Toda una vida.
Benedicto XVI
Aparte de ser ésta presentación un resumido perfil personal
del papa Benedicto XVI, a punto de renunciar al papado, no hay otra pretensión
que la de ser una recopilación fotográfica a lo largo de su vida, razón por la que no
necesariamente los textos acompañan a las imágenes.
En cuatro palabras
-Nombre: Joseph Aloisius Ratzinger
-Nacimiento:Marktl am Inn, Baviera, Alemania 16 abril de 1927
-Ordenación: 29 junio 1951, por Michael von Faulhaber
-Consagr.episcopal: 28 mayo 1977, por Josef Stangl
-Proclamación cardenalicia 27 junio 1977, por Pablo VI
-Secretario: Georg Gänswein, arzobispo
-Predecesor: Juan Pablo II
Firma (Benedictus Pius Papa XVI) y Escudo cuyo lema
es «Cooperatores veritatis» (cooperadores de la verdad)
Instantáneas
1927 - 2012
Nació en Marktl am Inn,
Baviera el 16 de abril de
1927, en Schulstraße 11,
la casa de sus padres.
Fue bautizado el mismo
día que nació, que
además era un sábado
de Gloria, en la diócesis
de Passau. Es el tercero y
más joven de los hijos de
Joseph Ratzinger.
1929
1932
En 1932 se mudó nuevamente, esta vez a Aschau am Inn y fue aquí donde Joseph vivió su
tiempo escolar, en la década de los 30, después del fortalecimiento del nacionalsocialismo.
El padre de Joseph compró una pequeña casa de campo en Hufschlag en Traunstein; este
lugar es recordado por Ratzinger como "el verdadero hogar" de su familia. Los padres le
enviaron al seminario de San Miguel, donde fue un estudiante dedicado.
1932
1935
La foto, de 1935, muestra a Joseph Ratzinger (bajo la
flechita) en la segunda fila, tercero desde la izquierda, con
sus compañeros de clase de tercer grado de la escuela
primaria de Aschau am Inn.
1941
Hasta 1939 ningún seminarista había entrado en las Juventudes Hitlerianas.
Pero el régimen exigió a partir de marzo la afiliación obligatoria. Hasta
octubre, la dirección del Seminario se negó, pero luego no pudo impedir el
inscribirlos. Así le sucedió también a Joseph Ratzinger, a sus 14 años.
La fábrica BMW hoy
El Maximiliansgymnasium
1943
A los 16 años, fue llamado a filas, como tantos jóvenes de las Juventudes hitlerianas que al final de
la guerra fueron militarizados (los llamados Flakhelfer: ayudantes de artillería antiaérea) siendo
destinado a la protección de la fábrica de BMW en Traunstein, en las afueras de Múnich. Prestó
servicio entre abril de 1943 y septiembre de 1944. En este tiempo asistió al instituto de segunda
enseñanza "Maximiliansgymnasium". A las preguntas de un superior, contestó que quería ser
sacerdote. Tras la instrucción básica estuvo destinado en Austria, concretamente en la protección
anti-tanque.
Traustein hoy
1944
En 1944 comenzó su entrenamiento básico en Hungría, tomó parte en el
"Reichsarbeitsdienst», un servicio de estrategia nazi, donde junto con otros compañeros,
tenían que construir sistemas para cerrar el paso a diferentes tanques de guerra. Ratzinger
desertó en los últimos días de la guerra, pero fue hecho prisionero por soldados aliados en
un campo cerca de Ulm en 1945. Después de ser puesto en libertad, en cuanto alumno del
seminario diocesano, entonces sito en Traunstein, hizo su examen de bachillerato en
"Chiemgau-Gymnasium" (Instituto Chiemgau) en Traunstein.
Freising y Universidad
de Munich hoy
1946 a 1951
Desde 1946 hasta 1951 Ratzinger estudió Teología católica y filosofía en la Universidad de
Freising, así como en el Herzogliches Georgianum de la Universidad de Múnich y
Friburgo
El teólogo Michael Schmaus
El inicio de su vida académica no estuvo exento de disgustos. Su primer
escrito de tesis sobre san Buenaventura le fue devuelto en 1954 con una
severa crítica del profesor Michael Schmaus. Sus enfoques empezaban a
romper esquemas tradicionales de la época, lo que le ocasionaba alguna
incomprensión y dificultad
Heidegger, Jaspers, Dostoyevski,
S.Agustín y S.Buenaventura
Según sus propias palabras, sus mayores influencias filosóficas, después de un periodo de interés
por el neo-Kantismo, fueron sobre todo las obras de Gertrud von le Fort, Ernst Wiechert,
Elisabeth Langgässer, Theodor Steinbüchel, Martin Heidegger y Karl Jaspers. Igualmente, se
refiere a Fiódor Dostoyevski como una fuerte influencia literaria. En cuanto a los Padres de la
Iglesia, estudió con interés a san Agustín de Hipona. Respecto de los escolásticos, su interés se
centró en san Buenaventura.
