José Gil de Castro y Morales
Lima 1785 - 1840?
Pintor Peruano
Presentación Nº 27
Gabriela Lavarello de Velaochaga
(Perú) abril-2009
Fotografía del libro de registro del bautismo, en la
Parroquia del Sagrario de Lima de
Josef Gil de Castro y Morales
Inicialmente bautizado “en caso de necesidad” [agua de socorro por el Prior
de la Iglesia de Monserrate, en el Cuartel I, Barrio 11 de Lima.
Pintor limeño autodidacta. Nació un 1
de setiembre, día de San Gil, está
registrado su bautismo en los archivos
de la Parroquia El Sagrario de Lima,
la más antigua de la ciudad. Hijo de
Don José Mariano Carvajal Castro y
María Leocadia Morales, libre.
Todavía no se encuentra donde
falleció, probablemente en Lima; es
lamentable que siendo nombrado
Primer Pintor de Cámara de los
Libertadores y del Gobierno Peruano
su deceso no esté registrado en los
archivos del Diario Oficial El Peruano
que data desde 1825. En la partida en
referencia el padre se registra solo
como Josef Carvajal, cabe notar que a
José Gil, se le impone, posteriormente,
el apellido materno del padre, (Castro)
lo que no era extraño en aquella
época. Con este artista, como en
muchos de los mulatos, también existen
controversias y falta de información en
cuanto a su origen y fallecimiento. Ha
sido registrado por peruanos y
extranjeros en diferentes fechas: 17801850; 1783-1841; 1784-1841; 1790-1850;
1780-1840.
Gracias a las investigaciones de
Joaquín Ugarte y Ugarte se pudo
encontrar la partida de bautismo, así
es como se puede tener seguridad de
que fue peruano y nacido en 1785.
José Gil de Castro y Morales, conocido como el
mulato Gil de Castro, lo cual, indujo a sus
biógrafos a pensar que se apellidaba Gil. Fue un
hombre inteligente y con afán de superación, pues
además de pintor, era ingeniero, cosmógrafo y
topógrafo por lo cual fue admirado por sus
contemporáneos. Siendo joven vivió en Trujillo
del Perú por lo que algunos historiadores
sindican a pintores contemporáneos como José
del Pozo y Julián Jayo como sus maestros, datos
que no se han podido confirmar.
Ausente del Perú desde 1805, residió en Chile,
pasó a la Argentina en 1811, se alistó en el
Ejército Libertador, con este hizo su entrada a
Chile en 1814. Allí fue oficialmente nombrado
Cartógrafo, Topógrafo y Capitán del Cuerpo de
Ingenieros, Cosmógrafo y Proto-Autografista del
Supremo Director y se le concedió ser: Miembro
de la Legión de Mérito, título sólo conferido a
personas muy estimables.
Casado en Santiago de Chile un 8 de junio de
1817, allí consta el nombre de su padre, como
Mariano Castro.
Primera obra que se
registra de su amplia
producción, data de 1806.
Don José Manuel
Lecaros y Alcalde, 1814.
Nuestra Señora
de la Merced, 1814.
Coronel Juan Tadeo de los
Reyes y de la Borda, 1815.
AUTORRETRATO
Según el Historiador de Arte
Ricardo Mariátegui Oliva,
(1907-1991) en su libro José
Gil de Castro (Lima-1981) en
las pags. 29, 42, 57 y 114, describe
la pintura “Nuestra Señora de
los Dolores”, “... Y porque creo
que se trata de un auto-retrato
del
pintor,
el
rostro
representando de uno de los
ángeles (extremo, detrás del
sillón)...en cara, ojos, naríz,
cabello, aparentando mayor de
30 años...pelo oscuro, rostro no
por cierto blanco y rosado y
con facciones nada juveniles;
túnica de colores verde y rojo,
crepida o sandalia con
cordones verdoso y blanco..
Timida presentación de su
persona... Que, como ya he
manifestado, de ser real,
resultaría una revelación en
cuanto al rostro desconocido de José Gil de Castro. Y
que bien podría serlo, insisto, sin resultar el único caso efectuado por
un artista para perpetuar su imagen...”. En el reverso de la tela, parte
inferior, en letras manuscritas se lee:
El retratista Josef Gil de Castro: en el año 1815, “A de / voción” de
D. Eusevio de Oliva y de doña Michaaela Álvarez.
Esta obra figura en colección privada en Chile, por donación
testamentaría.
José Raimundo Juan
Nepomucemo de
Figueroa y Araoz, 1816.
