El Uruguay se moderniza
1875 - 1890
La situación del país hacia 1875
El Estado tenía un crónico déficit es decir no tenía
dinero suficiente para pagar a sus funcionarios,
policías, maestros. Las guerras civiles no terminaban
nunca y el Estado no tenían dinero para comprar el
armamento moderno que se necesitaba para terminar
con esta situación.
Los siete años que van de 1869 a 1875 fueron para el Uruguay el
período en que se manifestó su más aguda crisis económica, en lo
que iba de su vida independiente. Cierres de bancos, falta de dinero
y endeudamiento del Estado, por epidemias y descenso de la
población por efecto del cólera, además de la sequías se produjo un
descenso de la producción ganadera.
Como consecuencia de esta situación nuestras exportaciones de
tasajo, cuero y lana se redujeron considerablemente.
Monumento al criador de ovejas
A partir de 1860, se había generalizado en el país la explotación del ganado lanar. Para mejorar la
calidad de la lana que se producía y se exportaba, se trajeron del exterior animales finos para
mestizar con la oveja criolla.
La cría del lanar introdujo en nuestro campo un tipo de estanciero diferente al tradicional,
preocupado por el mejoramiento de su ganado, invertirá dinero en construcción de potreros para
cuidarlo y alimentarlo, utilizará productos químicos para combatir enfermedades. Estos
estancieros eran inmigrantes ingleses, escoceses, irlandeses, franceses, vascos y catalanes.
Se radicaron en las zonas del sur y del litoral, siendo los departamentos de Paysandú y Río Negro
los predilectos, siguiéndoles Soriano y Colonia.
La situación del país hacia 1875
Las revoluciones y especialmente la de “Las Lanzas”, de
1870 -1872, perjudicaron la producción, pues se mataba
indiscriminadamente el ganado y arrastraban a los
hombres que trabajaban en el campo.
Los estancieros veían así suspendidas todas las labores
de campo: yerra, esquila, por la falta de personal, unida a
falta de caballos, por las revoluciones del siglo XIX. Tan
graves se hicieron los desórdenes en el medio rural, que
los hacendados se agremiaron y terminaron apoyando a la
dictadura militar. En 1871, se funda así la Asociación Rural
del Uruguay, para defender el orden, la paz y la propiedad
de la clase alta, en el medio rural.
Entre 1873 y 1875, el país fue gobernado por
Ellauri. A este período se le llamó “principismo”
porque las Cámaras de Diputados y
Senadores, estaban integradas por “doctores”
blancos y colorados, que defendían los
principios a las libertades de los ciudadanos.
Estas cámaras aprobaron varias leyes para
garantiza los derechos individuales, pero
fueron ineficaces para resolver los problemas
sociales y políticos.
En 1875, los militares hicieron renunciar a el
presidente Ellauri y luego al presidente Varela,
debido a la crisis que se había instalado en el
país.
La campaña ofrecía el siguiente
panorama:
Ausencia de policía rural,
abigeatos, asesinatos, ausencia de
agricultura.
Pedro Varela
Renuncia Pedro Varela y se organizó una
manifestación popular en la cual los
comerciantes de Montevideo participaron
activamente, le ofrecieron al Coronel
Lorenzo Latorre que se hiciera cargo del
poder.
Latorre acepta el ofrecimiento. Asumió sus
funciones con el título de Gobernador
Provisorio, no había sido votado por el pueblo,
de hecho gobernó como dictador, desde el
mismo 10 de marzo de 1876, hasta el 14 de
febrero de 1879. Posteriormente fue elegido
como presidente constitucional hasta su
renuncia en 1880.
Lorenzo Latorre
Pertenecía al gobierno colorado, pero
en su gobierno no hizo política de
partido, se rodeó de colaboradores
pero sin tener en cuenta a qué partido
pertenecían.
Se apoyó en el
ejército. Su gobierno
fue autoritario y poco
dispuesto a respetar
las disposiciones de
la Constitución.
Durante su gobierno
no hubo revoluciones,
pues el ejército tenía
dominado a los
caudillos que eran
aplastados ante
cualquier sospecha
de sublevación.
Gobierno de
Lorenzo Latorre
No existieron ni
garantías para las
personas, ni libertad de
expresión.
En el gobierno de Latorre se llevaron
a cabo muchas realizaciones que
hicieron posible la
MODERNIZACIÖN del país.
Busto de Lorenzo Latorre
El ejército contó con el nuevo
fusil “Remington”. En 1876,
un decreto del gobierno
prohibió a los particulares la
introducción de esa arma,
que sólo podría ser usada por
el ejército. El Remington
poseía dos ventajas básicas:
mayor alcance y rapidez de
tiro.
Las líneas férreas y puentes se
desarrollaron continuamente. De
este modo el gobierno pudo
controlar todo el país desde
Montevideo y enviar tropas
cuando fuera necesario.
También en este período se
aprobaron varios códigos,
que permitieron que la
Justicia actuara más
eficiente y organizado. A su
vez se creó el Registro
Civil, a través del cual el
estado controló los
nacimientos, defunciones,
matrimonios, etc.
