Rodilla y muslo
Bases biológicas y fisiológicas del
movimiento humano.
1. Descripción anatómica
Introducción

MUSLO: región de la extremidad inferior entre las
articulaciones de la cadera y de la rodilla.

Los huesos de la región glútea y del muslo son la pelvis
y el fémur. La gran articulación coxofemoral que hay
entre estos dos huesos es la articulación de la cadera.

El fémur es el hueso del muslo. En su extremo distal, su
principal articulación de soporte de peso es con la tibia,
pero también se articula a nivel anterior con la rótula,
que es el hueso sesamoideo más grande del cuerpo y
está incluido en el tendón del cuádriceps femoral.

Las articulaciones que componen la rodilla son tres:
articulación femorotibial (entre los cóndilos del fémur y
la tibia), articulación femorotuliana (entre la tróclea del
fémur y la cara articular de la rótula) y la articulación
tibioperonea proximal. Aunque sólo hay una cápsula
articular, ésta comprende tres cavidades articulares.
Fémur

Es el hueso del muslo y constituye el hueso más largo del cuerpo, siendo a su vez largo,
par y asimétrico. Este se extiende desde la articulación de la cadera (la cabeza del
fémur se articula con el acetábulo) hasta la rodilla, donde los cóndilos se articulan con
la tibia.
EPÍFISIS PROXIMAL:


La cabeza del fémur es esférica y se articula con el acetábulo del hueso pélvico. Se
caracteriza por presentar una pequeña depresión no articular (fosita) en su superficie
medial para la inserción del ligamento de la cabeza.
El cuello del fémur es un puntal cilíndrico de hueso que conecta la cabeza con la
diáfisis formando un ángulo de unos 125 grados y se proyecta ligeramente hacia
delante. La orientación del cuello respecto de la diáfisis aumenta el arco de movilidad
de la articulación de la cadera.
El trocánter mayor del fémur es una gran
prominencia, de forma rectangular que se
produce por la unión entre el cuello y el cuerpo.
El trocánter menor del fémur se proyecta
desde la cara posteromedial del fémur en el
extremo inferior de la cresta intertrocantérica.
Entre ambos trocánteres se sitúa un saliente
denominado cresta intertrocantérica.
Epífisis proximal del fémur
Fémur
DIÁFISIS:
Está arqueada hacia delante y tiene un trayecto
oblicuo desde el cuello del fémur hasta el
extremo distal. Como consecuencia de esta
orientación oblicua, la rodilla está cerca de la
línea media por debajo del centro de gravedad
del cuerpo.
La parte media de la diáfisis del fémur presenta una
sección triangular, así como unas superficies
posteromedial, posterolateral y anterior. Los
bordes medial y lateral son redondeados,
mientras que el posterior firma una cresta rugosa
ancha, la línea áspera.
EPÍFISIS DISTAL:
Se caracteriza por dos grandes cóndilos, que se articulan con la cabeza proximal
de la tibia y que están separados a nivel posterior por una fosa intercondílea,
uniéndose a nivel anterior donde articulan con la rótula.
Los cóndilos medial y lateral se unen en la cara anterior y al cuerpo del fémur
en la parte superior. Los cóndilos del fémur son estructuras subcutáneas que se
palpan con facilidad al flexionar y extender la rodilla. El epicóndilo es una
estructura prominente que se encuentra en el centro de cada cóndilo.
Rótula





La rótula es el mayor hueso sesamoideo (un
hueso formado dentro de un tendón muscular)
del cuerpo y está formado dentro del tendón del
músculo cuádriceps femoral, allí donde cruza
por delante de la articulación de la rodilla para
insertarse en la tibia.
La rótula es triangular:
Su vértice apunta hacia abajo para la inserción
del tendón rotuliano, que conecta la rótula con
la tibia.
Su base es ancha y gruesa para la inserción del
músculo cuadriceps femoral desde arriba.
Su superficie posterior se articula con el fémur
y tiene las carillas medial y lateral, que se
inclinan desde una cresta lisa elevada; la carilla
lateral es mayor que la medial para articularse
con la superficie mayor correspondiente del
cóndilo lateral del fémur.
Articulación de la rodilla
La rodilla es la articulación más grande del esqueleto humano;
en ella se unen 3 huesos:
Extremo inferior del fémur
Extremo superior de la tibia
Rótula

