UN LLAMADO A LA
ALABANZA Y ADORACION
INTRODUCCION

Samuel Tippit expresó: “La Iglesia necesita una
refrescante brisa de avivamiento en su preparación
para entrar en el siglo XXI. La palabra de avivamiento
enciende en nuestros corazones la llama de la
alabanza y de la adoración al Señor”.

La Iglesia que desee experimentar un real genuino
avivamiento en donde haya evidente manifestación de
los dones del Espíritu Santo, renovación total en la
vida de cada adorador, reconciliación entre hermanos
enemistados, confesión de pecados ocultos,
conversión de las almas, y mayor involucración de
toda la membresía en todo el trabajo de la Obra del
Señor y en el servicio comunitario, necesariamente,
esa Iglesia se tendrá que empeñar en restaurar el
espíritu de adoración y alabanzas que nuestro Señor
exige de sus fieles adoradores para él poder derramar
su gracia y su poder.
I.




DIOS ESTA BUSCANDO
ADORADORES
“Los verdaderos adoradores
adoraran al Padre en espiritu y
en verdad; porque también el
Padre busca a tales que le
adoren”. Juan 4:23-24
No solo personas que le
adoren en la iglesia sino
personas que tienen la
adoración como un
estilo
de vida.
No músicos, no un grupo de
alabanza, no algo para
entretener a los jóvenes, no
cantar mientras llegan las
personas.
Todo pastor, todo líder, todo
cristiano, debe ser adorador.
II. ¿CUÁNDO DEBEMOS
ALABAR Y ADORAR?


“Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su
alabanza estará de continuo en mi boca”.
Salmo 34:1
“Canten y alégrense los que están a favor de mi
justa causa, y digan siempre; Sea exaltado
Jehová, que ama la paz de su siervo”. Salmo
35:27


“Cada día te Bendeciré”. Salmo 146:1-3
“Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio
de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de
labios que confiesan su nombre”. Hebreos
13:15
III. ¿DÓNDE DEBEMOS
ALABAR Y ADORAR?
“Regocíjense los santos por
su gloria, y canten aun sobre sus camas”. Salmos

En nuestras casas.

149:5
En la iglesia. “Anunciare tu nombre a mis

Salmo 35:18
En presencia de los no cristianos. “Puso luego
hermanos; en medio de la congregación te
alabare”. Salmo 22:22; “Te confesare en grande
congregación; Te alabare entre numeroso pueblo”.
en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro
Dios; verán estos muchos, y temerán y confiaran
en Jehová”. Salmo 40:3. “Entonces nuestra boca
se llenara de risa, y nuestra lengua de alabanza;
entonces dirán entre las naciones; grandes cosas
ha hecho Jehová con estos”. Salmos 126:2
IV ¿POR QUE ADORAMOS Y
ALABAMOS A DIOS?

Porque él es digno.

