Recomendaciones
Posición De Trendelenburg.
Consiste en poner al paciente en decúbito
supino, pero con la cabeza más baja
que los pies, de manera que se
facilita, por el efecto de la gravedad, el
retorno de un gran volumen de sangre
desde el sistema de la vena cava
inferior al corazón.
Para
conseguir
esta
posición,
explicaremos al cliente lo que vamos a
hacer,
accionaremos la palanca
situada a los pies de la cama y
elevaremos la parte posterior de la
camilla.
Es una de las primeras medidas para el
tratamiento de la hipotensión en el
shock hipovolémico y neurogénico.
1/2
Posición anti Trendelenburg
Consiste en poner al paciente
en decúbito supino, pero
con la cabeza más alta que
los pies.
Para conseguir esta posición,
explicaremos al cliente lo
que
vamos
a
hacer,
accionaremos la palanca
situada a los pies de la
cama y presionaremos la
parte
posterior
de
la
camilla.
Barras de protección lateral
Son dos barras o barreras, abatibles lateralmente, situadas
a los lados de la camilla, que pueden estar abatidas,
por debajo del lecho, o subidas por encima de este,
para garantizar la seguridad del paciente.
Las barras cuentean con un sistema de bloque,
desbloqueo situado en el tercio posterior de la barra.
Tanto para subirla como para bajarla se accionara este
sistema de bloqueo y se elevará o bajara la barra con
un movimiento semicircular.
Las barras estarán subidas SIEMPRE que movilicemos al
paciente con la camilla y cuando lo dejemos solo.
Subir
Bajar
Elevar y bajar el cabecero
Para subir el cabecero se sube una palanca situada
en el tercio superior de la camilla y se levanta el
cabecero de la camilla.
El cabecero se podrá elevar hasta los 75º, por medio
de un pistón hidráulico
Consiste en poner
al paciente en decúbito supino, con el tórax
elevado, de manera que se facilita, por el efecto
de la gravedad, la expansión de los pulmones.
Se utiliza en pacientes fatigados, con afección
respiratoria.
Otra postura de los pacientes de respiratorio es la
posición de Fowler. También se utiliza para
facilitar la ingesta de los pacientes conscientes.
Es una posición utilizada en ginecología, después
del parto para facilitar el drenaje uterino.
Para bajar el cabecero utilizaremos la misma palanca,
haciendo presión sobre la estructura de la camilla
para bajarla.
Soporte para el suero.
Las camillas de urgencias tienen incorporados dos puntos de
sujeción para el palo de suero, (cuatro si quitamos la bandeja
porta objetos), situados en las esquinas de la estructura de la
camilla.
Los palos de suero son extensibles, para extenderlos y
recogerlos apretaremos el pulsador, extenderemos el palo y
volveremos a soltarlo para fijarlo.
Pulsador
Podremos poner el soporte para el suero, tanto a los pies como a
la cabecera del paciente, dependiendo de donde esté
pinchado el paciente, se puede poner mas de un soporte de
suero por camilla.
Cesta para documentación.
En los pies de la camilla
hay colgada una
cesta de rejilla que
sirve para dejar los
Rx, por ejemplo
cuando los pacientes
se encuentran fuera
del Box.
Bandeja porta objetos
No se suele utilizar en la
urgencia.
Se puede utiliza en los
traslados de pacientes
para apoyar aparataje,
se usa en la urgencia
para dejar el monitor
portátil, pulsiosímetro,
cuando el paciente esta
dentro del Box
Bajar los pies de la camilla
Para bajar los pies se sube una
palanca situada en el tercio
inferior de la camilla y se hace
presión sobre la estructura
hasta dejarla en la posición
que deseemos.
Para retornar la camilla a su
posición
horizontal
utilizaremos la misma palanca
que al accionarla por medio
del hidráulico retornara los
pies de la camilla a su posición
horizontal.
Mancuernas para el transporte.
En chasis de la parte anterior de la camilla
(la zona de la cabecera), se encuentra
plegadas un par de mancuernas para
facilitar el transporte de la camilla.
Las mancuernas están plegadas en el
chasis. Para fijar las mancuernas y
poder utilizarlas realizaremos un giro
de 90º hacia la parte exterior de la
camilla y tras esto presionaremos la
mancuerna hacia abajo hasta fijarla en
su base.
Pedal de bloqueo y rueda central.
