Grupo de Teatro Escolar
Atis Tirma
del C.E.I.P. Beñesmén
(Cruce de Arinaga - Agüimes)
presenta
Tutoría de 4º A de Primaria
Tutora: Juana María Vega Artiles
Sueño de Carnaval
‘Máscaras e Historia’
Grupo de Teatro Escolar
Atis Tirma
del CEIP Beñesmén
Curso 2011 / 2012
Dirección artística: Domingo José Solano
y José Antonio Romero
con libreto de Míchel Montelongo
El Carnaval en las islas Canarias
El Carnaval es una de las manifestaciones
populares más antiguas de la humanidad.
En él, la máscara ocupa un lugar esencial,
permitiendo los cambios de identidad que la gente busca.
Las máscaras se inspiran en la propia naturaleza,
en la mitología, los cuentos y también, cómo no,
en la inventiva de las personas.
En Agüimes están recogidas las primeras crónicas
que hablaban de los bailes de máscaras.
De esto hace ya varios siglos.
Esto no gustó demasiado a la Iglesia que, por vigilar la
evolución de estos bailes paganos, hizo que la Sede
Episcopal se erigiese en nuestro municipio.
Por eso es tan importante la tradición carnavalera en
Agüimes, donde el disfraz con más arraigo es
la Mascarita tradicional:
Acaso no has vivido alguna vez esa situación en la que,
estando en la plaza, durante los días de Carnaval,
alguien se te acerca con la cara tapada,
se te pone delante y te dice con una voz cambiada:
- ¿Me conoces, mascarita?
En nuestras islas hay muchas y variadas
expresiones carnavaleras que hoy vas a conocer.
Puede que conocerlas todas sea bastante difícil.
Por eso nos vamos a centrar en unas cuantas,
que son seguramente, las de mayor arraigo popular
en las diferentes islas.
¿Y cuáles son?, te preguntarás?
Pues nada, vamos a conocerlas.
Y vamos a ir desde la isla más pequeña
hasta llegar a la más grande.
Así que comenzamos por la isla de El Hierro.
¿Sabes lo que es un carnero?
¡Ahora vas a saberlo!
Los Carneros de Tigaday
Estos son los Carneros del Alto de Tigaday,
en el municipio de Frontera.
Un grupo de chicos, cuya identidad es desconocida
para todos, corren por las calles del pueblo
asustando a los hombres y las mujeres jóvenes.
Se restriegan con ellos, traspasándoles su intenso olor.
Con este acto, los carneros les animan
a que no tarden en tener hijos.
Un rito relacionado con la fertilidad.
Esta manera de celebrar el carnaval
quiere recordar el pasado ganadero
que siempre ha tenido la pequeña isla de El Hiero.
Le toca a la isla de La Gomera pero de ella
no te voy a mostrar nada… al menos por ahora.
- ¿Por qué razón? - te preguntarás.
¿Sabes? Es un secreto,
y si te lo digo, luego no tendrá gracia.
¡Lo entenderás cuando comiences a leer este cómic!
Así que pasamos a la isla de La Palma,
una de las islas que más ha tenido que ver
con todo lo referente a la emigración: Cuba, Venezuela…
Cuando algunos de nuestros paisanos emigrados
regresaban de América, lo hacían con mayor o menor
suerte, según ésta les hubiese acompañado.
Unos regresaron convertidos en nuevos ricos
y otros trayendo los dineros que sus familiares
habían conseguido reunir trabajando en lo que fuese.
A éstos últimos se les conoció como Los Indianos.
Los Indianos de Santa Cruz de La Palma
En Lanzarote encontramos dos maneras muy
diferentes de vivir el Carnaval:
una en la costa y otra tierra adentro.
En la costa, las mascaritas más celebradas
son la parranda de los Buches de Arrecife,
Esos que cantan aquello de
‘Querida Lola, vamos al muelle…’ y ‘La batea del gofio…’
Es una parranda muy divertida que sale con unos
buches de pescado inflados, a los que llaman ‘fules’.
Son como grandes sopladeras y están hechas
con el estómago de un tiburón.
Los Buches de Arrecife
En el municipio de Teguise aparecen los impresionantes
Diabletes, con unas máscaras muy trabajadas.
