mi ama.
Ella es lo más grande,
ella me recogió cuando
más solo me encontraba.
Todo era muy bonito y yo
estaba muy feliz. Les
quería y me querían.
Pero un buen día
comenzó mi dolor de
cabeza. . .
Trajeron a casa a un bicho feo y peludo, que desde
el primer momento me ha venido haciendo la vida
imposible y nuestra convivencia es muy difícil.
Pretende que el territorio sea solo suyo y claro, a
veces tengo que ponerle en su sitio.
Es el preferido de mi
amita, aunque todavía
me sigue queriendo,
pues sabe que yo no soy
el malo. Ella todo se lo
consiente y lo malcría y
por eso a veces, soy el
que sale perdiendo.
Pero yo la sigo
queriendo y siempre se
lo demuestro, aunque
tenga que roncarle al
enano peludo y que por
eso le llaman Shaggy.
Mas ahí está mi ama, siempre dispuesta a defenderme, a
mimarme, a hacerme caricias y a decirme cosas bonitas,
y pidiéndome que tenga paciencia con el enano. ¡Cuánto
quiero a mi ama y cuánto me quiere ella!.
Pues bueno, amigos,
éste soy yo que
como saben me
llaman Danko, el más
guapo, el más
mimado y el más
chulo. . . . Adiós
Descargar

Diapositiva 1