Nuestra Misión
Si desea una copia de la presentación en
PowerPoint visite:
www.escuelasabatica2000.org
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Nuestra Misión
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Nuestra Misión
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Nuestra Misión
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Nuestra Misión
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Nuestra Misión
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Nuestra Misión
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad
asentada sobre un monte
no se puede esconder.
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Porque en otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Este es el mensaje que
hemos oído de él, y os
anunciamos: Dios es luz,
y no hay ningunas
tinieblas en él
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Y que se predicase en su
nombre el arrepentimiento
y el perdón de pecados en
todas las naciones,
comenzando desde
Jerusalén.
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Y que se predicase en su
nombre el arrepentimiento
y el perdón de pecados en
todas las naciones,
comenzando desde
Jerusalén.
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Y que se predicase en su
nombre el arrepentimiento
y el perdón de pecados en
todas las naciones,
comenzando desde
Jerusalén.
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Y que se predicase en su
nombre el arrepentimiento
y el perdón de pecados en
todas las naciones,
comenzando desde
Jerusalén.
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este
mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el
mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Y que se predicase en su
nombre el arrepentimiento
y el perdón de pecados en
todas las naciones,
comenzando desde
Jerusalén.
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Y que se predicase en su
nombre el arrepentimiento
y el perdón de pecados en
todas las naciones,
comenzando desde
Jerusalén.
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Y que se predicase en su
nombre el arrepentimiento
y el perdón de pecados en
todas las naciones,
comenzando desde
Jerusalén.
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y vosotros sois testigos de
estas cosas.
Y les dijo: Así está escrito, y así
fue necesario que el Cristo
padeciese, y resucitase de los
muertos al tercer día
Y que se predicase en su
nombre el arrepentimiento
y el perdón de pecados en
todas las naciones,
comenzando desde
Jerusalén.
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Recorría Jesús todas las ciudades y
aldeas, enseñando en las sinagogas de
ellos, y predicando el evangelio del reino,
y sanando toda enfermedad y toda
dolencia en el pueblo.
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Recorría Jesús todas las ciudades y
aldeas, enseñando en las sinagogas de
ellos, y predicando el evangelio del reino,
y sanando toda enfermedad y toda
dolencia en el pueblo.
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Recorría Jesús todas las ciudades y
aldeas, enseñando en las sinagogas de
ellos, y predicando el evangelio del reino,
y sanando toda enfermedad y toda
dolencia en el pueblo.
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Recorría Jesús todas las ciudades y
aldeas, enseñando en las sinagogas de
ellos, y predicando el evangelio del reino,
y sanando toda enfermedad y toda
dolencia en el pueblo.
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Recorría Jesús todas las ciudades y
aldeas, enseñando en las sinagogas de
ellos, y predicando el evangelio del reino,
y sanando toda enfermedad y toda
dolencia en el pueblo.
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el
Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea,
en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Recorría Jesús todas las ciudades y
aldeas, enseñando en las sinagogas de
ellos, y predicando el evangelio del reino,
y sanando toda enfermedad y toda
dolencia en el pueblo.
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Recorría Jesús todas las ciudades y
aldeas, enseñando en las sinagogas de
ellos, y predicando el evangelio del reino,
y sanando toda enfermedad y toda
dolencia en el pueblo.
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Recorría Jesús todas las ciudades y
aldeas, enseñando en las sinagogas de
ellos, y predicando el evangelio del reino,
y sanando toda enfermedad y toda
dolencia en el pueblo.
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo por él.
Recorría Jesús todas las ciudades y
aldeas, enseñando en las sinagogas de
ellos, y predicando el evangelio del reino,
y sanando toda enfermedad y toda
dolencia en el pueblo.
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Porque no envió Dios a su
Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino
para que el mundo sea
salvo
por él.
Bautizándolos
Recorría Jesús todas las ciudades y
aldeas, enseñando en las sinagogas de
ellos, y predicando el evangelio del reino,
y sanando toda enfermedad y toda
dolencia en el pueblo.
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Enseñándoles que guarden todas las
cosas que os he mandado; y he aquí yo
estoy con vosotros todos los días, hasta
el fin del mundo. Amén.
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Enseñándoles que guarden todas las
cosas que os he mandado; y he aquí yo
estoy con vosotros todos los días, hasta
el fin del mundo. Amén.
Ensenándoles
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Enseñándoles que guarden todas las
cosas que os he mandado; y he aquí yo
estoy con vosotros todos los días, hasta
el fin del mundo. Amén.
Ensenándoles
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Y les dijo: Id por todo el
mundo y predicad el
evangelio a toda criatura.
Enseñándoles que guarden todas las
cosas que os he mandado; y he aquí yo
estoy con vosotros todos los días, hasta
el fin del mundo. Amén.
Ensenándoles
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Y les dijo: Id por todo el
mundo y predicad el
evangelio a toda criatura.
Enseñándoles que guarden todas las
cosas que os he mandado; y he aquí yo
estoy con vosotros todos los días, hasta
el fin del mundo. Amén.
Ensenándoles
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Entonces Jesús les dijo
otra vez: Paz a vosotros.
Como me envió el Padre,
así también yo os envío.
Y les dijo: Id por todo el
mundo y predicad el
evangelio a toda criatura.
Enseñándoles que guarden todas las
cosas que os he mandado; y he aquí yo
estoy con vosotros todos los días, hasta
el fin del mundo. Amén.
Ensenándoles
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Y les dijo: Id por todo el
mundo y predicad el
evangelio a toda criatura.
Ensenándoles
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vi volar por en medio del
cielo a otro ángel, que
tenía el evangelio eterno
para predicarlo a los
moradores de la tierra, a
toda nación, tribu, lengua y
pueblo,
Y les dijo: Id por todo el
mundo y predicad el
evangelio a toda criatura.
Ensenándoles
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vi volar por en medio del
cielo a otro ángel, que
tenía el evangelio eterno
para predicarlo a los
moradores de la tierra, a
toda nación, tribu, lengua y
pueblo,
Y les dijo: Id por todo el
mundo y predicad el
evangelio a toda criatura.
Ensenándoles
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vi volar por en medio del
cielo a otro ángel, que
tenía el evangelio eterno
para predicarlo a los
moradores de la tierra, a
toda nación, tribu, lengua y
pueblo,
Y les dijo: Id por todo el
mundo y predicad el
evangelio a toda criatura.
Ensenándoles
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vi volar por en medio del
cielo a otro ángel, que
tenía el evangelio eterno
para predicarlo a los
moradores de la tierra, a
toda nación, tribu, lengua y
pueblo,
Y les dijo: Id por todo el
mundo y predicad el
evangelio a toda criatura.
Ensenándoles
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para
testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Vi volar por en medio del
cielo a otro ángel, que
tenía el evangelio eterno
para predicarlo a los
moradores de la tierra, a
toda nación, tribu, lengua y
pueblo,
Y les dijo: Id por todo el
mundo y predicad el
evangelio a toda criatura.
Ensenándoles
Bautizándolos
Hacer discípulos
Enviados por Dios
Somos testigos de Dios
Ser luz del mundo
Nuestra Misión
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es
dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a
todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo
Descargar

Document