Ubicación:
Miraflores es uno de los 43 distritos de la provincia de Lima.
Se halla al Sur del distrito de Lima, en la provincia del mismo
nombre, departamento de Lima.
Limita por el:
Norte con San Isidro,
al este con Surquillo y Santiago
de Surco,
al sur con Barranco y
al oeste con el océano Pacífico.
Tiene una extensión de 9.62 kilómetros cuadrados y una población
aproximada de 93.000 habitantes,
según el último censo del aňo
2007.
Origen:
Los restos más anti-guos
hallados en Mi-raflores
pertenecen a la cultura
Lima (200 -700 aňos
después de Cristo);
durante la época de la
colonia estas tierras
fueron repartidas a los
espa-ñoles
Durante el siglo XVI el
Virrey Toledo llamó a esta
zona San Mi-guel de
Miraflores.
El 2 de enero de 1857,
durante el go-bierno del
Mariscal Ramón Castilla,
se declara a Miraflores
como distrito.
Años más tarde el
nombre de la ciudad se
acorto solo por el de
Miraflores, quedando
como patrón del distrito el
arcángel Miguel; En el
ovalo Gutiérrez está la
estatua del Arcángel del
mismo nombre.
Actualmente es un distrito
próspero y muy importante por su gran movimiento comercial, cultural y
turístico.
http://cybertesis.upc.edu.pe/upc/2006/meza_bj/pdf/meza_bj-TH.9.pdf
Ubicación y población:
Abarcaba una mayor extensión porque comprendía los actuales terrenos de Surquillo y
parte de San Isidro.
La población de la década de los aňos 50 era
de, aproximadamente,
70 mil habitantes.
Características generales:
Era un distrito importante habitado, en su mayoría, por familias de
clase media alta cu- yos recursos
económicos pro-venían de su
trabajo, sumado a cierta herencia
aportada por alguno de los
esposos.
Esta clase social habitaba en caasas de construcción noble y estrenab algunos cómodos y amplios departamentos con grandes
ventanales y ascensores.
Miraflores de aquel entonces,
contaba con modernos vehículos
de comunicación que, junto con la
línea del tranvía, completaban el
transporte público: las nuevas
unidades de ómnibus de pasajeros que circulaban por la actual
Av. Arequipa comunicaba a los
miraflorinos con el centro de Lima
(Parque San Martín).
Las principales avenidas eran
Larco, 28 de Julio, Benavides,
Santa Cruz, Malecón de la
Reserva en donde se levantaban gran des casonas hoy
convertidas en elevados edificos modernos.
El acantilado marcaba el
límite entre el mar y la zona
habitable. No existía la Costa
Verde, sólo la quebrada de
Armendáriz con sus cuevas
en donde se ocultó algún
conocido ladrón. La Costa
Verde es terreno ganado al
mar.
La zona del Paseo de la
República (zanjón) no existía
y era el sitio por donde iba
una de las vías del tranvía.