Los escasos avances en la apertura del sistema oligárquico durante la era
del auge exportador. 1890-1929
Economía: auge exportador y la era del desarrollo “hacia fuera”. 1980-1929
Hacia fines del siglo XIX la economía latinoamericana estaba
integrándose lentamente a la economía mundial.
Llegada de capitales extranjeros principalmente desde Inglaterra y
Estados Unidos.
El capital extranjero se concentró en dos áreas:
Las actividades de exportación: Extracción minera (Standard Oil en
México, Kenecott en el cobre chileno) y en la producción de alimentos
(United Fruit Company en Centroamérica y la industria azucarera en Cuba)
Los servicios públicos: préstamos a los gobiernos para mejorar la
infraestructura vial y ferroviaria y los puertos, En Chile la ITT paso a
controlar las comunicaciones telefónicas y en Cuba empresas
estadounidenses controlaban el suministro de electricidad y la telefonía.
En muchos países crecen los ingresos del estado gracias a los
impuestos a las exportaciones, sin embrago esto tenía serias limitaciones a
menudo se trataba de exportaciones de un sólo producto, petróleo, azúcar o
salitre por ejemplo, lo que dejaba a los países sujetos a los vaivenes de la
economía mundial y de la producción local.
Las actividades rurales
A pesar del desarrollo de otras áreas económicas como la minería o el
comercio, la agricultura y la ganadería siguieron siendo la actividad más
importante para la mayor parte de la población.
Se mantuvo la concentración de la tierra en pocas manos y se modernizó
la producción agrícola en algunos productos, los más rentables.
Las relaciones de trabajo sufrieron modificaciones aunque se mantuvo el
sistema basado en la presencia de trabajadores que vivían al interior de las
propiedades y cuyo salario era limitado.
También se incorporaron trabajadores libres que dependían directamente
del salario.
Además se incorporaron nuevas tierras lo hizo aumentar la producción de
algunos bienes de exportación como el café en Brasil.
En general la agricultura era escasamente productiva basada todavía en
métodos tradicionales de producción como (extensiva y poco mecanizada).
La industria
En países como México, Argentina, Brasil y hasta cierto punto Chile,
Colombia y Uruguay, se hacen ciertos avances hacia la industrialización.
Principalmente para apoyar al rubro exportador, y en ocasiones para el mercado
interno.
En general los alcances de la industria son limitados.
Evolución social: nuevos actores
La oligarquía siguió siendo la clase dominante ya que se vio beneficiada
de la economía exportadora.
Comienza a crecer la población urbana aunque a un ritmo muy lento. El
desarrollo de la industria y el mayor acceso a los servicios impulsan la migración
hacia las ciudades. El crecimiento urbano no fue en lo absoluto planificado y las
condiciones de vida de la población obrera eran muy bajas.
Clases y actores sociales
La elite: estaba compuesta por la oligarquía tradicional propietaria de
la tierra y los nuevos empresarios que habían hechos sus fortuna en el
comercio o la industria.
En la práctica un sector no excluye al otro pues un mismo individuo
podía tener intereses en diferentes rubros.
La clase media: se desarrollo principalmente en las ciudades de la mano
del estado, pues la mayoría eran trabajadores del sector público, ya sea en
labores administrativas o como parte del área de servicios.
El impulso dado a la ecuación fue vital para el fortalecimiento de la clase
media ya que el acceso a ella les permitía acceder a mejores puestos de trabajo y
así diferenciarse de las clases obreras. Aunque en la práctica no tuvieran
condiciones de vida muy diferentes.
A pesar de ello fueron ganando más espacios en la vida pública y se
erigieron como un sector que en ocasiones podía expresar su sentir e influir en
las políticas nacionales.
Los militares: durante finales del siglo XIX se comienzan a formar
profesionalmente los cuerpos de oficiales que habrían de comandar los ejércitos
nacionales, no forman necesariamente una clase social, pues provienen
principalmente de las clases medias y de la elite y a menudo defienden los
interese de estos sectores.