1951
Jóven sacerdote en
diversos actos
El 29 de junio de 1951 junto a su hermano Georg fue
ordenado en la catedral de Freising por el entonces
arzobispo de Múnich y Freising, el cardenal Michael
von Faulhaber.
1959
Universidades de Bonn y Múnster hoy
Ratzinger ingresó como profesor en la Universidad de Bonn en 1959 en la KatholischTheologische Fakultät; su conferencia inaugural fue acerca de "El Dios de la fe y el Dios de la
filosofía". En 1963 se fue a la Universidad de Münster, donde al dar su conferencia inaugural
ya era bien conocido como teólogo.
Congar y Lubac
Barth, Cullman y Bonhoeffer
El profesor Josep Ratzinger
Como joven profesor de teología, abría a sus alumnos a pensadores en aquel momento considerados
avanzados, y que en aquella época incluso tuvieron problemas con la Jerarquía católica, como Yves
Congar o Henri de Lubac, además de a los grandes autores protestantes como Karl Barth, Oscar
Cullmann o Dietrich Bonhoeffer. Ello le acarreó los recelos del catolicismo más conservador. Ratzinger
empieza a ser más conocido en su competencia intelectual al participar en el Concilio Vaticano II como
asesor teológico del cardenal Josef Frings.
Con los grandes teólogos del Concilio
el jesuita Rhaner y el dominico Congar
Ratzinger admitió que era admirador del jesuita Karl Rahner, un teólogo académico bien
conocido por su "Nueva Teología", que estaba a favor de la reforma de la Iglesia y proponía
nuevas ideas teológicas. Pero, a pesar del acuerdo en muchos puntos y aspiraciones,
Ratzinger se dio cuenta de que Rahner y él vivían, desde el punto de vista teológico "en dos
planetas diferentes", como explica en el libro "Mi vida".
La catedral de Colonia
1962-1965
De 1962 a 1965 hizo notables aportaciones al Concilio Vaticano II, en distintos documentos,
destacando las que hizo al documento «Nostra Aetate», que se refiere al respeto hacia otras
religiones y sobre el derecho a la libertad religiosa. Como «experto», asistió como Teólogo
consultor del cardenal Joseph Frings, arzobispo de Colonia. Durante los años del Concilio
estaba considerado como un reformista convencido.
Los Padres conciliares inaugurando
la II sesión del Concilio
Ratzinger entre una de las sesiones del Concilio
La teología de Rahner estaba caracterizada por la tradición escolástica de Suárez y de su nueva
versión a la luz del idealismo alemán y de Heidegger, en la que las Escrituras y los Padres no
jugaban un papel importante y en que la dimensión histórica era de escasa importancia. En
cambio, la formación de Ratzinger estaba marcada por las Escrituras sagradas y por los Padres de
la Iglesia, por un pensamiento esencialmente histórico.
1966 a 1968
Universidad de Tubinga
y el profesor Hans Küng
En 1966 fue candidato a ocupar una
vacante en teología dogmática en la
Universidad de Tubinga, donde fue colega
de Hans Küng, con quien años más tarde
sostendría fuertes enfrentamientos. En
1968 escribió en su libro "Introducción al
Cristianismo" que el papa tenía el deber
de oír diferentes voces dentro de la Iglesia
antes de tomar una decisión. También
escribió que la Iglesia de ese tiempo
estaba muy centralizada. Estos párrafos
no aparecieron en ediciones posteriores
del libro, al parecer por haber sido
malinterpretados por autores que
utilizaron este texto para cuestionarle.
1969
Su brillante trayectoria
académica posibilitó el que
fuese nombrado perito en el
Concilio Vaticano II, de 1962
a 1965. Cuatro años después,
en 1969, ingresó en la
Comisión Teológica
Internacional, de la que será
miembro hasta 1977.
