Cuenta el
apasionante
viaje de
Ofelia , una
niña de 11
años muy
aficionada a
los libros
de fantasía
Carmen, madre de Ofelia, en
un delicado y avanzado
estado de gestación, se
traslada hasta un pequeño
pueblo en el que se encuentra
el cruel capitán Vidal, de la
Guardia Civil Franquista.
Ofelia es guiada por un extraño insecto hacia la
entrada del laberinto del Fauno.
Vidal es delegado para
acabar con los últimos
vestigios de la
resistencia
republicana, escondida
en los montes de la
zona. Para ello utiliza
el asesinato, la tortura
y el racionamiento de
alimentos para la
población.
Ofelia descubre las ruinas de un laberinto donde se
encuentra con un fauno, una extraña criatura, que le hace
una revelación: Ofelia no es en realidad quien cree ser sino
una princesa, última de su estirpe, a la que su pueblo lleva
mucho tiempo esperando
La primera prueba consiste en entrar en una cueva situada
en las raíces de un árbol moribundo y encontrar a un sapo
que está matando a la planta lentamente. Después de
encontrarlo, deberá darle de comer tres piedras y extraer
una llave dorada de su vientre. Al hacerlo, arruina el
vestido que su madre hizo para que ella luciese en la cena
de esa noche, por lo que es castigada.
La segunda misión, muy peligrosa, consiste en extraer una daga de
uno de tres cofres. El fauno entrega un estuche que alberga 3 hadas
mágicas que la ayudarán en su misión. Le da, además, un pedazo de
tiza (para abrirse paso) y un reloj de arena para llevar el tiempo exacto
que debe durar su misión. Le indica que no debe comer nada en el
lugar de su misión porque allí habita un ser que no es humano.
Ofelia cumple la misión, pero olvida la
advertencia y come frutos; lo que despierta al
hombre pálido y devore a dos hadas que lo
entretenían para salvarla.
El fauno busca a Ofelia, la reprende y le
anuncia que ha perdido la oportunidad de
volver a su mundo subterráneo.
El fauno da una nueva oportunidad a Ofelia. Su
tercera misión es llevar a su hermanito al portal del
laberinto. Ofelia descubre que es para ser sacrificado
y, nuevamente, desobedece al fauno, quien
desaparece al llegar Vidal, buscando a su hijo.
Vidal asesina a Ofelia, cuya sangre es
derramada en el portal y éste se abre, pues ella
eligió morir en lugar de su hermano y ello
representa su retorno triunfal a su reino.
Ofelia es recibida por el fauno, en su mundo,
mientras arriba muere. Sus padres la felicitan y
es aplaudida por su regreso.
Se dice que reinó sabia y virtuosamente
por muchos años y que sólo aquellos que
son capaces de observar pueden apreciar
las muestras de su existencia y bondad.
Descargar

Diapositiva 1 - Inicio