LA MUJER ROMANA
LOS DERECHOS DE LA
MUJER ROMANA
LA MUJER EN EL HOGAR
La mujer desde que
entraba en su casa
tenía una posición
independiente,
empuñaban
con
frecuencia
las
riendas de su casa,
es más, a veces,
mandando más, por
encima
de
su
marido.
LA MUJER Y SUS HIJOS
Las mujeres en Roma
cuando tenían hijos (que
debía de ser antes e los 20
años de edad) los educaban
durante los primeros años
de su edad, más tarde la
educación de sus hijos se
las dejaban a sus esclavos
y se criaban con los hijos
de estos últimos, y también
se
la
dejaban
a
sus
maestros que venían a su
casa a impartir clases.
La mujer se ocupaba
poco de sus hijos, solo le
daban hijos a sus maridos
porque era necesario, pero,
en el fondo eran muy pocas
las mujeres en roma que
quisieran ocuparse de sus
propios hijos.
LA MUJER ROMANA EN LA CALLE
La mujer romana era
más libre que la griega
clásica, y al contrario que
esta última podía salir a la
calle, podía ir de compras
por
la
tiendas,
podía
acompañar a su marido a
banquetes y recepciones y
también
podía
ir
a
espectáculos
públicos;
como el teatro o los
juzgados.
LA MUJER Y SU MARIDO
La mujer romana desde
pequeña está sometida al poder
de su padre, el cual decidía
sobre su vida, a pesar de que a
esta no le guste lo que se le
diga que tiene que hacer. El
padre decidía con quién se
casaba y ella no podía decir
que no.
Una vez con marido la
mujer (que casi es más una niña
que una mujer, pues la casaban
a una edad muy temprana)
pasaba a ser sometida al poder
de su marido y tenía que darle
hijos antes de los 20 años pues
sino este podía separarse de
ella.
LA MUJER ROMANA Y GRIEGA
La mujer romana tenía
muchos más derechos y
libertad que la mujer de
Grecia Antigua.
Por ejemplo, mientras
que la mujer Griega podía
salir a la calle, la mujer
griega se pasaba toda su vida
desde
que
nacía
hasta
morirse en su casa haciendo
las labores del hogar, que
era su trabajo.
En definitiva, si tuvieras
que
ser
mujer
en
la
antigüedad, sería mejor ser
mujer en Roma que en Grecia,
puesto que la cantidad de
derechos y de libertades que
las romanas tenían eran
mayores que las griegas.
Las niñas en roma
NACIMIENTO
• Cuando en Roma nacía un niño, lo ponían a los pies del
padre y, si este lo cogía y lo alzaba bien alto en los
brazos, el niño quedaba legitimado y el padre se
comprometía con este reconocimiento a criarlo,
educarlos y ayudarle a buscar vida.
• En el dies Iustricus (8º si era niña y 9º si era niño) se
purificaba la criatura con agua en presencia de los
padres, familiares y amigos convidados, se ofrecía un
sacrificio a los dioses, le ponían el praenomen, le
regalaban los primeros juguetes y le ponían en el cuello
la bulla. Esta bulla la va a llevar siempre colgada hasta
los diecisiete años. También durante este periodo el
niño, si pertenece a la nobleza, va a vestir una túnica
bordada similar a la toga de los magistrados, concedida
a los niños de la nobleza por una hazaña militar infantil
en los tiempos del rey. Las mujeres llevarán esta toga
hasta que se casen.
CLASE SOCIAL PATRICIA
• Las niñas de familias
acomodadas iban a la
escuela hasta los doce
años. Después de esta
edad
pocas
mujeres
continuaban educándose,
con la autorización de su
marido o padre, a través
de preceptores que les
enseñaban los clásicos.
Era normal que hubiera
mujeres que adquirían
una
cultura
de
entretenimiento, como
cantar, danzar y tocar un
instrumento.
CLASE SOCIAL PLEBEYA
Los plebeyos forman la mayoría de la población en
Roma, y proceden sobre todo de los pueblos sometidos
y de la inmigración; esta masa está separada de los
patricios por carecer del ius connubii, pero va
conquistando poco a poco, tras largas y tenaces luchas,
la igualdad de derechos cívicos, sobre todo debido a la
necesidad de su cooperación en el terreno militar.