Porque él habita en medio de las alabanzas de su
pueblo.
“Tu que habitas entre las alabanzas de Israel”. Salmo 22:3
“Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder;
porque tu creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y
fueron creadas”. Apocalipsis 4:11
“El cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las
riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la
alabanza”. Apocalipsis 5:12
“Jehová esta en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará
sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijara sobre ti con
cánticos”. Sofonías 3:17. A él le gusta que lo adoremos,
nuestra alabanza es motivo de placer para Dios, y él responde a
nuestra adoración con su presencia. En Cantares 2:14 el Señor
nos dice: “Muéstrame tu rostro, hazme oír tu voz; porque dulce
es la voz tuya, y hermoso tu aspecto”.
Al estar en su presencia somos consolados,
edificados, quebrantados y transformados. “En
cuanto a mí veré tu rostro en justicia; Estaré
satisfecho cuando despierte a tu semejanza”.
Salmo 17:15. “Por tanto, nosotros todos,
mirando a cara descubierta como en un espejo
la gloria del Señor, somos transformados de
gloria en gloria en la misma imagen, como por
el Espiritu del Señor”. 2 Corintios 3:18
 Porque
fuimos creados para publicar sus
alabanzas.
“Este pueblo he creado para mí; mis
alabanzas publicara”. Isaías 43:21
V.
LA IMPORTANCIA DE LA BOCA
DEL ADORADOR
El salmo 19:14 dice, “Sean gratos los dichos de mi boca y la
meditación de mi corazón delante de ti”. Este versículo
literalmente dice: “Permite que lo que hable y lo que mi
corazón murmure sea un deleite para ti Señor”.
 “DE UNA MISMA BOCA NO PUEDE SALIR BENDICION Y
MALDICION”
Santiago 3:8-12
El adorador no puede: mentir, criticar, murmurar, ser negativo,
etc.
 “NINGUN HOMBRE PUEDE DOMAR SU LENGUA”
Santiago 3:8
El hombre no puede domar su lengua pero el Espiritu Santo si, si
nosotros colaboramos:
Permanentemente alabando y adorando.
Orando en lengua.
RAZONES POR LAS CUALES LAS PERSONAS NO LE DICEN
COSAS LINDAS A DIOS:
Porque no lo conocen. Para conocer a Dios tenemos que pasar mucho
tiempo con él.
Porque tienen un concepto equivocado de Dios: fortalezas en la mente.
Porque no lo han hecho antes y tienen temor de comenzar a hacerlo
ahora.
Porque no hay intimidad. En una conversación hay diferentes niveles.
¿En que nivel estas tu, en tu relación con Dios?
El primer es superficial: “hola”
En el segundo nivel se relatan acontecimientos: “es un día muy
agradable”
En el siguiente nivel se dan opiniones: “pienso que…” o “creo que …”
En el cuarto se expresan sentimientos: “me siento triste”, “me siento
enamorado de ti”.
En el nivel mas intimo se expresan necesidades: “te necesito”.
Porque no han aprendido a hacerlo.
La alabanza y la adoración, al igual que el amor, no es un sentimiento y
tampoco es algo innato. La alabanza y la adoración son algo que
tenemos que aprender y eso vamos a hacer a continuación, para
que así podamos tomar la decisión de ser adoradores.

VI ACCION DE GRACIAS, ALABANZA Y
ADORACION

ACCION DE GRACIAS
Es un reconocimiento de gratitud por algo
que Dios ha hecho y por lo que estamos
creyendo que va a hacer, “Gracias por”.
La Biblia dice que debemos entrar a la
presencia con gratitud. “Entrare por sus
puertas con acción de gracias”. Salmos
100:4
B.
“Entren
por
sus
ALABANZA
atrios con alabanza;
Alaben y bendigan su
nombre”.
Salmo 100:4
1)Es un reconocimiento por
lo que Dios es, por lo que él
ha hecho y por lo que va a
hacer: “Tú eres grande, tú
eres hermoso, todo lo
hiciste bien, tú eres lo
mejor”…
Una de las maneras en
las cuales podemos
alabar a Dios es
exaltando su nombre.
La Biblia dice que el
nombre de Dios es sobre
todos los nombres.

Una de las maneras en las cuales podemos
alabar a Dios es exaltando su nombre. La
Biblia dice que el nombre de Dios es sobre
todos los nombres. Es bueno tener una
lista de todos los nombres del Señor y
conocer su significado: “Mi padre, mi
señor, mi salvador, mi sanador, mi justicia,
mi santificador, mi paz, mi proveedor, mi
pastor, mi fortaleza, mi pronto auxilio, mi
libertador, mi refugio, mi amigo, mi gozo, el
todopoderoso, el gran “Yo Soy”, el camino,
la verdad, la vida, el vencedor, el alfa y la
omega, el ungido, Jehová de los ejércitos,
 el
capitán de las huestes, el fiel y verdadero,
la esperanza de gloria, el inmortal, el invisible,
el rey, el rey de gloria, el rey de reyes, la luz
del mundo, el lirio de los valles, el león de la
tribu de Judá, la piedra viva, el señor de
gloria, el mediador, el redentor, el que vive, el
que reina, el maestro, la palabra viva, el
cordero de Dios, el santo, Jesús, Jesucristo,
Jesús de Nazaret, Jesús el Hijo de Dios,
Espiritu Santo, Consolador, Emanuel, Dios con
nosotros..”