En un principio por la importante presencia de las capas medias en el
ejército se pensó que este podía actuar como factor de democratización de la
política del periodo. La experiencia histórica demuestra que rara vez actuaron en
esa dirección.
La clase obrera: surge de la mano de la industria y de las explotaciones
agrícolas que ocupan a trabajadores libres, se caracterizan por depender de un
salario para sobrevivir.
Su peso demográfico era aun escaso en este periodo. Las condiciones de
vida y de trabajo de este sector eran a menudo muy precarias, viviendas malas
equipadas y largas jornadas de trabajo eran la tónica. También era común el
trabajo de niños cuyos salarios eran muy inferiores a los de los adultos.
Ante esto la clase obrera se organiza, en primera instancia bajo
asociaciones de ayuda muta en caso de enfermedad o fallecimiento. Luego
surgen los sindicatos que pugnan por mejores condiciones de trabajo.
Las huelgas organizadas por los obreros a menudo eran reprimidas
brutalmente, produciéndose en ocasiones verdaderas masacres, como ejemplo
tenemos en Chile la Matanza de la escuela Santa maría de Iquique en 1907
ocasión en la que fuerzas militares abrieron fuego contra un grupo de obreros del
salitre en huelga por mejores condiciones laborales con un saldo aproximado de
2000 muertos. También en argentina una huelga de los trabajadores de las
estancias término con 1000 personas fusiladas.
A pesar de ello el movimiento sindical fue ganando fuerza, a modo de dar
solución a las demandas obreras se aplicaron una serie de leyes sociales, como
la jornada de 8 horas o los seguros de enfermedad y vejez.
Los indígenas: el desarrollo del capitalismo presiono fuertemente sobre
la posesión de la tierra, numerosas comunidades indígenas vieron como sus
tierras eran expropiadas o reducidas a cantidades ínfimas, otros grupos étnicos
corrieron una suerte mucho pero como es el caso de algunos pueblos del sur de
Chile y Argentina que fueron exterminados por los nuevos propietarios
La política: estabilidad y participación limitada
En este periodo aparecen nuevos actores sociales, se diversifica la
economía, la creciente urbanización y el auge de nuevas ideas políticas y
sociales, favorecen el surgimiento de tendencias que buscan abandonar el
sistema oligárquico que concentra el poder en unas pocas personas.
El estado se fortalece y esto hace disminuir las pugnas internas por el
poder aunque las guerras civiles no están ausentes, así como los gobiernos que
no logran terminar su mandato.
Renovación de la vida política y avances sociales: Argentina, Chile, Uruguay y Costa Rica
Surgen nuevas tendencias y partidos políticos, contando con la
participación de las clases medias y algunos sectores obreros con claras
tendencias oligárquicas.
En general se experimentan avances en la legislación social, aunque la
oligarquía no termina de perder el poder y más bien tiende a compartirlo con las
nuevas fuerzas. Aunque en un sentido limitado más bien cooptando a los
referentes afines y excluyendo a los más radicales.
En Uruguay se vivió un perdió de gran estabilidad y mejoramiento de las
leyes sociales, entre ellas la promulgación de la jornada de trabajo de 8 horas y
educación secundaria gratuita, pero existían sólo dos partidos que se disputaban
el poder, los blancos y los colorados.
En Chile se vivía igualmente un periodo de gran estabilidad desde la
revolución de 1891. surgieron nuevos referentes políticos como el Partido Radical
apoyado en la clase media, el Partido Demócrata y el Partido Obrero Socialista
(que más tarde sería el Partido Comunista) esto últimos apoyados en la clase
obrera. Sin embargo al finalizar el periodo el país estaba gobernado por una
dictadura populista en manos del militar Carlos Ibáñez del Campo.
Las oligarquías institucionales: Brasil, Colombia, el salvador, Perú y Bolivia
En estos países se mantuvo casi intacto el orden político de la época
anterior, predominó la oligarquía con una casi nula renovación de los partidos
políticos y un escaso aumento de la participación electoral.
