CAPÍTULO PRIMERO
LA NUEVA EVANGELIZACIÓN
¿QUÉ ES LA NUEVA EVANGELIZACIÓN?
Es una renovada y más eficaz acción pastoral en
nuestras iglesias particulares, que tiene como
finalidad formar personas y comunidades maduras
en la fe y dar respuesta a la misión de la Iglesia, en
la nueva situación que vivimos, provocada por los
cambios sociales y culturales de la modernidad.
Esta renovada acción pastoral
ha de tener en cuenta:
- El urbanismo
- La pobreza
- La marginación
- El materialismo reinante
- La cultura de la muerte
- La invasión de las sectas
Y las propuestas religiosas de distintos orígenes, como
marco de realidad global, pues estos fenómenos han traído
nuevos valores, el ansia de solidaridad, de justicia, la
búsqueda religiosa y la superación de ideologías
totalizantes (cfr. SD 26)
La Nueva Evangelización tiene como tarea, suscitar la
adhesión personal a Jesucristo y a la Iglesia, de tantas
personas bautizadas que viven sin energía el Cristianismo,
"han perdido el sentido vivo de la fe o incluso no se
reconocen ya como miembros de la Iglesia, llevando una
existencia alejada de Cristo y de su evangelio" (RM 33).
El contenido de la Nueva Evangelización es Jesucristo,
evangelio del Padre, que anunció con gestos y con palabras
que Dios es misericordioso con todas sus creaturas y que
ama al ser humano con amor sin límites (El Amor del Padre);
y que ha querido entrar en su historia por medio de
Jesucristo muerto y resucitado por nosotros para liberarnos
del pecado y de todas sus consecuencias (el pecado nos
separa de Dios; y ya está dada la salvación);
y para hacernos partícipes de su vida divina (haz tuya la
salvación por la conversión y la fe en Jesús; y Él te dará vida
nueva por el Espíritu Santo).
El Cardenal Ratzinger presenta estos contenidos
esenciales de la evangelización en cuatro
elementos:
-conversión a Jesucristo,
-el Reino de Dios,
-aceptación de Jesucristo como Señor y Salvador
y -la vida eterna (Roma, diciembre de 2000).
La Nueva Evangelización tendrá su fuerza renovadora en
la fidelidad a la Palabra de Dios; su lugar de acogida en la
pequeña comunidad; su aliento creador en el Espíritu
Santo, que mantiene la unidad en la diversidad, alimenta
la riqueza carismática y ministerial y se proyecta al mundo
mediante el compromiso misionero.
La Nueva Evangelización tiene unas características
fundamentales:
-Nueva en su ardor: una evangelización nueva en su
ardor supone:
-una fe sólida,
-una caridad pastoral intensa y
-una recia fidelidad
que, bajo la acción del Espíritu, genere
una mística,
un entusiasmo incontenible en la tarea de anunciar el
Evangelio,
capaz de despertar la credibilidad para acoger la Buena
Nueva de la salvación.
- Nueva en sus métodos:
Se trata de emplear, bajo la
acción del Espíritu creador, la
imaginación y creatividad para
que, de manera pedagógica y
convincente, el Evangelio
llegue a todos.
Ya que vivimos en una
cultura de la imagen, debemos ser audaces
para utilizar los medios que la técnica y la ciencia nos
proporcionan sin poner jamás en ellos toda nuestra
confianza.
NUEVA
EVANGELIZACIÓN
- Nueva en su expresión: Jesucristo nos pide proclamar la
Buena Nueva con un lenguaje que haga más cercano el
mismo Evangelio de siempre, a las nuevas realidades
culturales de hoy (inculturación).
Esta Nueva Evangelización debe ser integral, que se inicie
por el Kerigma, tan olvidado o sustituido, pero que se
desarrolle hasta sus últimas consecuencias, es decir, que
llegue a evangelizar las mismas estructuras sociales, para
que sean más conformes con el Evangelio;
lo que implica comenzar por evangelizar a las personas que
viven, rigen y sufren esas mismas estructuras.
