Dios les había ordenado tan solo 40 años atrás:
“ No cometerás
adulterio” (Exo.20:14).
“No tendrás otros
dioses fuera de mí” (VER
4).
Y ellos dijeron frente al monte Sinaí: “Haremos todo lo que
el Señor ha dicho, y obedeceremos” (Ex. 24:7). Con
estas palabras los israelitas celebraron un pacto con Dios.
Los israelitas permanecieron
frente al monte Sinaí un año,
tiempo durante el cual
construyeron el santuario
que Dios les ordenó
construir, el cual era el
símbolo de la morada de
Dios entre ellos (Éxodo
25:8).
Los Israelitas
partieron y
habitaron en los
llanos de Moab,
de esta parte del
Jordán, frente a
Jericó (Num.22:1).
La llanura abarca
unos 150 Km.
Cuadrados.
La Biblia nos dice que los israelitas
acamparon en territorio de los
Moabitas, desde allí se divisaba al
otro lado del rio, el territorio de
Canaán.
Habían trascurrido cerca de cuarenta años cuando
partieron de las montañas de Abaraim
(Num.21:20;33.
Y ahora, al fin, después de tantos
inconvenientes, y pasar tanto
tiempo en el desierto, divisaban la
tierra prometida al otro lado del
Jordán.
Números 22:22. Balac hijo de Zipor
supo lo que Israel había hecho al
amorreo, es decir, a los reyes
amorreos Sehón y Og, los más
poderosos gobernantes cananeos
de ese tiempo (Deut.3:8).
Y Moab temió mucho a los israelitas que eran
numerosos (una multitud compuesta de tres a
cuatro millones de personas). Y Moab se
angustio.
Sintieron el mismo temor que sintieron los
Egipcios ante los Israelitas más de 120 años
atrás, cuando Moisés todavía no había nacido
(Exo.1:12).
¿Porqué digo que más de 120 años?
Moisés tenía 40 años cuando mató al egipcio
(Hechos 7:23-24).
Moisés tenía 80 años cuando visito a
Faraón (éxodo 7:7).
Moisés tenía 120 años cuando murió
(Deuteronomio 34:7).
Dios que conoce el fin
desde el principio,
después de que Israel
cruzo el mar rojo,
Moisés en su canto de
alabanza profetizo:
“Los príncipes de
Edom se turbarán, se
abatirán todos los
habitantes de Canaán”.
Ante la presencia de
Israel (Exo.15:15).
Nuestro Dios, es un Dios de
prodigios, que nada escapa a su
poder.
Los moabitas no conocían la orden dada por Dios a
Israel de que no los molestaran en su paso hacia
la tierra de Canaán, pero estos temían ser
despojados de su territorio.
La Biblia nos dice que los Moabitas les pidieron a
los Madianitas ayuda para enfrentar a los Israelitas
(Números 22:4).
¿Quiénes eran los Moabitas y
los Madianitas?
• Los moabitas eran descendientes de Abrahán y de
Cetura.
•
Los madianitas eran descendientes de Ismael hijo de
Abrahán y Agar,
•
Los Israelitas, descendientes de Abrahán y Sara.
• En este tiempo los moabitas y los madianitas eran
enemigos, pero estuvieron dispuestos a unirse contra
los israelitas.
Balac Dijo: “ Ahora esta gente lamerá todos
nuestros contornos, como el buey lame la
grama del campo”.. Y Balac hijo de Zipor era
entonces rey de Moab (Núm. 22: 2-4).
• Por tanto, envió mensajeros a Balaán, para que
lo llamasen, Balac le dijo, “Un pueblo a salido de
Egipto, y cubre la tierra, y habita delante de mí”.
“ Ven te ruego, a maldecir a este pueblo,
porque es más fuerte que yo. Quizá yo
pueda herirlo y echarlo del país. Yo sé
que a quien tu bendigas, será bendito; y
a quién tu maldigas, será maldito” (Núm.
22:5-6).
Desde la ciudad de Moab hasta donde
estaba Balaán, la ciudad de Petor había
una distancia de 650 Km, y requería 2
semanas de recorrido (PP 468).
Abraham obedecía al pie de la
letra todo lo que Dios le ordenaba,
por eso fue llamado: “amigo de
Dios”(Santiago 2:23).
A pesar de que los moabitas como
los madianitas eran descendientes
del padre de la fe, y por lo tanto,
conocedores del verdadero Dios,
creían en el poder de los
hechiceros y en sus
encantamientos.
La nicromancia (quiere decir:
el arte supersticioso de
adivinar el futuro evocando a
los muertos y consultándolos),
la magia negra, la posesión
demoníaca son compañeras
inseparables de la idolatría.
