Hacia el XXV del Tiempo Ordinario
HACIA EL DOMINGO XXV DEL TIEMPO
ORDINARIO
Para Orar Cada Día
el Evangelio del Domingo Próximo
Del Lunes 15 al Domingo 21 de septiembre de 2014
Hacia el Domingo XXV del Tiempo Ordinario
Orar en el Corazón del Mundo: Por las personas que sufren
deficiencia mental
 Orar
Orar en la Casa: Los últimos serán los primeros
Centro de Espiritualidad Apostólica San Pablo
[email protected]
www.centrodeespiritualidadsanpablo.org
1
Evangelio de Jesucristo según san Mateo
Capítulo 20, versículos 1 al 16ª
“Porque el Reino de los Cielos se parece a un propietario que salió
muy de madrugada a contratar obreros para trabajar en su viña.
Trató con ellos un denario por día y los envío a su viña. Volvió a salir
a media mañana y, al ver a otros desocupados en la plaza, les dijo:
"Vayan ustedes también a mi viña y les pagaré lo que sea justo". Y
ellos fueron. Volvió a salir al mediodía y a media tarde, e hizo lo
mismo. Al caer la tarde salió de nuevo y, encontrando todavía a
otros, les dijo: "¿Cómo se han quedado todo el día aquí, sin hacer
nada?". Ellos les respondieron: "Nadie nos ha contratado". Entonces
les dijo: "Vayan también ustedes a mi viña". Al terminar el día, el
propietario llamó a su mayordomo y le dijo: "Llama a los obreros y
págales el jornal, comenzando por los últimos y terminando por los
primeros".
2
Fueron entonces los que habían llegado al caer la tarde y
recibieron cada uno un denario. Llegaron después los primeros,
creyendo que iban a recibir algo más, pero recibieron igualmente
un denario. Y al recibirlo, protestaban contra el propietario,
diciendo: "Estos últimos trabajaron nada más que una hora, y tú
les das lo mismo que a nosotros, que hemos soportado el peso del
trabajo y el calor durante toda la jornada". El propietario
respondió a uno de ellos: "Amigo, no soy injusto contigo, ¿acaso
no habíamos tratado en un denario? Toma lo que es tuyo y vete.
Quiero dar a este que llega último lo mismo que a ti. ¿No tengo
derecho a disponer de mis bienes como me parece? ¿Por qué
tomas a mal que yo sea bueno?". Así, los últimos serán los
primeros y los primeros serán los últimos».
3
LUN 15
MAR 16
Imágenes de Dios
Para hablarnos de aquel que lo envió o del Reino de los
cielos, Jesús emplea con frecuencia parábolas.
Dependiendo de la ocasión, utiliza la imagen del viñador,
del sembrador, del rey de viaje o del padre
misericordioso. Ahora, Dios se presenta como el dueño
de una viña que sale al amanecer a fin de contratar
obreros. ¿Qué parábola o qué imagen de Dios utilizada
por Jesús recuerdo últimamente? ¿Por qué?
Dios contrata (1)
Entonces, Dios es un propietario que contrata y que va al
encuentro de quienes están en busca de empleo. Qué
alegría oír que nos digan: “Vayan ustedes también a mi
viña”. Tomo tiempo para contemplar a este propietario
que no duda en regresar varias veces al mismo lugar. Doy
gracias por este Dios bueno y perseverante en su busca
de obreros para su viña.
4
MIÉ 17
Dios
contrata (2)
5
JUE 18
Entonces, Dios es un propietario que contrata y que va al
encuentro de quienes están en busca de empleo. Qué
alegría oír que nos digan: “Vayan ustedes también a mi
viña”. Tomo tiempo para contemplar a este propietario
que no duda en regresar varias veces al mismo lugar. Doy
gracias por este Dios bueno y perseverante en su busca
de obreros para su viña.
6
Lo que es justo
Esta parábola nos sorprende, incluso nos impacta. A los
hombres contratados a las nueve y a los que se encontró
durante el resto del día, el propietario promete pagar lo
que es justo. Pero ¿qué es justo? No todos realizaron el
mismo trabajo y sin embargo todos reciben el mismo
salario. Reflexiono lo que esto me dice del don de Dios a
todos, sin importar cuáles sean sus esfuerzos y sus
“méritos”.
