Celia Méndez…
…un corazón puesto en…
…Jesucristo
Después de leer algunos de los textos escritos por Celia
Méndez, M. María Teresa del Sagrado Corazón, la respuesta
que surge es muy similar a la escrita por Marcelo Spínola:
“¡Con cuanto gusto he leído los renglones de
Vd., mi buena y santa hija en J.C.! Puedo decir
a Vd. que los deseaba vivamente; y no por saber
lo que ocurre en Sevilla, que eso por otros
conductos había llegado a mi noticia, sino por
saber cómo está su ánimo de Vd. La verdad es
que me tiene Vd. contento, porque (…), hállome
con su corazón tan firmemente puesto en
Jesucristo, que no puedo menos de
experimentar inefable complacencia. ¡Bendito
sea el Señor por ello!”
(Carta del Beato Marcelo Spínola, desde Coria, 28 de Marzo de 1885)
Leer sus cartas, sus ejercicios, sus notas es mucho más
que leer una sucesión de hechos o ideas, Celia Méndez
se desvela en cada una de sus frases y es un gusto
descubrir en ellas una mujer “tan firmemente puesta en
Jesucristo”.
Produce muchísima alegría descubrir
de que manera se cuela el Señor en su
corazón y cómo ella responde a su
Amor:
“... no quiero pertenecer al mundo ni a
nadie, sino sola y exclusivamente al
Sagrado Corazón de Jesús, a quien
desde ahora para siempre entrego el
pleno, absoluto e irrevocable dominio
de mi ser.
Espero que Jesucristo, Esposo de mi
alma, aceptará estos votos, que
espontáneamente pronuncio...”
(Primeros votos en la vida religiosa, Coria 25 de Octubre
de 1885)
A lo largo de su vida, Celia, va
encontrándose con el Señor, y son
estos ENCUENTROS los que van
configurando su imagen de Él…
… diferentes LUGARES,
diferentes NOMBRES,
diferentes ENCUENTROS en los que
el Señor va dejando su rostro…
…hasta convertirse en el
PROTAGONISTA de su
vida…
Sus
conversaciones…
…parecidas a esta:
“Hoy, como encargaba, he tratado de
escuchar a Jesús con más intención, si es
posible, que los días anteriores, y …
….Nuestro Señor ha hablado a mi alma
de un modo dulcísimo, dándome a
entender su deseo de que yo sea una fiel
Esclava de su Corazón.
Yo he contestado mi frase
favorita: “Ecce Ancilla Domini,
Fiat”. (…) y sobre todo, quiero
siempre un refugio en el Corazón
de Jesús.”
(Ejercicios Espirituales, 1884)
Y los lugares
de encuentro…
…serían algo
así…
BELÉN
GÓLGOTA
BETANIA
JERUSALÉN
NAIM
GETSEMANÍ
EUCARISTÍA
JUNTO AL
POZO DE
SICAR
BELÉN
Lugar del
nacimiento de
Jesús.
Descubre aquí la Sagrada
Familia, la contempla y acoge en
su corazón, teniendo como
intermediario a Jesús Niño y
siempre con el deseo profundo
de agradar a Dios…
“Natividad.- En Belén estoy en mi terreno;
me gusta mucho hacer de mi corazón la
gruta y contemplar allí a Jesús, María y
José. Dice el P. Olivaint que la Sgda.
Familia debía tener a su servicio una
criadita. Yo he tomado para mí ese
destino…
¡Qué bien he mirado y he visto
esta tarde, y qué hermoso me
parecía emplear así mi vida!”
(Ejercicios Espirituales, 1884)
BELÉN
GÓLGOTA
BETANIA
JERUSALÉN
NAIM
GETSEMANÍ
EUCARISTÍA
JUNTO AL
POZO DE
SICAR
BETANIA
Lugar de encuentro,
acogida, amistad…
Para Celia, Jesús es un
Dios personal,
desea acogerlo,
seguirlo, sentarse a sus
pies y escuchar su
Palabra.
