Un cuento para ti
La hija de Matías pidió al sacerdote que
fuera a dar la extrema unción a su
padre, enfermo, porque le veía muy
agotado.
Cuando el sacerdote entró en la
habitación encontró una silla vacía
al lado de la cama.
- ¿Me esperaba, verdad?
- Pues no. ¿Quién es usted?
- Soy el párroco. Su hija me llamó
para darle la unción de enfermos.
Supuse que la silla estaba preparada
para mí.
- Ah sí, la silla...
Mire usted señor cura, le seré
sincero, yo no soy muy religioso ni sé
muy bien qué es la unción.
Casi no sé rezar.
Cuando voy a la Iglesia no logro
articular palabra.
Además soy un hombre ignorante
y pecador. No debería haberse
molestado.
La silla vacía es mi gran consuelo. Hace
unos años mi mejor amigo me dijo:
Mira, Matías, tener compañía es muy simple
porque, en realidad, nunca estamos solos.
Te sientas en una silla y colocas otra silla
vacía enfrente de ti. Y comienzas a dialogar
con Jesús de Nazaret sentado delante de ti.
No es algo necio hacerlo así porque Él nos
prometió: “Estaré con vosotros todos los
días”
Luego, le hablas y le escuchas, como lo estás
haciendo ahora conmigo.
Lo hice una vez y me gustó. Así que he
seguido haciéndolo cada vez durante
más tiempo. El Amigo de la silla me ha
hecho muy muy feliz...
Ando con mucho cuidado de que
no me vea mi hija. No quiero que
piense que estoy loco...
El sacerdote sintió una gran emoción
al escucharle y le dijo que era algo
muy bueno lo que venía haciendo.
Luego le explicó, le dio la unción de
enfermos y se despidió con un abrazo.
Unos días después la hija de Matías
llamó al sacerdote para decirle que
su padre había fallecido.
El sacerdote le preguntó:
- ¿Estaba en paz?
- Sí, cuando salí a hacer unos
recados le dejé muy tranquilo.
Y cuando regresé le encontré ya muerto
con una expresión de serenidad
admirable.
Lo raro es que se había incorporado
de la cama y estaba abrazado…
¡a la silla!
No me lo explico.
El sacerdote, profundamente
emocionado, se secó las lágrimas y
respondió con voz entrecortada:
¡Ojalá todos nos
pudiésemos ir de esa
manera!
Renovado por Jairo del Agua
Descargar

Presentación de PowerPoint