Luigi Boccherini
Biografía y Música
Musica Notturna della Strade di Madrid Opus 30 No.1
Le campane di l'Ave Maria
Rodolfo Luigi Boccherini (1743 – 1805)
Prolífico compositor y virtuoso violonchelista italiano.
Compositor perteneciente al estilo galante y pionero del período clásico en la música .
Famoso por sus obras de música de cámara y por haber sido uno de los primeros grandes
virtuosos del violonchelo.
Compuso cerca de 580 obras, la mayor parte de las cuales son tríos, cuartetos y quintetos para
cuerda y están marcadas por la elegancia y el refinamiento del estilo post-barroco que
dominaba en su tiempo.
Sus obras más famosas son: su célebre Minueto Opus 11 No.5, el Quinteto de cuerdas Opus
30 No.6 conocido como la "Musica nocturna de las calles de Madrid“, su sinfonía Opus 12 No.4
“La Casa del Diablo” y sus conciertos de violonchelo G478 en re mayor y G480 en sol mayor
Nació en Lucca, Italia, pero solo vivió 14 años en total en su pueblo natal, viajó y vivió fuera de
su país por mucho tiempo, primero para tener una mayor educación musical y luego para dar a
conocer sus obras y obtener patrocinios para dedicarse de tiempo completo a la composición.
La mayor parte de su obra musical la compuso en España, país en el que vivió desde los 25
años hasta su muerte en1805 a la edad de 62 años. También vivió 6 años en Viena, 3 años en
Roma, un año en París y un año en Milán.
Durante sus viajes conoció y convivió con grandes personalidades de la música y de la
política europea de la segunda mitad del siglo XVIII como:
Giovanni Battista Costanzi, famoso violinista italiano.
Cristoph Willibald Gluck, compositor bohemio-alemán.
Giovanni Battista Sammartini, famoso sinfonista italiano y gran compositor instrumental.
Carl Philipp Stamitz, compositor y violinista de origen bohemio.
Madame Brillon de Jouy, compositora francesa y virtuosa del piano y clavicémbalo.
Don Luis Antonio de Borbón, hermano de Carlos III, rey de España de 1759 a 1788.
María Josefa Alonso Pimentel de la Soledad, Condesa de Benavente y Duquesa de Osuna,
gran aficionada y benefactora de la música y las artes.
Federico Guillermo II, Rey de Prusia.
Francisco de Goya y Lucientes, pintor y grabador español.
Luciano Bonaparte, hermano de Napoleón y embajador de Francia en España.
De entre ellos sus principales benefactores fueron Don Luis Antonio de Borbón, durante 15
años (1770 -1785). La Condesa de Benavente durante 3 años (1786-1788) y Federico
Guillermo II Rey de Prusia durante 10 años (1787 -1797).
Comentarios de la Crítica
Allgemeine Musikalische Zeitung (21 Agosto de 1805)
“Verdaderamente uno de los compositores más distinguidos de música instrumental italiana y
española. A diferencia de la mayor parte de sus compatriotas italianos, evolucionó acorde con
las épocas y con el desarrollo del arte de la música en Alemania. De Haydn asimiló en su
propia obra todo lo que pudo sin negar su propia personalidad. Fue el primero en escribir
cuartetos para cuerdas, en los cuales cada instrumento tiene asignada una parte importante."
Jaime Tortella Casares. “Boccherini ó La cima del clasicismo musical mediterráneo” (1999)
“Lo más destacado de su música es la riqueza de su inventiva, la coloración de sus
contrastes, el buen gusto y el atrevimiento armónico, la sublime síntesis de la tradición
rococó con el romanticismo que ya se anuncia o se intuye, la técnica depurada en la
instrumentación sin menoscabo de la inspiración, todo ello sintetizado en más de cinco
centenares de obras, mayoritariamente dedicadas a la música de cámara, en especial,
sonatas, dúos, tríos, cuartetos y quintetos.
