Lo que la crítica dice
de Kafka
"Como el Greco, Kafka abre con cada gesto el
cielo, pero también como en el Greco —que era el
santo patrono de los expresionistas—, el elemento
decisivo, el centro de la cuestión sigue siendo en
él el gesto... Kafka quería contarse entre los
hombres comunes. El límite de la comprensión se
le planteaba a cada paso que intentaba dar. Y ama
presentárselo también a otros. A menudo, parece
no lejos de decir, con el Gran Inquisidor de
Dostoievski: «Pero si es así, hay aquí un misterio
y nosotros no podemos comprenderlo.
Walter Benjamin

"En un mundo del que está expulsada
la individualidad burguesa, y el
humor inexplicable y pueril del
adulto, Kafka no puede ser
defendido. El comunismo es en
principio, la negación plena, lo
contrario de la significación de
Kafka".
Georges Bataille
"Klaus Mann ha llamado la atención sobre las analogías
existentes entre el mundo de Kafka y el Tercer Reich. La
alusión política es, en verdad, totalmente ajena a su obra...
pero, en todo caso, el contenido de esa obra apunta más al
nacionalsocialismo que al oculto dominio de Dios... Igual que
su compatriota Gustav Mahler, Kafka se pasa a los
desertores. En lugar de la dignidad del hombre, supremo
concepto burgués, aparece en él la salvadora meditación y
recuerdo de la semejanza con el animal, semejanza de la que
se nutre todo un estrato de su narrativa... Kafka no glorifica el
mundo sometiéndose a él, sino que resiste a él mediante la noviolencia. Ante ésta, el poder debe confesar ser lo que es; en
esto se basa Kafka".
T. W. Adorno