ADORACION
Cuando Dios ha respondido a nuestra alabanza y se ha
manifestado en medio de nosotros entonces entramos a tener
intimidad con Dios por medio de la adoración. La alabanza
exige fe, pero cuando Dios se manifiesta y construye su trono
en medio nuestro, ya no necesitamos fe, simplemente nos
postramos a sus pies en admiración porque lo vemos a él.
Juan dijo en Apocalipsis 1:17, “cuando le vi, caí como muerto
a sus pies”. Cuando Dios se revela la respuesta normal de
toda la creación es postrarse, inclinarse y adorar, Entonces la
adoración es lo que decimos o lo que sucede cuando Dios ha
respondido a nuestra alabanza y se ha manifestado.
La Palabra adoración proviene de la palabra hebrea “shachah”
que significa, inclinarnos, postrarnos, arrodillarnos en
reverencia. Y de la palabra griega “proskuneo” significa,
postrarnos, reverenciar, besar, así como un perro besa la mano
de su dueño.
Adoración es intimidad con Dios: “Te amo, te adoro, te exalto,
te deseo, te necesito, tengo sed de ti, quiero estar contigo,
eres digno de toda gloria, honra y honor…”
VII. SIETE PALABRAS EN EL
HEBREO QUE SIGNIFICAN
ALABANZA:







BARAK. Estar postrados en adoración. Esperar en silencio una respuesta de
parte de Dios. Jueces 5:2; Salmo 103:1-2
YADAH. Expresión de gratitud. Proviene de la raíz de una palabra que significa
“extender la mano”. Dar un reconocimiento en publico alzando las manos. 2
Crónicas 20:19-21; Salmo 9:1; 28:7; 43:4; 111:1; 138:1
TODAH. Sacrificio de alabanza, gratitud y alabanza por la que Dios va a hacer.
También implica manos levantadas. Salmo 42:4; 50:23; 69:30; 107:21; Isaías
51:3
ZAMAR. Alabanza instrumental y cantada. Literalmente, “tocar las cuerdas”.
Salmo 47:7; 57:7; 68:4; 98:4; 108:1; 144:9; 147:7; 149:3
SHABACH. Gritar y declarar victoria. Grito de jubilo y de victoria. Salmo 117:1;
63:3
HALLAL. Brillar o resplandecer. Hacer un “show”. Presumir, jactarse, arrogancia
santa (“los arrogantes hacen alarde de su poder” Salmo 73:3; 75:4). Celebrar,
gozar, delirar, hacer mucho ruido. Es una tremenda exposición de entusiasmo.
Esta es la palabra más común para alabanza en la escritura y proviene del
imperativo Aleluya, “Alabado sea el Señor”. 1 Crónicas 23:5,30; 2 Crónicas 20:19;
Salmo 63:5; 69:30; 117:1; 145:2; 150:3-5.
TEHILLAH. Alabanza suprema. Un cántico que contiene alabanza. Un himno. 2
Crónicas 20:22; Salmo 22:3; 33:1; 34:1; 35:28; 40:3; 66:2; 100:4; 145:1; Isaías
61:3. Esta palabra difiere de las otras expresiones de alabanza porque las otras
requieren de fe, en cambio “tehillah” implica que Dios ya ha respondido a esa fe,
y literalmente él está habitando y levantado su trono en medio de las alabanzas.
VIII. COMO ALABAR Y
ADORAR

Para muchas personas, especialmente hombre,
les es muy difícil adorar; creen que no es
necesario exteriorizar su amor por el Señor; les
avergüenza ser vistos por otras personas
especialmente la familia. Jesús nos dice que si
nos avergonzamos de él, él se avergonzara de
nosotros delante de su Padre y si lo
confesamos, él nos confesara delante de su
Padre que esta en los cielos.
 Otros
prefieren no hacerlo porque les da
temor de ser llamados fanáticos. ¿Cómo
participan las personas de un partido de
fútbol? en el estadio gritan, levantan
banderas, cantan, aplauden, alzan las
manos y en algunos lugares las personas
saltan.
 En los conciertos las personas cantan,
alzan las manos, aplauden, gritan, saltan
bailan, lloran, etc., y nadie dice que son
fanáticos.
Es importante saber que todas
estas expresiones de alabanza son
idea de Dios, y el deseo de Dios es
que sean usadas para él.
Estudiémoslas y comencemos a
usarlas:
A. LA BOCA:







Nuestras palabras:
Acción de gracias
Alabanza
Adoración
Cánticos. Salmo 95:1-3;
Efesios 5:19
Cántico nuevo. Salmo 98:1;
149:1
Grito de Jubilo. Salmo 47:1;
66:1; Josué 6:10,20. El grito
de júbilo no es gritería.
B. LAS EXPRESIONES






Alegría. Salmo 100:1; 126:2-3, Isaías 51:11
Contacto visual.
Postrados, arrodillados. Salmo 95:6
En ocasiones es necesario estar en pie.
Lagrimas
Silencio. Salmo 5:3; Salmo 40:1-3
C. LAS MANOS






Levantado las manos. Salmo 63:4; 134:2;
143:6 1 Timoteo 2:8
Aplaudiendo.
Con regocijo. Salmo 98:4; Isaías 55:12
Como señal de triunfo. Salmo 47:1
Proclamando al Señor como rey.
Con instrumentos musicales. Salmo 98:5-6;
Salmo 150
D. LOS PIES




Saltando. 1 Crónicas 15:29; Malaquías 4:23; Hechos 3:8
Marchando. Romanos 16:20; Salmo 47:1-3;
Josué 1:3
Danzando. Palabras en el Hebreo que
significa danzar y regocijar:
Gul, Gil: Dar vueltas o remolinear bajo la
influencia de una fuerte emoción.
E. CON ESTANDARTES – LA PALABRA
ESCRITA
Deuteronomio 6:6-9
IX. COMO ENTRAR A LA PRESENCIA DE
DIOS

Dios, por medio del profeta Isaías, nos hace una
invitación a subir a su monte santo, Isaías 2:3. En el
Salmo 24:3 dice que para subir al monte de Jehová y
estar en su lugar santo necesitamos manos limpias y
corazón puro. Dios nos hace un llamado a “subir”, es
decir, cumplir los requisitos necesarios para entrar en
la presencia, porque para adorar a Dios es necesario
que lo hagamos en espíritu y en verdad. El Salmo
95:2 dice: “Lleguemos a su presencia con alabanza,
aclamémosle con cánticos”.
 Dios
ha escogido que entremos a su
presencia con cánticos, porque a
medida que vamos cantado y
alabando a Dios entramos a la
dimensión de Dios, la dimensión
espiritual. Pero lo importante no son
los cánticos, sino lo que decimos o
confesamos mientras cantamos y
alabamos, y el resultado que esa
confesión produce en nosotros. Por
eso debemos cantar con
entendimientos ( 1 Corintios 14:15).

El salmista conocía este principio muy bien, en el
Salmo 103 David dice, “Bendice, alma mía, a
Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre.
Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno
de sus beneficios él es quien perdona todas tus
iniquidades, el que sana todas tus dolencias: el que
rescata del hoyo tu vida, y el que te corona de
favores y misericordias; el que sacia de bien tu
boca de modo que te rejuvenezcas como el águila”.
A medida que el salmista confesaba los nombres del
Señor y los beneficios que él tenia en Dios, iba
subiendo al monte de Dios, a la dimensión espiritual,
el lugar en donde somos sensibles a la presencia de
Dios. Estudiando el tabernáculo de Moisés podemos
aprender los pasos necesarios para subir al monte
de Dios:
A. PREPARATIVOS PARA
ENTRAR
Los judíos, camino al
templo de Jerusalén,
recitaban o cantaban los
salmos desde el 120 hasta
el 134; a medida que lo
iban haciendo sus
corazones se preparaban y
se concentraban en el
Señor. No debemos llegar a
la iglesia sin habernos
preparado.
B.