No obstante, Boccherini también creó para la escena diversos oratorios, villancicos y
cantatas, y una muy singular opereta ó zarzuela “Clementina”, con libreto de don Ramón de
la Cruz.
Boccherini tiene también un elenco de casi cuarenta sinfonías y un magnífico conjunto de
conciertos, sobre todo para violonchelo, que era el instrumento que tañía de forma magistral”.
Quinteto Opus 11 No.5 - Minueto
Compositores contemporáneos de Boccherini
Compositor
Franz Joseph Haydn
Johann Christoph Friedrich Bach
François-Joseph Gossec
Johann Christian Bach
Michael Haydn
Karl Ditters von Dittersdorf
Giovanni Paisiello
Luigi Boccherini
Carl Stamitz
Christian Gottlob Neefe
Domenico Cimarosa
Antonio Salieri
Muzio Clementi
Giovanni Battista Viotti
Christian Kalkbrenner
Wolfgang Amadeus Mozart
Ignaz Josef Pleyel
Luigi Cherubini
John Addison
Samuel Wesley
Ludwig van Beethoven
Fechas
Años
(1732–1809)
(1732–1795)
(1734–1829)
(1735–1782)
(1737–1806)
(1739–1799)
(1740–1816)
(1743–1805)
(1745–1801)
(1748–1798)
(1749–1801)
(1750–1825)
(1752–1832)
(1755–1824)
(1755–1806)
(1756–1791)
(1757–1831)
(1760–1842)
(1766–1844)
(1766–1837)
(1770–1827)
77
62
95
46
68
59
76
62
56
49
51
74
80
68
50
35
74
81
78
71
56
BIOGRAFÍA
Sus primeros 10 años en Lucca.
Rodolfo Luigi Boccherini, nació el 19 de febrero de 1743, en una casa que hoy se conoce
como Palazzo Quilici, en la pequeña ciudad italiana de Lucca, entonces capital de la
pequeña República de la Toscana, cerca de la costa y no lejos de Pisa.
Su padre, Leopoldo di Antonio Boccherini, virtuoso del contrabajo y violonchelista ocasional,
su madre María Santa di Domenico Prosperi. El matrimonio tuvo 5 hijos: María Ester,
Giovanni Gastone, Luigi Rodolfo, Anna Matilda y Riccarda Gonzaga
Su padre era considerado uno de los contrabajistas de mayor valía de la ciudad y de
Toscana, siendo nombrado en 1747, contrabajista supernumerario de la Capilla del Estado
de Lucca.
Su madre ante la necesidad de alimentar y educar a la numerosa familia, tuvo que ponerse
a trabajar en una sedería. La republica de Lucca, de unos 20.000 habitantes, era famosa en
todo el mundo por sus sedas.
La vocación de Luigi por la música se manifestó muy pronto y debido al interés mostrado, su
padre le enseño solfeo y le inició en el violonchelo.
A los nueve años, el pequeño Luigi ya superaba a su padre en el violonchelo, por lo que éste
envió al muchacho al seminario arzobispal de San Matino, donde ya estudiaba su hermano
Giovanni y en donde daba clases Domenico Francesco Vannucci, excelente maestro de
violonchelo y maestro de la capilla de la catedral de Lucca.
A finales de 1752 el abate Vannucci comunico a Luigi y a su padre que ya no le podía
enseñar más, que era necesario acudir a quien supiese más que él.
Pero antes de despedirse quiso presentar a Luigi a la ciudad. La ocasión se presento durante
las fiestas de la Santa Cruz, Luigi se incorporó al coro de la Capilla Palatina e interpretó un
solo de violonchelo, que fue un éxito apoteósico.
En Roma, de 10 a 13 años.
Vannucci aprovecho el éxito para convencer a Leopoldo de que Luigi debía proseguir sus
estudios en Roma, en donde una recomendación arzobispal permitiría a Luigi conseguir un
acomodo en alguna congregación religiosa.
En Roma estaba también Giovanni Battista Costanzi, uno de los mejores violonchelistas de la
época y el primero en utilizar el violonchelo como instrumento de concierto.