EDUCACIÓN
• La educación de un niño pequeño tenía lugar en
la casa. El rol del padre era el de maestro,
enseñando a su hijo leyes romanas, historia,
costumbres, y entrenamiento físico para
prepararlo para la guerra. A las niñas, sus
madres les enseñaban a hilar, tejer, y coser. Al
paso del tiempo, las reglas para el
entrenamiento en las escuelas, cambiaron de la
educación en el hogar, a enviar a los niños, y
algunas niñas (con el permiso de sus padres) a
la escuela, cuando el niño cumplía los 6 ó 7
años de edad.
¿A QUÉ JUGABAN?
• Tanto los niños como las niñas romanas recibían una
buena educación pero también se divertían y tenían
juguetes. Sus preferidos eran los pequeños animales,
cigarras y grillos, estas pequeñas mascotas recibían el
nombre de delicium o delicias. Las niñas se entretenian
con pequeñas vajillas y cocinitas o muñecas como la
ilustrada aquí :
AURELIA COTA
• Aurelia Cota (120 a. C.-54 a. C.) fue
la madre de Cayo Julio César. Era
hija de Rutilia y L. Aurelio Cota. Su
padre fue cónsul en 119 a. C. y su
abuelo paterno del mismo nombre
fue cónsul en 144 a. C., además su
tío fue el cónsul P. Rutilio Rufo. La
familia de los Aurelio Cota era muy
prominente
durante
la
Era
Repúblicana. Su madre Rutilia era
parte de la gens de los Rutilios.
CLASES SOCIALES ROMANAS
Pirámide Social:
Patricios
Mujeres Libres
Plebeyos
Libertos
Esclavos
PATRICIAS :
Poseían esclavos, son ciudadanas romanas.
No tienen cargos públicos, ni participan en la vida pública en Roma.
PLEBEYAS :
Consideradas mujeres libres, no podían participar en política ni en algunas ceremonias
religiosas.
LIBERTAS :
Esclavas liberadas por amos.
Solían comprar la libertad o ser liberadas cuando estaban moribundas, muy
ancianas o cuando compraban su libertad con el poco ahorro conseguido.
ESCLAVAS :
Carecían de todo desecho.
Hacían gratis los peores trabajos y de por vida.
El trato dependía del carácter personal del amo.
MUJERES LIBRES :
Se casaban poseyendo una dote que pasaba a manos del marido cuando una mujer se
separaba de éste y regresaba con el padre.
LAS MERETRICES ROMANAS :
Las meretrices eran prostitutas.
Se consideraban mujeres libres, aunque la mayoría eran esclavas de nacimiento y venían
de lugares lejanos, como Grecia.. Ocupaban un puesto no demasiado mal visto en la
sociedad. No estaban reconocidas como ciudadanas.
MATRIMONIO ROMANO
INTRODUCCIÓN Y OBJETIVO
• Principal objetivo generar hijos legítimos que heredarían
la propiedad
• Entre los patricios servía para sellar alianzas políticas o
económicas
• Requisitos: como la edad, los catorce años para los
hombres y los doce para las mujeres, raro que uno se
casara pasada la treintena.
• Cuando la esposa de un miembro de la alta sociedad
cometía adulterio, éste podía matarlos se consideraba
como un acto decente para mantener su honor.
• Para que el matrimonio fuera considerado legal en la
Antigua Roma, bastaba la convivencia entre un hombre
y una mujer. Hasta el .445 a.C los únicos que tenían
derecho a contraer matrimonio eran los patricios.
TIPOS DE MATRIMONIO
• CUM MANU
•
Las mujeres casadas entraban
a formar parte de la familia del
marido, colocándose bajo su
potestad y rompiéndose el vínculo
agnaticio con su familia. El
matrimonio cum manu, era una
forma segun la cual la esposa
(uxor in manu) se hacía
filiusfamilias y quedaba sometida
al nuevo pater. Ocupaba el lugar
de hija (loco filiae), si su cónyuge
era el pater, y de nieta (loco
neptis) si el marido era filius, y en
caso de muerte del pater le
sucedía en la manus maritalis.
• SINE MANU
• El hombre tenía hijos con la
mujer sin ser su esposa. Esta
mujer esa extraña para la
familia de su marido. Esta
relación era de origen plebeyo
pero poco a poco comienza a
asimilarse
al
matrimonio
patricio por la aportación que
hacía la mujer al hombre para
casarse
MATRIMONIO CONFERREATIO
• Se daba sobre todo
entre los patricios. La
mujer pasaba del
manus del pater
familias al manus del
marido. Era el
matrimonio para toda la
vida, indisoluble, por
tanto el diferreatio, o
divorcio, era casi
imposible.