Sustituyendo a la Iglesia
que era la encargada de ese
tipo de registros.
¿Cómo se fortaleció la
autoridad
del Estado?
Todas las capitales departamentales
quedaron comunicadas por medio del
telégrafo. Latorre utilizó frecuentemente el
telégrafo para controlar y enviar sus órdenes
a todo el país.
Locomotora del siglo XIX
A mediados de 1877, fueron
estatizadas las sucursales
de correos que funcionaban
hasta entonces en manos
particulares y de manera
bastante deficiente,
creándose la Dirección y
Administración General de
Correos, que funcionó en
todo el país.
Transformaciones en la campaña oriental
Quien más influencia tuvo en estas
reformas fue la “Asociación Rural”,
creada en 1871, compuesta por
hacendados más ricos. La situación
política que había vivido hasta ese
momento el país hacía imposible
los cambios económicos que ese
grupo deseaba realizar. La
inseguridad y el desorden que las
revoluciones provocaban impedían
los cambios económicos. Algunos
hacendados deseaban refinar las
razas ovina y vacuna, alambrar los
campos, desarrollar la agricultura y
las praderas artificiales. Todo ello
era imposible en el Uruguay en que
vivían, se necesitaba seguridad y
orden.
Primera exposición agropecuaria organizada por la
Asociación Rural (1883)
Dibujo de C. Ceronetti
Principales medidas:
Las bandas de ladrones de ganado, salteadores de caminos y estancias, fueron
seguidos, muertos, estaqueados o confinados en el Taller de Adoquines de la
capital. El Taller de Adoquines estaba situado en la calle Yí y San José, donde
hoy funcionan dependencias de la policía. Bajo el sistema de trabajos forzados
hacían labores de herrería y carpintería, elaboraban adoquines y ladrillos,
trabajaban el cuero.
Calle Sarandí, con la puerta de
la Ciudadela al fondo,
en la época de Latorre
El Código rural, creó los medios para que los hacendados pudieran evitar
el robo de su ganado, marcándolo y señalándolo. Estas marcas eran
inscriptas en un Registro no pudiendo haber dos iguales en todo el país.
Cada hacendado posee una marca que
distingue su ganado. Con un hierro al
rojo vivo se le aplica al anca del animal
(la yerra). En el caso de las ovejas, se
practica un corte en la oreja como señal,
para distinguir cuáles pertenecen a un
dueño y cuáles a otro.
En relación a la tierra, el
Código Rural estableció la
obligación que cada
estanciero poseyera títulos
de propiedad de sus
campos, y que éstos
estuvieran bien delimitados.
Para ello se hizo necesario
proceder al alambramiento
de las estancias. En este
sentido, el Código establece
la medianería forzosa: el
estanciero que alambra su
campo, tiene derecho a
exigir a su vecino de al lado
la mitad del costo del
alambrado
Desaparece el
gaucho
Nacen los
rancheríos y
los pueblos
de rata
El éxodo
hacia las
ciudades
Empobrecimiento
del pequeño
propietario
Desocupación
Recuperación del
ganado
Sabiendo que se condenaba al aislamiento y al
repudio de sus amigos José Pedro Varela ofreció
sus servicios al Coronel Latorre, como medio de
llevar a la práctica sus ideas en materia de
educación.
Fundamenta su
proyecto
basándolo en los
principios de:
En 1877 presentó
un proyecto de
Ley de Educación
Laicidad
Gratuidad
Obligatoriedad
Hace un estudio crítico de la situación del país
y señala la importancia que tendría para el
futuro una reforma del sistema educativo.
La Ley de Educación Común
En 1877, el gobierno aprobó una ley de Educación Común, que adoptó sólo
dos principios del Proyecto de Varela: la obligatoriedad y la gratuidad. Este
decreto-ley de Educación Común, reorganizaba totalmente las escuelas,
autorizando el ingreso de varones de hasta 8 años a las escuelas de niñas; fijó
las condiciones de admisión de los alumnos; ordenó todo lo relativo al personal
docente; reglamentó los exámenes; prohibió los castigos corporales.
Cantidad de alumnos en los años 1877 y 1880
Cantidad de escuelas en los años 1877 y 1880
350
350
24. 785 alumnos
300
300
250
250
200
196 Escuelas
Año 1877
Año 1880
150
100
Cantidad de alumnos
Cantidad de Escuelas
310 Escuelas
200
17. 541 alumnos
Año 1877
Año 1880
150
100
50
50
0
Año 1877
Año 1880
Años
0
Año 1877
Año 1880
Años
Renuncia de Latorre en el año 1880, quedando a cargo del Poder ejecutivo
el Dr. Francisco Vidal hasta 1882, luego ocupará la presidencia el Capitán
General Máximo Santos cumpliendo la totalidad de su mandato.
Lorenzo Latorre
En 1878, después de dos
años de gobierno dictatorial
convocó a elecciones y fue
designado presidente
constitucional. A los diez
meses solicitó licencia y el 13
de marzo presentó su
renuncia.
Dr. Francisco Vidal
Después de la renuncia de
Latorre queda a cargo del Poder
Ejecutivo, en su gobierno
reaparecen los partidos
políticos: el Partido Colorado, el
Partido Blanco o Nacional y la
creación del Partido
Constitucional.
