Si desea una copia de la presentación en
PowerPoint visite:
www.escuelasabatica2000.org
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Afortunados los que
reconocen su necesidad
espiritual, porque el
reino de Dios les
pertenece (PDT).
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
Felices los de espíritu
sencillo, porque suyo es el
reino de los cielos (BLPH).
Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide
Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y
humillarte ante tu Dios.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Afortunados los que
reconocen su necesidad
espiritual, porque el
reino de Dios les
pertenece (PDT).
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
Felices los de espíritu
sencillo, porque suyo es el
reino de los cielos (BLPH).
Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide
Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y
humillarte ante tu Dios.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Afortunados los que
reconocen su necesidad
espiritual, porque el
reino de Dios les
pertenece (PDT).
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
Felices los de espíritu
sencillo, porque suyo es el
reino de los cielos (BLPH).
Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide
Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y
humillarte ante tu Dios.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Afortunados los que
reconocen su necesidad
espiritual, porque el
reino de Dios les
pertenece (PDT).
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
Felices los de espíritu
sencillo, porque suyo es el
reino de los cielos (BLPH).
Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide
Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y
humillarte ante tu Dios.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Afortunados los que
reconocen su necesidad
espiritual, porque el
reino de Dios les
pertenece (PDT).
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
Felices los de espíritu
sencillo, porque suyo es el
reino de los cielos (BLPH).
La humildad de los sabios
Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide
Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y
humillarte ante tu Dios.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Ciertamente más rudo
soy yo que ninguno, ni
tengo entendimiento de
hombre. Yo ni aprendí
sabiduría, ni conozco la
ciencia del Santo.
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Ciertamente más rudo
soy yo que ninguno, ni
tengo entendimiento de
hombre. Yo ni aprendí
sabiduría, ni conozco la
ciencia del Santo.
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Ciertamente más rudo
soy yo que ninguno, ni
tengo entendimiento de
hombre. Yo ni aprendí
sabiduría, ni conozco la
ciencia del Santo.
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Ciertamente más rudo
soy yo que ninguno, ni
tengo entendimiento de
hombre. Yo ni aprendí
sabiduría, ni conozco la
ciencia del Santo.
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Ciertamente más rudo
soy yo que ninguno, ni
tengo entendimiento de
hombre. Yo ni aprendí
sabiduría, ni conozco la
ciencia del Santo.
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Ciertamente más rudo
soy yo que ninguno, ni
tengo entendimiento de
hombre. Yo ni aprendí
sabiduría, ni conozco la
ciencia del Santo.
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Ciertamente más rudo
soy yo que ninguno, ni
tengo entendimiento de
hombre. Yo ni aprendí
sabiduría, ni conozco la
ciencia del Santo.
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el
reino de los cielos.
Ciertamente más rudo
soy yo que ninguno, ni
tengo entendimiento de
hombre. Yo ni aprendí
sabiduría, ni conozco la
ciencia del Santo.
Si estás actuando como un tonto,
te las das de importante y haces
planes en contra de los demás,
detente y ponte a pensar (PDT).
Dios bendice a los que son
pobres en espíritu y se dan
cuenta de la necesidad que
tienen de él, porque el reino
del cielo les pertenece (NTV).
Si como un necio te has
engreído, o si algo maquinas,
ponte a pensar (NVI)
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Si como un necio te has
engreído, o si algo maquinas,
ponte a pensar (NVI)
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Si como un necio te has
engreído, o si algo maquinas,
ponte a pensar (NVI)
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Si como un necio te has
engreído, o si algo maquinas,
ponte a pensar (NVI)
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Si como un necio te has
engreído, o si algo maquinas,
ponte a pensar (NVI)
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Si como un necio te has
engreído, o si algo maquinas,
ponte a pensar (NVI)
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
¿Dónde estabas tú cuando
yo fundaba la
tierra? Házmelo saber, si
tienes inteligencia. ¿Quién
ordenó sus medidas, si lo
sabes? ¿O quién extendió
sobre ella cordel?
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
Si como un necio te has
engreído, o si algo maquinas,
ponte a pensar (NVI)
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
¿Dónde estabas tú cuando
yo fundaba la
tierra? Házmelo saber, si
tienes inteligencia. ¿Quién
ordenó sus medidas, si lo
sabes? ¿O quién extendió
sobre ella cordel?
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
Si como un necio te has
engreído, o si algo maquinas,
ponte a pensar (NVI)
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
¿Dónde estabas tú cuando
yo fundaba la
tierra? Házmelo saber, si
tienes inteligencia. ¿Quién
ordenó sus medidas, si lo
sabes? ¿O quién extendió
sobre ella cordel?
