Himno #207
Cristo, el Pastor divino
1
Cristo, el Pastor divino,
llámate sin cesar: “Entra al
redil seguro, donde podrás
reposar”; ven cuando tienes
la fuerza, ven en tu juventud;
entra al seguro regazo,
donde hallarás la salud.
Coro
Con tierno amor te invita
el Señor; “Ven, peregrino,
oh ven sin temor’; ven, que
aguarda al más vil pecador
Cristo, el divino Pastor.
2
Cristo, el Pastor divino, quiso
morir por ti. Llámate con
ternura: “Ven, alma errante,
a mí. Ven, pues es grande el
peligro,ven”, dice el buen
Pastor; “ven al seguro regazo,
donde hallarás el amor”.
Coro
Con tierno amor te invita
el Señor; “Ven, peregrino,
oh ven sin temor’; ven, que
aguarda al más vil pecador
Cristo, el divino Pastor.
3
Grande es el peligro, pues
cual león feroz busca el
enemigo darte una muerte
atroz. Cristo, el divino
Maestro, Llámate sin cesar:
“Entra al seguro regazo,
donde podrás reposar”.
Coro
Con tierno amor te invita
el Señor; “Ven, peregrino,
oh ven sin temor’; ven, que
aguarda al más vil pecador
Cristo, el divino Pastor.
Descargar

No Slide Title