Este material es difundido por REVIC, pero
ha sido elaborado por una Hermana del
Consejo de la Provincia
Comentarios o consultas:
[email protected]
“ DEL
JUBILEO…
A LA NUEVA PROVINCIA
Nuestra Señora de la Misión América-Sur. . . !”
Las celebraciones son un
recuerdo colectivo de
acontecimientos significativos
para grupos, comunidades,
instituciones.
Unen en un momento
determinado el pasado, el
presente y el futuro.
Evocan gratitud por el pasado, un
fuerte compromiso con el
presente y generan esperanza
para el futuro.
• Cuando celebramos el 350 aniversario de la muerte de San
Vicente y Santa Luisa, no fue tanto su muerte misma lo que
quisimos recordar, sino su muerte como culminación de sus
vidas que dejaron huella en la historia por lo que ellos
significaron durante su existencia.
Fueron iconos
de caridad.
Ellos fueron dos
grandes
profetas de la
Caridad.
Durante su vida,
Vicente y Luisa
persiguieron con
una pasión
implacable un sueño
en el que creían. .
. . . un sueño que
era como un fuego
que les consumía.
Soñaron
entregarse
completamente
a Dios, para
seguir a
Jesucristo
evangelizador y
sirviendo a los
pobres de su
tiempo.
Este sueño fue como
una Estrella Polar
que guió cada
decisión que
tomaron, y cada
paso que dieron, a
pesar de
acontecimientos
que sufrieron
(disgustos, fracasos,
vueltas, cambios
inesperados, dudas
profundas de fe. . .)
como si una mano
invisible estuviese
presente en el
camino de su
realización
Progresivamente, Vicente y Luisa descubrieron
el significado de estos acontecimientos que
parecían apartarles de la realización de sus
sueños.
En realidad eran los
caminos
misteriosos de
Dios para
revelarles la
vocación de su
vida.
Vicente y Luisa
estaban abiertos a
esta revelación y
se dejaban guiar
por el Espíritu.
En una época de guerras
interminables libradas por
razones religiosas y políticas,
y de una pobreza que reta
toda imaginación, Vicente y
Luisa se atrevieron a soñar. . .
un sueño aparentemente
imposible. . . que poco a
poco fue tomando forma. . .
las Cofradías de la Caridad, la
Congregación de la Misión,
las Damas de la Caridad y las
Hijas de la Caridad. . .
y mientras perseguían su
sueño con una firme
convicción, alumbraron sin
ser conscientes de ello,
nuevos senderos,
senderos que contribuyeron
significativamente a renovar
la Iglesia, la sociedad del
siglo XVII en Francia. . . y
más allá.
Nos legaron un CARISMA que Dios les dio…
un Carisma que como Fundadores transmitieron
como un don a la Iglesia y al mundo.
ASIA
Oceanía
Somos herederas de un gran legado que agradecemos, un
legado que nos compromete e interpela, nos insta a
una fidelidad creativa y que nos remite a los orígenes
de la Historia Vicentina. . .nos invita a leer el presente a
la luz de su sueño. . .a releer su sueño a la luz del
momento actual
Si Vicente y Luisa estuviesen
hoy entre nosotras
• ¿Cómo leerían la
situación actual a la luz del
Cristo que querían seguir?
• ¿Qué palabra nos dirían?
• ¿Cómo responderían a las
nuevas situaciones con las
que nos enfrentamos hoy?
• ¿Qué opciones harían?
• El nuestro, no es un mundo diferente al mundo de Vicente y Luisa.
El clamor de muchos pobres, como en esa época, sigue latente.
• Nos presionan nuevas preguntas. Es un mundo que ha generado
nuevas formas de pobreza, nuevos rostros de personas pobres.
• Vicente y Luisa estuvieron constantemente atentos a los
acontecimientos como “lugares” para encontrarse con el Espíritu.
Hoy , vivimos en un mundo
obsesionado por el
“instante” y lo “extra-rápido”,
con una confianza casi
absoluta en la tecnología y la
ciencia, en la eficacia y la
competencia, un mundo que
quiere ser más inclusivo, ir
más allá de las fronteras de
raza, etnia, clase, género,
religión, un mundo que ha
crecido más y más
secularizado girando sobre sí
mismo. . . …mientras se
preocupa al mismo tiempo
por la justicia social; vivimos
una inaudita crisis global. .
moral, cultural, económica y
espiritual. . .!
Reflexionar más
profundamente en
los relatos de la vida
y escritos de Vicente
y Luisa, escuchar las
preguntas
planteadas por
nuestro tiempo. ..
dejarnos desafiar por
ellas. . . buscar juntas
algunas respuestas. ..
es mantener vivo el
SUEÑO de VICENTE Y
LUISA.
El Jubileo nos hizo
tomar conciencia
de toda esta
realidad. . . y en
“este preciso
momento de
Dios”, la
Compañía nos
lanza un DESAFIO:
“Crear algo nuevo, una nueva Provincia” para dar una
respuesta concreta al mundo en que vivimos.
