¿el síndrome
de powerpoint?
Tengo dudas sobre el uso de ciertas tecnologías.
El síndrome de powerpoint
http://gandalf.it/esp/pwpesp.htm
Pero cuando una presentación es simple y clara
se puede esperar que no sea una enfermedad.
gandalf.it
sitio web en italiano y en inglés
algunas cosas en español
http://gandalf.it/esp/
e-mail [email protected]
El poder
de la estupidez
Dos cosas son infinitas:
el universo y la estupidez humana.
En cuanto al universo,
No estoy seguro.
Albert Einstein
No atribuyas nunca a la malicia lo que se puede
explicar adecuadamente con la estupidez.
“Navaja de Hanlon” (Robert Heinlein)
Si no podemos definir la estupidez, al menos
podemos establecer que de ella proceden
la mayoríad de infortunios y debilidades
del ser humano. Sus manifestaciones
son legión, sus síntomas, infinitos.
Richard Armour
(introducción a Historia de la estupidez de Paul Tabori)
Siempre e inevitablemente cualquiera
de nosotros subestima el número
de individuos estúpidos en circulación.
Una persona estúpida es el tipo de persona
más peligrosa que puede existir.
Carlo Cipolla
(Las leyes fundamentales de la estupidez humana)
Una definición más precisa non es “individuo”
o “persona”, sino más bien el comportamiento.
En cada uno de nosotros
reside un factor de estupidez
que es siempre mayor de lo que creemos.
“Primer corolario de Livraghi”
Cuando la estupidez de una persona
se combina con la estupidez ajena,
el impacto crece en forma geométrica:
por la mutiplicación, no por la la adición,
de los factores de estupidez individuales.
“Segundo corolario de Livraghi”
Combinar la inteligencia de distintas personas
es más difícil que combinar la estupidez.
“Tercer corolario de Livraghi”
aa
La estupidez
es la fuerza más destructiva
de toda evolución humana.
No se puede
eliminar totalmente,
pero no es invencible.
Conocer y comprender
la estupidez
es la manera más eficaz
de evitar o prevenir
(o, al menos, reducir)
sus terribles efectos.
El hecho sonrojante
es no solo aceptar
que la estupidez es más
abundante de lo que solemos
pensar sino asumir también
que es una parte esencial
de la naturaleza humana.
Es necessario también
entender que todos,
hasta cierto punto,
somos estúpidos.
(Por lo general, más de lo que sabemos,
salvo que realmente nos hayamos esforzado
por comprender nuestra propia necedad).
Contemplar la estupidez
no resulta agradable.
Pero no es Medusa la gorgona:
mirarla no nos convertirá en piedra.
No le gusta que la miremos,
prefiere esconderse en algún rincón
que escape a nuestra atención.
La estupidez prospera en la sombra,
en la bruma, en la oscuridad,
teme a la luz y la claridad.
Mirarlo de frente supone comenzar
a entender cómo podemos combatir
el insidioso poder de la estupidez.
Puede parecer extraño,
para un tema tan inquietante,
pero seguir razonando
sobre la estupidez,
además de ayudar a resolver
problemas, puede ser divertido
y causar buen humor.
Definición pragmática
Una persona estúpida es una persona
que causa un daño a otra persona
o grupo de personas sin obtenir un provecho
para sí – o incluso obteniendo un perjuicio.
Carlo Cipolla
También en este contexto es más preciso y efectivo
considerar la estupidez como un comportamiento
y no como un tipo diferente de personas.
Definición conceptual
La estupidez es un proceso normal de aprendizaje
disfuncional que ocurre cuando un esquema formado
por los prejuicios lingüísticos y las normas sociales
a través de actos de la paradoja neurótica para
establecer un sistema de retroalimentación positiva
que lleva a excesos de mala adaptación.
James Welles
(Understanding Stupidity)
¿Puede la estupidez
ser sólo humana?
La estupidez es una incongruencia
inherente a la vida.
Los seres humanos la han desarrollado,
difundido y fomentado.
James Welles
¿Es la estupidez una cicatriz?
Cada estupidez parcial de un hombre denota
un lugar donde el juego de los múscolos del moviminento
se frustró, en lugar de fomentarse.
En la presencia del obstáculo, se pone en marcha
la repetición fútil de intentos irreflexivos
y desorganizados.
