EL CINE NACIONAL
1940-1954

El estado apoya al cine con
medidas
administrativas.
En
octubre
de
1939
Lázaro
Cárdenas decreta que todas las
salas de cine del país exhiban
por lo menos una película
mexicana al mes.

En 1941 debutan dos de los pilares
del “cine de calidad”; se trata de
Emilio Fernández, el Indio, con La isla
de la pasión, y Julio Bracho con ¡Ay
que tiempos, señor don Simón!

En
1942
se
crea
el
Banco
Cinematográfico por iniciativa del
Banco Nacional de México y con el
respaldo del presidente Ávila Camacho.
El periodismo cinematográfico (críticos
y cronistas se agrupan en una Unión
de
Periodistas
Cinematográficos
Mexicanos) se dedicó a defender el cine
nacional de los snobs.

Román Navarro, estrella mexicana en
Hollywood, es traído al país para
protagonizar La virgen que forjó una
patria, de Julio Bracho.

Surge como alternante de Jorge
Negrete, la estrella femenina María
Félix.

En 1943 se llegan a producir un total
de 70 películas, cifra nunca alcanzada
hasta ese momento por ningún cine de
lengua castellana.

La revolución será vista como ámbito
dramático y tema estético, ejemplo
representativo será Flor Silvestre, de
Emilio Fernández.

Surgen las figuras de Dolores del Río y
Pedro Armendáriz.

Las películas de Fernández y Figueroa
suscitaron la atención de mundo para
el cine mexicano.

Las películas del Indio obtuvieron
importantes premios en festivales
internacionales.

En 1944 el cine nacional contaba con
todo el apoyo necesario.

Fueron
adaptadas
novelas
de
Shakespeare,
Verne,
Maupassant,
Margall, Sudermann, Pérez Galdós,
Henry Bataille, Salgari.

Se producen 75 películas y
cinematografía se convierte en
tercera industria del país.

Se integro una Academia Mexicana de
Ciencias y Artes Cinematográficas
encargada de otorgar los Arieles con
los que se premiarían los mejores
esfuerzos del cine.
la
la

La Segunda Guerra Mundial estaba por
terminar, y con ella “la época de las
vacas gordas.

En 1945 se inició una política sindical
de puerta cerrada, que aseguraba para
los que ya estaban en la industria el
reparto de un botín que amenazaba
con reducirse.
Durante los siguientes años el número
de directores se redujo.


Estalló una guerra sindical entre los
técnicos menores y empleados de las
salas. Cantinflas y Negrete fueron los
líderes
de
un
movimiento
de
reivindicación de los derechos de los
ricos en contra de los líderes venales
de los pobres.

Se llegó al acuerdo de que los pobres y
sus líderes más o menos corruptos se
agruparían en el STIC (Sindicato de
Trabajadores
de
la
Industria
Cinematográfica), con prohibición de
hacer películas de largometraje; las
estrellas y sus alternantes, directores,
fotógrafos, etc. En el STPC (Sindicato
de Trabajadores de la Producción
cinematográfica)

Ya
concluida
la
guerra
los
norteamericanos se dedicaron a cobrar
su ayuda al cine mexicano; por ejemplo
la distribuidora Columbia se llevó gran
parte de las ganancias producidas por
las películas de Cantinflas.

Otra forma de introducirse en el cine
nacional
fue
a
través
de
su
participación en las acciones de los
estudios
Churubusco,
además
de
arreglos
e
influencias
del
cine
norteamericano en su futuro desarrollo.

La producción de un buen cine se volvió
más escasa entre los ejemplo más
destacados tenemos las
películas
cómicas de Tin Tan y Martínez Solares,
los melodramas de Alberto Gout con
Ninón Sevilla, las sagas de Ismael
Rodríguez, los westerns de Fernando
Méndez.

En 1947 el Estado adquiere el Banco
Cinematográfico; surge un monopolio
de exhibición propiedad de William
Jenkins y sus socios Alarcón y Espinosa
Yglesias, además hay una invasión de
las pantallas del cine de Hollywood

La industria se mantiene inamovible: la
misma mafia de productores privados,
los mismos sistemas de producción, el
mismo control de los sindicatos y su
política de puertas cerradas y con
excepción de Buñuel el tema siguió
siendo el melodrama.

La economía del cine se vio beneficiada
con
la
inversión
de
capitales
provenientes
del
Estado
y
del
extranjero.

En el periodo de 1948 a 1960 se
mantiene una producción más o menos
estable.

La mayoría de los productores fuertes
se asociaron con el monopolio de la
exhibición, el cual les permitió exhibir
sus películas de forma privilegiada.

Los
dueños
del
monopolio
exhibicionista
seleccionaban
los
materiales a explotar y determinaban
sus fechas y sus salas de estreno.

En 1953 se elabora el llamado “Plan
Garduño” que sienta las bases sobre las
que
habrá
de
desarrollarse
la
producción del cine en México hasta el
sexenio del presidente Luís Echeverría.

Como parte del plan y con la finalidad
de restarle fuerza a las grandes
empresas
exhibidoras
y
poder
recuperar la inversión bancaria, se
crean
seis
compañías
que
se
encargarían de distribuir el cine
nacional en México y en el extranjero.
Descargar

El cine nacional - Sociología del México Actual -