Constituye una articulación de suma importancia para la marcha y la carrera, que
soporta todo el peso del cuerpo en el despegue y la recepción de salto.
 Permite movimientos de
flexión y extensión, rotación, abducción y
aducción.
 La articulación de la rodilla se encuentra entre la palanca angular pierna-pie y
el muslo, cuyo radio de movimiento determina el campo de acción del pie.
 Confiere a la unidad funcional formada por el muslo y la pierna, una
estabilidad a toda la extremidad inferior cuando ésta se encuentra estirada.
 Los cóndilos femorales realizan movimientos de deslizamiento con rotación
sobre las superficies articulares de la tibia. Por ello no existen ejes fijos: los
centros y ejes de rotación se mueven por vías curvadas durante los
movimientos, con ello es posible una flexión total de la articulación de la
rodilla.
Tibia
La tibia constituye el hueso medial y más grande
de la pierna, y es el único que se articula con el
fémur en la articulación de la rodilla.

EPÍFISIS PROXIMAL
Se expande en el plano transverso para soportar el peso y consta de:
Un cóndilo medial
Aplanados en el plano horizontal.
Sobresalen de la diáfisis
Un cóndilo lateral
Meseta tibial (zona plana), que articula con los cóndilos del fémur y que
tiene una espina en el centro:
Espina tibial
Menisco medial (o interno) y menisco lateral (o externo), situados en la
meseta tibial, en los que se insertan 2 ligamentos cruzados (proporcionan
estabilidad y fuerza a la rodilla
Tuberosidad anterior de la tibia: situada en la cara anterior por debajo de la
zona de unión de los 2 cóndilos. En ella se inserta el ligamento rotuliano. Es
la zona donde nos “apoyamos” al ponernos de rodillas.
Tibia
DIÁFISIS
Tiene una sección triangular, 3 superficies (posterior, medial y lateral) y 3
bordes (anterior, lateral y medial)
- Anterior: es agudo y desciende desde la tuberosidad tibial, donde se continúa
con una cresta.
Bordes
-Lateral: unido a lo largo de toda su longitud, mediante la membrana interósea, al
borde interóseo del peroné.
- Medial: poco definido a nivel superior y afilado en la mitad de la diáfisis.
Superficies
-Medial: es lisa y subcutánea, y resulta palpable a lo largo de casi toda su
extensión. Tiene una leve elevación alargada, ligeramente rugosa, que es la
zona de inserción de 3 músculos (sartorio, grácil y semitendinoso).
-Posterior: entre los bordes interóseo y medial, más ancha a nivel superior.
-Lateral: entre los bordes anterior e interóseo, es lisa y sin características
especiales.
Tibia
EPÍFISIS DISTAL
Tiene forma de caja rectangular, con una protuberancia
ósea en el lado medial: el maléolo tibial (medial).
o
Parte superior
se continúa con la diáfisis de la
tibia.
o
Superficie inferior y maléolo medial
articulan
con uno de los huesos del tarso (el astrágalo) para
formar una gran parte de la articulación del tobillo.
o
Superficie lateral
presenta una escotadura
triangular profunda: la escotadura peronea, a la
cual se ancla la cabeza distal del peroné mediante
una parte engrosada de la membrana interósea.
Cartílagos

