El océano en la gota
Por Prem Rawat
Hace poco, he estado hablando en muchos eventos en India
diciendo que lo más importante que tenemos es esta existencia.
Cuando naces, se te obsequia con una experiencia llamada “la vida”,
y en esa vida ¿qué es lo que tienes?
Tienes un aliento, tienes un día, una hora, un minuto, un segundo.
Eso es tu realidad. No es una ficción.
No es ningún concepto.
La cosa de la que hablo, lo que quiero experimentar en mi vida,
y lo que quiero que tú experimentes,
no es ninguna ficción. Es real.
Una realidad que se puede tocar,
que se puede sentir,
que se puede comprender.
En tu vida, la aceptación debería ser para lo que conoces,
para lo que comprendes, para lo que sientes.
No en tus pensamientos, sino sintiendo.
Hay un verso indio muy bonito:
“Que la gota reside en el océano, todo el mundo lo sabe;
pero que el océano reside en la gota, lo saben muy pocos”.
Quiero que vosotros seáis esos pocos
que lo comprenden.
Esa cosa increíble… en ella está todo,
pero ella también está en ti.
Tú eres la gota.
No una gota líquida, pero eres la gota.
El océano está en ti.
Y sí, puedes sentirlo.
Comprendo eso porque la misma energía que está en todas partes
entra en mí en forma de esa respiración y me toca,
trayendo el regalo de la vida.
Para muchos la vida significa tener un trabajo, un hijo,
una casa, un gato, un perro...
Eso no es la vida.
Ésas son cosas que hay en tu vida.
Están todas esas cosas que son relativas y
también hay algo que es absoluto, y eso está dentro de ti.
Tienes vida. Eso es absoluto. Un día no será así.
Pero mientras estés vivo y tengas la capacidad de ser consciente,
sé consciente de eso que es la vida real.
Sé consciente de esta existencia que tienes,
porque eso proporciona alegría.
Ser consciente de esta existencia proporciona paz,
auténtica paz.
¿Qué es auténtica paz?
Algunos dicen: “Renuncia a todo y tendrás paz”.
No, eso no funciona.
Si el hecho de dejarlo todo
hiciera que la gente fuese feliz y tuviera paz,
cerrarían las cárceles inmediatamente,
porque ir allí sería una recompensa;
haces algo malo y, en lugar de castigarte,
te ponen en un lugar en el que te sientes en paz y feliz.
Así que eso lo demuestra: abandonarlo todo no es la solución.
Pero hay un lugar en nuestro interior que si accedemos a él,
podemos sentir esa paz al margen de cualquier circunstancia.
Eso es lo que eres. Eso es lo que soy.
Verdaderamente,
en esa gota que somos
reside un océano infinito de paz.
Sé uno de los pocos que lo saben,
porque ése es un logro incomparable.
Necesitas paz, necesitas felicidad,
porque eres un ser humano.
Ésa es tu naturaleza.
No puedes luchar contra ella.
No es ningún problema que tengas que solucionar.
Ese deseo de felicidad viene de tu interior. No lo subestimes.
Mientras estés vivo, ese anhelo de ser feliz y sentir paz estará ahí.
Qué cosa tan práctica es que ese océano resida dentro de ti.
Dondequiera que vayas, ahí estará.
Un día la gota se irá y residirá en el océano.
Pero mientras tenga lugar ese milagro del aliento,
el océano residirá en esa gota que eres tú, que soy yo.
Cuando la gota se mezcle con ese océano, ya no será una gota;
simplemente se convertirá en el océano.
Pero durante un periodo de tiempo relativamente corto,
habrá ocurrido algo increíble.
Se habrá producido el milagro de los milagros.
La gota se separa del océano y éste se traslada a la gota.
Ésa es la realidad. Eso es lo que está sucediendo. Compréndelo.
Siéntete pleno. Sigue esa naturaleza. Vive en paz. Sé feliz.
Si la tristeza es un cuchillo, la felicidad es quien te cura. Siéntete feliz.
Tienes un montón de heridas y te causan dolor.
No tienes por qué sufrir. Vive. Existe.
Mientras dure este milagro, contémplalo.
No te muevas, porque todo se acabará demasiado pronto.
Encuentra la fuente de alegría dentro de ti.
Ten esa paz en tu vida cada día.
Prem Rawat
Más información:
wopg.org
Descargar

Guitare