Sigo
sin
tí
Sigo sin ti, por las sendas del olvido,
preparando mi corazón para otro invierno
entre senderos que no llegan a ninguna parte,
mientras las ninfas del bosque de la vida
me preguntan porque te sigo amando tanto.
Y en los recovecos de este lugar mágico,
amparado por las sombras de los álamos
presiento un rostro que me está mirando,
y tal vez a alguien que me está esperando
pero si no eres tu, me esperará en vano.
Yo proseguiré mi deambular sin rumbo fijo,
pero con tu rostro grabado en mi retina
y con el sabor agridulce de tus labios;
con el recuerdo de tus ojos al mirarme
cuando por última vez nos dimos la mano.
En este viaje infinito, con mis pies cansados,
pero el alma serena y los ojos claros
de soñar los tuyos y tus abrazos,
esperaré por ti, en los linderos de este bosque,
o no me iré nunca de aquí, si no es para irme a tu lado.
Es verdad que sigo sin ti y que te añoro
pero también es verdad que conmigo te llevo;
y mientras las hadas de este bosque umbrío
iluminen el sendero de mis pasos,
yo, para robarte un beso, te seguiré buscando.
Poema: Jose (Nuberu)
Música:: Nocturno para violín - Chopin
Descargar

Diapositiva 1