Aun así en estos países existió
constitucionales para alcanzar el poder.
cierto
respeto
por
las
vías
Brasil recién se erigió como república en 1889 y fue gobernada durante
largo tiempo por militares, producto de la debilidad de los partidos políticos.
En Colombia se mantiene un sistema electoral pero no se renueva la vida
política. En la práctica se mantenían un sistema bipartidista que se repartían los
espacios de poder, entre conservadores y liberales.
En Perú los partidos civilista y democrático se alternaban en el poder
hasta que en 1919 año en que el presidente electo (Augusto Leguía) disolvió el
parlamento y gobernó en forma dictatorial. A pesar de ello y aprovechando los
pocos espacios que dejaba el gobierno surgen partidos de carácter marxista.
Las tendencias dictatoriales: Guatemala, Ecuador, Venezuela, y Paraguay
En estos países la situación política permaneció estancada por el
predominio de las dictaduras, muchas veces unipersonales aunque apoyados en
la oligarquía, que duraban varios años.
En Ecuador cuadillo liberal se tomo el poder en 1895 y, con sólo una
interrupción de por medio lo dejó en 1911. Sin embargo introdujo una serie de
reformas progresistas como la separación entre la Iglesia y el Estado.
Posteriormente un grupo de militares se tomó el poder y a pesar de sus
tendencias dictatoriales formularon varias leyes sociales, como la limitación de la
jornada laboral, regulación del trabajo infantil, o el reconocimiento de los hijos
ilegítimos.
En Venezuela dos militares, Cipriano Castro y Vicente Gómez, acapararon
el poder y lo utilizaron para su propio beneficio.
México: de la dictadura a la revolución
El presidente Porfirio Díaz gobernó hasta 1910 y su gobierno llevaba a
esa fecha 30 años, ese mismo año estalla una guerra civil, por un lado estaba
Francisco Madero apoyado por la burguesía y la clase media los que pedían se
realizaran elecciones abiertas, otro bando que se levanto en contra de Díaz fue el
liderado por Emiliano Zapata de descendencia indígena este luchaba por la
preservación de las tierras de sus comunidades.
En 1911 Díaz es vencido por Madero y este alcanza el poder pero sería
asesinado dos años más tarde. Asume el general Huerta que fue a su vez
derribado en 1914 por Victorino Carranza, su gobierno no en realidad muy
popular principalmente por que se le acusaba de participar en el asesinato de
Madero.
Carranza ansiaba afianzar su poder sobre el país y combate la revolución
social que estaba llevando adelante Emiliano Zapata. Con la ayuda de EE.UU..
vence en 1917.
A partir de allí se vive un periodo de estabilidad política, aunque muchos
de los grandes líderes de la época murieron asesinados, entre ellos Zapata y el
mismo Carranza.
La constitución aprobada en 1917 es bastante avanzada para la época,
destacándose la separación entre la Iglesia y el Estado y leyes que favorecían la
devolución y distribución de tierras entre los campesinos e indígenas, la primera
reforma agraria de la época moderna, aunque los alcances de ésta última medida
fueron irregulares.
Resumen del periodo 1890-1929
En la mayor parte de los países, el control oligárquico persistió, Ya fuese
en su forma institucional o por intermedio de dictaduras militares, o al
mantenerse a la sombra de las intervenciones de Estados Unidos. Solo México,
Costa Rica y los países del Cono Sur vivieron experiencias de una transformación
antioligárquica, donde la clase media jugó papel no despreciable.
Pero incluso en esos países, los resultados para la democratización
fueron parciales y discutibles, y la oligarquía enfrentó a la emergente clase obrera
más con la fuerza que con una política de integración.
De este modo, el liberalismo no supo legitimarse en la época en que la
sociedad se diversificaba y su discurso perdió fuerza como elemento ideológico.
En lo económico, la elite confió el desarrollo a los progresos ligados al
auge de la exportación y a la llegada masiva de capitales extranjeros, lo que
funcionó durante el período, pero en la mayor parte de los países eso no fue
acompañado por un esfuerzo por diversificar más la economía.
Descargar

Diapositiva 1