Oraciones
y
Ofrendas
Oración
Génesis 18:16-33
10 Hombres justos
“Lejos de ti el hacer tal, que
hagas morir al justo con el
impío, y que sea el justo
tratado como el impío; nunca
tal hagas…”
Génesis 18:25.
“Por tanto, no se levantarán los malos
en el juicio, Ni los pecadores en la
congregación de los justos.
Porque Jehová conoce el camino de
los justos; Mas la senda de los malos
perecerá.”
Salmo 1:5-6.
Y al ver las multitudes, tuvo compasión de
ellas; porque estaban desamparadas y
dispersas como ovejas que no tienen
pastor.
Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad
la mies es mucha, mas los obreros pocos.
Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe
obreros a su mies.
Mateo 9:36-38.
Oracion de Pedro y Juan
“Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y
concede a tus siervos que con todo
denuedo hablen tu palabra, mientras
extiendes tu mano para que se hagan
sanidades y señales y prodigios mediante
el nombre de tu santo Hijo Jesús.”
Hechos4:29-30.
“Cuando hubieron orado, el lugar en que
estaban congregados tembló; y todos
fueron llenos del Espíritu Santo, y
hablaban con denuedo la palabra de Dios.”
Hechos 4:31.
• Otra forma de afectar a los perdidos con la
oración es confrontando el poder de las
tinieblas que los ha esclavizado.
“Ninguno puede entrar en la casa de un
hombre fuerte y saquear sus bienes, si
antes no le ata, y entonces podrá saquear
su casa.”
Marcos 3:27.
“Y estas señales seguirán a los que creen:
En mi nombre echarán fuera demonios.”
Marcos 16:27.
“Porque no tenemos lucha contra sangre y
carne, sino contra principados, contra
potestades, contra los gobernadores de las
tinieblas de este siglo, contra huestes
espirituales de maldad en las regiones
celestes.”
Efesios 6:12.
Nuestra oración
• Orar para que el Dios envie obreros o
para que Dios nos de fuerzas para ir
nosotros.
• Orar para afectar el mundo espiritual.
Ofrendas
• Las ofrendas son un acto de
adoración.
Dad a Jehová la honra debida a su
nombre; Traed ofrenda, y venid delante de
él; Postraos delante de Jehová en la
hermosura de la santidad.
1 Crónicas 16:29.
“Cada uno dé como propuso en su corazón:
no con tristeza, ni por necesidad, porque
Dios ama al dador alegre.”
2 Crónicas 9 :29.
“Y el diezmo de la tierra, así de la simiente
de la tierra como del fruto de los árboles,
de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová.”
Levítico 27:30
“Indefectiblemente diezmarás…”
Deuteronomio 14:22.
Así también vosotros, cuando hayáis hecho
todo lo que os ha sido ordenado, decid:
Siervos inútiles somos, pues lo que
debíamos hacer, hicimos.
Lucas 17:10.
“Ciertamente los que de entre los hijos de
Leví reciben el sacerdocio, tienen
mandamiento de tomar del pueblo los
diezmos según la ley…”
Hebreos 7:5
“Por tanto, hermanos santos, participantes
del llamamiento celestial, considerad al
apóstol y sumo sacerdote de nuestra
profesión, Cristo Jesús.”
Hebreos 3:1.
“Si, pues, la perfección fuera por el
sacerdocio levítico (porque bajo él recibió
el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría
aún de que se levantase otro sacerdote,
según el orden de Melquisedec, y que no
fuese llamado según el orden de Aarón?
Porque cambiado el sacerdocio, necesario
es que haya también cambio de ley;”
Hebreos 7:11-12.
“Y esto es aun más manifiesto, si a semejanza de
Melquisedec se levanta un sacerdote distinto, no
constituido conforme a la ley del mandamiento acerca de
la descendencia, sino según el poder de una vida
indestructible.
Pues se da testimonio de él: Tú eres sacerdote para
siempre, Según el orden de Melquisedec.
Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa
de su debilidad e ineficacia (pues nada perfeccionó la
ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la
cual nos acercamos a Dios.
Y esto no fue hecho sin juramento; porque los otros
ciertamente sin juramento fueron hechos sacerdotes;
pero éste, con el juramento del que le dijo: Juró el Señor,
y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre,
Según el orden de Melquisedec.”
Hebreos 7:15-21.
“…Según el orden de Melquisedec.”
Hebreos 7:21
“Porque este Melquisedec, rey de Salem,
sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a
Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y
le bendijo, a quien asimismo dio Abraham los
diezmos de todo; cuyo nombre significa
primeramente Rey de justicia, y también Rey de
Salem, esto es, Rey de paz; sin padre, sin madre,
sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni
fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios,
permanece sacerdote para siempre.
Considerad, pues, cuán grande era éste, a quien
aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín.
Hebreos 7:1-4.
“Por tanto, Jesús es hecho fiador de un
mejor pacto.”
Hebreos 7:22
En los dos pactos el diezmo es de Dios.
Descargar

Oraciones y Ofrendas - Union Baptist Association -