Algunos dicen que los matrimonios experimentan
el fracaso por problemas financieros. Otros
comentan que los matrimonios sufren por la falta
de comunicación. Nosotros creemos que cada
lucha, dificultad y conflicto puede ser resuelto al
someterse a Dios.
Efesios 6:12-13
Porque no tenemos lucha contra sangre y carne,
sino contra principados, contra potestades,
contra los gobernadores de las tinieblas de este
siglo, contra huestes espirituales de maldad en
las regiones celestes. 13Por tanto, tomad toda la
armadura de Dios, para que podáis resistir en el
día malo, y habiendo acabado todo, estar
firmes.
Para sentirte satisfecho en tu matrimonio
depende muy poco de la persona con la que te
casaste, mas bien depende en como reaccionas
al conflicto. En el noviazgo buscamos a la
“persona correcta” para casarnos, pero ahora
estamos aprendiendo a ser la “persona
correcta” para nuestro conyugue.
Colosenses 3:12-14
Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y
amados, de entrañable misericordia, de
benignidad, de humildad, de mansedumbre, de
paciencia; 13soportándoos unos a otros, y
perdonándoos unos a otros si alguno tuviere
queja contra otro. De la manera que Cristo os
perdonó, así también hacedlo vosotros. 14Y
sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es
el vínculo perfecto.
Lo importante no es con quien te casaste, sino
como respondes a el o ella. La condición de tu
matrimonio es el resultado de cómo han estado
respondiendo el uno al otro. Recuerda que
ambas personas nacieron con una condición
fatal – el pecado- y ahora la clave es depender
más en Dios que en otro.
1 Pedro 5:6-7 Humillaos, pues, bajo la poderosa
mano de Dios, para que él os exalte cuando
fuere tiempo; 7Echando toda vuestra ansiedad
sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.
Cada incidió inicia con una chispa. Para
aumentar el calor en tu matrimonio, se requiere
que ambos batallen por fe en tres áreas vitales.
*INTIMIDAD CON DIOS
Salmos 119:32 Por el camino de tus
mandamientos correré, Cuando ensanches mi
corazón.
Cuando tengo mi corazón engrandecido para
captar mas de cómo es Dios, entenderé mejor a
mí conyugue. Solamente puedo suplir la
necesidad que entiendo.
*HUMILDAD CON TU CONYUGUE
Filipenses 2:3-4 Nada hagáis por contienda o por
vanagloria; antes bien con humildad, estimando
cada uno a los demás como superiores a él
mismo; 4NO mirando cada uno por lo suyo
propio, sino cada cual también por lo de los
otros.
La humildad abre la puerta a sanación, libertad y
restauración en el matrimonio. Cuando un
órgano trasplantado acepta bien su cuerpo
nuevo, ambos viven en paz y en armonía.
*GENEROSIDAD CON LO DEMÁS
1 Tesalonicenses 3:12-13 Y el Señor os haga
crecer y abundar en amor unos para con otros y
para con todos, como también lo hacemos
nosotros para con vosotros, 13Para que sean
afirmados vuestros corazones, irreprensibles en
santidad delante de Dios nuestro Padre, en la
venida de nuestro Señor Jesucristo con todos
sus santos.
Al extender la mano para ayudar a otros,
comienzan a notar que tan pequeños son sus
problemas.
Descargar

Un Matrimonio En Dios