Los Diabletes de Teguise son una expresión carnavalera
muy antigua, aproximadamente del S. XVII
Hace ya tiempo que los Diabletes llevaban máscaras
con la cara del diablo, pero las cambiaron con el tiempo.
Ahora llevan otras con grandes cuernos
e igualmente terroríficas.
Hace ya muchos años que salen, fuera del tiempo del
Carnaval, encabezando la procesión del Corpus Christi.
Los Diabletes de Teguise
En nuestra isla, las máscaras más representativas son
Los Carneros, Machos y Cabras de La Aldea
y las Mascaritas de Agüimes.
La ganadería fue un recurso muy importante en el oeste
de la isla y los pastores cuidaban muy bien los restos
de estos animales para disfrazarse en el Carnaval.
Existe también un diablo que anda sobre zancos.
Lleva una cabeza de vaca y se le ponía una cola
hecha con hojas de palma, a la que se le prendía fuego
para asustar más a la gente.
Hoy día, esto no se hace, ya que no es recomendable
que los niños y jóvenes, que son los protagonistas,
anden por las calles jugando con fuego.
Carneros, Machos y Cabras de La Aldea
En cuanto a nuestras mascaritas de Agüimes,
pues ya se sabe: Él se viste de ella y ella de él.
Así dan más risa.
La ropa vieja de nuestros mayores,
cualquier traje usado o en desuso nos vale.
Luego una máscara, o simplemente un trapo
con agujeros para ver y respirar y… ¡A vacilar!
¡Qué divertido es meterte con la gente y que no te
conozcan! Sobre todo si sabes disimular la voz.
¿Me conoces, mascarita?
Las Mascaritas de Agüimes
En la isla de Fuerteventura también hay mascaritas,
pero sin duda, el momento más esperado por todos
es el concurso de Arretrancos y Achipencos
de Puerto del Rosario.
Los Achipencos son como carrozas hechas
con material reciclado y con temas muy diversos.
Su finalidad es la de lanzarse por una rampa al mar
y tratar de mantenerse a flote el mayor tiempo posible.
Pero claro, todos acaban hundiéndose
en el fondo del muelle.
Aquí, la risa es lo verdaderamente importante.
Una vez acabado el concurso, los Achipencos
se sacan del fondo para que el muelle siga limpito.
Achipenco de Puerto del Rosario
En la isla de Tenerife, aparte de haber
unos carnavales muy importantes a nivel mundial,
existen los Mataculebras del Puerto de La Cruz,
un pueblo situado en el norte de la isla.
Los Mataculebras van disfrazados de negritos
y marchan en fila, conducidos por un caporal,
que les ordena que maten la culebra.
La culebra representa la opresión que vivieron los negros
esclavizados en Cuba, trabajando en la caña de azúcar.
La representación trata de dar muerte a una culebra
que representa la opresión de los negros.
Solo así conseguirán la libertad.
Los Mataculebras del Puerto de la Cruz
Y éste es nuestro protagonista: Se llama Raúl.
Raúl es un niño muy carnavalero y que se despierta,
ya vestido con su disfraz, y se dispone a ir con sus amigos
al baile de Carnaval que va a haber en la plaza de Agüimes.
Pero Raúl se va a llevar una sorpresa muy grande.
¿Quieres saber lo que le pasó a este niño?
Pues te pierdas detalle, que te lo voy a contar,
pero sobre todo, intenta aprender cuanto puedas
de todo lo que aquí hay.
Así conocerás algo más de las maravillas de nuestras islas...
…que no son pocas.
Sueños de Carnaval
Teatro escolar en 1 acto
Miguel Ángel Montelongo Martín
Narrador 1
¡Hola a todas y todos! Hoy venimos a hablarles de
Carnaval.
Narrador 2
Sí, de Carnaval, aunque ya haya pasado y ahora estemos
cerquita del verano.
Narrador 1
Pero es que, si en estos días celebramos el Día de
Canarias, el hablar de sus carnavales es también una forma
de vivir nuestra identidad.
Narrador 2
¡Claro! Porque el Carnaval forma parte de la cultura de los
pueblos.
Narrador 1
¿Sabían ustedes que cada una de nuestras islas tiene
una manera propia de celebrar su carnaval?
