En el bosque musical donde vivía la
brujita Adelaida estaban tan ocupados
inventando sonidos que las palabras se
fueron sin despedirse.
Adelaida había escrito sus conjuros en un
cuaderno y cuando se dispuso a leerlos, el
cuaderno estaba vacío, las hojas en blanco, sin
ninguna letra escrita.
Ese día todos los habitantes del
bosque se dieron cuenta de que no
podían comunicarse porque las
palabras se habían ido para
siempre.
Rápidamente se reunieron todos en la plaza del
pueblo y muy enojados comenzaron a tocar un
instrumento, cacerolas, tachos, violines, guitarras,
tambores, cornetas, flautas y cualquier objeto que
sonara y se armó una tremenda fiesta.
Tanto ruido hicieron, que las letras, muy
curiosas, salieron de su escondite, se
asomaron por los huequitos de los árboles
y después se posaron en las ramas como si
fuesen pajaritos.
La brujita Adelaida que era muy inteligente las vio,
recogió dos redecillas de cazar mariposas y las fue
atrapando. Todos, los niños, los papás, las mamás y
hasta los abuelos mas viejecitos se dedicaron a
atrapar letras con sus redes de mariposas. Una vez
que las atraparon a todas, la brujita y sus amigas
Erika e Ivana iban a escribir todo de nuevo.
Erika había logrado formar una hilera enorme
de palabras con
ELE-ANTE ELEGANTE ENTERO ESPÁTULA
ESTUPIDO ESPÁRRAGO ENCONTRAR ELEGIR
ENSAYAR EMILIA ESTEBAN ELENA...
Ivana también formó muchas palabras con
OSO ORUGA OLA O-USCADO O-ERTA
OCRE HORRIPILANTE OSCURO OSCAR OELIA OSAMENTA ORO OMAR...
Y Adelaida con
IDIOTA IN-ELIZ INGRATA IRMA IRENE
IVANA...
Y con
AMIGA AL-AL-A ALELI AMARILLO AZUL
ALEGRIA ARMADURA ANTIGUO ALMIDON
ANANA AMOR...
Pero ¡OH no! Les faltaba una letra, la
, y como no la
encontraron, agarraron una
, le quitaron el
tercer palito y entonces quedó una
. Todo el pueblo
ahorraría la E, si se querían reír pues JAJAJAJA en vez
de JEJEJEJE. Eso si los nombres no se cambiarían, no
querían llamarse RIKA o ADLAIDA:
Siguieron trabajando todo el día hasta escribir todas las
palabras que recordaban. Mientras dormían las letras
traviesas, orgullosas de ser tan necesarias, decidieron
suspender su enojo y volver a juntarse. En un santiamén
se metieron en los libros, en los letreros, en la guía
telefónica, en los diccionarios... y le dejaron un mensaje
a la brujita Adelaida que decía así:
Te perdonamos. Aquí te dejamos esta fórmula
mágica para que nos recuperes; aunque la próxima
vez que te olvides de nosotras no volveremos más.
Al día siguiente cuando Adelaida tocó la corneta en
la plaza, todo el mundo se reunió y Adelaida dijo las
palabras mágicas:
Abra la palabra con pata de cabra
todos en la plaza verán lo que pasa
la gente contenta reirá a pierna suelta
porque volverán a hablar sin parar.
Entonces todos empezaron a hablar y
desde ese día Adelaida, Erika e Ivana
gobernaron el bosque musical.
Descargar

Diapositiva 1