Todas las superficies de deslizamiento articular están cubiertas por cartílagos
protectores del hueso en las zonas de contacto. La capa de cartílago es más gruesa
en los puntos de mayor fricción. En el fémur lo es en la porción media de los
cóndilos y en la garganta de la tróclea. En la tibia aumenta en el centro de las
cavidades glenoideas o platillos, y se adelgaza en la periferia. Los meniscos o fibrocartílagos semilunares, interno y externo, constituyen otra forma de estructura
cartilaginosa en el interior de la rodilla. Resultan esenciales en el juego fémorotibial. Tienen forma de C, ya que corren paralelos al borde exterior de los dos
platillos tibiales. El interno es mayor y más abierto. El externo, en cambio, es más
grueso.
Elementos de contención articular



Toda articulación necesita de estructuras de cohesión. En la rodilla son: cápsula
articular y los ligamentos.
La cápsula articular es una vaina fibrosa que se extiende desde la extremidad
inferior del fémur a la superior de la tibia, rodeando toda la articulación y dejando
una solución de continuidad central, rodeando la rótula e insertándose en toda su
periferia.
Los ligamentos son refuerzos de la cápsula que se oponen a los desplazamientos
articulares más allá del límite permisible. Además de los ya mencionados ligamento
menisco-femoral y transverso
Ligamentos de la rodilla

Los principales ligamentos asociados con la articulación de la rodilla son el ligamento
rotuliano, los ligamentos colaterales tibial (medial) y peroneo (lateral), y los ligamentos
cruzados anterior y posterior.
-
Ligamento rotuliano: Es básicamente la continuación del tendón del cuádriceps femoral por
debajo de la rotula. Se inserta por encima a los bordes y al vértice de la rótula, y por debajo de
la tuberosidad tibial.
Ligamentos colaterales: Uno a cada lado de la articulación, estabilizan el movimiento en
bisagra de la rodilla. Son dos, el ligamento colateral peroneo y el ligamento colateral tibial.
Ligamentos cruzados: Los dos ligamentos cruzados están en la región intercondílea de la
rodilla y conectan el fémur y la tibia. Se denominan cruzados porque se cruzan entre sí en el
plano sagital entre sus inserciones tibial y femoral:
- Ligamento cruzado anterior: Se inserta en una carilla de la parte anterior del área
intercondílea de la tibia, y asciende en sentido posterior para insertarse en una carilla de la
porción posterior de la pared lateral de la fosa intercondílea del fémur.
- Ligamento cruzado posterior: Se inserta en la cara posterior del área intercondílea de la
tibia y asciende en sentido anterior para insertarse en la pared medial de la fosa intercondílea
del fémur.
-
El ligamento cruzado anterior cruza lateral al ligamento cruzado posterior a su paso a través de la
región intercondílea.
El ligamento cruzado anterior evita el desplazamiento anterior de la tibia respecto del fémur, y el
ligamento cruzado posterior limita el desplazamiento posterior.
Ligamentos de la rodilla
Membrana sinovial

La membrana sinovial de la articulación de la
rodilla se inserta en los bordes de las
superficies articulares y en los bordes
superior e inferior de los meniscos.

Es una membrana que recubre toda la cápsula
en su cara profunda, rodeando la rodilla y
formando fondos de saco en el contorno de
las superficies femoral y tibial. Por delante
cubre el paquete adiposo de Hoffa,
almohadilla que rellena el espacio anterior de
la rodilla, entre el intercóndilo y el tendón
rotuliano.

