LAS DECLINACIONES
¿Qué es declinar?
En español usamos la misma palabra independientemente de la función
sintáctica que tenga dicha palabra dentro de la oración. Por ejemplo, en
La trucha se comió el cebo y Yo me comí la trucha, la palabra trucha no
cambia, aun cuando en un caso sea quien come (sujeto) y en el otro la
que es comida (C.D.).
Sin embargo, en latín las palabras tienen distintas terminaciones según
la función que desempeñen dentro de la oración.
Declinar consiste en colocarle a una palabra las terminaciones
correspondientes a las distintas funciones sintácticas que esa palabra
puede desempeñar. Por lo tanto, del mismo modo que en español
tenemos cuatro formas para la palabra niño (niño, niña, niños, niñas),
para una palabra en latín podemos tener entre doce y treinta y seis
formas (en el caso de los adjetivos).
¿Y qué es enunciar?
De toda esa cantidad de formas que puede tener una palabra en latín, ¿cuál es
la que la representa? Es decir, de la misma manera que para representar al
grupo niño-niña-niños-niñas hemos escogido la forma en masculino singular
“niño” como representante (y es la que nos encontramos en los diccionarios),
cada palabra latina tiene unas formas que representan a todo el grupo
declinado.
Este proceso de llamar a una palabra a través de unas formas concretas es
ENUNCIAR.
Los sustantivos se enuncian con dos palabras que corresponden al
nominativo y genitivo singular de su declinación. (Ahora sabrás lo que son)
Algunos ejemplos de cómo se enuncian los sustantivos:
Rosa, rosae
Amicus, amici
Mare, maris
Manus, manus
Dies, diei
¿Cómo se declinan los sustantivos?
En latín podemos declinar los sustantivos y los adjetivos.
Comenzaremos por los primeros.
Los sustantivos tienen doce formas diferentes (6 en singular
y 6 en plural) que se denominan “CASOS”. Son :
Nominativo
Vocativo
Acusativo
Genitivo
Dativo
Ablativo
Singular
-------
Plural
-------
Existen cinco declinaciones en latín (cada una con sus
propias terminaciones o desinencias) y cada sustantivo
pertenece a una de ellas.
Lo primero que hemos de hacer para declinar un
sustantivo es determinar a cuál de esas cinco
declinaciones pertenece. Para ello basta con mirar la
terminación del genitivo –segunda forma del enunciado-:
Primera declinación: genitivo –ae
Segunda declinación: genitivo –i
Tercera declinación: genitivo –is
Cuarta declinación: genitivo –us
Quinta declinación: genitivo – ei
(rosa, rosae)
(amicus, amici)
(mare, maris)
(manus, manus)
(dies, diei)
Una vez que sepamos a qué declinación pertenece,
extraemos la raíz del sustantivo, que es donde vamos a
añadir las desinencias.
La raíz del sustantivo es lo que nos queda al quitarle la
terminación al genitivo. Ejemplos:
Sustantivo: rosa, rosae
1ª declinación (genitivo –ae)
Raíz: ros-
Sustantivo: mare, maris
3ª declinación (genitivo –is)
Raíz: mar-
Esta raíz será casi siempre la misma en todos los casos de
la declinación. Ejemplo: Declinación de rosa, rosae
Escribimos los casos (singular y plural):
Nominativo
Vocativo
Acusativo
Genitivo
Dativo
Ablativo
Singular
-------
Plural
-------
Como tenemos el enunciado, sabemos qué formas son el
nominativo (rosa) y el genitivo singular (rosae).
Y si le quitamos la terminación al genitivo (-ae), sabemos
además cuál es la raíz (ros-) que se repetirá en todos los
casos.
Singular
Plural
Nominativo
rosa
rosVocativo
rosrosAcusativo
rosrosGenitivo
rosae
rosDativo
rosrosAblativo
rosrosComo también sabemos que la palabra es de la 1ª declinación porque su
genitivo termina en –ae, solo nos quedaría añadir a la raíz de los casos que
aún están incompletos las desinencias que correspondan a su declinación.
EJERCICIOS
Di a qué declinación pertenece cada uno de los siguientes
sustantivos y cuál es su raíz:
ADVENTUS, ADVENTUS
ANNUS, ANNI
PUELLA, PUELLAE
CIVIS, CIVIS
DEUS, DEI
NAUTA, NAUTAE
BELLUM, BELLI
ARS, ARTIS
SPES, SPEI
CARMEN, CARMINIS
GENUS, GENUS
MAGISTER, MAGISTRI
Descargar

MORFOLOGÍA NOMINAL