Theodor Adorno y Max Horkheimer
(The Genesis of Stupidity en Dialectic of Enlightenment)
La estupidez del poder
Si bien es cierto que el poder
de la estupidez es insidioso y peligroso
en todas sus manifestaciones,
mayor aún es el daño causado
por la estupidez del poder.
Algunas veces, el poder se obtiene
sin buscarlo: hay personas que gozan
de la confianza de otras por que tienen
dotes naturales de liderazgo
y sentido de la responsabilidad.
Este proceso puede generar
un poder “inteligente”.
El síndrome del poder
Hay mucho menos ejemplos
de “poder inteligente”
de lo que a todos nos gustaría.
La razón es la competencia
por hacerse con el poder
y mantenerse en él.
Los que no buscan el poder, sino que atienden
a cumplir con la responsabilidad de hacer
el bien a los demás, disponen de menos tiempo
y energía para acumular o conservar poder.
Los que sienten avaricia por el poder
se centran en la lucha por alcanzarlo.
La política y el destino de la humanidad los forjan
hombres faltos de ideales y grandeza. Quienes llevan
la grandeza en su interior no entran en la política.
Albert Camus
Las contradicciones
de la meritocracia
Es difícil definir el concepto de “mérito”
y aún más encontrar
un método formal para medirlo.
The contradictions of meritocracy
http://gandalf.it/stupid/meritocr.htm
La estupidez
y la ignorancia
No existe una conexión lineal y directa
entre la ignorancia y la estupidez.
Pero cuando se combinan y enteractúan
el resultado puede ser terrible.
La estupidez y el miedo
Cuando el miedo consiste
en ser consciente de peligros
es una forma de inteligencia.
Pero se puede sentir miedo de existir,
de pensar, de entender, de saber.
Estas son formas difundidas de estupidez.
La estupidez y las costumbres
Algunas costumbres
pueden resultar útiles y eficaces.
Pero comportarse y pensar “según
lo habitual” a menudo debilita
la curiosidad, rebaya los deseos
de aprender, descubrir, mejorar.
La estupidez y la prisa
La obsesión de la prisa es casi siempre estúpida.
El “tengo prisa” se ha convertido
en un hábito que causa tensiones,
angustias, errores y confusión.
Aquí se ha de correr a toda marcha
para seguir en el mismo sitio.
La Reina Roja en Alice de Lewis Carroll
La estupidez y la astucia
Una de las razones por las que
se comprende mal la estupidez
es que la “astucia” se confunde
con la inteligencia.
Es un concepto tan simple como engañoso,
que contribuye al poder de la estupidez.
El círculo vicioso
de la estupidez
Un caso inquietante de estupidez garrafal
es la creencia de que hay que tratar
a la gente como si fuera tonta.
Esto crea un círculo vicioso en el que
los manipuladores se convierten
en estúpidos como se imaginan
que sea su audiencia.
“Entetanimiento”
Zbigniew Brzezinski (1995)
La información es un gran recurso
contra la estupidez y la ignorancia.
Pero gran parte de la comunicación
tiene el efecto contrario.
La industria de la cultura se adapta a las reacciones
de sus clientes mucho menos de cuanto las falsifica.
Theodor Adorno
El entetanimiento es una mezcla de entretenimiento mediocre y vulgar,
bazofia intelectual, propaganda y elementos psicológicos y físicamente
nutritivos con el propósito de satisfacer los seres humanos,
manteniendolos convenientemente sedados, perpetuamente ansiosos,
sumisos y serviles ante los dictados de la minoría que decide su destino
sin che les permite cualquier opinión sobre el tema.
El entetanimiento es el mejor proveedor de coartadas que haya existido,
el prisma a través del cual se puede observar el mundo sin sentirse
cupables ni obligados a asumir la responsabilidad de nuestras acciones.
Gabriel Sala Panfleto contra la estupidez contemporánea (2007)
La estupidez ha avanzado mucho. Es un sol tan brillante que ya
no podemos mirar directamente hacia él. Gracias a los medios
de comunicación, ya no es la que era, la alimentan otros mitos,
se vende extraordinariamente bien y está expandiendo su terrible poder.
Ennio Flaiano La solituidine del satiro (1969)
El poder del oscurantismo
El contraste entre conocimiento y represión
ha existido en toda la evolución
de la humanidad. También ahora hay
una compleja mexcla de luz y oscuridad.