Ratisbona
Hans Urs von Balthasar y Henri de Lubac
1969 a 1972
En estos años se produce su distanciamiento de la «atmósfera de Tubinga» y de los lineamientos
marxistas del movimiento estudiantil de la década de los años 60, que en Alemania rápidamente
se radicalizaron entre los años 1967 y 1968, culminando en una serie de disturbios en abril y mayo
de 1968. En 1969 regresa a Baviera a la Universidad de Ratisbona (Regensburg), en un ambiente
académico menos reformista. En 1972, fundó la prestigiosa publicación teológica «Communio»
junto con Hans Urs von Balthasar, Henri de Lubac y otros. «Communio,» hoy publicada en
diecisiete idiomas (alemán, inglés y español, entre otros), se ha convertido en una de las
publicaciones católicas más influyentes del mundo. La línea más reformadora (entre ellos Hna
Küng crearía otra prestigiosa revista teológica internacional:«Concilium»
Joseph Ratzinger con Hans Maier,
ministro de Educación de Baviera, y
el abad Augustin Mayer, hoy
cardenal, en una pausa durante el
Sínodo de Würzburg de 1971
1971
Ratzinger durante los trabajos de la Conferencia
episcopal alemana en Stapelfeld, en marzo de 1971
Su labor científica le llevo a
desempeñar importantes
cargos al servicio de la
Conferencia Episcopal
Alemana y de la Comisión
Teológica Internacional con
sede en Roma.
1977
El nuevo obispo tumbado en tierra escucha
la letanía de los Santos, hecho que
recordaría el Papa al celebrar el 35º
aniversario de su consagración (28 mayo
2012). El Cardenal Alfred Bengsch y el
arzobispo Ratzinger.
El 24 de marzo de 1977 Ratzinger fue nombrado arzobispo de Múnich y Freising, siendo consagrado
obispo el 28 de mayo. El 27 de junio de ese mismo año, Pablo VI lo nombró cardenal del título de Sta.
Maria Consolatrice al Tiburtino. Fue nombrado cardenal obispo de Velletri-Segni en 1993, elegido
vicedecano del Colegio Cardenalicio en 1998 y finalmente decano del mismo 2002, teniendo por tanto
como su sede cardenalicia la de Ostia, como es preceptivo inherente al cargo de Decano. Durante el
Sínodo de los obispos de 1977, dedicado al tema de la catequesis, se produce su primer encuentro con
Karol Wojtyła, después de muchos años de intercambiar con él correspondencia, ideas y libros.
Pablo VI coloca el birrete cardenalicio al arzobispo Joseph Ratzinger elevado al cardenalato
(27 de junio de 1977)
Instantáneas de su tarea pastoral como arzobispo de Munich-Freising
1981
El 25 de noviembre de 1981 Juan Pablo II le llama a
Roma para ser prefecto de la Congregación para la
Doctrina de la Fe, dimitiendo de su diócesis de
Munich en 1982. Años más tarde le nombró decano
del Colegio Cardenalicio pasando a ser, como es
preceptivo su sede cardenalicia la de Ostia, la ciudad
portuaria de la antigua Roma.
Todo esto le colocó en el punto
de mira crítico de la teología
católica más avanzada, si bien le
valió la confianza de Juan Pablo
II y lo llevó a desempeñar con
rigor el cargo de prefecto de la
Congregación para la de la
Doctrina de la Fe.
Es
Joseph Ratzinger reaccionaba en el libro Informe sobre la fe (
1985) con el periodista Vittorio Messori, lante lo que
consideró una deriva caótica del catolicismo tras el Concilio
Vaticano II, atribuyéndola a lo que estimaba era una
interpretación superficial del mismo que se apuntaba
acríticamente a todo lo novedoso por efímero e inconsistente
que esto fuera. Años después (1996) publicaría La Sal de la
Tierra en que responde a las graves y valientes preguntas del
alemán Peter Seewald.
Junto con Juan Pablo II de quien se
comentaba era «su alma gemela» es en esta
etapa cuando el cardenal Ratzinger pasó a ser
considerado ante la opinión pública como el
denunciador de un cristianismo occidental
que él consideraba atravesaba una era
neopagana marcada por la idolatría del
dinero, el prestigio, el poder y el placer con
una orientación moral relativista; razón por la
que la persona se encontraba cada vez más
aislada y desorientada y la sociedad
desprovista de valores humanos consistentes.
El peruano Gustavo Gutierrez y
el brasileño Leonardo Boff, los dos principales
exponentes de la Teología de la Liberación.
