Arte Colonial en el Perú
La llegada de jesuitas al PERÚ
• Desde 1532 habían en el Virreinato del
Perú dominicos, franciscanos, agustinos,
mercedarios y sacerdotes seculares. La
primera mención del Perú en los
documentos de la primitiva Compañía de
Jesús se encuentran en una carta de san
Ignacio de Loyola (19 mayo de 1544) en
la que se menciona la posibilidad de la
fundación de un colegio en el virreinato
de Perú..
• Desde sus inicios la iglesia tuvo
de titulares a los apóstoles San
Pedro y San Pablo. Sin
embargo, por brevedad, desde
el principio se la llamó Iglesia
de San Pablo, hasta el año 1770
en que, ya no estando los
jesuitas en la conducción del
templo, éste toma el nombre de
San Pedro. Hasta el año 1763,
los padres y hermanos de la
Compañía fueron embelleciendo
y enriqueciendo la iglesia con
valiosos ornamentos y alhajas
Las primeras producciones de Pintura colonial fue de
pintores aficionados como:
Diego de Mora, Cristóbal de Molina y Pedro Sarmiento.
Entre los autores más notables podemos mencionar a
BERNARDO BITTI, y JUAN DE VALDES LEAL, pintor
importante del siglo XVII, de la colección de San Pedro
de Lima. nació en Sevilla en 1622 jesuíta,. Residiendo
en su ciudad natal, hacia 1665 recibió un encargo para
realizar una serie de cuadros de grandes dimensiones
de la vida de San Ignacio de Loyola, que son lo que hoy
podemos contemplar en esta pinacoteca de San Pedro,
óleos que provocan admiración pues conforman una de
las dos más grandes y extensas series pintadas y por
su alta calidad.
Bernardo Bitti
• Bernardo Bitti nació en Camerino (Italia) en 1548, y
•
•
murió en Lima el año 1610. Tras estudiar pintura en
Roma, a sus veinte años de edad ingresó en Roma a la
Compañía de Jesús como Hermano Coadjutor.
Desempeñándose como pintor y escultor, Bitti viajó
varias veces por el interior del país, dejando en cada
ciudad lienzos que enriquecen hoy los templos de la
Compañía de Jesús y dejando a la vez una influencia que
será palpable hasta avanzado el siglo XVII.
Considerado como el introductor del estilo manierista en
América del Sur, se puede decir que Bitti fue uno de los
maestros que sentaron bases decisivas en la pintura
peruana.
• "La Coronación de la
Virgen", así como "La
Virgen de la Candelaria".
En sus primeras obras
siguió a los manieristas
romanos Federico
Zuccari y Giorgio
Vassari, pero poco a
poco adquirió un estilo
personal, que llegó a su
máxima expresión en las
pinturas de la iglesia
jesuita de Chuquisaca
(Bolivia).
Bitti precursor del Arte Colonial.
• Fue "el mejor pintor del siglo XVI en Sudamérica",
afirmación a la que muy conocidos estudiosos del arte
agregan que la importancia de su presencia en América
radica no sólo en lo que se refiere al puro aspecto formal
de la belleza de su plástica sino además en lo que
representó para la evangelización mediante la imagen.
En efecto, a lo largo de los treinta y cinco años que vivió
en tierra peruana, Bitti tuvo un arduo trabajo como
artista y evangelizador en casi todas las residencias
jesuíticas del Virreinato, de modo que se puede
encontrar obras de su pincel tanto en Lima como en
Cusco, Arequipa, Huamanga, Puno, y en ciudades de la
actual Bolivia como Chuquisaca, Potosí y La Paz.
Mateo Pérez de Alessio
Descargar

Arte Colonial en el Perú