Narrador 2
Todos sabemos que lo más llamativo de los carnavales
son los disfraces y las máscaras. Aquí, en Canarias,
tienen diseños muy variados.
Narrador 1
Algunas máscaras se inspiran en la propia naturaleza.
Narrador 2
Otras en la mitología o en las leyendas.
Narrador 1
Hoy queremos que conozcan algunas de estas maneras
de celebrar el Carnaval en nuestras islas.
Narrador 2
Y lo haremos a través de la historia de ese niño que ven ahí, un niño que duerme plácidamente.
Cuando se despierte, lo primero que hará será salir pitando al baile de mascaritas que hay hoy
en la plaza del pueblo.
Narrador 1
Esta es su historia. No se pierdan detalle y… ¡Cuidadito!
Narrador 2
¿Cuidadito por qué?
Narrador 1
Por los… (con las manos hace un gesto junto su cabeza,
dibujando unos cuernos) … ya sabes…
Narrador 2
Es verdad, ya se me había olvidado. ¡Abran bien los ojos
y estén listos para correr!
Narrador 1
(tranquilizando a los espectadores) No, es broma… pero
lo que si es cierto es que, algunos de estos personajes
huelen bastante mal y dan miedo.
Narrador 2
Bueno, amigos… los dejamos ya con la representación de
esta obra, que lleva por título…
Narradores
¡Sueños de Carnaval!
Raúl
(Se sobresalta) ¿Qué hora es? Espero no haberme quedado
demasiado dormido o llegaré tarde al baile. (se levanta)
¡Mamá! (nadie responde) ¡Qué raro que no haya nadie en casa!
(con sobresalto)
A lo mejor es que ya se han marchado todos al baile y no me han
querido despertar.
Debo darme prisa o no me tocará nada. Este año, con la crisis,
ponen solo una piñata para los niños.
Raúl
¡Qué extraño… no se oyen ni los pájaros, ni el ladrar de los
perros de maestro Segundito, que están todo el día
alborotados…!
Raúl
¿Qué será eso… ese sonido? Parecen animales sueltos…
No, son niños… vestidos de animales… y vienen corriendo
hacia aquí. ¿De dónde habrán salido?
Carnero 1
¡Brrrrrrr! ¡Brrrrrrr! (Raúl se aparta mira al otro carnero)
Carnero 2
Lo mismo que éste.
Carnero 1
(extrañado) ¿Cómo que lo mismo que éste?
Carnero 2
Sí… lo mismo que tú: ¡Brrrrrr! ¡Brrrrrrr!
Carnero 1
¿Y… y por qué no se lo haces directamente y ya está?
Raúl
¿Quiénes son ustedes dos? Nunca los he visto por aquí.
Carnero 1
Somos los Carneros. Los Carneros de Tigaday.
Raúl
¿De Tigaday? ¿dónde queda eso?
Carnero 2
En Frontera, uno de los municipios de la isla de El Hierro.
Raúl
El Hierro… eso está un poco lejos de aquí ¿no? (los carneros asienten con la cabeza) ¿Y por qué razón se visten
de carneros… con esas pieles tan sucias y apestosas y con el cuerpo manchado de betún? (pone cara de asco)
Carnero 1
¡Eh, sin faltar…! Lo de las pieles lo hacemos para recordar el pasado ganadero de nuestra isla y lo del betún… es
para jeringar un poco a la gente y que nos tema.
Carnero 2
Al que no sale corriendo al vernos, lo manchamos y lo atufamos.
Carnero 2
¿Lo comprendes ahora? Siempre hubo una estrecha relación
entre nuestra gente y el ganado, ya que éste ha sido uno de
sus principales medios de vida.
Raúl
Ya, ahora lo entiendo.
Carnero 1
Nos han habían invitado a un Baile de Piñata pero, por lo que se
ve, nos hemos debido equivocar.
Carnero 2
¿Esto no es La Gomera, verdad?
Raúl
No. Esto es Agüimes, están en la isla de Gran Canaria.
Indiano
(cantando y bailando) ¡Ay, mamá Inés! ¡Ay, mamá Inés!
¡Todos los negros tomamos café! (lo repite)
Indiana
(deja de bailar) ¡Cállate, Felipe! (hace pausa)
¿Has escuchado a ese niño?
Indiano
¿Escuchado? ¿el qué?