A comienzos de 1753 su padre lo llevó a Roma y Costanzi, nada más al oírlo tocar, lo aceptó
como alumno. Luigi fue asiduo visitante de la Capilla Sixtina, donde se podían oír las obras
de Palestrina y también de algunas de las iglesias de Roma en donde se podían oír sinfonías
música de cámara, minuetos, etc.
Musica Notturna della Strade di Madrid Opus 30 No.4
il Rosario
En Viena, de 13 a18 años.
En 1756 su padre consiguió una plaza como contrabajo en la orquesta del teatro de la corte
de Viena, gracias al embajador de Lucca, el Conde Battista Domenico Sardini, y otra de
violonchelo para Luigi.
En 1757 ya en Viena, Leopoldo consiguió trabajo de bailarines para sus otros hijos: María
Ester, Anna Matilda y Giovanni Gastone, en el cuerpo de baile del mismo teatro.
La permanencia inicial de Leopoldo y Luigi en Viena no duró más de un año, pues en 1758 ya
no figuraban en la nómina del Teatro Imperial.
Luigi celebró su primera comunión en Lucca en 1759, a los 16 años de edad, también ofreció
ese año un concierto en la Capilla Palatina.
En 1760 Luigi y su padre recuperaron su puesto en el Teatro Imperial de Viena y la fortuna de
la familia Boccherini fue mejorando, María Ester se comprometió con el famoso bailarín
Onorato Viganò, protegido de la emperatriz María Teresa.
Los Boccherini saltaron a la fama y Luigi aprovechó, con 17 años, para dar a conocer sus
seis tríos (su Opus 1 para dos violines y violonchelo), causando una excelente opinión.
El famoso compositor bohemio-alemán Willibald Gluck alabó su estilo maduro, su fantasía y
riqueza melódica, lo cual fue suficiente para poner a Luigi en un pedestal.
En Lucca de 18 a 19 años.
Su juventud, su carácter abierto, su trato cordial y el atractivo que desprendía su
personalidad, le abrieron todas las puertas de la nobleza vienesa.
Pero Luigi no deseaba llevar una vida brillante en Viena, sino ser un compositor y
violonchelista respetado en su ciudad natal.
Llevado por la añoranza de Lucca y el estado de salud de su madre, en Agosto de 1760
solicitó un puesto como violonchelista de la orquesta de la capilla del Consejo Municipal de
Lucca.
En abril de 1761, Luigi y su padre retornaron a Lucca.
En 1761 Luigi compuso los 6 Cuartetos Opus 2 y los 6 Dúos para dos violines Opus 3, al
año siguiente compuso cuatro sonatas para violonchelo y una sonata para dos violonchelos.
El Consejo Municipal no concedió el puesto de violonchelista a Luigi y solo obtuvo trabajos
esporádicos en las orquestas de la Capilla y del Teatro y veladas musicales en las casas de
algunos nobles.
Por lo que a finales de 1762, Luigi y su padre decidieron volver a Viena, antes de que
finalizase la licencia para ausentarse que les concedió la orquesta vienesa.
Viena de 19 a 21 años
Camino de Viena, a su paso por Modena, celebraron una velada musical el 7 de enero de
1763 en el Colegio de San Carlo, con lo mejor del repertorio de Luigi, consiguiendo un gran
éxito y decidiendo a Luigi a presentarse ante el público Vienes con un gran concierto
compuesto por él.
En 1763 Luigi compuso los conciertos en mi bemol mayor y la mayor para violonchelo y tres
sonatas para violonchelo.
A comienzos de 1764 Luigi pudo presentar en Viena su concierto. El éxito fue enorme.
Los críticos fueron unánimes: era un compositor genial y un violonchelista de primer orden y
la dirección del Teatro le añadió una gratificación extraordinaria.
A lo largo del año compuso una nueva colección de seis tríos y tres sonatas para
violonchelo.