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
Si como un necio te has
engreído, o si algo maquinas,
ponte a pensar (NVI)
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
¿Dónde estabas tú cuando
yo fundaba la
tierra? Házmelo saber, si
tienes inteligencia. ¿Quién
ordenó sus medidas, si lo
sabes? ¿O quién extendió
sobre ella cordel?
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
Si como un necio te has
engreído, o si algo maquinas,
ponte a pensar (NVI)
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
¿Dónde estabas tú cuando
yo fundaba la
tierra? Házmelo saber, si
tienes inteligencia. ¿Quién
ordenó sus medidas, si lo
sabes? ¿O quién extendió
sobre ella cordel?
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
Si como un necio te has
engreído, o si algo maquinas,
ponte
pensar
(NVI)
En elaDios
Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Cuando veo tus cielos,
obra de tus dedos, La
luna y las estrellas que tú
formaste, Digo: ¿Qué es
el hombre, para que
tengas de él memoria, y
el hijo del hombre, para
que lo visites?
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Cuando veo tus cielos,
obra de tus dedos, La
luna y las estrellas que tú
formaste, Digo: ¿Qué es
el hombre, para que
tengas de él memoria, y
el hijo del hombre, para
que lo visites?
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Cuando veo tus cielos,
obra de tus dedos, La
luna y las estrellas que tú
formaste, Digo: ¿Qué es
el hombre, para que
tengas de él memoria, y
el hijo del hombre, para
que lo visites?
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Si neciamente has procurado enaltecerte, o si has pensado hacer
mal, pon el dedo sobre tu boca.
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Cuando veo tus cielos,
obra de tus dedos, La
luna y las estrellas que tú
formaste, Digo: ¿Qué es
el hombre, para que
tengas de él memoria, y
el hijo del hombre, para
que lo visites?
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
¡Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Cuando veo tus cielos,
obra de tus dedos, La
luna y las estrellas que tú
formaste, Digo: ¿Qué es
el hombre, para que
tengas de él memoria, y
el hijo del hombre, para
que lo visites?
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
¡Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Cuando veo tus cielos,
obra de tus dedos, La
luna y las estrellas que tú
formaste, Digo: ¿Qué es
el hombre, para que
tengas de él memoria, y
el hijo del hombre, para
que lo visites?
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
¡Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Toda palabra de Dios es
limpia; El es escudo a los
que en él esperan. No
añadas a sus palabras,
para que no te reprenda, y
seas hallado mentiroso.
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
¡Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Toda palabra de Dios es
limpia; El es escudo a los
que en él esperan. No
añadas a sus palabras,
para que no te reprenda, y
seas hallado mentiroso.
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
¡Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Toda palabra de Dios es
limpia; El es escudo a los
que en él esperan. No
añadas a sus palabras,
para que no te reprenda, y
seas hallado mentiroso.
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
¡Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Toda palabra de Dios es
limpia; El es escudo a los
que en él esperan. No
añadas a sus palabras,
para que no te reprenda, y
seas hallado mentiroso.
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
¡Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!
¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en
sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó
todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre
de su hijo, si sabes?
Toda palabra de Dios es
limpia; El es escudo a los
que en él esperan. No
añadas a sus palabras,
para que no te reprenda, y
seas hallado mentiroso.
Entonces respondió Job a
Jehová, y dijo: He aquí que yo
soy vil; ¿qué te responderé? Mi
mano pongo sobre mi boca.
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
¡Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!
Hay generación que maldice a su padre y a su madre no
bendice… El ojo que escarnece a su padre y menosprecia la
enseñanza de la madre, los cuervos de la cañada lo saquen, y lo
devoren los hijos del águila.
Hay generación limpia en
su propia opinión,
Si bien no se ha limpiado
de su inmundicia… El
proceder de la mujer
adúltera es así: Come, y
limpia su boca y dice: No
he hecho maldad.
Hay generación cuyos ojos
son altivos y cuyos párpados
están levantados en alto.
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Hay generación cuyos dientes son espadas, y sus muelas
cuchillos, para devorar a los pobres de la tierra, y a los
menesterosos de entre los hombres.
Hay generación que maldice a su padre y a su madre no
bendice… El ojo que escarnece a su padre y menosprecia la
enseñanza de la madre, los cuervos de la cañada lo saquen, y lo
devoren los hijos del águila.
Hay generación limpia en
su propia opinión,
Si bien no se ha limpiado
de su inmundicia… El
proceder de la mujer
adúltera es así: Come, y
limpia su boca y dice: No
he hecho maldad.
Hay generación cuyos ojos
son altivos y cuyos párpados
están levantados en alto.
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Hay generación cuyos dientes son espadas, y sus muelas
cuchillos, para devorar a los pobres de la tierra, y a los
menesterosos de entre los hombres.