Indiana
¡Ése niño de ahí (lo señala) ha dicho que no estamos en La Gomera!
Indiano
(mira a su alrededor) ¿No? ¿y entonces dónde estamos?
Carnero 1
(se acerca a asustar a la indiana) ¡Brrrrrr!
Indiana
¡Mira Felipe, esta cosa no me deja tranquila!
Indiana
¡Por favor, qué peste! ¡Ay como tú me manches el traje,
con lo que me costó almidonarlo!
Carnero 2
Dice este chico que esto es Agüimes… y no La Gomera.
Indiano
¿Agüimes? (hace memoria) Eso es… ¡Ahora no me acuerdo!
Pero… ¿Y quién vive aquí? ¡Aquí no hay nadie!
Raúl
Ustedes son las primeras mascaritas que veo;
los Carneros de Tigaday y…
Indiana
¡Los Indianos de La Palma! Los de los polvos de talco
¿No nos conoces?
Raúl
Sí, algo he visto por la tele. Según parece, ustedes recuerdan
a los canarios que emigraron y que regresaron años más tarde
convertidos en nuevos ricos o trayendo el dinero a los familiares
de aquellos que emigraron.
Indiano
Eso mismo es, muchacho. Por eso vamos tan elegantes, con
nuestros sombreros y nuestras guayaberas. (señalándose él)
Hemos prosperado… (con falsa modestia) bueno… más o
menos.
Mascarita 1
¿Me conoces, mascarita?
Indiano
¿Quiénes son estos?
Mascarita 2
¿Cómo que quién somos?
¡Adivínalo, o te quedarás sin saberlo!
Raúl
Estas son las mascaritas de Agüimes.
¡Menos mal que veo caras conocidas!
Mascarita 1
¿Entonces sabes quién soy?
Mascarita 2
¿Y yo… sabes quién soy? (hace otro tanto)
Raúl
No, pero por los disfraces sé que son de aquí. Seguro que tú
eres una mujer y tú eres un hombre. Siempre se cambian los
trajes, para dar más risa.
Carnero 1
¿Tú te enteras de algo? (Carnero 2 niega con la cabeza)
Mascarita 1
Eres el hijo de Chanito Artiles.
Yo te conozco, pero tú a mí no.
Mascarita 2
(olfatea el aire) ¿Te fuiste, Maruca?
Mascarita 1
¿Qué si me fui… a dónde?
Mascarita 2
¡Ños, fuerte pestaso! ¿No serán esos de ahí?
¡Chiquillos, contrólense un poco, que parece que tienen los muelles flojos!
Carnero 2
¿Qué es eso que viene por ahí?
Indiana
¡Mira, Felipe… qué artefacto tan mono! ¡Qué original!
En cuanto averigüemos qué es y cómo funcione nos
compramos uno, querido… ¡Seremos la envidia de todos!
Indiano
¿Y quién conduce esa cosa?
Ismael
¡Hola a todos! Yo soy Ismael Ramírez y vengo navegando desde Puerto
del Rosario en mi Achipenco, para ir al Baile de Piñata. ¿Es aquí, no?
Raúl
¿Un Achipenco, has dicho? ¿y eso qué es?
Indiana
¡Achipenco! ¡Vaya un nombrecito!
Ismael
Un Achipenco, también llamado Arretranco, es esto que ven:
Un carricoche hecho con materiales de desecho.
Cuando llega el día del concurso, uno a uno se van lanzando al agua por
una rampa que ponen en el muelle. El que más tiempo aguante a flote,
es el que gana y este año gané yo.
Ismael
Gané, gracias a que todos los
demás se hundieron al poco
tiempo de caer en el agua… pero
el mío…
por extraño que les parezca, se
mantuvo a flote.
Carnero 1
¿Pero… eso de los Arretrancos y
Achipencos ha estado de siempre
en el Carnaval de tu isla?
Ismael
No. Esto lleva haciéndose poco
tiempo… unos veinte años, como
mucho… pero nosotros pensamos
que es una forma nueva, divertida
y ecológica de vivir el Carnaval.
Carnero 2
¿Y qué hacen con los Achipencos que se hunden?
Ismael
Los sacamos del fondo del muelle en cuanto termina el concurso. No está la cosa como para dejar nuestro litoral lleno de
basura.