El 26 de abril de 1764, el Consejo de Lucca aprobó, con tres años de dilaciones, el
nombramiento de Luigi para la capilla con un sueldo de cinco escudos y un mes de plazo
para tomar posesión de la plaza.
Luigi y su padre volvieron a Lucca.
Cello Concerto in G major - G480 Mov.1
Milán, a los 21 años
Tras las representaciones de la Santa Cruz y San Miguel, el 9 de diciembre de 1764,
Luigi consiguió un mes de licencia (sin sueldo) y se marchó a Milán, uno de los
ambientes más refinados de Italia y residencia de Giovanni Battista Sammartini, famoso
sinfonista y gran compositor instrumental, del que Gluck, alumno de éste, le había
hablado en Viena.
En julio de 1765, Luigi y a su padre participaron en dos conciertos dirigidos por
Sammartini, en Pavía y Milán, con ocasión del paso por las mismas de los archiduques
de Habsburgo.
Los nueve meses de estancia en Milán le permitieron desarrollar sus composiciones
vocales e instrumentales y Luigi Boccherini formó el primer cuarteto de cuerdas que
interpretó música de cámara para un público de paga.
Al violonchelo estuvo Luigi, al violín los discipulos del gran Tartini: Filippo Manfredi
(natural tambien de Lucca) y Pietro Nardini y con la viola: Giovanni Giuseppe Cambini.
Basándose el repertorio en obras de Haydn y del propio Boccherini.
Mientras en Lucca, la ausencia de los Boccherini suscitaba las críticas de los músicos
de la Capilla y dado que la situación del cuarteto no aseguraba el futuro de Luigi, él y su
padre volvieron a Lucca.
Lucca, 22 y 23 años
En Lucca los mayores éxitos musicales se daban en la música vocal con Lucchesi, Papia, Soffi,
y Tomeoni, entre otros. Esto empujo a Luigi a trabajar en ese sector.
Consiguió que los magistrados de Lucca le encomendaran la realización de la primera de las
tres Cantatas (óperas), para las fiestas de las Tasche ó elección de los miembros del Consejo
General de la República en aquel año de 1765.
La representación fue muy elogiada por los luquenses, de modo que pocos meses después
pudo representar en la iglesia de Santa María Corteorlandini, dos oratorios de temas bíblicos,
“il Giuseppe Riconosciuto” y “Gioas, Re di Giudea”.
La Confederación de los sabinos y los dos oratorios, proporcionaron a Luigi la fama que no le
habían dado sus composiciones instrumentales.
El 30 de agosto de 1766 murió su padre Leopoldo, a los 54 años de edad, victima de unas
fiebres malignas y dejando a Luigi en una completa turbación; Leopoldo, no solo había sido su
padre, sino el mejor de sus consejeros, sin él no había efectuado ningún viaje, ni aceptado
ningún compromiso.
Tras la muerte de su padre, Luigi se sintió muy unido a Manfredi y con el partió, para siempre,
de Lucca, en una gira por Lombardía. Gracias a las numerosas amistades de Manfredi y al
virtuosismo del dúo, la gira fue un éxito. Destacando especialmente en Génova.
París, de 24 a 25 años
Los éxitos y el escaso interés existente en Italia por la música instrumental, les llevaron al sur de
Francia: Dijon, Montpellier, Toulouse y finalmente emprendieron el viaje a París.
Llegaron a París ese 1767 y se presentaron al Barón Bagge, mediocre compositor y violinista pero
que solía recibir a todos los artistas de paso por la ciudad y promocionar a los de más valía.
Bagge quedo admirado del talento de ambos, se ofreció a introducirles en la vida musical de la
ciudad e invito a Luigi a residir en su Palacio.
En los salones de París pudieron conocer a grandes compositores como Leclair, Guillemain,
Mondonville, Jarovich. Mestrino, Stamitz, Pisendel, Kiesewetter y Fodor.
