CONFUCIO (551 - 479 a.C.)
Filósofo, teórico social y fundador de un sistema ético - más que religioso - que ha
llegado hasta nuestros días.
Su pensamiento fue introducido en Europa por el jesuíta Matteo Ricci, que fue la
primera persona en latinizar el nombre como «Confucio».
El Confucionismo, tenía que ver con los principios de la práctica del bien, la sabiduría
empírica y las propias relaciones sociales. Ha influido en la actitud china ante la
existencia, fijando los modelos de vida y pautas de valor social, y proporcionando la
base de las teorías políticas e instituciones chinas.
La clave de la ética confuciana es jen, traducido como "intuición humana", "amor",
"bondad" y "humanidad". Jen es una virtud suprema que representa las mejores
cualidades humanas. En las relaciones humanas, jen se manifiesta en chung, o la
fidelidad a uno mismo y a los demás, y shu, o altruismo. Otros valores virtuosos
importantes del confucianismo son la honradez, la decencia, la integridad y la
devoción filial. Quien posea todas estas virtudes será un chün-tzu (caballero
perfecto). En el plano político, Confucio defendía un gobierno paternalista en el que
el soberano fuera benévolo y honorable y los súbditos respetuosos y obedientes. En
educación Confucio apoyó la teoría, resumida en el principio: "en educación, no hay
diferencia de clases"
Exígete mucho a ti mismo y espera
poco de los demás. Así te ahorrarás
disgustos.
Si ya sabes lo que tienes que hacer
y no lo haces, entonces estás peor
que antes.
¿Me preguntas por qué compro arroz y
flores? Compro arroz para vivir y flores
para tener algo por lo que vivir.
Una casa será fuerte e indestructible cuando
esté sostenida por estas cuatro columnas:
padre valiente, madre prudente, hijo
obediente, hermano complaciente.
Los vicios vienen como pasajeros, nos
visitan como huéspedes y se quedan como
amos.
Elige un trabajo que te guste y no tendrás que
trabajar ni un día de tu vida.
Un hombre sin virtud no puede morar mucho
tiempo en la adversidad, ni tampoco en la
felicidad; pero el hombre virtuoso descansa en
la virtud, y el hombre sabio la ambiciona.
Si no estamos en paz con nosotros mismos,
no podemos guiar a otros en la búsqueda de
la paz.
Aquel que gobierna por
medio de su excelencia
moral puede compararse
a la estrella polar, que
permanece en su sitio en
tanto todas las demás
estrellas se inclinan ante
ella.
La naturaleza hace que los hombres nos
parezcamos unos a otros y nos juntemos; la
educación hace que seamos diferentes y que
nos alejemos.
El tipo más noble de hombre tiene una mente
amplia y sin prejuicios. El hombre inferior es
prejuiciado y carece de una mente amplia.
El hombre que ha cometido un error y no lo
corrige comete otro error mayor.
No pretendas apagar con fuego un incendio, ni
remediar con agua una inundación.
El mal no está
en tener faltas,
sino en no
tratar de
enmendarlas.
Se puede quitar
a un general su
ejército, pero no
a un hombre su
voluntad.
Una voz fuerte no puede competir con una voz
clara, aunque ésta sea un simple murmullo.
Los defectos de un
hombre se adecuan
siempre a su tipo de
mente. Observa sus
defectos y conocerás
sus virtudes.
Entristécete no porque los hombres no te
conozcan, sino porque tú no conoces a los
hombres.
Nunca hagas apuestas. Si sabes
que has de ganar, eres un pícaro;
y si no lo sabes, eres tonto.
Donde hay educación, no
hay distinción de clases.
Un caballero se avergüenza de
que sus palabras, sean mejores
que sus actos.
Saber que se sabe lo que se sabe
y que no se sabe lo que no se
sabe; he aquí el verdadero saber.
Cada cosa tiene su
belleza, pero no todos
pueden verla.
El mal no está en tener faltas,
sino en no tratar de
enmendarlas.
La ignorancia es la
noche de la mente: pero
una noche sin luna y sin
estrellas.
¿Uno que no sepa
gobernarse a sí mismo,
cómo sabrá gobernar a
los demás?.
El silencio es el único amigo
que jamás traiciona.
Montaje y Edición: Rodrigo Valencia Cardona
Descargar

Autumn Around the World