RELEYENDO MARCOS 5, 25-34
CON OJOS DE MUJER
QUE VIVE Y CONVIVE CON VIH/SIDA
LA HEMORROISA
Partimos de: Una vez más, Jesús camina desde
tierra pagana a espacio israelita, atravesando
las grandes aguas.
I.
PERSONAJES Y ACCIONES
1. ¿Quiénes son los personajes de esta historia?
¿Cuáles son sus cualidades?
Mujer: sin nombre, enferma por 12 años con hemorragias,
dolores físicos y morales (impura). Desesperada, valiente, con fe,
persistente, esperanzada, decidida, había gastado su dinero,
atemorizada.
 Jesús: Sensible, paciente, comprensivo, con poder de sanación,
rostro paterno, mirada tierna y amorosa, reintegra y dignifica.
Los discípulos: acompañaban a Jesús, insensibles, no
entendían nada, celosos, posesivos.
 La multitud: por interés de sanación, curiosos, legalistas.
 Médicos: en el NT, aparecen 7 veces, cobraron dinero pero
no sanaron a la mujer.
Dice el LEVÍTICO
“Cuando una mujer tenga flujo de sangre durante muchos días, fuera del
tiempo de sus reglas o cuando sus reglas se prolonguen, quedará impura
mientras dure su impureza como en los días del flujo menstrual. Todo lecho
en que se acueste mientras dura su flujo será impuro como el lecho de la
menstruación, y cualquier mueble sobre el que se siente quedará impuro
como en la impureza de las reglas. Quien los toque quedará impuro y lavará
sus vestidos, se bañará en agua y quedará impuro hasta la tarde”. (Lev. 15,
25-27)
2. Observar todas las acciones, reacciones,
sentimientos, miradas, gestos, palabras…
LA MUJER:
• Ha escuchado hablar de Jesús. No lo conocía personalmente.
• Las noticias que le han llegado abre en ella horizonte de esperanza, le impulsa
a tener fe y confianza absoluta en el poder de Jesús.
• Se confunde con la multitud
• Toca el manto por detrás, gesto clandestino. No quiere
manifestar públicamente su ruptura con la ley ni que
Jesús se dé cuenta de que lo toca. Teme el reproche.
¿Por qué toca el manto? . Leer:
* Un rito israelita- Ruth 3, 4
* En Mc. 6, 56
• Temía que su acción la condenaría a los ojos de la Ley. Transmitía impureza.
• Se secó la fuente inmediatamente. Se dio cuenta que la confianza le había
dado resultado.
• Lo notó en su cuerpo. Cesó la pérdida de vida.
(Esto marca la conciencia del nuevo estado de libertad y vigor).
JESÚS
1.- Es consciente de la fuerza que sale de él. (La mujer lo notó en su
cuerpo también Jesús lo notó en su cuerpo).
2.- Cura sin pretenderlo. Comunica vida.
3.- El contacto físico es símbolo de adhesión y confianza.
4.- Se volvió inmediatamente. Interrumpe su marcha para poner de
manifiesto la relación que se ha establecido entre él y la mujer.
5.- Mira a la persona invitándola a que haga pública su ruptura con el
pasado y su opción por él.
LOS DISCÍPULOS
• Tienen una reacción un tanto insolente,
• la pregunta de Jesús les parece
incongruente(“estás viendo que todos te rodean)
• No tienen ni idea de lo que ha sucedido
3.- DIALOGO DE JESÚS Y LA MUJER:
Jesús pregunta: ¿quién me ha tocado el manto?
•Jesús no hace caso de la impertinencia de los discípulos.
•Vuelve a mirar. El sabe lo que busca.
•La mirada de Jesús, fuerza a delatarse a la mujer, a salir del
anonimato que había mantenido con tanto empeño.
• Ella al verse descubierta se asusta y tiembla. Teme la reacción de
Jesús y de la gente.
•¿Cómo puede, frente a toda aquella gente, hablar a Jesús de su
mal que, además de ser humillante, la pone en una situación de
impureza legal?
• La mujer se postra como gesto de reconocimiento de su
poder divino…
Sigue esperando su reproche.
• Cuenta toda la verdad de su estado anterior.
• Jesús le responde llamándole “hija”. Creando
una nueva relación con ella. Le expresa amor paterno.
• Le comunica que su fe le ha salvado.
• “Vete en paz”. Incluye la integridad, la salud, el bienestar.
Esta frase parece indicar una invitación a entrar en la
nueva comunidad. Semejante a lo que dijo al geraseno:
“Márchate a tu casa”.
• “Tu fe te ha salvado”: salud física y espiritual. La introduce
en la paz de su propia vida liberada, le permite ser mujer
en salud y autonomía.
4. ¿Qué razones tendría Jesús para insistir en sacar a la
luz pública la acción de la mujer y el efecto que tuvo?
• Necesita ver su rostro, mira dos veces a su alrededor. Quiere que
salga del anonimato.
• Quiere entablar una relación personal con ella. La llama Hija.
• Es necesaio confirmar la sanación de la mujer: el tacto y la palabra.
• Es preciso reconstruir lo sucedido, poniendo de manifiesto la
verdad. (la ley, lo injustos que eran y el sufrimiento que causaban)
• Alaba la fe de la mujer, motor de su sanación. No es el gesto de
tocar su manto el que la sanó sino su fe, que la impulsó a buscarlo,
a violar la ley, a descubrirse.
• Valora la iniciativa y valentía de la mujer.
• Jesús ha curado a la mujer, le ha devuelto un rostro
un nombre, la visibiliza, la dignifica
públicamente.
• Desafía a los maestros de la ley.
• La Ley está al servicio del ser humano.