"KAFKA no es uno de esos poetas antiguos cuyo
canto respondía la las necesidades y a las
aspiraciones de todo un pueblo: es un escritor de
hoy día, aislado, en medio de un mundo en el cual
hace mucho que la literatura no tiene una función
definida, y por consiguiente sin responsabilidad ni
misión, libre por su misma inutilidad".
Marthe Robert
http://www.lamaquinadeltiempo.com/Kafka/Kvistop
or.htm
"Sus textos reflejan el malestar de una lectura que quiere
conservar a la vez el enigma y la solución, el equívoco y la
expresión de ese equívoco, la posibilidad de leer en la
imposibilidad de interpretar esta lectura".
Maurice Blanchot
“La propia exigencia estética: el rigor. ... He ahí una respuesta
de Kafka a todo lo que se investiga actualmente en torno a la
novela: que finalmente es la precisión de una escritura
(precisión estructura), desde luego, y no retórica; no se trata
de «escribir bien») la que compromete al escritor en el
mundo... La literatura es posible, porque el mundo no está
hecho".
Roland Barthes
Max Brod, su más íntimo amigo y notable escritor y crítico, dice de Kafka:
"En la conversación íntima se le soltaba asombrosamente la lengua, llegando a
entusiasmarse, a ser encantador. Las bromas y las risas no tenían fin; reía a gusto y
cordialmente y sabía hacer reír a sus amigos".
"Quiero señalar lo que se olvida fácilmente cuando se contempla la obra de Kafka: su
pliegue de alegría del mundo y de la vida". "Tal humorismo se hacía particularmente claro
cuando era Kafka mismo quien leía sus obras. Por ejemplo, nosotros los amigos
estallamos en risas cuando nos hizo conocer el primer capítulo de "El Proceso". Y él
mismo reía tanto que por momentos no podía continuar leyendo. Bastante asombroso si se
piensa en la terrible seriedad de ese capítulo. Pero sucedía así".
"Aún las escenas más crudas de la obra de Kafka ("Colonia Penitenciaria", "Apaleadores",
etc.) se ubican bajo una rara media luz entre el interés analítico y la moderna ironía. Ese
humor, ingrediente esencial de la creación y de la vida kafkiana, señala precisamente, a
través de la malla de la realidad, una realidad más alta".
“Hablaba de una manera que con el correr de los años iría haciéndose más y más
espontánea: era una valiosa expresión de su idiosincrasia totalmente peculiar, paciente,
vitalista, irónicamente indulgente con las estupideces del mundo y, de allí, humorística,
aunque sin descuidar jamás el meollo, lo indestructible de un asunto y, por lo tanto,
apartada siempre de lo fatuo o cínico. Sí, así era él".
"Su lenguaje es claro como el cristal y en su superficie no se nota más que la aspiración de
expresar el objeto correcto y nítidamente. Sin embargo, bajo el vivaz fuego de este límpido
arroyo idiomático, fluyen sueños y visiones de profundidad insondable".
Jorge Luis Borges Habla del Mundo de KAFKA
La Metamorfosis: Franz Kafka. Año 1991.
Páginas: 130. Editorial Orión, Argentina.
Quiero examinar aquí dos temas de Kafka, el
"laberinto" y la "empresa imposible", pero antes
quiero decir unas palabras sobre el modus
operandi de Kafka, sobre lo que los escolásticos
llamaron el "regregresus in infinitum" y que es
un proceso intelectual bastante común
tratándose de etiología o metafísica, pero raro
tratándose de literatura. El "regresus in
infinitum" puede ilustrarse como, la realidad del
tiempo como hecho de instantes y la del espacio
como hecho de puntos, el transcurso del tiempo
y el movimiento son imposibles.”
Modernista
La aparente desesperación y el
absurdo el existencialismo
El Freudismo debido a sus conflictos familiares
Mágico realismo
El anarquismo como el fundamento de inspiración
para el individualismo anti-burocrático
Una búsqueda metafísica de Dios Thomas Mann
Su obra bajo el prisma del Judaísmo
Estereotipo de una figura solitaria escribía movido
por la angustia, mucho más deliberado, subversivo
Principal predecesor de posteriores artistas
como por ejemplo Federico Fellini, Gabriel
García Márquez, Carlos Fuentes y Salman
Rushdie
La influencia marxista en la satirización de la
burocracia en obras tales como En la colonia
penitenciaria, El proceso y El castillo
El tema de la alienación y de la persecución, y dicho
énfasis principalmente en la obra de Marthe Robert
Gilles Deleuze y Félix Guattari
No obstante más "alegre" de lo que parecía ser.
lado humorístico de su prosa. Milan Kundera se
refiere al humor fundamentalmente surrealista
A Márquez dijo al leer La Metamorfosis que "era
posible escribir de una manera diferente".
El estilo de Kafka
•Sus temas son la soledad, la
frustración y la angustiosa
sensación de culpabilidad
que experimenta el individuo
al verse amenazado por unas
fuerzas desconocidas que no
alcanza a comprender y se
hallan fuera de su control.

Otro de sus relatos, En La Colonia
Penitenciaria (1919), es una escalofriante
fantasía sobre las cárceles y la tortura.

Contraviniendo el deseo de Kafka de que
sus manuscritos inéditos fuesen destruidos
a su muerte, el escritor austriaco Max
Brod, su gran amigo y biógrafo, los publicó
póstumamente. Entre esas obras se
encuentran las tres novelas por las que
Kafka es más conocido: El proceso (1925),
El castillo (1926), y América (1927).

En filosofía, Kafka es afín al danés
Sören Kierkegaard y a los
existencialistas del siglo XX. En
cuanto a técnica literaria, su obra
participa de las características del
expresionismo y del surrealismo.

El estilo lúcido e irónico de Kafka, en el
que se mezclan con naturalidad fantasía y
realidad, da a su obra un aire
claustrofóbico y fantasmal, como sucede
por ejemplo en su relato La Metamorfosis
(1915). Gregorio Samsa, el protagonista,
un voluntarioso corredor de seguros,
descubre al despertar una mañana que se
ha convertido en un enorme insecto; su
familia lo rechaza y deja que muera solo.
Descargar

Diapositiva 1