“Jesús pasa; pero no quiero yo que
pase sin detenerse como pasó por
Naín. Quiero que Coria sea para él lo
que fue Betania, quiero que tenga
aquí su casa donde descansar de sus
penas y fatigas. Quiero que nuestro
Padre sea Lázaro, el amigo amado de
Jesús, que Rosario sea Marta y yo,
María; y quiero pasar mi vida entera a
los pies de Jesús oyéndolo, mirándolo, y
amándolo, y quiero por fin ser fiel y
seguirle hasta el calvario y hasta el
sepulcro”
(Apuntes en el primer retiro espiritual como Esclava,
Coria Septiembre de 1885)
Jesús es el Corazón
hacia el que tiende su
corazón.
“Hacer dos veces al día examen de
conciencia, con el objeto de ver si
todo cuanto he hecho ha sido para
ganar al Corazón de Jesús, cuya
posesión deseo vivamente…”
(Propósitos hechos durante Ejercicios, 1876)
Es el Dios vivo cercano
y el anhelo de su
corazón es su sonrisa.
“Alcanzar un espíritu de humildad
profunda, considerándome sin
derechos, y estimando como gracia
inapreciable una sonrisa de mi Señor.”
(Propósitos, 7 de Julio de 1883)
BELÉN
GÓLGOTA
BETANIA
JERUSALÉN
NAIM
GETSEMANÍ
EUCARISTÍA
JUNTO AL
POZO DE
SICAR
NAIM
Jesús sale al
encuentro, se
compadece y le dice:
“No llores”
Celia, contempla a Jesús
cercano, que la consuela,
que se acerca y se
compadece. Jesús la toma
de la mano y la acompaña en
la dificultad.
“Jesús me ha tomado de la
mano y me ha puesto más
que nunca bajo sus alas
paternales *. Hoy, si he
llorado, ha sido de gratitud y
amor.”
(Carta al Beato Marcelo Spínola, Puente
Genil, 15 de Septiembre de 1886)
* Se refiere a Marcelo Spínola.
“... es tan terriblemente
injusto lo que pasa que
tengo gran confianza en que
el Divino Corazón sacará
bien del mal que los amigos
nos hacen...”
(Carta al Beato Marcelo Spínola, Málaga,
11 de Junio de 1897)
BELÉN
GÓLGOTA
BETANIA
JERUSALÉN
NAIM
GETSEMANÍ
EUCARISTÍA
JUNTO AL
POZO DE
SICAR
GETSEMANÍ
Lugar en el que
Jesús sufre.
“Oración en el Huerto.- Me
disgusta mucho el sueño de
los Apóstoles y el abandono
en que dejan a Nuestro
Señor. He tenido un
momento la presunción de
creer que yo no me habría
dormido. ¡Dios me perdone
este movimiento de amor
propio!”
(Ejercicios Espirituales, 1884)
“Muchas veces veo personas que
parecen más frívolas que yo, y que
lloran por cualquier cosa, y yo
meditando en la pasión de Nuestro
Señor Jesucristo, me entristezco, y me
da un gran arrepentimiento de haber
vivido tanto tiempo separada de este
divino Salvador, pero no lloro; y éste es
defecto mío en todo, (…) pues llorar
con Dios, y por Dios debe ser muy
hermoso…”
(Ejercicios Espirituales, 1875, Día 28)
Desea acompañar a su Señor
en los momentos de dolor. Y
desde la visión de
Reparación de la época,
contempla un Corazón que
no se queda impasible y
sufre ante el pecado del
hombre.
“...así no es posible que yo pueda
consolar al Corazón de Jesús de los
agravios que otros le hacen.
…No me falta voluntad y creo que este
divino Corazón ve con cuanta
sinceridad me ofrezco a todo lo que de
mí quiera...
(…) Esta meditación ha aumentado mi
tristeza, yo quisiera que fuésemos
impecables, y que jamás el Corazón de
Jesús sufriese por causa nuestra;
…además el pensamiento que yo pueda evitar que una
espina se clave en ese Corazón y que por mi ignorancia o
ineptitud no lo evite me aflige, pero Dios ve mi buena
voluntad y espero que me perdone mi falta de luz...”
(Ejercicios Espirituales, 17 de Agosto de 1890)
BELÉN
GÓLGOTA
BETANIA
JERUSALÉN
NAIM
GETSEMANÍ
EUCARISTÍA
JUNTO AL
POZO DE
SICAR
GÓLGOTA
Lugar de la Cruz
“Quiero ser fiel, siempre fiel.