No es fácil comprender
la turbulenta situación en la que
nos encontramos actualmente.
La estupidez financiera
La manipulación financiaria siempre ha existido.
Pero la explosión bárbara y destructiva tomó
tamaño exorbitante en los últimos treinta años.
Con efectos catastróficos no sólo en la
“economía real”, sino también en la sociedad,
la civilización, la humanidad, la cultura.
Todavía no se ha encontrado una solución.
No es tan difícil como suena, pero es necesario
un cambio radical de perspectiva.
¿Sonrojante u obsesiva?
Una razón por la escasa atención crítica dedicada
a estudiar la estupidez es que se trata de un tema sonrojante.
Es más fácil la monótona repetición de actitudes superficiales,
como despreciar al tonto (al que siempre se identifica con otro)
con risas, burlas, chistes, bromas más o menos pesadas.
De otro lado, hay el riesgo de que se convierte en obsesión.
Lo que se necesita es una visión clara y cuidadosa,
implacable, sincera y severa, pero sin ansiedad.
El necio se cree sabio, pero el sabio se sabe necio.
William Shakespeare
Antídotos
El sutil arte de la simplicidad
Es muy fácil complicar las cosas.
Difícil simplificarlas.
Descubrir soluciones realmente sencillas
es una experiencia feliz y estimulante.
Una percepción clara y única
de la belleza y la armonia.
Antídotos
La historia
Historia magistra vitae Cicerón
No sólo la historia escrita, antigua
y reciente, sino también la prehistoria
y la antropología de los orígenes,
son hierramentas esenciales para comprender
el mundo de hoy y mañana.
Los hombres no aprenden mucho de las lecciones
de la historia: esta es la más importante
de las lecciones de la historia.
Aldous Huxley
Lo que la experiencia y la historia nos enseñan es que
los pueblos y los gobiernos nunca han aprendido algo
de la historia ni actuado según las lecciones
que hubieran tenido que sacarse de ella.
Friedrich Hegel
En lo pasado está la historia del futuro.
José Donoso Cortés
Antídotos
Errare humanum est
Aprender de los errores – deliberadamente.
Cometer errores y comprender por que
lo eran es una parte esencial de cualquier
proceso de aprendisaje.
La “ley de Murphy” no es sólo una broma.
Es también una herramienta para una mejor organización.
Antídotos
Curiosidad
Un antídoto muy eficaz contra la estupidez
es la curiosidad genuina, apasionada,
nunca saciada, de ir descubriendo
lo inesperado más útil que lo obvio.
Yo no tengo ningún talento especial.
Solo soy un curioso empedernido.
Albert Einstein
Antídotos
Duda
Uno de los mecanismos más inteligentes
e indispensables es la duda.
Dudar no supone debilidad ni inseguridad.
Antes al contrario, es un punto de fortaleza,
cuando sabemos sacar partido de ello.
No menos que saber, dudar me gusta.
Dante Alighieri
La duda engendra la invención.
Galileo Galilei
El problema del mundo es que los estúpidos
tienen una seguridad pasmosa
y los inteligentes rebosan de dudas.
Bertrand Russell
La duda es incómoda. La certeza, ridícula.
Voltaire
Antídotos
Escuchar
La cualidad más pura de inteligencia
no es la de hablar. Es la de escuchar.
Junta con la curiosidad es el antídoto
más fuerte contra la estupidez.
Me gusta escuchar. Al escuchar con atención
he aprendido muchas cosas.
La mayoría de la gente no escucha nunca.
Ernest Hemingway
Antídotos
Humor e ironía
Humor e ironía son muy útiles cuando no es
para burlarse de los tontos, sino autocrítica,
autoironía, capacidad genuina
de reir de nuestras deblidades y errores.
Uno crece el día en que
por primera vez se ríe de sí mismo.
Ethel Barrymore
Antídotos
Generosidad
No es sólo “altruismo”.
Una actitud humana y empática
apre unos campos al diálogo,
la cooperación y el aprendizaje
que resultan inaccessibles
a los egoístas y egocéntricos.
Antídotos
El poder de la pasión
La pasión es un antídoto poderoso contra
el aburrimiento, la inercia – y la estupidez.
Es un riesgo. A igual que un medicamento
fuerte, puede tener “efectos secondarios”.
Pero sin ella non hay vida genuina.
Descargar

Presentación de la lección de Giancarlo Livraghi