Nos invita a remar “mar adentro”, siempre y cada vez
mas, “mar adentro” para conocer la causa de tanto
sufrimiento de la humanidad, y responder, siendo
fieles al Legado de San Vicente y Santa Luisa.
“El estudio de la historia de la Compañía nos
muestra cómo los cambios de estructuras
han estado siempre motivados por la
preocupación de un mejor servicio a los
pobres y cómo han contribuido a ello.
Con esta convicción, pido al Señor, por
intercesión de la Virgen María, tan
venerada en sus Provincias, las gracias que
necesitamos para avanzar
“mar adentro”.
Sor Evelyne Franc, 3 enero de 2012
Muy queridas Hermanas,
que integramos esa
NUEVA PROVINCIA,
y que significa un desafío
que exige de nosotras
audacia, valor pero
sobre todo mucha FE,
esa fe que nos dé la
convicción de que esta
Nueva Provincia, es la
VOLUNTAD DE DIOS!
Es un llamado a
volver a nuestros
orígenes como
Compañía,
para responder
como lo hicieron
San Vicente y
Santa Luisa a
“nuestros Amos
y Señores, los
Pobres”
Un DESAFIO,
un sueño, una invitación
a la que podemos
responder como:
Juan Salvador Gaviota.
Que se atrevió
a soñar…
le interesaba ser
ella misma,
vivir intensamente,
potenciar todos
sus talentos y
posibilidades.
Que sentía en su alma el
llamado de las alturas,
la vocación de la
libertad, que aceptó la
soledad de aprender
de nuevo, la soledad
de la búsqueda de
nuevos mares,
nuevos cielos, nuevos
horizontes
sintió que sus alas
habían nacido para
abrirse a la inmensidad
de lo desconocido
y se arriesgó. . .
tras muchos intentos fallidos, un día
se encontró surcando los altos
cielos, azules, maravillosos,
inmersos con un halo de eternidad
palpó el vértigo de lo profundo,
vivió la originalidad, la iniciativa,
la creatividad
• Experimentó las
honduras de la
perfección, hasta
el final de lo
entendido, llegar
hasta la raíz, el
manantial de su
propio ser.
• Ya no se trataba
tanto de buscar la
libertad, como de
ser libre y se entregó
apasionadamente a
ser ella misma, sin
ataduras ni temores
• En el fondo de su corazón,
adivinó que era imposible vivir
intensamente su libertad sin
intentar liberar a otros, que la
plenitud implicaba el servicio,
el amor por los suyos,
el respeto merecido y el
perdón, eran importantes
para ella, como su
ansiada libertad.
Comprendió que el espíritu no puede ser
realmente libre sin la capacidad de perdonar, y
esa capacidad de personar fue un imperativo
necesario para elevarse a un plano superior
y volvió a los suyos sin
prédicas ni alardes,
sólo trataba de ser
una “auténtica
gaviota nacida para
volar”
y se abrieron los cielos. . .disfrutaba del inmenso
gozo que produce ayudar a otros . . ., este gran
paso la convirtió en una verdadera maestra,
todas,
podemos ser
maestras de
vuelos de
altura,
sembradoras
de utopías,
exploradoras
de nuevos
cielos y
mundos,
Para que vean en
nuestras vidas una
invitación a
trascender, a ir más
allá de nosotras
mismas, una
invitación al riesgo de
volar.
Hoy, más que nunca se
necesitan, gaviotas
que propongan
pasión,
El abrirse a la
plenitud de lo
desconocido,
que levanten
de tanto vuelo
rastrero, de
tanta ilusión
de plenitud en
un mundo sin
horizontes ni
sueños
que rescaten y
propongan con
esperanzadora
firmeza la vuelta
a la utopía,
el atreverse a
construir un
mundo donde
sea posible
la libertad y la
aventura del
servicio…!
Queridas Hermanas…
Aceptamos el reto de ser esas GAVIOTAS capaces
de volar muy alto haciendo realidad la NUEVA
PROVINCIA…?
Estamos entrando
en la última etapa del proceso
de reorganización…
¿Qué compromisos podemos
asumir como Hijas de la
Caridad, en la creación de
esa Nueva Provincia, que
es nuestra? y que también
es un sueño?
Permanezcamos unos momentos en silencio
y oración, para pensar… y confiadas, pedir al Señor y a la
Santísima Virgen María, única Madre de la Compañía,
nos concedan las gracias que necesitamos para responder con
generosidad y fidelidad a esta llamada!
Una Hija de la Caridad de la Provincia
Nuestra Señora de la Misión América-Sur
GRACIAS!
Este material es difundido por REVIC, pero
ha sido elaborado por una Hermana del
Consejo de la Provincia
Comentarios o consultas:
[email protected]
Descargar

DEL JUBILEO A LA NUEVA PROVINCIA. . . !”