Me gustan San Juan y la
Magdalena porque siguieron
a Jesús y María hasta el pie
de la Cruz. Como he querido
ser la criadita que
contemplaba el nacimiento,
quiero ser sierva que suba
hasta el Gólgota. Si no he de
perseverar hasta el fin y no
he de estar dispuesta a dar
mi vida por amor a Dios, le
suplico con toda la fuerza
de mi voluntad que no me dé
un día más de vida…”
(Ejercicios Espirituales, 1884)
Quizás este es uno de los
aspectos más llamativos de la
imagen que Celia Méndez
nos muestra de Jesús, tiene
claro que el seguimiento de
Cristo acaba en la Cruz,
pero, como dice a una
religiosa en una de sus
cartas…
“...preciso es que no quede aplastada bajo la
cruz, ni que la lleve arrastrando, sino que se
abrace a ella con todo el amor del alma...”
(Carta a una religiosa, 27 de Marzo de 1907)
…su Cristo es quien
lleva la Cruz, Él no
quiere que llevemos
solos nuestras cruces.
BELÉN
GÓLGOTA
BETANIA
JERUSALÉN
NAIM
GETSEMANÍ
EUCARISTÍA
JUNTO AL
POZO DE
SICAR
JERUSALÉN
Lugar de muerte,
pero sobre todo de
resurrección y vida.
Para Celia Méndez,
Jesucristo es Dios-con-nosotros,
Dios cercano a la vida del
hombre, que responde a sus
preguntas.
“... ahora que vengo del
examen, el que he hecho
muy cerca de nuestro Señor,
estoy más animada;
parecíame que Nuestro
Señor me decía que no
dejará morir a sus Esclavas.”
(Carta al Beato Marcelo Spínola, Puente
Genil, 15 de Septiembre de 1886)
Es ante todo
CORAZÓN
¡MISERICORDIOSÍSIMO!
“Durante la meditación del Juicio he
pensado qué diría a N.S. si hoy me llamase a
su presencia. (…) después de examinarme
creo que me presentaría delante de su
Divina Justicia tranquila como un hijo, que
aunque torpe, ha hecho lo que sabe y puede
por obedecer a su buen Padre sin tratar de
hacer su voluntad nunca ni en nada, y como
tengo quien pague mis deudas, porque mi
fiador es riquísimo, espero que el
misericordiosísimo Corazón de Jesús no
condenará a su pobre esclava (…)”
(Ejercicios Espirituales, Málaga, 15 de Agosto de 1889)
Es VIDA que llena.
“Hoy tengo deseos de empezar diciendo
como S. Fco. de Sales:
“¡Viva Jesús!”
“Mucho deseo que N.S. llene toda mi alma “
(Ejercicios Espirituales, Málaga, 15 de Agosto de 1889)
Es quien colma su vida y la
llena de gratitud.
“ … Ntro. Padre dice que no está la
santidad en hacer muchas cosas, sino en
amar mucho (…) en fin no deja de humillar
recibir mucho, sentirse llena de deseos de
demostrar, aunque no sea más que gratitud,
y verse imposibilitada de hacer nada; Dios
que ve mi corazón reciba lo poco que
puedo darle (…)”
Ejercicios Espirituales, Málaga, 15 de Agosto de 1889)
BELÉN
GÓLGOTA
BETANIA
JERUSALÉN
NAIM
GETSEMANÍ
EUCARISTÍA
JUNTO AL
POZO DE
SICAR
EUCARISTÍA
Lugar de encuentro
por excelencia.
Jesús es el Dios
que encuentra
siempre en el
sagrario.
Para ella, Jesús es
a quien habla, en
quien pone su
voluntad, en quien
ha puesto su vida.
“…me es muy fácil recogerme y cerrando los
ojos me encuentro muy cerca del altar, con mi
corazón delante de la puerta del Tabernáculo.
Casi nunca digo nada, sólo de vez en cuando, con el
corazón y hasta con los labios (pronuncio estas palabras)
digo:
“Dios mío que se haga tu voluntad,
lo que quieras, como quieras y
cuando quieras”; (…) “que se haga
según sea tu voluntad”.
