CAMPOS DE
CASTILLA (1.912)
de Antonio Machado (1875-1939)
Introducción.
En la trayectoria poética de Machado, el
encuentro con Castilla es un encuentro
privilegiado. Ante las tierras de Soria, dirá: "Me
habéis llegado al alma. /¿O acaso estabais en el
fondo de ella?".
Se publica en 1.912, poco antes de la muerte de
su joven esposa Leonor, incrementándose con
nuevos poemas en ediciones sucesivas.
 Cuando perdí a mi mujer —escribe pocos meses después en una
carta a Juan Ramón Jiménez [Prosas completas, págs. 1518-1519]—
pensé pegarme un tiro. El éxito de mi libro me salvó, y no por
vanidad ¡bien lo sabe Dios! sino porque pensé que si había en mí
una fuerza útil no tenía derecho a aniquilarla.
Temas. Machado señaló tres temas en su libro:
el amor a la Naturaleza: EL TEMA DEL PAISAJE
Visión objetiva e identificación simbólica con el pasado histórico
Identificación simbólica del alma con los elementos del paisaje
El paisaje andaluz
El paisaje castellano
•la preocupación por España
El tema de España
El pueblo
El tema del cainismo
Dos retratos expresionistas
Los burgueses inútiles
El futuro de España: El mañana efímero
Elogios
la preocupación existencial: EL TEMA DE LA MUERTE
El paisaje
parece recogido con una objetividad absoluta,
sin embargo un estudio atento nos permite
estudiar un claro componente subjetivo:
Machado proyecta sus propios
sentimientos sobre las tierras de Castilla,
trabajando con una serie de símbolos que
finalmente sugieren soledad, fugacidad o
muerte, sus constantes obsesiones.
Estas son las claves de su visión lírica de
Castilla.
La preocupación por España



le inspira poemas sobre su pasado, su presente o su futuro.
Muestra una visión crítica, a veces desencantada y en sus
últimos poemas ilusionada, que lo emparenta con el periodo de
juventud del grupo de los tres y de Unamuno (ello ha
motivado su discutida adscripción al grupo del 98). En la línea
regeneracionista se sitúa a orillas del Duero (XCVIII) o por
tierras de España (XCIX).
En los poemas añadidos posteriormente (escritos entre 1914 y
1917), la crítica de Machado parte de bases netamente
progresistas animada por la crítica intelectual, europeizante
que está llevando a cabo la llamada generación del 14.
Destacan los poemas titulados Desde mi rincón (CXLIII), Una
España joven (CXLIV), de la serie Elogios, El mañana
efíímero (CXXXV), Del pasado efímero (CXXXI).
La preocupación existencial.

Inicia Machado, también, en Campos de
Castilla un aspecto de su creación que más
tarde cultivara copiosamente: los poemas
brevísimos que integran la serie Proverbios y
cantares (CXXXVI): breves pensamientos
líricos y sobre todo filosóficos que surgen de
su preocupación existencial
Selección del contenido
Retrato (XCVII)
A orillas del Duero (XLIII)
Por tierras de España (XLIX)
Campos de Soria (CXIII) Esta serie poemática es,
probablemente, la pieza capital del libro. No es su poema de
despedida de Soria tras la muerte de Leonor: la primera
edición de Campos de Castilla, en la que ya se incluye esta
composición, apareció dos o tres meses antes del triste suceso.
El tono de despedida del poema debe relacionarse con otro
viaje de Machado (tal vez su traslado a París a fines de 1910).
La tierra de Alvargonzález
La tierra de Alvargonzález (CXIV)
«Me pareció el romance la suprema
expresión de la poesía y quise escribir un
nuevo Romancero. A este propósito
responde La tierra de Alvargonzález. Muy
lejos estaba yo de resucitar el género en su
sentido tradicional...; mis romances no
emanan de las heroicas gestas, sino del
pueblo que los compuso y de la tierra
donde se cantaron...»
Tema del «cainismo» («Mucha sangre de
Caín / tiene la gente labriega»).
La Laguna Negra
Otros poemas










El hospicio ( C ) es un breve cuadro de seres desvalidos.
Un criminal (CVIII) caso insólito: interés por personajes malditos o marginados.
Presenta un punto común con La tierra de Alvargonzález: el parricidio.
La presencia del intimismo, con una clara pervivencia -en ocasiones- de la
manera de Soledades: poemas CVII, CX, CXI, CXII, CXXXVII, CXXXVIII.
El Dios ibero (CI)
Orillas del Duero (CII)
A un olmo seco (CXV)
El recuerdo de Leonor (poemas CXVIII-CXXIV)
A José María Palacio (CXXVI)
Poemas sobre Soria, desde lejos (El contraste entre el paisaje andaluz y el
castellano aparece en el poema Recuerdos (CXVI). Compárese con otro
posterior, el CXXV («En estos campos de la tierra mía...»).
Poema de un día (CXXVIII). Se trata de una composición de tono nuevo:
poesía de lo cotidiano y, en armonía con ello, lenguaje conversacional. Pero la
andadura como juguetona del poema permite ensartar, de forma originalísima,
algunas de las preocupaciones más hondas de Machado.







