Ella es…
Jovial, alegre, espontánea, cariñosa optimista y franca,
frente a ella es fácil darse cuenta que los principales
rasgos de la verdadera excelencia femenina no son
superficiales.
No es la imagen -aunque ella es muy linda-, es un cierto
brillo en el rostro...
No son los cosméticos –aunque ella sabe arreglarse muy bien-, es un
cierto aire de solícito cuidado maternal...
No son las formas ni ningún asunto externo –aunque
ella tiene buen cuidado de su apariencia-, es un encanto
personal femenino que le acompaña en todo lo que
hace… En el tierno cuidado hacia su familia, en los
detalles del hogar; en la ternura afectuosa y franca de
una bienvenida, en un aire de satisfacción por nuestra
compañía... En fin, posee un atractivo que brota de su
interior, y aunque casi siempre se ve envuelta en un
resplandor de felicidad que nos contagia, sabe llorar y se
conmueve con facilidad... Para mí es una mujer
realmente extraordinaria que a pesar de que ha sufrido y
de que sufre, conserva la alegría de vivir, y sobre todo,
de vivir para Dios. El gran amor de su vida.
Queridos amigos, tengo el gusto de presentarles a mi
hermana y mi amiga, la Chef del Rincón de Amistad, nuestra
querida Merari, quien nació un día como hoy y a quien
admiro y quiero mucho. Estoy feliz y agradecida de Dios que
me concedió ser su hermana y su amiga.
Querida Merari, Dios te conceda un día feliz y bendecido,
pero sobre todo, salud y muchos años de vida. Con cuánto
gusto, si pudiera, te regalaría lo que más anheles, pero sé
que el Padre celestial te ama infinitamente mucho más que
yo y además sabe lo que de verdad necesitas o te conviene.
Nos rendimos ante Su soberana voluntad y sé que Él sí te
dará el regalo que sea bueno para tu alma.
¡Feliz Cumpleaños Querida Merari!
Descargar

Slide 1