Otras veces sólo digo: “Señor,
¿qué quieres que haga?”; y así se
me pasan mis días y hasta años
creo que van así...”
(Ejercicios Espirituales, 17 de Agosto de 1890)
Jesucristo es quien
cautiva su corazón,
junto a Él es donde
desearía estar TODO el
tiempo…
“…verdad que mi principal
atractivo es el Stmo.
Sacramento y el Corazón de
Jesús en él; ésta ha sido mi
educación religiosa, y ni la
Pasión de N.S., ni su vida oculta,
ni nada me cautiva como la
Eucaristía, así que nunca sé
quedarme en mi celda
contemplando el crucifijo, sino
que todo el tiempo que tengo
libre me gusta irme junto al
Tabernáculo a estar muy cerca
de N.S. y cuando por las noches
es preciso dejarlo solo, siento
pena grande y le suplico que mi
corazón se quede allí, como las
lámparas del santuario, velando
mientras duermo…”
(Ejercicios Espirituales, 25 de Agosto de 1891)
BELÉN
GÓLGOTA
BETANIA
JERUSALÉN
NAIM
GETSEMANÍ
EUCARISTÍA
JUNTO AL
POZO DE
SICAR
JUNTO AL
POZO DE
SICAR
No podemos olvidarnos de esta
escena en la vida de Celia
Méndez que, aunque no aparece
en los escritos de los Ejercicios,
es, sin duda, uno de los textos
centrales en su experiencia.
La relación entre Jesús y
Celia, se da en la
intimidad…
Es Él quien la espera
tras la muerte de su
marido…
En este encuentro el Señor le dirá:
“El que bebe del
agua que yo le dé
no tendrá sed
jamás”
(Jn. 4,14)
…y en ese encuentro ella responderá:
“Señor, sed tengo de tu amor”
(Propósitos hechos durante Ejercicios, 1876)
…pero ¿Quién es
Jesucristo para
ella?
…es DIOS,
AMOR,
MISERICORDIA,
CERCANÍA…
…es DIOS ENCARNADO,
SEÑOR DE VIDA,
EUCARISTÍA,
AMADO,
ESPOSO,
DUEÑO…
…y su TODO.
…para Celia
Méndez, decir
Jesucristo es
decir…
… DIVINO
CORAZÓN…
“ No pensaba escribir más; hemos
llegado al Corazón de Jesús centro
de todo bien, y ya no tenemos más
que pedirle que nos derrita en el
fuego de si Santo Amor, después
de habernos purificado, y
comunicado todas sus virtudes;
pero no quiero concluir sin bendecir mil y
mil veces a ese bendito Corazón que tan
lleno de misericordias está para sus pobres
esclavas.”
(Ejercicios Espirituales, Málaga, 15 de Agosto de 1889)
… y por eso podrá afirmar…
“… voy a pasar ocho días a los pies
de N. S y mirando su Divino
Corazón; claro es que he de ver
allí mis muchas miserias pasadas y
presentes; pero he visto y veo en Él
tánta misericordia y tánta bondad,
tánta generosidad para
perdonarme, y una mano tan
amorosa que me sostiene que aún
sin quererlo yo, pierdo de vista
todo lo feo que veo en mí y sólo
tengo ojos para ver y corazón para
amar tánta hermosura (…)
(Ejercicios Espirituales,
Málaga, 15 de Agosto de 1889)
“Mi único deseo es llegar a ser
como el agua que sin dificultad
ninguna toma la forma y el color
que se le quiere dar; espero de la
misericordia del corazón de
Jesús que me lo concederá. (…)”
(Ejercicios Espirituales, Málaga, 15 de Agosto de
1889)
“ es el todo de mi vida y para Él, (…) no creo
tener en mí más que sentimientos de amor,
sumisión y respeto.”
(Ejercicios Espirituales, 17 de Agosto de 1890)
“ Me gusta mucho decir a
N.S.: “Aquí estoy, ¿qué
queréis que haga?””
(Ejercicios Espirituales, 17 de Agosto de
1890)
FIN