Si quieres concretar tus sueños y
metas …
Si quieres crecer y vivir
mejor …
Ten presente que …
Para alcanzar una meta, necesitas crear en ti
el estado emocional que produciría el logro.
Si deseas algo, emocionalmente, ya has estado
allí: por eso lo quieres, porque se siente bien.
Materializarlo, implica llevar “el resto de tu ser”
hasta ese nivel.
Para materializar un sueño, necesitas hacer.
Cuando te comprometes
con tu sueño y eliges
respaldar tu deseo con
acciones, utilizas el poder
que tienes para moldear tu
destino.
Cuando eliges no comprometerte con tu sueño,
también usas ese poder: lo usas para manifestar
lo que no quieres.
Tú escribes las reglas que rigen tu mundo.
Tus percepciones y creencias acerca de
cómo las cosas son, determinan lo que
experimentas. Y no puedes lograr algo que
vaya contra tus reglas. Tu poder es absoluto.
¿Qué reglas te estás poniendo?
¿Te permiten crear lo que quieres?
Para crecer, es necesario ser incoherentes
con parte de lo que hemos sido hasta ahora.
Permítete la contradicción, permítete no
tener la razón sobre lo que creías, y estarás
permitiéndote avanzar.
Obtenemos aquello que creemos nos
merecemos. Tú defines el estándar de lo
que es aceptable para ti.
¿Qué estás aceptando en tu vida?
No importa qué suceda en tu vida.
Cómo te sientes y en qué te enfocas es siempre
tu elección. Y esas son las dos elecciones que
definen tu experiencia.
La felicidad no está en lo que sucede, sino en
cómo eliges vivirlo.
No te esfuerces demasiado, la naturaleza
logra todos sus propósitos sin apuros ni
presiones.
Simplemente se dedica a hacer lo que le
corresponde y siempre sus resultados son
bellos y abundantes.
Disfruta tu día a día brindando tu aporte y
confía en que obtendrás todo lo que necesitas.
La abundancia no está en lo que tienes, sino
en lo que das.
Si quieres obtener algo, bríndalo.
Siempre puedes crear por ti mismo la
experiencia que buscas y expandirla
compartiéndola.
No puedes controlar tu vida, pero puedes
tener autoridad sobre ella.
Cuando te quejas o culpas a otros por las
circunstancias, niegas tu autoridad y tu
capacidad de crear lo que quieres.
Recupérala haciéndote responsable: todo
“problema” es siempre reflejo de algo
interno que necesitamos resolver.
Haz algo hoy que te demuestre tu
compromiso con lo que quieres.
Diviértete con ello, la vida es una aventura
que ofrece infinitas posibilidades. Tu eliges
cuáles experimentar.
Ve por lo que quieres, ¡ahora!
Extraído de: “El Método”
Si quieres aprender más haz
click aquí
www.mentorconsulting.org
Descargar

No importa qué suceda en tu vida … cómo te sientes