El texto base dice: «Esto, pues, digo y requiero
en el Señor: que ya no andéis como los otros
gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18
teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la
vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la
dureza de su corazón; 19 los cuales, después que
perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia
para cometer con avidez toda clase de impureza. 20
Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, 21 si en
verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados,
conforme a la verdad que está en Jesús.
En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos
del viejo hombre, que está viciado conforme a los
deseos engañosos, 23 y renovaos en el espíritu de
vuestra mente, 24 y vestíos del nuevo hombre, creado
según Dios en la justicia y santidad de la verdad.
25 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad
cada uno con su prójimo; porque somos miembros
los unos de los otros. 26 Airaos, pero no pequéis; no
se ponga el sol sobre vuestro enojo, 27 ni deis lugar al
diablo. 28 El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje,
haciendo con sus manos lo que es bueno, para que
tenga qué compartir con el que padece necesidad.
22
Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca,
sino la que sea buena para la necesaria edificación, a
fin de dar gracia a los oyentes. 30 Y no contristéis al
Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados
para el día de la redención.
29
Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira,
gritería y maledicencia, y toda malicia. 32 Antes sed
benignos unos con otros, misericordiosos,
perdonándoos unos a otros, como Dios también os
perdonó a vosotros en Cristo»
31
Introducción:
Por inspiración del Espíritu Santo,
el apóstol Pablo nos muestra, que
para vivir una vida cristiana
triunfante, no es suficiente con
abandonar los malos hábitos de
nuestra vida pasada,
sino que además es necesario ocupar ese
espacio vacío con cosas nuevas y buenas que
vengan de Dios
(lea Mat.12:43,44).
¿Qué es un mal hábito?
Un mal hábito
es todo aquello
que nos
perjudica física,
mental,
emocional, y
espiritualmente
, a nosotros y a
otros.
Por ende se trata de algo que inhibe (impide)
nuestro crecimiento y desagrada a Dios.
POR QUÉ HAY QUE USAR EL PRINCIPIO DE
LA SUSTITUCIÓN.
a) Porque hemos sido llamados a vivir una vida
diferente y nueva.
Efesios 4:17-21. Dice: «Esto, pues, digo y requiero en el
Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad
de su mente, 18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida
de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; 19
los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la
lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.
Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, 21 si en
verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados,
conforme a la verdad que está en Jesús»
(Lea Romanos 6:4; 1Corintios 5:17).
20
b). Porque la práctica de estos malos hábitos
crean un monstruo llamada “cuerpo de
muerte” porque todo lo que hacemos conduce a la
muerte física y espiritual
(Lea Romanos 7:24). Llegando incluso a practicar
cosas de forma automática y sin siquiera estar
conscientes de lo que hacemos.
c) Porque Dios demanda de nosotros santidad.
(Lea 1Pedro 1:15,16; Hebreos 12:14).
d). Porque los que practican tales cosas no
heredaran el reino de Dios. (Lea Gálatas 5:19-21)
CUALES SON LAS COSAS QUE HAY QUE SUSTITUIR
a) La mentira con la verdad (Verso 25)
b)La ira silenciosa por el dialogo conciliador (Verso 26)
c) El hurto por el trabajo honesto y el compartir (Verso
28).
d)Las malas palabras por palabras edificantes. (Verso
29)
e)La amargura, la ira, el enojo, los gritos, las
calumnias y las maledicencias por la amabilidad, la
consideración y el perdón en Cristo (Versos 31,32).
f) La malas acciones con buenas acciones.
(Lea Isaías 1:16-18).
COMO SE PONE EN MARCHA EL
PRINCIPIO DE LA SUSTITUCIÓN
a) Primero.
Es bueno tener una correcta
comprensión de que una mente vacía es un taller
para el diablo y una habitación para los demonios
(Lea Mateo 12:46-50).
b)Segundo. Hay que despojarse por
medio de un arrepentimiento y una
confesión del viejo hombre (El cuerpo
de muerte) que está viciado. Y
renovar nuestra manera de pensar (El
espíritu de vuestra mente como dice
el Verso23) y vestirse de nuevo
hombre (Ahí está el proceso
c) Se inicia cambiando nuestros
pensamientos (Romanos 8:58+Filipenses 4:8).
Recuerda, el pensamiento que tu
alimentes, ese prospera.
d)El pensar bien trae como consecuencia tener buenos
deseos y sentimientos (Efesios 4:32).
e) El pensar bien y sentir bien
nos llevará a una buena forma
de obrar (Jeremías 17:10;
Proverbios 23:7; Salmos
119:11)…en mi corazón he
guardado tus dichos, para no
CONCLUSION: He aquí diez puntos que caracterizan
los malos hábitos.
1-Un hábito es un acto que hemos repetido
muchas veces y que se incorpora de forma
automática a nuestra conducta negándose a
salir fácilmente. Es necesario que lo
identifiquemos y estemos conscientes del daño
que provoca
2-Puede tratarse de pecados del espíritu como
la avaricia, la envidia, el resentimiento, los
celos, la murmuración, la crítica, el egoísmo,
la impaciencia, la morosidad, la querella, la
murmuración, la vanidad, etc.
3-Puede tratarse de actos compulsivos como
usar drogas, juegos de azar, comer en exceso,
consumir alcohol, gastar dinero de más,
comprar por comprar (consumismo), trabajar
en exceso, fantasear con cosas pecaminosas.
4-Es necesario que recordemos que hemos
sido llamados a una nueva vida. Dios espera
buenos frutos de nosotros, porque somos
hechura suya, creados en Cristo Jesús para
buenas obras…(Efesios 2:10).
5-Mantenga su mente llena de la palabra
de Cristo (Colosenses 3:16).
6-Si cae no se desanime, levántese, pida
perdón y siga adelante, el perdón de Dios no
tiene limite (1Juan 1:7-9).
7-No se aleje de los que de corazón sincero
invocan a Cristo Hebreos 10:25. (El tizón se
mantiene encendido si está con otros).
8-Recuerde que el que anda con cojos termina
cojeando, (1Corintios 15:33). Abandone las
malas compañías.
9-Piense en lo que está pensando. Si en
sus diálogos internos usted
continuamente se acusa y descalifica,
esto no le ayudará. Oblíguese a pensar
cosas buenas (Filipenses 4:8)
10- Dios le ha creado con libre albedrío. Usted
no es un robot programado. Usted puede
cambiar su vida si lo desea, si le lo propone de
todo corazón, le pide la ayuda a Dios (Salmo
51:10) y se esfuerza con diligencia. «Todo lo
puedo en Cristo que me fortalece» (Filipenses
4:13)
 Quiero
recalcar aquí sobre la importancia
que tiene este mensaje dado los tiempos que
estamos viviendo.
Las señales proféticas
muestran que estamos
viviendo en la
culminación de este
mundo, y Cristo ya viene.
Por tanto no dilates tu
decisión de entregar tu
vida a Cristo Jesús,
porque ya es hora de
cambiar.
Que Dios te bendiga es mi oración. Amen.
Descargar

ES HORA DE CAMBIAR