EL ATRIO
El atrio representa el cuerpo del hombre. No
siempre nuestro cuerpo tiene ganas de alabar
pero por medio de los instrumentos musicales,
los cantos alegres y con buen ritmo, el aplauso
y la danza; motivamos nuestro cuerpo y todo
nuestro ser para que alabe al Señor.
Generalmente los cantos de los atrios son
cantos donde se nos invitan a celebrar y a
alabar; son cánticos con mensaje; y él
propósito es que pongamos atención a las
palabras, meditemos en ellas, las creamos y las
declaremos a los demás.
 El
Salmo 100:4 dice, “Entren por sus puertas
con acción de gracias, por sus atrios con
alabanza; alaben y bendigan su nombre”. Es
importante conocer los nombres de dios,
confesarlos, apropiarnos de esos nombres y
creer en sus beneficios. El atrio es un buen
lugar para pedirle al Señor que nos dé
revelación acerca de su nombre y pedirle
que se manifieste. Los coros para iniciar un
servicio deben ser alegres, con declaraciones
de las palabras de Dios, acción de gracias y
alabanza.
En el atrio encontramos:


1). La Puerta. Jesucristo es la puerta y solo
pueden entrar los que han sido redimidos por la
sangre de Jesús (Hebreos 10:19-21). El versículo
cuatro del Salmo cien dice que debemos entrar por
las puertas con acción de gracias, dando gracias a
Jesús por dejar su trono y morir.
2). El Altar de los Holocaustos. En el Antiguo
Testamento todos los días se sacrificaba un cordero
sobre el altar del holocausto, pero ahora Jesucristo
es el cordero derramaba en la cruz y por todos los
beneficios que tenemos en la cruz.

Otra parte de nuestra alabanza a Dios es ofrecer
nuestro cuerpo en sacrificio vivo, santo y agradable al
Señor (Romanos 12:1). El fuego de Dios no desciende
sino hay un cuerpo sobre el altar; si queremos que el
fuego del Espíritu Santo se manifieste necesitamos
poner nuestro cuerpo sobre el altar y morir. Tenemos
que morir al yo, crucificar la carne y sus deseos y traer
cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.
Una razón por la cual muchos no logran llegar a la
presencia de Dios es porque no han aprendiendo a
derribar todas fortalezas o distracciones en la mente
que los impide concentrarse en Dios, ni ha crucificar la
carne y sus deseos.
En 1 Corintios 1:29 dice
“que nadie se jacte en su presencia”. El día que
aprendamos a morir a nosotros mismos, a no buscar
un beneficio personal y a no buscar gloria personal en
su presencia, ese día veremos la gloria de Dios.

3) La Fuente de Bronce. Era el lugar
en donde los sacerdotes se purificaban.
Ahora nos lavamos por medio de la
Palabra de Dios (Hebreos 10:22), así
que es necesario cantar, proclamar y
escuchar la Palabra de Dios porque ella
nos limpia. (Juan 15:3, Efesios 5:26).
También nos purificamos confesamos
nuestros pecados (1 Juan 1:9).
1). La Mesa del Pan.


Representa nuestra voluntad. La alabanza
comienza como un acto de la voluntad:
alabamos a Dios en momentos de
adversidad y tristeza como también de
alegría y bendición. En el lugar santo Dios
nos quebranta y decimos como dijo el
Señor en Getsemaní, “no se haga mi
voluntad sino la tuya”.
La mesa del pan también simboliza la
Palabra de Dios.




2). El Candelero. Representa la mente que tiene
que ser iluminada y renovada por el fuego del
Espíritu Santo.
El candelero también simboliza las siete
manifestaciones del Espíritu Santo. Isaías 11:2
3). El Altar del Incienso. Es símbolo de
nuestras emociones que se manifiestan en medio
de la alabanza. No buscamos un encuentro
emocional pero cuando tenemos un encuentro
personal con Dios, nuestras emociones son
afectadas: gozo, paz, amor, quebrantamiento,
lágrimas, etc.
El altar del incienso también es símbolo de nuestra
adoración.
D. EL LUGAR SANTISIMO
El lugar santísimo representa nuestro espíritu.
En el tabernáculo de Moisés, el lugar santísimo
era el lugar en donde se encontraba el arca del
pacto, el lugar en donde la presencia de Dios
se manifestaba.
 Todos tenemos derecho de acercarnos con toda
confianza al trono de la gracia donde nuestras
vidas y nuestras mentes son entregadas al
señorío de Jesucristo, pero Dios escoge el
momento y las personas que él quiere, para
llevarlo al lugar santísimo donde le revelará su
gloria.