7
VIE 19
SÁB 20
Chistosa distribución
El fin de la jornada es dramático. En efecto, la alegría de
que todos sean “justamente” recompensados – para ser
capaces de alimentar a su familia – desaparece ante el
sentimiento de injusticia expresado por los primeros
obreros. Como si lo que algunos hubieran recibido les
perteneciera “por derecho”. Trato de entender mi
dificultad para recibir la lógica del Reino, tan diferente a la
lógica habitual.
Chistoso patrón
El propietario se defiende: “¿No tengo derecho a
disponer de mis bienes como me parece?”. Y continúa
Jesús: “Así, los últimos serán los primeros y los primeros
serán los últimos”. Pido la gracia de ser movido en estas
mis imágenes de Dios y en mi manera de ver a quienes
son considerados como los últimos.
9
8
DOM 21
Dios en busca de colaboradores
Al alba, el propietario de la viña sale a contratar trabajadores. Qué
bella es esta imagen de un Dios que desde las primeras luces del día
se pone en busca de nosotros y que, al final del día, siente gusto en
dar mucho a todos. Estamos lejos de un Dios solitario en el cielo,
avaro de sus prerrogativas y “calculador” de nuestros méritos. En
Jesús, estamos frente a un Dios que mueve nuestros hábitos y que
elige necesitar trabajadores para su viña, es decir, colaboradores
para la misión. ¿Cómo nos sentimos parte actuante de sus
proyectos? ¿A qué me siento llamado hoy? Pido la gracia de
sentirme contratado por Dios, sin importar mi estado de vida o mis
talentos.
10
Orar en el Corazón del Mundo
con el Papa Francisco (Del
Apostolado de la Oración)
Oremos para que las personas
que sufren de alguna deficiencia
mental reciban el amor y la ayuda
que necesitan para una vida digna.
11
ORAR EN LA CASA
Orar: una manera de
enfrentar la realidad
Orar no significa evadirse de la historia ni de los
problemas que en ella se presentan. Por el contrario, esto
consiste en elegir enfrentar la realidad no solo, sino con la
fuerza que proviene de lo alto, la fuerza del amor, cuya
fuente última es Dios. (Juan Pablo II, Asís, 24 de enero de
2002.
Todo el mundo podría seguir el ejemplo de Jesús esta
semana en la casa. ¿De qué manera? Tratando de
poner en obra la famosa inversión del Reino de Dios en
que los últimos serán los primeros.
12
13
ORAR EN LA CASA
Por ejemplo, en un grupo de hermanos, poner en el lugar
de honor al más pequeño toda la semana, mientras que el
mayor podría ponerse al servicio de los demás. Otro
ejemplo, durante un paseo, hacer que camine atrás o más
lentamente quien por lo general va adelante, y que los
otros emparejen su ritmo al suyo. O que quienes son los
más brillantes en sus estudios ayuden a quienes tienen
mayor dificultad para hacer sus tareas. Y luego, por qué
no, llamar por teléfono primero a quien siempre nos
tardamos más en devolver la llamada por distintas
razones, buenas o malas…
14
“Los últimos serán los
primeros y los primeros serán
los últimos”
San Mateo 20, 16
15
El Reino de Dios es sin embargo un asunto extraño.
Parece obedecer a una lógica que en realidad no es…
lógica. Pero más allá de una simple lógica de inversión (los
últimos, los primeros y viceversa), es una manera
completamente diferente de concebir las relaciones
humanas que Jesús nos pide adoptar. Así, la parábola de
este domingo no nos pide dar un salario idéntico a todos
los trabajadores. El punto está evidentemente en otro
lado pues no se trata de ser injustos ni de hacer daño a
nadie. No.
Pero se trata de ser bueno con todos, bueno con unos
respetando el salario prometido, bueno con otros
eligiendo darles lo mismo. La bondad rebasa la noción de
justicia. Va más allá de los méritos. Pero sobre todo hay
otro efecto de la bondad. Es contagiosa para unos – la
bondad de Dios hacia nosotros puede transformarnos – o,
a la inversa, puede revelar celos secretos muy ocultos en
nosotros – la bondad hacia los demás no nos alegra
siempre, sino que hiere nuestro orgullo. Entonces, esta
semana, convirtámonos a la bondad divina.
16
17
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
18
________________________________
________________________________
________________________________
________________________________
19
Descargar

Diapositiva 1