Proverbios y cantares (CXXXVI) Con esta serie inicia
Machado una nueva faceta de su creación: el apunte breve,
chispazo lírico o reflexivo. Con el tiempo (como veremos en
Nuevas canciones), lo segundo irá dominando sobre lo
primero. Pero algunas de estas piececitas son espléndidas
Parábolas (CXXXVII)
Elogios.
 Muy bello es el CXXXIX, A Don Francisco Giner de los
Ríos, figura fundamental de la Institución Libre de
Enseñanza y profesor muy querido de Machado.
El mañana efímero (CXXXV)
Del pasado efímero (CXXXI) y Llanto de las virtudes y
coplas por la muerte de Don Guido (CXXXIII).
Desde mi rincón (CXLIII)
Una España joven (CXLIV)
Estilo 1.- Métrica
En lo referente a versificación abunda el metro
largo, versos endecasílabos y alejandrinos sobre
todo. (Sonetos y sonetos alejandrinos)
La estrofa empleada es la llamada machadiana
– silva asonantada- que es una combinación de
versos heptasílabos y endecasílabos de rima
consonante y estructura arbitraria
El romance y la copla de romance. (Versos
octosílabos con rima asonante los pares, los
impares queda sueltos.)
Estilo 2.- Rasgos estilísticos
En Machado, cada elemento del verso es una pincelada autónoma,
independiente de cuanto le rodea, y el conjunto de esos elementos
aislados es lo que crea el poema y le da un estilo inconfundible.
De ahí, también el predominio de lo sustantivo: no se trata de
describir o descubrir acciones sino de presentar realidades, no se
trata de hacernos ver el desarrollo de procesos, sino de mostrarnos
criaturas existentes, no quiere narrar, sino nombrar. Así, repetirá
una y otra vez realidades idénticas, porque idénticas son las
presencias e idénticos los símbolos: álamos verdes, márgenes del
río, zarzales florecidos, humildes violetas, ciruelos blanqueados o
cigüeñas.
Machado prefiere la escasez, la palabra justa cargada de
significado a la metáfora, al juego conceptual; la enumeración a la
descripción, el impresionismo.
Significación de Campos de Castilla.
Oreste Macrí lo califica de épica humana.
En los primeros poemas, se observa la
felicidad del poeta por el hallazgo de las
tierras sorianas, recién salidas del invierno,
en su adolescencia. El empuje del alma
machadiana encuentra sosiego en los
horizontes castellanos. Y las
preocupaciones filosóficas, humanas,
existenciales, sociales o políticas
encuentran en la visión de Castilla el
reflejo adecuado.
Para algunos críticos, Campos de Castilla es la síntesis
más representativa del pensamiento crítico-historicista del
98, un libro intensamente representativo de aquella sincera
preocupación por España y el ser del hombre; pero se puede
decir que Machado no sólo asume el criticismo generacional
a secas, sino que proyecta su lirismo sobre la esencia de los
problemas, recreándolos (así, en algunos poemas de la serie
Elogios).
De la visión hogareña del paisaje, descanso o reflejo del
espíritu, se pasa a Castilla como "madre" o "madrastra", "el
corazón de roble / de Iberia y de Castilla", atravesado por el
Duero (XCVIII), llamado "padre Duero"; o "los pobres hijos
huyendo de los lares". Los símbolos del río y el mar, el
existencial y universal río de Manrique es, ahora, mito y
realidad, es el Duero.
El presente, el pasado y el futuro de España, interrogantes
presentes a lo largo del libro.


En "La tierra de Alvargonzález" está presente otra
obsesión de Machado: el cainismo, en forma de un
largo romance que pretende revitalizar la vieja
versificación tradicional.
En "Campos de Soria", Machado alcanza una cima
lírica de interés dentro del libro. Leonor ya está
enteramente asimilada al mito soriano, a la "madre"
Castilla. Sólo en CXV ("A un olmo seco") se
recuerda implícitamente a Leonor, enferma,
comparándolo con el olmo centenario y seco del
Duero, cuya mitología ya ha construido.

Tras la muerte de Leonor, sucedida al mismo tiempo que la
publicación del libro, los poemas añadidos elevan el vuelo
lírico en el recuerdo dejado: Castilla es, ahora, además, la
tumba de su esposa y de los recuerdos (así, en CXXI, CXXII,
CXXIII, CXXIV y CXXVI, el conocido "A José María
Palacio".). Son los poemas escritos ya en Baeza, que forman
un nuevo conjunto temático: Leonor-Castilla-Andalucía, el
recuerdo y la nostalgia sobre el distinto paisaje andaluz
(CXVIII).

Finalmente, su voluntad regeneracionista que entronca con el
espíritu del 14 lo aleja del tono del 98. Critica el "egotismo"
del 98, su asunción de los problemas de España desde posturas
personales o individuales (CXLIII y CXLIV).
Descargar

Diapositiva 1