Hans Küng y Joseph Ratizinger, viejos compañeros
Por razón de su cargo fue también el responsable de estudiar la compatibilidad de la teología
de la liberación con la doctrina católica; le compitió prohibir el ejercicio de la enseñanza en
nombre de la Iglesia a teólogos como Hans Küng (antiguos compañeros en la Universidad de
Tubinga), Leonardo Boff y otros, varios de ellos españoles. Con Gustavo Gutierrez, inspirador
de la corriente teológica - hoy religioso en la Orden de los Dominicos - simplemente hubo
una «llamada de atención». Con ello mostró su posición como filósofo y teólogo de raíces
hegelianas, como su inspirador y maestro, el ya fallecido cardenal Joseph Frings, arzobispo de
Colonia, de quien fue asesor durante el Concilio Vaticano II.
Con ello pretendía combatir la
identificación del compromiso social
cristiano con la colaboración en las nuevas
estructuras de poder revolucionario que
surgieron en Latinoamérica. Por ello
condenó las manifestaciones más
exacerbadas de la Teología de la
Liberación, a la que vio influida por un
marxismo llamado a desaparecer. También
fue crítico con la identificación de la fe
cristiana con formas políticas
conservadoras, en coherencia con su
concepción de un cristianismo que va
mucho más allá de la mezquina defensa de
estructuras políticas y sociales que siempre
serán mutables y pasajeras.
Tras una primera Instrucción vaticana del
cardenal Joseph Ratzinger (agosto 1984),
que denunciaba el peligro de "desviaciones
doctrinales", se publicó una segunda
(marzo 1986) en la que la Santa Sede
reiteró la validez de la "opción preferencial
por los pobres" y la de una "teología de la
liberación" libre de elementos ideológicos
ajenos al mensaje cristiano.
1984-1986
Tal vez estas palabras del cardenal Martini - el más digamos «actual» de los candidatos en
el cónclave del que salió elegido Benedicto XVI - puedan explicar las dos posturas a la hora
de enjuiciar al entonces cardenal prefecto de la Doctrina de la Fé: «…en este contexto, la
pasión por la verdad que Josep Ratzinger ha testimoniado coherentemente en todos estos
años debe entenderse como respuesta al “pensamiento débil” de la post-modernidad. Es
significativa la estima de la que goza Joseph Ratzinger también entre hombres de cultura
no creyentes». (Escrito en 1997 ).
Durante su etapa de Cardenal Prefecto de la Congregación para la
Doctrina de la Fe, el Papa Juan Pablo II le encomendó en 1986 la
redacción de un nuevo Catecismo de la Iglesia católica, el cual fue
terminado y publicado luego de seis años de trabajo en 1992, con la
Constitución Apostólica “Fidei Depositum” (Depósito de la Fe) del
sumo pontífice Juan Pablo II.
Juan Pablo II declaró que se puede decir que el Catecismo es fruto de
toda la colaboración del episcopado de la Iglesia católica. El equipo
de redactores quedó compuesto así: de la parte de la confesión de fe
se responsabilizaron el Arzobispo Estepa (España) y el Obispo
Maggiolini (Italia); de los sacramentos, el Obispo Medina (Chile) y el
Arzobispo Karlic (Argentina); y de la parte moral, el Arzobispo
Honoré (Francia) y el Obispo Konstant (Inglaterra).
1986-1992
Ratzinger con el Catecismo recién
publicado y en acto de presentación
del « Compendio del Catecismo»
(20 marzo 2005)
2005
El 19 de abril de 2005, el cardenal Ratzinger fue elegido como sucesor de Juan Pablo II con el nombre de
Benedicto XVI en el segundo día del cónclave después de cuatro rondas de votaciones. Coincidió con la fiesta
de San León IX, el más importante papa alemán de la Edad Media, conocido por instituir el mayor número de
reformas durante un pontificado. Ratzinger esperaba retirarse pacíficamente y había dicho que "hasta cierto
punto, le dije a Dios 'por favor no me hagas esto'... Evidentemente, esta vez Él no me escuchó".
Desde el balcón de San Pedro este fue su primer saludo al mundo: "Queridos hermanos y
hermanas, después del gran papa Juan Pablo II los señores cardenales me eligieron a mí, un
simple y humilde trabajador en la viña del Señor. Me consuela el hecho de que el Señor sabe
trabajar y actuar incluso con instrumentos insuficientes, y sobre todo me encomiendo a
vuestras oraciones".