Tres cosas me son ocultas; Aun tampoco sé la cuarta: El rastro
del águila en el aire; El rastro de la culebra sobre la peña; El
rastro de la nave en medio del mar; Y el rastro del hombre en la
doncella.
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Tres cosas me son ocultas; Aun tampoco sé la cuarta: El rastro
del águila en el aire; El rastro de la culebra sobre la peña; El
rastro de la nave en medio del mar; Y el rastro del hombre en la
doncella.
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Tres cosas me son ocultas; Aun tampoco sé la cuarta: El rastro
del águila en el aire; El rastro de la culebra sobre la peña; El
rastro de la nave en medio del mar; Y el rastro del hombre en la
doncella.
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Tres cosas me son ocultas; Aun tampoco sé la cuarta: El rastro
del águila en el aire; El rastro de la culebra sobre la peña; El
rastro de la nave en medio del mar; Y el rastro del hombre en la
doncella.
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Tres cosas me son ocultas; Aun tampoco sé la cuarta: El rastro
del águila en el aire; El rastro de la culebra sobre la peña; El
rastro de la nave en medio del mar; Y el rastro del hombre en la
doncella.
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Tres cosas me son ocultas; Aun tampoco sé la cuarta: El rastro
del águila en el aire; El rastro de la culebra sobre la peña; El
rastro de la nave en medio del mar; Y el rastro del hombre en la
doncella.
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra,
Y las mismas son más sabias que los sabios:
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra,
Y las mismas son más sabias que los sabios:
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra,
Y las mismas son más sabias que los sabios:
Las hormigas, pueblo no
fuerte, y en el verano
preparan su comida; Los
conejos, pueblo nada
esforzado, y ponen su
casa en la piedra; Las
langostas, que no tienen
rey, y salen todas por
cuadrillas; La araña que
atrapas con la mano,
Y está en palacios de
rey.
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra,
Y las mismas son más sabias que los sabios:
Las hormigas, pueblo no
fuerte, y en el verano
preparan su comida; Los
conejos, pueblo nada
esforzado, y ponen su
casa en la piedra; Las
langostas, que no tienen
rey, y salen todas por
cuadrillas; La araña que
atrapas con la mano,
Y está en palacios de
rey.
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra,
Y las mismas son más sabias que los sabios:
Las hormigas, pueblo no
fuerte, y en el verano
preparan su comida; Los
conejos, pueblo nada
esforzado, y ponen su
casa en la piedra; Las
langostas, que no tienen
rey, y salen todas por
cuadrillas; La araña que
atrapas con la mano,
Y está en palacios de
rey.
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra,
Y las mismas son más sabias que los sabios:
Las hormigas, pueblo no
fuerte, y en el verano
preparan su comida; Los
conejos, pueblo nada
esforzado, y ponen su
casa en la piedra; Las
langostas, que no tienen
rey, y salen todas por
cuadrillas; La araña que
atrapas con la mano,
Y está en palacios de
rey.
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra,
Y las mismas son más sabias que los sabios:
Las hormigas, pueblo no
fuerte, y en el verano
preparan su comida; Los
conejos, pueblo nada
esforzado, y ponen su
casa en la piedra; Las
langostas, que no tienen
rey, y salen todas por
cuadrillas; La araña que
atrapas con la mano,
Y está en palacios de
rey.
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra,
Y las mismas son más sabias que los sabios:
Las hormigas, pueblo no
fuerte, y en el verano
preparan su comida; Los
conejos, pueblo nada
esforzado, y ponen su
casa en la piedra; Las
langostas, que no tienen
rey, y salen todas por
cuadrillas; La araña que
atrapas con la mano,
Y está en palacios de
rey.
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra,
Y las mismas son más sabias que los sabios:
Las hormigas, pueblo no
fuerte, y en el verano
preparan su comida; Los
conejos, pueblo nada
esforzado, y ponen su
casa en la piedra; Las
langostas, que no tienen
rey, y salen todas por
cuadrillas; La araña que
atrapas con la mano,
Y está en palacios de
rey.
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra,
Y las mismas son más sabias que los sabios:
Las hormigas, pueblo no
fuerte, y en el verano
preparan su comida; Los
conejos, pueblo nada
esforzado, y ponen su
casa en la piedra; Las
langostas, que no tienen
rey, y salen todas por
cuadrillas; La araña que
atrapas con la mano,
Y está en palacios de
rey.
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra,
Y las mismas son más sabias que los sabios:
Las hormigas, pueblo no
fuerte, y en el verano
preparan su comida; Los
conejos, pueblo nada
esforzado, y ponen su
casa en la piedra; Las
langostas, que no tienen
rey, y salen todas por
cuadrillas; La araña que
atrapas con la mano,
Y está en palacios de
rey.