Para ello, Dios busca corazones
sedientos, adoradores, personas en
santidad, personas que buscan su rostro,
personas apasionadas por él, personas
que quieren ser como él. En el lugar
santísimo somos transformados y salimos
de allí más parecidos a Cristo. En Salmos
17:15 el salmista dijo:“Veré tu rostro en
justicia; estaré satisfecho cuando
despierte a tu semejanza”.
¿QUE PASA CUANDO DIOS RESPONDE A
NUESTRA ALABANZA Y SE MANIFIESTA?

A). EXALTACION
Un deseo de exaltar y seguir
adorando a Dios. “Exalten a
Jehová nuestro Dios, y póstrense
ante el estrado de sus pies”.
Salmo 99:5

B). SER DE DIOS
Cuando vemos a Dios deseamos
pasar mas tiempo con él, porque él
es irresistible. La verdadera
adoración produce en nosotros el
deseo de seguir adorando, de orar,
de leer la Biblia, de tener
comunión con el Espíritu Santo.
Salmo 63:1-4; 27:4.

C). SANTIDAD – ARREPENTIMIENTO
Cuando vemos al Señor nos damos cuenta
de nuestros pecados y deseamos ser como él.
“Veré tu rostro en justicia; estaré satisfecho
cuando despierte a tu semejanza”. Salmo
17:15; Isaías 6:1-7.

D). SANIDAD
La alabanza y la adoración alegran el
corazón. “El corazón alegre constituye buen
remedio”. Proverbios 17:22; 1 Samuel 16:23
E). EDIFICACION – UNCION PROFETICA
Dios en medio de la adoración, habla y edifica a
su iglesia. Colosenses 3:16; 1 Corintios 14:2425; 1 Crónicas 25:1
 F). EVANGELIZACION
Cuando las personas nos ven adorar desean tener
esa misma relación con Dios. Salmo 40:3;
Hechos 16:25-34
 G). CELEBRACION – GOZO
La Biblia dice que en la presencia de Dios hay
plenitud de gozo (Salmo 16:11). El gozo
verdadero no lo encontramos en el mundo, ni en
el alcohol, ni en una vida desenfrenada.
El gozo verdadero lo encontramos en la presencia
del Señor y cuando él se manifiesta deseamos
celebrar juntamente con él. Isofonías 3:17;
Isaías 61:10; 35:7; Nehemías 8:10

H. GUERRA ESPIRITUAL – ENEMIGOS
DERROTADOS
Cuando levantamos a Dios con
nuestras alabanzas, él se
manifiesta como el Señor de los
ejércitos, el capitán de las huestes,
y nuestros enemigos son
derrotados.
 La alabanza es una arma de
guerra, “y cada golpe de la vara

justiciera que asiente Jehová sobre
él, será con panderos y con arpas;
y en batalla tumultuosa peleará
contra ellos”. Isaías 30:32.
 En
2 Crónicas 20, vemos
que la alabanza hizo
confundir a los enemigos de
Israel los cuales terminaron
peleando entre ellos.
Cuando en medio de la
prueba y de la dificultad,
alabamos y adoramos al
Señor, nuestros enemigos
espirituales, son
confundidos y terminan
peleando entre ellos.
Algunas de nuestras armas de
guerra:



1). El aplauso y las manos levantadas.
Lamentaciones 2:15; Éxodo 17:11-12
2). Los instrumentos musicales. Isaías
30:32; 1 Samuel 16:23
3). Con nuestros pies podemos reclamar lo
que nos pertenece (Josué 1:3), y por medio
de la danza y la marcha podemos vencer a
Satanás, liberar a los cautivos y proclamar
la victoria del Señor. Romanos 16:20;
Salmo 47:1-3; 108:13; Lucas 10:19
La alabanza y la adoración pone
alrededor de nosotros un muro de
protección. Salmo 8:2; 32:7; Jueces
7:16-22.
 Debemos recordar que así como Dios
habita en la alabanza de su pueblo,
Satanás y sus demonios habitan en
medio de la murmuración, la crítica y las
palabras negativas.

Descargar

Diapositiva 1