Su elección generó de inmediato
duras críticas, centradas en su
supuesto perfil neo-conservador. Se
lo acusó de desear restituir la
organización y doctrina de la Iglesia a
la que tenía antes del Concilio
Vaticano II. Algunos analistas
preveían que con él la Iglesia
endurecería sus posturas en lo
referente a la prohibición del aborto,
la homosexualidad, la eutanasia o el
uso de métodos anticonceptivos.
Sus partidarios aducen que durante
su Prefectura sólo uno de los
procesos abiertos acabó en
excomunión: el del arzobispo
ultraconservador Monseñor Marcel
Lefebvre; también se le conoce que
asistió al Concilio Vaticano II y que
había sido de los más progresistas y
propuesto reformas novedosas.
11 febrero 2013
Sin embargo la «renuncia» - junto a otras decisiones que posiblemente han pasado
Inadvertidas para el gran público - pueden considerarse «revolucionarias» de cara al
futuro de la Iglesia y desde luego lejos del «inquisidor» que se ha querido ver en él. Por sus
propia palabras en días posteriores podemos deducir que la razones más graves no eran
de salud…
Instantáneas varias
Instantáneas tanto de audiencias a grandes personalidades como
fotos personales sin ningún tipo de texto que responden a distintos
momentos de su vida
Con su hermano George, ya obispo
Los tres hermanos
Monasterio deSaint Mary ent. Marienberg en valle Ertsh
El entonces cardenal Joseph Ratzinger recibió
la distinción de manos del Prelado del Opus
Dei y Gran Canciller de la Universidad de
Navarra, Mons. Javier Echevarría.
Con Vittorio Messori 1984, el periodista
del «Informe sobre la Fé»
En uno de sus tres viajes a España, el país que más visitó
Con obispos Irlanda abordando los casos de
pederastia
En un encuentro
ecuménico y en
el campo de Dachau
Con el cardenal Martini, arzobispo de Milán, ya fallecido,
un fuerte candidato en el cónclave último.
En Papa ante el portón de la Basílica
de la Sagda Familia en su viaje a
Barcelona
«Twiteando» el primer día de su conexión
El Papa Benedicto XVI ante Celestivo V, el primer papa que renunció en el año
Son cientos sus imágenes en la
Filatelia de todo el mundo
-Joseph Aloisyus Ratzinger domina por lo menos seis idiomas (alemán, italiano, francés, latín,
inglés y español[cita requerida]). Además, lee el griego antiguo y el hebreo.
-Es ciudadano honorífico de las comunidades de Pentling (1987), Marktl (1997), Traunstein (2006)
y Ratisbona (2006).
Es miembros de varias Academias
Científicas de Europa y ha recibido ocho
doctorados “honoris causa” de estas
Universidades: el College of St. Thomas in
St. Paul (Minnesota, Estados Unidos), en
1984; por la Universidad católica de
Eichstätt (Alemania) en 1985; por la
Universidad católica de Lima (Perú), en
1986; por la Universidad católica de Lublin
(Polonia), en 1988; por la Universidad de
Navarra (Pamplona, España), en 1998; por
la Libre Universidad María Santísima
Asunta (LUMSA) (Roma), en 1999; por la
Facultad de teología de la Universidad de
Wroclaw (Polonia), en 2000.
-Es un experto pianista y su compositor favorito es Mozart. Es el
sexto papa alemán desde Víctor II (quizás séptimo, según la
procedencia de Esteban VIII, de quien se desconoce si nació en
Roma o en Alemania).
-En abril de 2005 fue incluido en la lista de las 100 personas más
influyentes del mundo por la revista Time.
-El último papa llamado Benedicto fue Benedicto XV, quien ostentó
el cargo de 1914 a 1922, coincidiendo sus primeros años de
pontífice con la Primera Guerra Mundial.
-No fuma, no bebe y necesita dormir muchas horas por la noche. Es
rutinario, tímido y antes de llegar a ser el líder de la Iglesia católica
viajaba en clase turista
Era la primera vez en la historia que un Papa se ponía ante los periodistas en una entrevista
respondiendo directamente y sin mediaciones a siete preguntas realizadas por igual número
de personas del público el Viernes Santo 13 de abril de 2011 en el programa “A su imagen” de la cadena
pública Rai de Italia. El segmento se llamó “Preguntas sobre Jesús”
Y también aquí como punto final…¿porqué no una cariñosa broma?
Descargar

Diapositiva 1