La telequinesis, el tarot, la comunicación
con los muertos y la música del mundo,
todo esto forma parte de la nicromancia,
¿Quién era Balaán?
Patriarcas y Profetas PG. 468,
Dice que Balaán quien era
madianita, fue originalmente un
profeta de Dios que pervirtió
sus dones debido a su afán por
obtener ganancias materiales.
Balaán por obtener ganancias
materiales vendió su fe.
Entre los madianitas figura
otro siervo de Dios, llamado
“Jetro”, este era sacerdote y
representante fiel del
verdadero Dios (Éxodo
2:15).Léase P.P 129,152
Léase Éxodo 18.9-12.
La respuesta de Balaán
a los ilustres mensajeros
de Balac fue: “Reposad
aquí esta noche, y os diré
lo que el Eterno me
hable” (vers.8).
Balaán sabía que lo que
estaba haciendo no
estaba de acuerdo con la
voluntad de Dios, mas sin
embargo oro para ver si
Dios cambiaba de parecer
Léase Heb.13:8).
¿Què deseaba Balaán?
Balaán que había sido
profeta de Dios,
Ambicionaba
recompensas.
1) Conocía cual era su deber. Y
2) Sabía que sus maldiciones no dañarían
al pueblo de Dios.
Entonces dijo Dios a Balaàn: “No bayas
con ellos, ni maldigas al pueblo, porque
es bendito” (Ver. 12).
Ningún ser humano podrá jamás trastornar
la bendición de Dios en maldición, por que
David dice: “Lo que tú bendices, oh Señor,
queda bendito para siempre” (1Ceonicas
17:27).
• Balaán responde a los
mensajeros: “El Eterno
no me quiere dejar ir
con vosotros”
(vers.13). O sea, yo si
quiero ir, pero Él no
quiere que vaya.
Satanás persiste en su intento por
destruir al pueblo de Dios.
• El vers.15-17 dice: “Pero Balac volvió a
enviar más príncipes, y más honorables
que los anteriores. Estos llegaron a
Balaán y le dijeron:
• “Así dice Balac: Te ruego no rehúses venir
a mí; “porque te honraré mucho, y haré
todo lo que me digas. Ven, pues, a
maldecir este pueblo”.
• Balaàn respondió … Os ruego, por tanto
que reposéis aquí esta noche, para que yo
sepa que me vuelve a decir el Eterno”.
Balaán ya sabía que el
Señor le diría lo mismo,
pero estaba tratando de
entenderse con Dios como
si fuera un débil hombre
capaz de cambiar su
parecer.
Note que ya Dios le había
dicho que no fuera, pero
Balaán trataba de hacer
cambiar el parecer de Dios .
Pero la Escritura dice: “En
el Padre no hay ni sombra
de variación”.
• Vers.20. Y Dios vino a Balaán de noche, y le
dijo: “Siendo que estos hombres han venido a
llamarte, levántate y ve con ellos . Pero harás
solo harás lo que yo te diga”.
Note que Dios no farsa al hombre a hacer lo que
este no quiere hacer.
El hombre fue creado con libre albedrío, por lo tanto,
Balaán no quería obedecer sus ordenes, y Dios
respeta su decisión, y accede a dejarlo ir, pero con una
condición: “Harás solo lo que yo te diga”
Dos poderes enfrentados.
1) Satanás, utilizando a Balaán,
un creyente apostata, que se
había colocado de su lado con
el propósito de maldecir al
pueblo de Dios.
2) Dios, impidiendo que los
propósitos de Sanates se
llevaran a cabo. Dios siempre
está a favor de sus hijos.
Cuando Balaán estuvo frente a Balac, le
dijo:
“Dios no es hombre para que mienta, ni
hijo de hombre para que se arrepienta,
cuando Él dice algo, lo realiza. Cuando
promete algo lo cumple”.
• “Yo recibí bendición. Él bendijo, no podre
revocarla”.
• “No ha notado iniquidad en Jacob, ni ha
visto perversidad en Israel. El Eterno, su
Dios está con él, y jubilo de rey en él.
• “ Dios lo saco de Egipto, tiene fuerzas
como un búfalo” (Num.23:18-22).
• El Registro Sagrado dice que Balaán hace lo
siguiente.
Exalta la Palabra de Dios, diciendo que Dios es
diferente a los hombres, que cuando promete
algo, lo cumple. Y luego, en lugar de maldecir al
pueblo de Dios, lo bendijo tres veces.
1) Números 23:8-10
2) 23:19-24.
3) Números 24:2-9.
Esto lo hizo Balaán movido por el Espíritu Santo, pero
sus intereses eran otros.
¿Què buscaba Balaán, agradar a Dios, o
agradar a Balac?