Máximo Santos
El 1º de marzo de 1882, Máximo
Santos fue designado Presidente
de la República, cumpliendo en
su totalidad su mandato, y luego
volvió a la presidencia en 1886
hasta el 15 de noviembre de
1886, en que renunció.
Santos en el Gobierno
El gobierno de Santos presentó algunas diferencias importantes con respecto al
de Latorre. El despilfarro, el desorden económico, el lujo espectacular, fueron
características de su gobierno.
Santos le encargó al arquitecto Juan Alberto Capurro,
formado en Europa, la construcción de su espléndida
residencia, en la Avenida 18 de Julio, esquina Cuareim,
que actualmente ocupa el Ministerio de Relaciones
Exteriores.
Palacio Santos
interior
ex casa del Presidente M. Santos y actual sede del Ministerio de
Relaciones Exteriores
Santos no dejó de lado a los partidos
políticos, como lo había hecho Latorre,
sino que se rodeó de personalidades con
las que formó el llamado Gran Partido
Colorado, que lo proclamó su jefe.
La Revista de 1885 (Máximo Santos y su comitiva).
Óleo Juan Manuel Blanes
El cuadro fue encargado a Blanes por distintos allegados al presidente Máximo Santos, a quien le fue obsequiado al término
de su mandato presidencial el 1 de marzo de 1886. En esa fecha fue expuesto en el Teatro Solís. Luego pasa a la
residencia particular del Gral. Santos (actual Ministerio de Relaciones Exteriores) y queda en poder de la familia hasta la
fecha del remate judicial por sucesión, momento en que se incorpora a la colección del Museo Blanes. Este es el primer
óleo de Blanes que se adquiere para el Museo, antes de que el mismo se inaugure en 1935. En "La revista de 1885" que
ilustra la época de un gobierno de excepcional boato en sus costumbres, identificó, en un retrato multiplicado, la escolta de
hombres a caballo del General Santos.
Continuó la línea iniciada por Lorenzo Latorre, en tanto
gobernó al margen de la ley, reprimió a la oposición sin
contemplaciones y aplicó la censura a la prensa. Como
Latorre, procuró también _y lo logró sin duda_ ampliar y
reforzar el radio de acción del Estado. En su mandato se
creó el Ministerio de Justicia, Culto e Instrucción Pública y se
consagró la superioridad del poder civil sobre el eclesiástico
mediante la Ley de Conventos y la de Matrimonio Civil
Obligatorio. La creación de nuevos departamentos, por su
parte, apuntó a una mayor eficacia administrativa.
Pese a la consolidación del poder del Estado, Santos debió
enfrentar más de una insurrección: la principal, sin duda, fue
"la revolución del Quebracho", liderada por los jóvenes
liberales y reprimida, de modo fulminante, en menos de tres
días.
Entre 1880 y 1885 se crearon los siguientes departamentos:
Rocha, Río negro, Artigas, Rivera, Treinta y Tres y Flores.
Buscando una salida, enfermo,
pidió la colaboración de varios
políticos que se habían
opuesto hasta el momento. El
18 de noviembre de 1886,
Santos presentó renuncia y se
fue a Europa. Murió en Buenos
Aires en 1889.
Máximo Santos
Archivo Nacional de la Imagen SODRE
Para saber más:
http://www.uruguayeduca.edu.uy/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?ID=138660
En reemplazo de Santos fue designado el
General Máximo Tajes. Durante el
gobierno de Tajes se pasará de un
régimen en el que gobernaban los
militares, a uno en que gobernarán los
civiles y se denominará CIVILISMO.
Tajes designó como Ministro de Gobierno
a Julio Herrera y Obes, y aprobó medidas
tendientes a quitar los apoyos que todavía
conservaba Santos en el ejército,
llegándose incluso a prohibirle el ingreso
al país. Los partidos políticos reanudaron
su actividad.
Tte. Gral. Máximo Tajes
(1852 – 1912)
Surgen barrios
Vista parcial del Barrio
Reus al Norte (1887)
Las obras públicas adquirieron
un extraordinario desarrollo a
impulso del espíritu
emprendedor y audaz de Emilio
Reus. Se proyectaron:
Líneas de
ferrocarriles
Locomotora "Progreso", detenida junto a las dos locomotoras Lima,
durante la prueba del puente de la Barra de Santa Lucía (Archivo
SODRE).
Trazados de recorridos
tranviarios
Viviendas para obreros
del Ferrocarril en el
Barrio Peñarol (1890)
Coche de la Línea E trabajando al máximo de su capacidad, se
aprecian personas paradas y colgadas, en la plataforma.
Bibliografía
• Benjamín Nahum, “Manual de Historia del
Uruguay” Tomo I: 1830 -1930. EBO
• Méndez Vives, E. “El Uruguay de la
modernización 1876 – 1904”. EBO.
• Fernández Saldaña, J. “Latorre y su
tiempo”. Bolsilibros ARCA.
Descargar

Diapositiva 1 - Portada Principal Uruguay Educa