II. CONTEXTO SOCIAL DE LAS PRIMERAS
COMUNIDADES
• Ministerio de Jesús en Galilea. El código
religioso de Israel es clave en... (Lev. 15, 25-27)
• Vale la pena observar tres elementos simbólicos:
* Mujer: enferma, marginada por género, invisible,
el carácter reproductivo de la enfermedad,.
* Flujo de sangre: simboliza la pérdida incontrolable
de vida, la gravedad de su estado. Lentamente,
amenaza a la procreación, impedía las tareas y
funciones sociales
* El número 12: mujer y la niña, pueblo de Israel
REFLEXION
¿Cómo contribuyen las contradicciones y los contrastes que
forman el armazón semántico de este relato sobre el significado
del relato?
•
•
•
•
•
Enfermedad/ salud
Guardar ley de impureza/romper con esa ley
Poder dentro de Jesús/poder de Jesús en la mujer
Comprensión de la mujer/ incomprensión de discípulos
Gastos para conseguir salud sin lograrla/ salud lograda
gratuitamente
III. CONTEXTO TEXTUAL
La incorporación de este relato en el evangelio de Marcos
1. ¿Qué es lo que se encuentra en el párrafo anterior a nuestra
historia y en el párrafo que le sigue?
• Adolescente enferma-jefe de sinagoga de Cafarnaúm.
• La hemorroisa.
• Levanta la niña.
2. ¿Qué tiene en común nuestro relato con la otra historia?
¿En qué aspectos contrasta con ella?
3. ¿Por qué Marcos habrá interrumpido la historia de la hija de
Jairo para insertar el relato de la mujer ahí?
IV. HERMENEUTICA:
DOS SITUACIONES DE MARGINACION
¿Desde qué situaciones especificas en nuestras comunidades/ países
nos acercamos al relato de la mujer sanada del flujo de sangre?
Mujeres que viven y conviven
con VIH/ SIDA
Rechazadas y excluidas por la sociedad por ser
portadoras de este virus que se ve como pecado o
castigo; son anónimas y gastan el poco dinero que
tienen en médicos y no consiguen tener una vida
digna e integral.
• La mujer enferma busca cómo recuperar su salud y gasta hasta
lo último de sus recursos. En su desesperación, tal vez, con
mucha valentía, toma la iniciativa de tocar a Jesús, a pesar de
saber las consecuencias que eso le podía traer.
• Las mujeres que viven y conviven con el VIH/SIDA también
pueden hacer lo mismo: buscar
alternativas para una vida digna saludable.
• La hemorroísa sufría una enfermedad
relacionada con sangre. Pero el gesto
de “un toque” la sana y la salva.
•Las mujeres con VIH también tienen herida su salud en su
sangre y por eso son marginadas. Mucha gente piensan que
el VIH se contagia con solo “un toque”. Todo lo contrario,
ellas necesitan “toques” de cariño y amor para aliviar su
sufrimiento y mejorar su calidad de vida.
• Jesús la insta a hablar ante un público numeroso y a contar su
verdad. Desea que la gente se entere de los sufrimientos
físicos, psicológicos y sociales que una ley injusta puede causar
a una persona.
• Con solo el hecho de contar su experiencia, ella se estaba
liberando de su yugo.
• Las mujeres infectadas están llamadas
a romper el silencio y luchar por una
igualdad en deberes, especialmente
laborales y de salud, a ser respetadas
como personas.
• De esta forma la sociedad puede
apoyarlas y acompañarlas en el proceso de su enfermedad, y
se rompen esquemas de todo sistema opresor.
• Para Jesús, el descubrirla públicamente, era sanarla no
solamente físicamente, sino socialmente. Era liberarla de un
sistema legal y religioso que la mataba lentamente.
• Su reintegración y reivindicación en la comunidad era parte
de la “salvación”. Él le dice: “Hija, tu fe te ha salvado. Vete en
paz…” (v.34)
• Las mujeres con VIH/SIDA también tienen el derecho de
llevar una vida digna, integradas socialmente, sin ser
juzgadas ni excluidas.
• Al inicio era una mujer anónima, al final es llamada Hija, hay
una filiación que se hace pública.
• Nada pudo ser más gratificante para la mujer, en ese
momento en el que romper su silencio en público, que ser
reconocida filialmente, y rescatada del desarraigo, la exclusión
e invisibilización.
• Mujeres con VIH necesitan hoy sentir el apoyo
de la familia, de la gente que aman, e incluso
de aquellas personas que pueden ser tocadas
por experiencias semejantes de sufrimiento.
• No ser más anónimas, sino reconocidas como seres humanos
que viven y conviven con los y las demás.
• Elsa Tamez, en “Jesús y las mujeres valientes”, opina que si
Jesús ponía en evidencia la acción de esta mujer, otras
mujeres marginadas podrían animarse a cambiar los
patrones culturales y legales que las excluyen.
• Esta interpretación insta a que
las mujeres en estas condiciones
(VIH/SIDA) también se unan en
redes y así obtener apoyo,
solidaridad, acompañamiento
y otros recursos humanos e
institucionales que ayuden en su
proceso vital.
Lo más importante de vivir en comunidades, redes o grupos
es que ellas se ayudan a empoderarse de su situación vital.
En general, este texto nos brinda un ejemplo de
liberación de una mujer, que por muchos años,
estuvo sometida a un sistema de opresión. Su
motivación intrínseca y extrínseca la condujo a su
sanidad integral.
Asimismo, las mujeres con VIH pueden sanarse,
aunque no físicamente, porque todavía no hay un
medicamento que lo garantice, pero si llevar una vida
digna y humana.
MUCHAS
GRACIAS
Descargar

Diapositiva 1