LA CEREMONÍA
• En vísperas de la boda, la novia dedicaba los juguetes de su
infancia a Lares, .
• Se decidió por colocarse la túnica recta, la «túnica correcta», que
era blanca, tiesa como un pergamino y cubría hasta los pies. En la
cintura se colocaba, un cinturón atado con un nudo especial para
esa ocasión , el cual debía ser desatado por el esposo cuando
ocurriera el divorcio. Su cabello estaba dividido en seis trenzas en
forma de la punta de una lanza, siendo estas trenzas atadas con
cinta de lana. La cabeza estaba cubierta con un velo anaranjado,. El
simbolismo de este acto era el más importante de la ceremonia, y
se le denominaba nubere, literalmente, «colocar el velo». Encima
del velo se colocaba una corona . Los zapatos de la novia eran del
mismo color que el del velo.
• Al día siguiente, la casa de la novia era decorada, con ramas de
árboles provistas de hojas y flores.
ELECCIÓN DE LA FECHA
•
•
•
El matrimonio debía realizarse en fechas consideradas como favorables.
El período considerado como el más adecuado era la segunda mitad del
mes de junio, porque estaba relacionado con el solsticio de verano,
momento del apogeo del mundo natural.
Era desaconsejado casarse entre los días 13 y 21 de febrero (días del
festival de Parentalia), entre el 1 y el 15 de marzo, días fijos de cada mes
(Kalendae, Nonae y Idus), y los días en los que se abría la «puerta del
mundo» (una fosa del Circo Máximo en el que se creía que se podía
comunicar con el mundo de los muertos), es decir, el 24 de agosto, 5 de
octubre y el 8 de noviembre. Casarse en el mes de mayo era
desaconsejado, ya que era el mes en que se festejaba la Lemuria, la fiesta
de los muertos, durante el cual se rezaba por aquellos que habían muerto
hacía poco tiempo. Aunque no estaba prohibido, no era aconsejable
casarse en los días festivos romanos, porque los invitados optarían por
participar en estos eventos y no en la ceremonia. Las viudas a menudo
elegían casarse en estos días, ya que el acto de su matrimonio no llamaría
tanto la atención.
EL ADULTERIO
• El adulterio (adulterium) ocurría cuando un hombre, casado o
soltero, mantenía relaciones sexuales con una mujer casada. Si el
hombre tenía relaciones con prostitutas o esclavas, estas relaciones
no eran consideradas como adulterio.
• El adulterio fue también una de las preocupaciones del emperador
Augusto, que en el año 17 a. C., a través de la Ley Julia de
adulteriis coercendis, procuró sancionar severamente a quienes
realizaran esto El adulterio pasó a ser un crimen público, que hasta
entonces se resolvía en familia. El marido era olbigado a pedir el
divorcio (de lo contrario sería acusado de violación, Proxenetismo),
disponiendo de 60 días para presentar una queja en contra de la
esposa adúltera. Cualquier ciudadano podía presentar pruebas del
adulterio dentro de un período de cuatro meses. En caso de que
ninguna persona denunciara algo durante ese período, la mujer no
podría ser juzgada
DIVORCIO Y VIUDEZ
•
•
•
•
Inicialmente, sólo el hombre podía solicitar el divorcio y únicamente en
casos muy específicos como el adulterio o la infertilidad de su esposa. La
tradición romana considera que el primer divorcio que se produjo fue en el
230 a. C. cuando Spurius Carvilius Ruga se divorció de su esposa,
motivado porque era estéril.
Las mujeres sólo obtuvieron el derecho para pedir el divorcio a finales de
la República. En la Época imperial el divorcio se volvió una práctica común.
La religión romana no se opuso nunca al divorcio.
Para que el divorcio fuera efectivo bastaba con que uno de los cónyuges
declarara ante testigos las palabras tuas res tibi habeto («consigue lo que
es tuyo») o i foras («vete de mi casa»). Estas palabras también podrían ser
escritas en una carta que podía ser entregada al cónyuge por una persona
soltera. Los hijos de la unión se quedaban con el padre y con la familia de
éste.
A los viudos les era permitido casarse de inmediato mientras que las
mujeres tenían que esperar diez meses, alargándose este período en la
época de Augusto a doce meses.
THE END
Descargar

LOS DERECHOS DE LA MUJER ROMANA