En la parte posterior de la camilla, en el tren de
rodadura, está el pedal de bloqueo, freno y la quinta
rueda. Lo utilizaremos con el pie, pudiéndolo
cambiar con la camilla en marcha.
Este pedal tiene tres posiciones:
1/2
Pedal de bloqueo y rueda central.
Posición baja; de esta manera frenamos la camilla.
Dejaremos el pedal en esta posición SIEMPRE que
tengamos que separarnos de la camilla
Posición
centrada;
con
esta
posición
desbloqueamos el giro de la cuatro ruedas. Esta
posición es útil cuando tenemos que maniobrar con
la camilla, realizar varios giros seguidos.
Pedal arriba; al colocar el pedal en esta posición
bajamos la quinta rueda de la camilla. Esta rueda
esta situada en el centro de la camilla y no gira. Esta
posición la utilizaremos para recorrer distancia
rectas.
2/2
Extensión de la camilla.
En
el tercio posterior del armazón de la
camilla, tenemos dos pletinas, una en cada
lateral, plegadas contra el, para extender la
camilla, frenaremos la camilla, bajaremos
dichas pletinas 90º, y tiraremos del piecero
de la camilla para hacerla más larga,
cuando alcancemos la largura deseada,
subiremos las pletinas hasta ponerla en su
posición inicial.
Para volver la camilla a su largura inicial
repetiremos el proceso anterior, empujando
del piecero hacia el cabecero de la camilla.
Bandeja inferior.
Debajo
de
la
camilla
encontramos una bandeja
para dejar las pertenencias
(bolsas de ropa, maletas)
de los usuarios que usan la
camilla.
Debemos mirar en esta
bandeja
cuando
trasladamos al usuario,
cuando lo cambiamos a
cama con el fin de no
dejarnos la ropa.
Pedal hidráulico.
En el tercio posterior del tren de rodaje,
encontramos un pedal que al accionarlo,
mediante un dispositivo hidráulico
conseguimos que el armazón de la
camilla suba o baje, de 50ver 1 a 90ver 3
cm, hasta colocarla a la altura deseada.
Para subir la camilla haremos presión sobre
el pedal con el pie, repitiendo este gesto
hasta colocar la camilla a la altura
deseada. Ver 2
Para bajar la camilla elevaremos el pedal con
el pies hasta dejar la camilla a la altura
deseada. Ver 4
Es importante adecuar la altura de la camilla
a nuestra altura corporal, cuando
movilizamos a los usuarios para prevenir
problemas de espalda.
Soporte bala de oxígeno.
En el tercio superior del tren de rodaje de la camilla encontramos
un soporte para la bala de oxígeno.
Es conveniente colocar los litros y conectar la sonda en la bala
antes de colocarla en el soporte, lo mismo cabe decir cuando
tenemos que colocar al usuario con respirador portátil.
Freno lateral.
Debajo de la cabecera, ambos
lados del tren de rodaje,
encontramos el segundo
freno de la camilla. Este
freno es de utilidad cuando
nos encontramos en un
lateral de la camilla, por
ejemplo al cambiar al
usuario de cama a camilla.
En esta posición, lateral de la
camilla, el freno es de fácil
acceso con el pie.
Recomendaciones
Es importante acomodar la altura de la camilla a la nuestra a la hora de movilizar a los
usuarios.
Procurar movilizar la camilla sin cargar el peso sobre las rodillas en los giros.
SIEMPRE FRENAR LA CAMILLA EN
Movilizaciones del usuario.
Cuando dejemos la camilla sola.
A la hora de movilizar a un usuario debemos;
Saludarlo, identificarlo e identificarnos.
Explicarle la técnica que vamos a realizar.
Si tenemos que tocar cualquier parte del cuerpo, pedirle su consentimiento o
informarle, por ejemplo; “le voy a girar, para ello le tengo que poner
una mano en el hombro y otra en la cadera.”
Respetaremos la intimidad del usuario.
Al terminar nos despediremos.
Cuando traslademos a un usuario, su historia clínica no puede quedar a la vista de todo el
mundo, el celador durante el traslado del paciente es el custodio de la historia clínica.
Cuando pasemos a un usuario de camilla a cama o a silla, tanto la camilla como la silla o
cama SIEMPRE estarán FRENADAS.
Camilla de Urgencias
Celadores
Hospital de Cruces
AAF
Descargar

Camilla de Urgencias