Balaán, impulsado por su avaricia, y el deseo de
ganarse el favor de estos reyes paganos, no se
dio por vencido.
Apocalipsis 2:14 dice
que Balaán enseñó a
Balac a incitar a los
Israelitas a comer
cosas sacrificadas a
los ídolos y a cometer
fornicación.
1.500 años después, Dios
nos dice cuales fueron las
verdaderas intenciones de
Balaán, hacer pecar a los
hijos de Dios.
¿Què plan trazó Balaán para
fomentar sus intereses persónale?
• Incitó a Balac para que hiciera una fiesta en
honor a su dios, los invitados de honor fueron
los Israelitas, y “Comieron de las cosas
sacrificadas a los ídolos”.
• Y estos, una vez incitados por el regocijo que no
encontraban dentro de su pueblo, dieron el
segundo paso, “Cometieron fornicación”, con
las mujeres moabitas.
Números 31:16.
“Fueron ellas por consejo de Balaàn, las
que llevaron a los Israelitas a prevaricar
contra el Eterno”.
• Estos dos pecados condujeron a una
mezcla de paganismo con la verdadera
religión.
¿Què nos recuerda esta
fiesta?
Éxodo 32:5-6.
Aarón edificó un altar delante del becerro, y
pregonó: “Mañana será fiesta al Eterno”. Al
día siguiente madrugaron, y ofrecieron
holocausto y ofrendas de paz. Y el pueblo se
sentó a comer y a beber. Después se levantaron
a divertirse.
Esto sucedió recién salidos de Egipto. ¿Cuál fue
la reacción de Dios? (Èxo.32:7-10).
Números 25: 1-3 Dice:
Cuando Israel estaba en Sitim, los hombres de
Israel empezaron a fornicar con las hijas de
moab.
Por supuesto vestidas de la forma más
atractiva, Ellas los invitaron a los sacrificios
de sus dioses. Y el pueblo comió, y se inclinó a
sus dioses.
El pueblo se unió a Baal Peor, y el furor del
Eterno se encendió contra Israel.
El Eterno dijo a Moisés. “Toma a todos los
príncipes del pueblo, y ahórcalos en pleno
día ante el Señor. Así el furor del enojo del
Eterno se apartará de Israel”.
Entonces Moisés dijo a los jueces de Israel (los
70 que le ayudaban a resolver los problemas del
pueblo): “Mate cada uno a los suyos que se
hayan adherido a baal peor”.
En eso, un israelita trajo a una madianita a sus
hermanos, a la vista de Moisés y de toda la
congregación de Israel, cuando estaban
llorando a la entrada de la tienda de la Reunión.
Lo vio Fines hijo de Eleazar, hijo del
sacerdote Aarón, y se levantó de entre la
congregación, tomó una lanza en su
mano.
Y fue tras el israelita a la tienda, y alanceó
al hombre y a la mujer por sus vientres. Y
cesó la mortandad de los israelitas.
De aquella mortandad murieron 24.000
israelitas. (25:1-9).
Entonces el Eterno dijo a Moisés: “Finés hijo de
Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, apartó mi
furor contra los israelitas, llevado por el mismo
celo que yo. Por eso en mi celo, no he
consumido a los israelitas.
“ Por tanto dile: Yo establezco mi pacto de paz con
él.
“Y él y sus descendientes tendrán el pacto del
sacerdocio perpetuo. Porque tuvo celo por su
Dios, e hizo expiación por los Israelitas”
(Num.25:10-13).
Este incidente nos muestra la
necesidad de velar siempre, puesto
que la santidad y por ende la vida
eterna la podemos perder en un
momento.
Por lo tanto, el Señor nos ordena.
«Sed, pues, santos, porque Yo Soy
santo» (Lev.11:45).
¿Qué significa la palabra: «Sed»?
• Pensemos por un momento, estos 24000
israelitas, anduvieron por el desierto durante 40
años, y cuando ya estaban para entrar a la tierra
prometida, solamente los separaba el rio
Jordán, y pecaron.
• En un momento de descuido, se les olvido que
tenían que perseverar en la santidad. Es decir,
continuar en santidad.
¿Alguien nos obliga a pecar o a
obedecer?
Nosotros mismos con nuestros actos
decidimos si permanecemos bajo la
protección de Dios o no.
RECORDEMOS LO QUE DICE EL SEÑOR
• “No violaré mi pacto, ni cambiaré lo que
ha salido de mis labios» (Sal.89:34).
Deseo que este tema haya sido de
bendición para su vida espiritual, si desea
más información, no dude en escribir al
correo “todoesjesus @hotmail.com temas
de fe”.
Descargar

Diapositiva 1