Un hecho importante para Luigi, fue su encuentro, gracias a Bagge, con una gran y hermosa
dama parisina: Madame Brillon de Jouy, que tocaba varios instrumentos como el pianoforte y que
había compuesto varias sonatas para el clavicémbalo, de la que era una virtuosa.
Pronto se hicieron grandes amigos y Luigi fue invitado asiduo y predilecto en el palacio de Passy,
residencia de la dama. A Madame Brillon de Jouy le dedicó las 6 Sonatas para piano y violín de
1768.
Poco después Joaquín Pignatelli de Aragón, Conde de Fuentes, embajador de España en París,
animó a los dos amigos a trasladarse a Madrid, en donde numerosos italianos, como Scarlatti,
Farinelli y Sachetti, disfrutaban de una excelente consideración. Los convenció de que allí
tendrían la oportunidad de ser muy apreciados y componer en paz y también de gozar de la
generosidad y apoyo a las artes del príncipe heredero Carlos (IV).
Musica Notturna della Strade di Madrid Opus 30 No.6
il Tamburo
Madrid, 25 a 27 años
En la primavera de 1768 Boccherini y Manfredi emprendieron el viaje a la corte de Madrid.
Esa misma primavera se interpretó en Aranjuez la ópera "L'Almería", de la cual El Aria final
del segundo acto era compuesta y acompañada con el violonchelo por Boccherini.
En el reparto de la ópera se encontraban dos cantantes líricas, hermanas y procedentes
de Roma: María Teresa y Clementina Pelliccia.
Luigi debió de quedar prendado de la soprano Clementina, pues la misma ópera se
represento en otoño de ese año en Valencia y con el mismo reparto.
Manfredi logró colocarse como violinista en la orquesta privada del infante Don Luis de
Borbón, hermano de Carlos III
Entre tanto, Luigi escribió su Concierto, Opus 7, publicado en noviembre de aquel 1769,
por el editor francés Vérnier con el nombre de "Per la corte di Madrid".
Orquesta del Infante don Luis de Borbón (27 a 33 años)
BOADILLA DEL MONTE
Luigi dedicó sus Seis cuartetos, Opus 8 compuestos en Diciembre de 1769 al infante Don Luis.
un refinado miembro de la realeza que tocaba el violín con cierta habilidad, era un gran
coleccionista de arte, minerales, monedas y estudioso de la historia natural.
Luigi aprovechó 1770 mostrando su maestría en diversos campos: Seis Cuartetos, Opus 9, una
Sonata 23 para violonchelo y bajo continuo en si bemol mayor, un aria para soprano y orquesta
y un Concierto No.8 en do mayor para violonchelo y orquesta.
Finalmente mediante un Real Decreto del 8 de Noviembre de 1770, dictado en Aranjuez, Luigi
Boccherini es nombrado violón de cámara y compositor de música del infante Don Luis, con un
sueldo de 14,000 reales. Las composiciones musicales de Boccherini serían, en lo sucesivo,
propiedad del infante.
Luigi y Clementina aprovecharon la seguridad del nuevo empleo para casarse y residieron en
el palacio de Boadilla del Monte, hasta 1776, al igual que las familias de los demás músicos de
la orquesta del infante.
El matrimonio tuvo seis hijos en los quince años de matrimonio.
En 1771, Luigi compuso sus primeros Seis Quintetos, Opus 10, para dos violines, viola y dos
violonchelos. A los cuales les seguirían muchos más.
De sus siguientes Seis quintetos, Opus 11, (G 271-276), el último es conocido como L'uccelliera
(la pajarera). En donde la música imita el gorgeo de los pájaros.
El tercer movimiento del quinto quinteto (G 275), lo constituye su celebérrimo minueto, todo un
símbolo del galante periodo rococó. Se puede percibir en el minueto, la intencionalidad bailable,
el giro ligero de las parejas del minué, sus gráciles evoluciones en el inmenso salón de baile del
palacio de Boadilla.