EVANGELIZACIÓN DE LAS
PROPIAS ESTRUCTURAS
"Evangelizadora, la Iglesia comienza por evangelizarse a
sí misma... tiene necesidad de ser evangelizada, si quiere
conservar su frescor, su impulso y su fuerza para
anunciar el Evangelio" (cfr. EN 15).
Se debe por tanto, empezar con la estructura más
general, más ordinaria de las diócesis: la parroquia, para
que ella no sea solamente una estación de servicios
cultuales, sino una comunidad de comunidades,
evangelizada y evangelizadora, donde se vivan integral e
integradamente todos los elementos de la misión.
Por eso la Arquidiócesis de Manizales ha asumido un
Proceso de Renovación Pastoral de la Parroquia
desde la Nueva Evangelización,
adoptando el Sistema Integral de Nueva Evangelización y
afiliándose a la Red Nacional, para recorrer con otras
jurisdicciones eclesiásticas este camino, que ha sido
confirmado por el documento final de Aparecida.
Dice el Documento Final de
“Aparecida”
"No resistiría a los embates del tiempo una fe católica
reducida a bagaje, a elenco de algunas normas y
prohibiciones, a prácticas de devoción fragmentadas, a
adhesiones selectivas y parciales de las verdades de la
fe, a una participación ocasional en algunos
sacramentos, a la repetición de principios doctrinales, a
moralismos blandos o crispados que no convierten la
vida de los bautizados”.
Dice el Documento Final de
“Aparecida”
Nuestra mayor amenaza es el gris pragmatismo de la vida
cotidiana de la Iglesia, en el cual aparentemente todo
procede con normalidad, pero en realidad la fe se va
desgastando y degenerando en mezquindad.
A todos nos toca recomenzar desde Cristo, reconociendo
que no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o
una gran idea, sino por el encuentro con un
acontecimiento, con una persona, que da un nuevo
horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva"
(DA. 12).
Dice el Documento Final de
“Aparecida”
La Iglesia está llamada a repensar profundamente y
relanzar con fidelidad y audacia su misión (evangelizar), en
las nuevas circunstancias latinoamericanas y mundiales.
No puede replegarse frente a quienes sólo ven confusión,
peligros y amenazas, o de quienes pretenden cubrir la
variedad y complejidad de situaciones con una capa de
ideologismos gastados o de agresiones irresponsables. Se
trata de confirmar, renovar y revitalizar la novedad del
evangelio arraigada en nuestra historia, desde un
encuentro personal y comunitario con Jesucristo, que
suscite discípulos y misioneros.
Dice el Documento Final de
“Aparecida”
Ello no depende tanto de grandes programas y
estructuras,
sino de hombres y mujeres nuevos que encarnen
dicha tradición y novedad,
como discípulos de Jesucristo y misioneros de su
reino,
protagonistas de vida nueva para una América Latina
que quiere reconocerse con la luz y la fuerza del
Espíritu (cfr. DA. 11).
T
A
L
L
E
R
1. ¿Que es la Nueva Evangelización?
2. ¿Cuál es su finalidad?
3. ¿Qué debe tener en cuenta?
4. ¿Cuál es su tarea?
5. ¿Cuál es su contenido?
6. ¿Dónde estará la fuerza de la Nueva
Evangelización?
7. ¿Cuáles son las características de la Nueva
Evangelización y en qué consisten?
8. ¿Por qué la Nueva Evangelización debe ser
integral?
9. Para llegar a evangelizar las estructuras ¿qué
debe hacer la Iglesia? ¿Por dónde debe comenzar?
10. ¿Qué pasará si la Iglesia no realiza la Nueva
Evangelización?
11. ¿Cuál es su mayor peligro?
12. ¿A qué está llamada la Iglesia según Aparecida?
¿De qué depende?
Descargar

Diapositiva 1