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
Vanidad de vanidades, dijo el
En el Dios Creador
Predicador, todo es vanidad…El fin de
Ponte a pensar
todo el discurso oído es este: Teme a
La humildad de los sabios
Dios, y guarda sus mandamientos;
porque esto es el todo del
hombre. Porque Dios traerá toda obra
a juicio, juntamente con toda cosa
encubierta, sea buena o sea mala.
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
Vanidad de vanidades, dijo el
En el Dios Creador
Predicador, todo es vanidad…El fin de
Ponte a pensar
todo el discurso oído es este: Teme a
La humildad de los sabios
Dios, y guarda sus mandamientos;
porque esto es el todo del
hombre. Porque Dios traerá toda obra
a juicio, juntamente con toda cosa
encubierta, sea buena o sea mala.
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
Vanidad de vanidades, dijo el
En el Dios Creador
Predicador, todo es vanidad…El fin de
Ponte a pensar
todo el discurso oído es este: Teme a
La humildad de los sabios
Dios, y guarda sus mandamientos;
porque esto es el todo del
hombre. Porque Dios traerá toda obra
a juicio, juntamente con toda cosa
encubierta, sea buena o sea mala.
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
Vanidad de vanidades, dijo el
En el Dios Creador
Predicador, todo es vanidad…El fin de
Ponte a pensar
todo el discurso oído es este: Teme a
La humildad de los sabios
Dios, y guarda sus mandamientos;
porque esto es el todo del
hombre. Porque Dios traerá toda obra
a juicio, juntamente con toda cosa
encubierta, sea buena o sea mala.
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
Apártame de la vanidad
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
Vanidad de vanidades, dijo el
En el Dios Creador
Predicador, todo es vanidad…El fin de
Ponte a pensar
todo el discurso oído es este: Teme a
La humildad de los sabios
Dios, y guarda sus mandamientos;
porque esto es el todo del
hombre. Porque Dios traerá toda obra
a juicio, juntamente con toda cosa
encubierta, sea buena o sea mala.
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
Apártame de la vanidad
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
No sea que me sacie, y te niegue, y
diga: ¿Quién es Jehová? O que
siendo pobre, hurte, y blasfeme el
nombre de mi Dios.
No me des mucho ni muy poco
Apártame de la vanidad
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
No sea que me sacie, y te niegue, y
diga: ¿Quién es Jehová? O que
siendo pobre, hurte, y blasfeme el
nombre de mi Dios.
No me des mucho ni muy poco
Apártame de la vanidad
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
No sea que me sacie, y te niegue, y
diga: ¿Quién es Jehová? O que
siendo pobre, hurte, y blasfeme el
nombre de mi Dios.
No me des mucho ni muy poco
Apártame de la vanidad
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
No sea que me sacie, y te niegue, y
diga: ¿Quién es Jehová? O que
siendo pobre, hurte, y blasfeme el
nombre de mi Dios.
No me des mucho ni muy poco
Apártame de la vanidad
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
No sea que me sacie, y te niegue, y
diga: ¿Quién es Jehová? O que
siendo pobre, hurte, y blasfeme el
nombre de mi Dios.
No me des mucho ni muy poco
Apártame de la vanidad
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
No sea que me sacie, y te niegue, y
diga: ¿Quién es Jehová? O que
siendo pobre, hurte, y blasfeme el
nombre de mi Dios.
No me des mucho ni muy poco
Apártame de la vanidad
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos,
santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como
en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día,
dánoslo hoy.
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
No sea que me sacie, y te niegue, y
diga: ¿Quién es Jehová? O que
siendo pobre, hurte, y blasfeme el
nombre de mi Dios.
No me des mucho ni muy poco
Apártame de la vanidad
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos,
santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como
en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día,
dánoslo hoy.
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
No sea que me sacie, y te niegue, y
diga: ¿Quién es Jehová? O que
siendo pobre, hurte, y blasfeme el
nombre de mi Dios.
No me des mucho ni muy poco
Apártame de la vanidad
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
En el Dios Creador
Ponte a pensar
La humildad de los sabios
Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos,
santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como
en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día,
dánoslo hoy.
Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:
Vanidad y palabra
mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni
riquezas;
Manténme del pan
necesario
Pedir dos cosas
Sabiduría ante los actos diarios
Humildad ante lo inescrutable
Lecciones de la naturaleza
Tiempo de actos de arrogancia
En la palabra de Dios
Vanidad de vanidades, dijo el
En el Dios Creador
Predicador, todo es vanidad…El fin de
Ponte a pensar
todo el discurso oído es este: Teme a
La humildad de los sabios
Dios, y guarda sus mandamientos;
porque esto es el todo del
hombre. Porque Dios traerá toda obra
a juicio, juntamente con toda cosa
encubierta, sea buena o sea mala.
Descargar

Document