En 1771 Boccherini compuso sus Seis Sinfonías Opus 12, que describe como conciertos para la
gran orquesta y en este grupo está la más famosa de todas sus sinfonías la No.4 titulada “La
Casa del Diavolo”.
En 1772, Manfredi decidió volver, temporalmente, a Lucca para no perder su plaza de primer
violinista en la orquesta palatina. Luigi le ofreció en la despedida el Concierto para violín en re
mayor. Desgraciadamente, Manfredi enfermó al poco de llegar a Lucca y murió en 1777.
Boccherini compone intensivamente un total de 85 obras durante todo el periodo en que estuvo
en Boadilla del Monte.
En 1774 Luigi compuso el Ballet español que fue representado en los teatros de Viena y Moscú.
En la primavera de 1776, mientras los Boccherini se encontraban en Aranjuez, acompañando al
Infante Don Juan, Santina (la madre de Luigi) enfermó y murió. La depresión de Luigi fue total,
hasta el punto de mantenerse inactivo durante casi un año.
Cello Concerto in D major - G478 Mov.3
Orquesta del Infante don Luis (33 a 35 años)
OLIAS DEL REY-VELADA-CADALSO
El 27 de junio de 1776, el infante Don Luis de Borbón, al que su hermano Carlos III no le
permitía casarse con ninguna princesa, para no poner en peligro la sucesión dinástica de su
hijo Carlos (IV), se caso con María Teresa de Vallabriga.
La boda se celebró en la capilla del palacio de los Duques de Fernandina en Olías del Rey.
Para esta especial ocasión, Luigi escribió una bella Serenata en Re Mayor para dos violines,
bajo, dos oboes y dos trompas francesas.
Al tratarse de un matrimonio morganático, ni la mujer del infante, ni los hijos que tuvieran
podrían acercarse a menos de 18 leguas de la corte.
El 3 de julio de 1776 la corte del infante, con los Boccherini, se instaló en Velada, mientras el
rey les buscaba un emplazamiento más definitivo, lejos de la corte.
A principios de 1777 partieron a Cadalso de los Vidrios, donde se hospedaron en el palacio
de Villena, pero los servidores del palacio trataron de modo altanero a los vecinos del pueblo
y estos acabaron apedreando el palacio y forzando al infante a buscar un nuevo
emplazamiento.
Orquesta del Infante Don Luis (35 a 42 años)
ARENAS DE SAN PEDRO
En 1778 el infante fijó su residencia en Arenas de San Pedro, en el Palacio Viejo (casa de los
Frías), ocupando su séquito (con los Boccherini) un buen número de casonas y corrales.
Luigi continúo escribiendo Seis Cuartetos Opus 26 y escribió el ballet Céfalo y Procris.
De 1780 son sus Quintetos Opus 30 que incluyen el célebre No.6 titulado “La música nocturna
de las calles de Madrid”, en el cual se mezclan los cantos sagrados del rosario a las danzas
populares, desde el "Ave María della Parrochia" hasta la "Ritirata", las melodías cantadas en
la vía pública y el rasgueo de las guitarras.
En 1781, Luigi escribió la primera versión del Stabat Mater Opus 31, para una soprano, su
esposa Clementina, con acompañamiento de dos violines, violonchelo y contrabajo.
Posteriormente Luigi, con objeto de evitar la monotonía de una sola voz y el cansancio de la
misma, reescribió la obra para tres voces, añadiendo un contralto y un tenor Opus 61.
En mayo de 1781 acudió a Arenas el hermano de Luigi, Giovanni Gastone. No le veía desde
1764, entonces solo era un incipiente bailarín y ahora era un famoso poeta y libretista que
había iniciado su carrera escribiendo para Salieri una excelente adaptación de Les Femmes
Savantes de Molière, representada en Viena en 1770 con tan gran éxito que el mismo Haydn
le encargo el libreto de El regreso de Tobías.