Indiano
Puerto del Rosario.. eso es en…
Ismael
Fuerteventura.
Carnero 1
(al conductor del achipenco) ¡Brrrrrr!
Ismael
(haciendo ascos a los carneros) ¡Por favor, que peste!
A ustedes dos sí que les vendría bien un bañito en el
muelle de Puerto del Rosario.
Buches
¡Querida Lola, vamos al muelle, tu linda cola brillando va!
¡Los marineros se vuelven locos y hasta el piloto pierde
el compás!
Buche 1
¡Mira Ginés, aquí hay gente! Vamos a preguntarles.
¡Uf, cómo huele por aquí!
Buche 2
¡Buenas noches, señores! ¿Es aquí el Baile de Piñata?
Indiano
¡Otros! ¿Qué es lo que pasa que hoy se equivoca todo el
mundo con el dichoso viajecito a La Gomera? ¡Deberíamos
poner una demanda a nuestras respectivas compañías de
viaje!
Indiana
¿Saben? Creo que están un poco desorientados, amigos…
esto no es La Gomera
Carnero 1
Bueno… no más que nosotros.
Carnero 2
(se acerca a asustarlos) ¡Brrrrrr!
Buche 1
¡Salte p’allá, bicho! (le da un buchazo en la cabeza)
Buche 2
¿Entonces, esto no es La Gomera? (todos dicen que no)
Buche 1
¡Vámonos, Ginés! Aquí no es la fiesta.
Buche 2
Espera un momento, Marcial. Dicen que ustedes no venían
hacia aquí ¿No es eso?
¿También se han equivocado, entonces?
Raúl
Todos se han equivocado. Quieren ir al Baile de Piñata,
pero es que aquí no es. Y por cierto ¿Ustedes quiénes son?
Buche 1
Nosotros somos de la Parranda de Los Buches, de Arrecife.
Buche 2
De Arrecife de Lanzarote, para más señas.
Raúl
¿Y lo que llevan puesto es también una
vestimenta de carnaval?
Buche 1
¡Sí! Pero, sobre todo se nos conoce por
llevar estos
buches o fules. Son buches de pescado
inflados.
Indiana
¿Y qué hacen con esas cosas, si puede
saberse?
Buche 2
Golpeamos a la gente durante nuestras
salidas
por la ciudad, pero no se preocupe, no duele
nada.
Son como sopladeras.
Buche 2
Cada una está hecha con el estómago de
un tiburón.
(todos se asombran)
Es para recordar nuestro pasado marinero.
Indiana
Pues eso… amigos buchúos… o como se llamen… ¡Que el baile no es aquí!
Diablete 1
¿Cómo que no es aquí? ¡Uhhhhhh! (asusta a la
indiana que retira su rostro espantada)
Éste dice que el Baile de Piñata no es aquí.
Todos
¡No, no es aquí!
Diablete 2
Pero si invitaron a los Diabletes a participar…
Indiana
(harta de repetir lo mismo) Que sí, que sí… y a
nosotros también nos invitaron… pero no es aquí.
Se han equivocado de sitio.
Indiano
Todos ¡Todos nos hemos equivocado!
Raúl
¡Así que ustedes son los famosos Diabletes de Teguise…!
Diablete 1
(sonriente) ¿Nos conoces?
Raúl
Sí. Los he visto algunas veces por la Televisión Autonómica.
¡Se dice que ustedes son una de las manifestaciones
carnavaleras más antiguas de Canarias.
Diablete 1
Y es verdad. La nuestra es una tradición que vino de
América hace ya mucho tiempo.
Diablete 2
El desfile de los Diabletes abría siempre las procesiones
del Corpus, pero ahora ya nos han dejado para salir
en el Carnaval y nada más.
Raúl
¡La máscara que llevan es genial!
Diablete 2
Antes salíamos con máscaras que representaban la cara
de un diablo, pero ahora llevamos otras. Estas imitan
la cara de un toro. (se acerca a Raúl para asustarlo) ¡Uhhhhh!
Carnero 2
(al diablete 2) ¡Brrrrrr!
Diablete 1
(al carnero 2) ¡Uhhhhh!
Carnero 1
(al diablete 1) ¡Brrrrrr! ¡Brrrrrr!
