IGLESIA INVISIBLE, 1
Hasta el día de la segunda y definitiva venida de Cristo al final
de los tiempos, “sus discípulos, unos peregrinan en la tierra;
otros, ya difuntos, se purifican; mientras otros están glorificados,
contemplando claramente a Dios mismo, uno y trino, tal cual
es” (Lumen gentium 49).
Estas tres porciones del Pueblo de Dios componen una misma y
sola Iglesia: la única Iglesia de Cristo. Pero cada una es uno de
los estados de la Iglesia: Iglesia triunfante, purgante y militante.
IGLESIA INVISIBLE, 2
1
2
3
La Iglesia triunfante es la del cielo, constituida por todos
los que han muerto en gracia de Dios y están debidamente
purificados. 1 Cor 2, 9: “ni ojo vio, no oído oyó...”. Es el
modelo de la Iglesia en la tierra, y su meta: el objetivo
final de la misión que Cristo le confió.
La Iglesia purgante es la formada por todos los que precisan una última purificación: CCE 1030: “los que mueren
en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna
salvación, sufren después de su muerte una purificación,
a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la
alegría del cielo”.
La Iglesia militante es la formada por los que caminan todavía en la tierra. Es siempre “misionera”.
IGLESIA INVISIBLE, 3
COMUNION DE LOS SANTOS, 1
A
B
En la Iglesia existe una íntima unión entre todos sus miembros, estén donde estén: en la tierra, en el purgatorio o en
el Cielo = la Comunión de los santos. Es como una suerte
de corriente interior de gracia y de vida divina, que circula
entre todos los miembros de la Iglesia y a todos aúna.
Tiene dos significados estrechamente relacionados:
- comunión en las cosas santas = los fieles de la tierra participan en los bienes espirituales de la Iglesia;
- comunión entre las personas santas = compenetración
que se da entre todos los fieles: “la unión de los miembros
de la Iglesia peregrina con los hermanos que durmieron en
la paz de Cristo de ninguna manera se interrumpe”
(Lumen gentium 49).
IGLESIA INVISIBLE, 4
COMUNION DE LOS SANTOS, 2
Los modos de participar en la Comunión de los santos son distintos,
según la situación y estado de cada uno:
1. Los fieles de la Iglesia militante en estado de gracia pueden
intervenir a favor de los demás y de las almas del purgatorio, con
su oración y el mérito de sus buenas obras.
2. Los miembros de la Iglesia purgante pueden recibir la ayuda
de los demás para su purificación y, a su vez, interceder a favor
de los fieles de la tierra.
3. Los bienaventurados de la Iglesia triunfante ya han alcanzado
su meta y no necesitan auxilios. Pero ayudan mucho a los fieles
de la Iglesia peregrina y de la purgante con su intercesión ante
Dios.
IGLESIA INVISIBLE, 5
INDEFECTIBILIDAD DE LA IGLESIA
= No puede faltar o desaparecer: no sólo en el sentido de
perseverancia en el tiempo,
sino en el de persistencia en ser
tal y como Cristo la ha querido
y fundado, hasta el final de los
siglos.
= Verdad de fe basada en dos promesas de Jesús: Mt 16, 18: “las
puertas del infierno no prevalecerán contra Ella”, y Mt 28, 20: “Yo
estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.
IGLESIA INVISIBLE, 6
CONSUMACION DE LA IGLESIA, 1
Lumen gentium 48: “La Iglesia... sólo logrará su plenitud
consumada en la gloria del
cielo, cuando llegue el tiempo
de la restauración de todas las
cosas y cuando, junto con el
género humano, también la
creación entera... quede perfectamente renovada en
Cristo”.
IGLESIA INVISIBLE, 7
CONSUMACION DE LA IGLESIA, 2
Ignoramos por completo cuándo ocurrirá el fin del mundo (cfr.
Mc 13, 32). Pero sabemos que varios acontecimientos precederán
a la consumación o perfección final de la Iglesia.
1. La Iglesia se verá sometida a una gran prueba: Mc 13, 19-23.
2. Resucitarán los cuerpos de todos los hombres: CCE 990: “la
‘resurrección de la carne’ significa que, después de la muerte, no
habrá solamente vida del alma inmortal, sino que también nuestros ‘cuerpos mortales’ volverán a tener vida”.
3. Cristo glorioso vendrá para juzgar a todos los hombres.
= Parusía. CCE 1039: “Será puesta al desnudo definitivamente
la verdad de la relación de cada hombre con Dios”.
Entonces la Iglesia alcanzará su meta y su consumación o plenitud.
IGLESIA INVISIBLE, 8
MADRE DE LA IGLESIA, 1
Lumen gentium 54: María es quien, “después de Cristo, ocupa en la Santa Iglesia el
lugar más alto y a la vez el más próximo a
nosotros”.
Desde el Calvario y hasta al final de los
tiempos, María Santísima lleva a cabo
junto a Cristo una singular misión maternal entre los miembros del pueblo de Dios.
De su maternidad divina provienen todos
sus títulos y privilegios.
IGLESIA INVISIBLE, 9
MADRE DE LA IGLESIA, 2
La Iglesia siempre ha considerado a María, además de Madre de
Dios, también Madre de los fieles cristianos en el orden de la
gracia.
1. precede a la Iglesia, porque su concepción
inmaculada es el primer acto redentor de
Cristo, y su fe y obediencia libre son requisitos
previos para la entrada de Jesús en el mundo.
2. está activamente presente en todo momento
de la fundación de la Iglesia (encarnación, vida,
muerte, resurrección de Jesús y Pentecostés).
3. “asunta en el Cielo, no ha dejado esta misión
salvadora, sino que con su múltiple intercesión
continúa obteniéndonos los dones de la salvación
eterna” (Lumen gentium 62).
IGLESIA INVISIBLE, 10
MADRE DE LA IGLESIA, 3
El 21.XI.1964, Pablo VI proclamó a María
“Madre de la Iglesia”. En su discurso de
clausura de la tercera sesión del Concilio
Vaticano II afirmó: “Por ser Madre de
Aquel que desde el primer instante de la
encarnación en su seno virginal se constituyó en Cabeza de su Cuerpo Místico que es
la Iglesia... María, pues, como Madre de
Cristo, es también Madre de los fieles y de
los pastores; es decir, de la Iglesia”.
Descargar

IGLESIA INVISIBLE, 1 - CAMINANDO CON JESUS