En 1782, año en que Luigi tuvo a su hija Mariana ocurrieron dos hechos que le marcarían el
futuro: En primer lugar, conoció a la Condesa de Benavente (Duquesa de Osuna), dama
extremadamente culta, inteligente, refinada y elegante, gran aficionada a la música y a las
artes y benefactora de Haydn.
Este encuentro le causó tal impresión, que Luigi le dedicó una de las sinfonías que compuso
ese año.
En segundo lugar Luigi fue encargado de organizar un concierto en La Corte con motivo de la
presentación del embajador de Prusia en Madrid y a demandas de este. El concierto tuvo tal
éxito que el embajador envió un ejemplar de los cuartetos al príncipe heredero Federico
Guillermo.
En una carta del príncipe Federico Guillermo, fechada en Postdam el 1° de octubre de 1783,
tras acusar recibo de los cuartetos, confesaba a Boccherini que prefería su música porque era
la única que le proporcionaba un verdadero deleite, le rogaba que siguiese mandándole sus
nuevas composiciones y le ofrecía una tabaquera de oro en agradecimiento.
En 1783 el infante y su séquito se trasladaron al palacio de La Mosquera, aún en construcción.
Allí Luigi escribió sus Villancicos para cuatro voces y orquesta.
Ese año y al siguiente el gran pintor Goya pasó varios meses en el palacio del Infante.
Musica Notturna della Strade di Madrid Opus 30 No.7
Ritirata
Desgraciadamente el 2 de abril de 1785 murió de repente su esposa Clementina, a causa de
una apoplejía y el 7 de agosto del mismo año también murió el infante Don Luis de Borbón.
Luigi quedo desolado y con un incierto futuro. El rey Carlos III, atendiendo a los ruegos de su
difunto hermano, dispuso que se pagasen los sueldos de los servidores del infante durante seis
meses.
Boccherini recurre al rey y consigue de este una pensión anual de 1,200 reales (que recibió
puntualmente hasta su muerte).
También escribió Luigi al príncipe Federico Guillermo de Prusia, ofreciéndole sus servicios. El
príncipe le contesta el 21 de enero de 1786, nombrándole su Compositor de Cámara, con un
sueldo de 1,000 coronas alemanas y la obligación de enviarle anualmente un cierto número de
cuartetos y quintetos.
Boccherini envió regularmente las composiciones pactadas al ya rey Federico Guillermo II de
Prusia, desde 1787 hasta octubre de 1797, copiando las obras en octavillas con objeto de
facilitar el envío.
Luigi envió más de 70 obras (tríos, quintetos, sinfonías, etc.), de las cuales 56 lo fueron en
exclusiva. En Berlín se hacía una copia de cada una para la Biblioteca Real.
Orquesta de la Condesa de Benavente (43 a 46 años)
ALAMEDA DE OSUNA
En marzo de 1786, Luigi es nombrado director de la orquesta de María Josefa de la Soledad,
Condesa de Benavente y Duquesa de Osuna. Que ya había acogido a Francisco de Goya y a
otros protegidos del difunto infante. La condesa residía en el palacio "El Capricho", en la
Alameda de Osuna, a escasos kilómetros de Madrid.
En 1786, Luigi escribió para la condesa sus Seis Quintetos Opus 36 y la ópera La Clementina,
cuyo libreto fue encargado por la condesa al gran poeta Ramón de la Cruz.
La representación fue todo un gran éxito en la Corte, Boccherini se encontraba en la cumbre de
su fama y se le consideraba creador de la nueva moda de música de cámara.
Para los bailes de carnaval de 1788, Luigi escribió expresamente para la condesa Diez minués
Opus 41 bailables con toda la orquesta.
La fama de Boccherini seguía creciendo hasta el punto que un rico portugués, llamado
Pacheco, consiguió de la condesa que le cediese a Boccherini para una representación.
Boccherini se encontró con una pésima orquesta, formada principalmente por guitarristas de
los destinados a alegrar los bailes.
Boccherini en términos muy duros dejo plantado a Pacheco. Esto provocó el término de la
relación entre Boccherini y la condesa de Benavente. La ruptura debió ser definitiva pues Luigi
no volvería a acudir nunca más a la generosidad de la condesa.
