DIOSES ROMANOS
Las creencias de los romanos en los
distintos dioses fueron copiadas en su
mayoría del pueblo griego, cambiando
sus nombres y algunas de sus leyendas.
Los principales dioses eran doce y a ellos
les dedicaron un templo en la ciudad de
Roma, llamado Panteón, que era circular
y se construyó al principio del imperio.
JúPITER
Júpiter se convirtió en
el más grande de los
dioses.
Mantenía el orden
entre los dioses y los
hombres.
Sus atributos ordinarios
son el cetro, el águila y
el rayo.
Fue el padre de
numerosos dioses,
semidioses, ninfas,
héroes y reyes.
SATURNO
Dios de la agricultura y de la cosecha en la religión romana, Saturno era invocado en el momento
de las siembras.
Saturno es el menor de los hijos de Urano y de Tellus, el Cielo y la Tierra. En virtud del derecho
de primogenitura, Titán, el mayor de los niños de Urano, debía suceder a su padre en el trono.
Pero Saturno, el más ambicioso de todos, consiguió que su hermano Titán le dejara reinar en su
lugar con la condición de que Saturno, hiciera perecer a sus hijos varones, con el fin de dejar
Saturno, a su muerte, el trono del Olimpo a los hijos de Titán.
Saturno devora a todos sus hijos recién nacidos de su matrimonio con Ops.
VENUS
Venus es la diosa del amor, de la belleza, de
la fertilidad y es capaz de hacer inmortal a
los enamorados.
Ella quiso a numerosos dioses y a simples
mortales. A pesar de que estuvo casada con
Vulcano, lo engañó frecuentemente con
Marzo (de esa unión nace Rómulo)
Venus está considerada como la madre del
pueblo romano gracias a su hijo
Neptuno era el dios del mar, de los
buques, de los temblores de tierra y
de la navegación.
Junto a Júpiter y a Plutón, se
repartieron el mundo de su padre,
Saturno. Y él recibió las aguas
marinas y las dulces. Sus atributos
son el tridente (ofrecido por sus hijos
los Cíclopes), el caballo que él mismo
había domesticado, el toro y el delfín.
Minerva es la diosa de la Guerra y del
Olivo.
Es la hija de Júpiter, el dios de dioses, y de
Metis, ninfa de una belleza notable.
Júpiter, habiéndose fijado en Metis, se la
tragó para demostrarle su amor y después
de hacerlo, tuvo un terrible dolor de
cabeza. Le pidió a Vulcano, el dios del
fuego y de los metales, que le golpeara con
su hacha para abrirle el cráneo. Y al
hacerlo, una mujer salió de su cabeza,
perfectamente armada y protegida. Así
nació la diosa Minerva.
Plutón era el dios del inframundo. Su
equivalente en la mitología griega era Hades.
Su palacio se ubica en mitad del Tártaro,
donde
como
soberano
vela
por
la
administración de su estado y dicta sus
inflexibles leyes. Sus súbditos, sombras ligeras
y miserables, son tan numerosos como las olas
del mar y las estrellas del firmamento: todo lo
que la muerte cosecha sobre la Tierra vuelve a
caer bajo el cetro de este dios, aumentando su
riqueza o convirtiéndose en su presa.
DIANA
En la mitología romana,
Diana era la diosa virgen
de la caza y protectora de
la naturaleza.
Su diosa griega
equivalente en la literatura
es Artemisa, si bien en
cuanto a culto era de
origen itálico.
Apolo
Dios de la luz, de la poesía,
de la música, de la profecía
y de la medicina.
La lira, el arco y la flecha
son sus atributos.
JUNO
Protectora de las mujeres, del matrimonio y de los
nacimientos: en Roma junto a Júpiter y Minerva formaba la
triada Capitolina.
No tardó en ser identificada como Hera y convertida en esposa
de Júpiter.
Sus atributos son el pavo real y la corona.
Dios de los
volcanes, de los
incendios y de la
herrería.
Se representaba
con el yunque y
el martillo.
Dios del comercio, protector de los caminos y guía del viajero.
Su nombre deriva de “mercado” y tenía la función de proteger las
transacciones comerciales
En las primeras épocas fue conocido
como Líber y con el tiempo se le
identificó con Bacus.
Este nombre era el más usado por
romanos para designar a Dionisio.
Fue dios de la viña y del vino.
Descargar

DIOSES ROMANOS