Ese mismo año recibió honores
del Cabildo de Santiago de Chile
con el nombramiento de Maestro
Mayor del Gremio de Pintores.
Tenía su estudio-taller en la calle
Tres Montes, la actual Victoria
Subercaseaux, de Santiago de
Chile, a los pies del cerro Santa
Lucía, donde recibía a numerosos
clientes que posaban para él.
Doña Ana Josefa de Guzmán
y Lecaros de Larraín
Lecaros, 1816.
El Libertador Don José
de San Martín y
Matorras, 1818.
De San Martín, existen cinco
retratos al óleo; un óleo sobre
cobre y una miniatura en
acuarela sobre marfíl.
Doña María del Tránsito
Baeza de la Cuadra de Melián,
1819.
Doña Mercedes Villega
Romero y Aguila, 1819.
Capitán General
Bernardo O’Higgins y
Riquelme , 1820.
Ese mismo año, O’Higgins, lo
nombró segundo cosmógrafo y
miembro de la mesa topográfica
proto-artigrafista del Director
Supremo.
Virgen de la Merced, 1820.
Capitán General
Bernardo O’Higgins y
Riquelme , 1821.
Canónigo Don Manuel José
Verdugo Martínez, 1821.
Doña Francisca de Paula, 1821.
José de Larrea y Loredo, 1821.
Colección
Fundación Cardo en Lima.
Simón Bolívar Palacios, 1825.
Pintura en el Museo Nacional de
Historia del Perú, en el dorso de la
tela se encuentra este texto
“En Lima por el ciudadano
José Gil, Capitán del Cuerpo
de Ingenieros y Primer
Retratista”.
Existen, de la mano de este artista,
varios retratos de Bolívar, en el Perú,
Chile, Argentina, Bolivia y Venezuela.
José Olaya Balandra
1782- 1823
óleo de 1828.
Regresó al Perú en 1822, dominador de la técnica
del retrato, se convirtió en el Primer Pintor de
Cámara del Gobierno Peruano, fue el primero en
retratar a los libertadores. Dos años más tarde,
en 1824, diseñaba los uniformes del ejército
libertador.
De acuerdo a las fechas de sus cuadros, el pintor
permaneció en Chile hasta 1825. A partir de ese
mismo año, fijó definitivamente su residencia en
Lima, solo se conocen obras en dicha ciudad,
retrató caballeros y a las damas más importantes
y elegantes de la sociedad peruana, pinturas que
se encuentran en colecciones privadas.
Él, marca el hito, con su obra, que representa la
transición entre la pintura colonial y la
republicana. Fue el último virtuoso destacado de
la llamada Escuela Limeña y uno de los primeros
en romper la práctica del anonimato, firmando su
producción artística, en la parte inferior y/o
posterior de la pintura, rompiendo una costumbre
muy generalizada hasta fines del siglo XVIII.
Don Juan Francisco de
Yzcue y Sáenz de Texada
1834.
Colección privada en Lima.
Don Mariano Alejo Alvarez y su
hijo, 1834.
Colección del MALI en Lima.
José María de la Cruz
Prieto,1839.
Combatiente en la Batalla de
Yungay-Ancash, Perú.
Según registros esta es su última
pintura -por lo que se deduce su
fallecimiento-.
Su obra es muy extensa y las
mejores pinturas se encuentran en el
vecino país de Chile, lugar donde
vivió por muchos años, allí es muy
apreciado.
En dicho país, existe la Plaza del
Mulato Gil y una Fundación
Cultural que lleva su nombre.
El 90% de la obra aquí presentada
está en diferentes instituciones de la
República de Chile, las que
amablemente me fueron cedidas .
Este Artista figura en el
Diccionario de 530 pag.
(no se puede abrir)
Carátula, escultura de
Armando Varela Neyra.
Lima - Perú.
Responsable y ejecución del programa:
Gabriela Lavarello de Velaochaga (Perú)
[email protected]
[email protected]
Clicar abajo si desean ver Artistas Plásticos Peruanos, clicar
en la palabra atrás, en lo de Nueva York, para volver a esta
página.
http://www.boletindenewyork.com/ArtistasPlasticos.htm
http://etnilumidad2.ning.com/group/arteyculturadelperporgabylavarello?unfollow=1
http://etnilumidad2.ning.com/group/arteyculturadelperporgabylavarello
http://www.slideshare.net/ETNILUMIDAD/slideshows
Al cierre de cualquiera de los ENLACES
automáticamente concluye este programa.
Descargar

JOSE GIL DE CASTRO Y MORALES