Compositor de Federico Guillermo II de Prusia (46 a 54 años)
MADRID
Los siguientes años, contando con las pensiones concedidas por Carlos III y Federico
Guillermo II de Prusia y cada vez más enfermo de los nervios y del pecho, los dedico Luigi a
la composición, participando de forma ocasional en los conciertos de los Caños del Peral y
en las veladas de la nobleza madrileña, también escribió obras para la Casa Real y para el
duque de Alba.
En 1788 Boccherini escribió doce obras, ocho en 1789, seis en 1790, veinticuatro en 17911792, doce en 1793, once en 1794, doce en 1795 y dieciocho en 1796, obras que eran
publicadas en Paris por el editor Ignaz Pleyel.
En 1797, Boccherini se casó en segundas nupcias con María del Pilar Joaquina Porretti, hija
del italiano Domingo Porreti, violonchelista de la Capilla Real y antiguo amigo suyo.
En octubre de 1797 Luigi envió a Berlín sus Quintetos Opus 56 y al mes siguiente, el 16 de
Noviembre, murió su protector y admirador Federico Guillermo II de Prusia. Luigi intentó
mantener el cargo en la corte del nuevo rey, pero este no consintió.
Boccherini ya contaba tan solo con la pensión de Carlos III, como agregado a la Real
Capilla, intento buscar unas mejores condiciones económicas de su editor Pleyer, pero no lo
consiguió.
Cello Concerto in G major - G480 Mov.3
Compositor de Luciano Bonaparte (58 a 59 años)
MADRID
El 8 de julio de 1799 Luigi, tomando posición al lado del pueblo francés en los acontecimientos
que siguieron a la revolución francesa, Boccherini ofreció al Representante del Pueblo Marie
Joseph Chénier los Seis Quintetos Opus 57 para pianoforte, dos violines, viola y violonchelo,
compuestos en ese mismo año y dedicados a la nación Francesa.
Luciano Bonaparte, hermano de Napoleón y ministro del Interior intervino para que en
reconocimiento a la obra de Boccherini y a su gesto con el pueblo francés, se le ofreciera un
puesto en la junta de administración del Conservatorio de Paris.
Puesto que Boccherini rechazó, seguramente por razones familiares y de salud.
En Diciembre de 1800 Luciano Bonaparte llega a Madrid como embajador de Francia y ofreció
a Boccherini el cargo de director de los conciertos que pensaba organizar en Madrid. Los
conciertos y bailes fueron innumerables.
El 10 de diciembre de 1801, Luciano tuvo que dejar España, Napoleón estaba molesto con él
por el modo en que había llevado la guerra Hispano-Portuguesa.
En 1802, Boccherini pudo corresponder a la generosidad de Luciano, enviándole sus Seis
Quintetos Opus 62 para dos violas. También escribió una Cantata al Emperador de Rusia,
posiblemente intentando buscarse un nuevo protector.
Pero las desgracias continuaron y el 11 de julio murió su hija Mariana y poco después Isabel.
Su casa de la calle Jesús y María (60 a 62 años)
MADRID
Las dificultades económicas se incrementaron y la familia Boccherini tuvo que trasladarse a
vivir a una sola habitación de un piso del No.5 de la calle Jesús y María.
En 1804 escribió el Quinteto Opus 64 No.1 y comenzó el primer movimiento del No.2, que ya
no pudo concluir pues al poco murieron su hija María Teresa y su mujer Joaquina.
El 28 mayo de 1805, a consecuencia de una complicación pulmonar, murió Boccherini.
El 29 se celebraron las honras fúnebres en la iglesia de San Justo en donde fue enterrado.
Solo le sobrevivieron sus hijos Luis Marcos, sacerdote y José Mariano, archivero.
F I N
References
http://www.boadilla.com/
http://www.oxfordmusiconline.com
AVM 271110
Descargar

Diapositiva 1