Indiana
Pero bueno… ¿esto va a seguir mucho tiempo?
Buche 1
¿Éstos? Se pasan así horas y horas.
Buche 2
Lo sabemos porque venimos de la misma isla.
Buche 1
Sí, pero esta gente no son de la costa… son un poco raritos.
Buche 2
No cantan ni nada… tan solo se limitan a hacer ¡Uhhhh!
(remedándolos) Muy propio de ellos.
Diabletes
(al Buche 2) ¡Uhhhh! (lo aparta de un buchazo en el
trasero)
Buche 1
Y si estos les parecen raritos ¿qué me dicen de ésos
que vienen corriendo por ahí?
Cabra
¡Beeeeee, beeeeee!
Macho
¡Ehehehehe, ehehehehe!
Indiana
¡Menudo rebaño que tenemos hoy por aquí!
¡Como alguno de ustedes me manche el traje, se va a enterar!
Se va a comer todos los botes de polvos talco que me traje
en el bolso.
Cabra
¡El baile! ¿dónde es el baile? ¿es que no piensan ir a bailar?
Macho
¿Ustedes no van a ir? ¡Mira qué aburridos! ¡Eheheheheh!
Indiano
Pues se equivoca, amigo. No somos tan aburridos como
usted se cree. Lo que ocurre es que… el baile no es aquí.
Cabra
¿Cómo que no es aquí? ¿Esto no es La Gomera?
¡Fffff! ¡Ffffff!
Macho
¡Seguro que sí es aquí! Tan solo es cuestión
de buscar, de seguir la música… (se pone a
hacer pasos de baile)
¡Vamos, sigue el ritmo, cabrita!
(la anima a bailar)
Ismael
Dime, macho ¿De dónde vienen ustedes con
tanto ímpetu?
Cabra
De La Aldea. Somos los Machos y Cabras,
la manifestación carnavalera más arraigada
del oeste de Gran Canaria.
Ismael
Cabras y Machos… ¿Y eso es todo?
Macho
Bueno… también hay machos, parecidos a esos. Hace
algún tiempo había incluso hasta un diablo, que
caminaba sobre zancos.
Hoy sólo sale el diablo con cabeza de vaca que se pinta
la cara con añil y asusta a los niños.
Cabra
Algunas veces se les ponía unas hojas de palmera por
detrás, como si fuese un rabo.
Ismael
¿Y para qué se le pone ese rabo?
Macho
Para prenderle fuego y salir corriendo por todo
el pueblo asustando a la gente, pero eso ya no se hace
porque puede resultar peligroso jugar con fuego.
Indiana
(con sarcasmo) ¡Sí, muy civilizado!
Indiano
¿Y esos que vienen por ahí, quienes son? ¡Parecen guajiros de la caña de azúcar!
Mataculebras
(cantando) ¡Aquí vamos los negritos torichicos chacandela, que venimos preparados para matar la culebra!
Indiana
Sí… tienen un aire parecido… El de la capa roja parece ser el jefe del otro… ¡El pobrecito, está muy delgadito!
¡Felipe, ese hombre trae un bicho colgando! ¡Por favor… es una culebra! ¡Mátala!
¡Felipe Capote, te digo que la mates!
Caporal
¡Espera, negro! ¡Deja ahí la culebra (le señala el suelo)
y vigílala bien, no se te vaya a escapar!
Negrito
¡Sí, mi amo! Yo la vigilo y no le pienso quitar la vista
de ensimba.
Caporal
¡Buenas, señores! Díganme ustedes ¿Saben dónde es
el Baile de Piñata?
Raúl
No es aquí.
Caporal
¿Cómo que no es aquí? ¿me tomas el pelo, muchacho?
Si esto es La Gomera, aquí tiene que ser el baile.
Todos
¡Que no es aquí!
Negrito
¡No es aquí, mi amo! Mire que ellos llegaron primero. Lo
sabrán mejor que nosotros.
Caporal
¡Tú te callas, negro! ¡Y agarra bien esa culebra, que se te está
revolviendo!
Carnero 2
¡Brrrrrr! (el caporal saca el machete y lo asusta)
Carnero 1
¡Ven aquí, atrevido! (lo coge por el pescuezo)
¿Estás loco? ¡A esta gente no la conocemos!
Caporal
Mira, carnerito… ¿Qué tú haces? Déjate de bromas
y dime dónde es el baile.
Negrito
¡No lo sabe, mi amo! ¡Aquí nadie sabe nada!
Caporal
¡Cállate negro y mata esa culebra de una vez!
Raúl
Son Los Mataculebras del Puerto de la Cruz, ¿Verdad?
Caporal
¡Esos mismitos somos nosotros, chicos!
Es una tradición que vino de Cuba y que hoy se mantiene aquí.
Raúl
¿Y por qué quieren matar la culebra?
Caporal
La culebra representa la opresión, la esclavitud…
y se dice que solo conseguiremos la libertad si matamos
a la dichosa culebra.
Negrito
Pero tenemos miedo de hacerlo. (le muestra la culebra)
Mire, tiene la boca llena de ‘fileles’.
Raúl
¡Vaya… otra muestra del Carnaval de emigración!
Raúl
¡Escúchenme todos! No sé cómo, ni por qué razón
habrá ocurrido, pero lo que sí es cierto, es que todos
ustedes se han equivocado al venir aquí. Han venido
de todas las islas menos de La Gomera.
¿No les parece un poco raro?
Ismael
¡Muy raro!
Indiano
A lo mejor, alguien quiere que celebremos un
Carnaval canario uniendo todas las islas en la
alegría.
Indiana
¡Felipe, por favor! ¿Tú te estás escuchando?
Indiana
¡Felipe Capote, has bebido demasiado!
¡Ya hablaremos cuando lleguemos a casa!
Buche 1
¡Es verdad, de todos sitios menos de aquél en el que se
celebra el baile!
Buche 2
¿Qué querrá decir esto?
Diablete 1
¡No, señora! Tiene razón… ¡Lo que ha dicho
su esposo tiene sentido!
Diablete 2
¿Y qué podemos hacer?
Mascarita 1
¿Hacer? ¡Nada, no podemos hacer nada!
Mascarita 2
¡Ya nos quedamos sin baile!
Pero podemos bailar nosotros aquí mismo.
Macho
¿Cómo llegaremos a La Gomera?
Cabra
¡Nadando! (todos la miran y ella
se avergüenza del disparate) ¡Beeee!
Carnero 1
¡Con lo cerca que nos quedaba a nosotros esa isla!
Carnero 2
Sí, aunque más cerca le quedaba a Los Mataculebras
de Tenerife.
Caporal
¡Menuda gracia…!
Negrito
¡Podríamos intentar llegar montados en el Achipenco, mi amo! (agacha la cabeza)
Si a usted no le importa.
Ismael
¡Claro que sí!
Estoy seguro que mi Achipenco puede llevarnos a todos.
¡Vamos, súbanse!
Raúl
¡Has tenido una idea genial, negrito!
Negrito
¡Muchas gracias, amo Raúl!
Raúl
¡Qué amo Raúl, ni que nada!
¡Yo, si no soy tu amigo, no quiero ser nada tuyo!
Indiana
¡Eh, ustedes dos! ¿Se van a quedar mucho
tiempo ahí?
¡Dense prisa, por favor!
Espero que nos coja buen tiempo.
No está una para demasiados meneos.
Todos se montaron en el achipenco de Ismael
y pusieron rumbo a La Gomera.
Al desembarcar oyeron la música del Baile de Piñata
No hubo más que seguirla y, rápidamente
Llegaron a un gran salón en el que empezaron a bailar
con mucha alegría.
Y en el centro, la enorme piñata colgando.
¡Qué baile aquél, oiga!
Raúl
¡Esto es increíble… es como un sueño de Carnaval!
Están aquí reunidos los Carneros de Tigaday, los Diabletes de Teguise, los Buches de Arrecife, los Indianos de La Palma,
las Cabras y Machos de La Aldea, Los Mataculebras de Tenerife, uno de los Achipencos de Fuerteventura… y todo, en
uno de los famosos Bailes de Piñata de San Sebastián de la Gomera…
Raúl
No sé, pero creo que estos van a ser los carnavales más bonitos
de mi vida.
¡Adiós, me voy a bailar!
Este sería el despertar… el final del sueño.
Yo… no quisiera despertarme…
¿Y tú?
Fin
Descargar

Diapositiva 1