Su misión fundamental es la secreción y
reabsorción del líquido sinovial que baña el
interior articular y constituye el medio de
lubricación de todo el engranaje. En caso de
inflamación, se segrega mayor cantidad de
líquido del que se puede reabsorber,
originándose el derrame.
2. Musculatura implicada y
movimientos que puede realizar
2.1 Musculatura que se encuentra entre la cadera y la
rodilla (muslo)
2.2 Musculatura que se encuentra entre la
rodilla y el pie
2.3 Movimientos que pueden realizar
2.1 Musculatura que se encuentra entre la
cadera y la rodilla
- Músculo Psoasilíaco
Con dos partes diferenciadas, el músculo psoas se origina en la
última vértebra dorsal y la 1ª y 4ª vértebra lumbar así como
en las apófisis de las costillas.Tiene una función
anteversora, rotadora externa y adductora de la
pierna agonista.
- Músculo Glúteo menor
Este músculo va desde la fosa ilíaca hasta el
trocánter mayor del fémur y su función es
abductor del muslo.
- Músculo Glúteo mediano
Se inserta en la fosa ilíaca externa y en el trocánter
mayor, aduce y rota externamente el muslo.
- Músculo Glúteo mayor
Va desde el hueso ilíaco y el sacro hasta el
fémur, su acción es rotar externamente y
extender el muslo.
- Músculo cuádriceps crural o femoral
Este músculo es el mayor y más fuerte del cuerpo humano. Desempeña un papel destacado desde el punto de vista
dinámico estático. La función estática consiste en evitar que se doblen las rodillas estando de pie. La función
dinámica consiste en un estiramiento potente de las rodillas, como se requiere en la carrera y el salto. El
cuádriceps está compuesto por:
Vasto externo
Vasto interno
Recto interior
Crural
- Músculo tensor de la fascia lata
Mueve el muslo de la pierna hacia delante o lo
abduce. En la pierna de apoyo ayuda a la flexión del
tronco o al giro de la pelvis hacia delante.
- Músculo sartorio
Es el músculo más largo del cuerpo humano,
puede alcanzar una longitud de 50 – 60cm.
Ayuda a la flexión, abducción y rotación
externa del muslo, además de ayudar en la
flexión de la pierna.
- Músculo bíceps femoral
- Músculo semitendinoso
Ayuda en la extensión de la cadera y
efectúa su rotación externa cuando la
rodilla está flexionada.
Participa en la extensión de la cadera
sobre la pierna de apoyo y, por otra
parte, flexiona la articulación de la
rodilla (pierna agonista) y realiza la
rotación interna de la pierna
flexionada.
- Músculo semimembranoso
Se sitúa debajo del músculo semitendinoso,
tiene sus mismas funciones pero es más
fuerte
- Músculo piramidal
Se encuentra bajo el glúteo menor y su
función es rotar el muslo hacia afuera y
abducirlo.
- Músculo obturador interno
Va desde la cavidad pelviana al trocánter
mayor, su función es rotar el muslo hacia
afuera.
- Músculo obturador externo
Se inserta en el agujero isquiopubiano y en
eltrocánter mayor, es rotador externo del muslo.
- Músculo geminos superior e
inferior
Están a lo largo de los bordes
extrapelvianos del obturador interno y
con su misma acción.
- Músculo pectíneo
Este músculo adduce el muslo y ayuda en la
flexión y rotación externa de la articulación
coxofemoral.
- Músculo adductor mediano
El músculo aduce el muslo y ayuda en la
flexión de la articulación coxofemoral
- Músculo recto interno
Este músculo que salta dos articulaciones
tiene un efecto adductor sobre la
articulación coxofemoral, y un efecto
flexor y rotador sobre la articulación de la
rodilla.
- Músculo adductor menor
El músculo realiza la adducción y
rotación externa del muslo.
- Músculo adductor mayor
Es el adductor más fuerte del muslo, el
cual también tiene un efecto de rotación
interna por medio de la inserción
tendinosa inferior.
2.2 Musculatura que se encuentra entre la rodilla y el
pie
- Músculo Tibial anterior
Va desde la tibia al borde interno del
pie, su función es aducir y rotar
internamente el pie
- Músculo peroneo anterior
Es un músculo inconstante. Se origina y
se inserta en el tendón que va al quinto
dedo.
- Peroneo lateral corto
Se extiende desde el peroné al
quinto dedo Metatarsiano y su
función es abducir y rotar
externamente el pie.
- Peroneo lateral largo
Se extiende desde tibia y peroné
hasta el 1er. metatarsiano, su
acción es extender y rotar
externamente el pie y además
aumenta la concavidad plantar.
- Músculo popliteo
Se inserta en cóndilo externo y en la
tibia y flexiona la pierna rotándola
externamente.
- Músculo flexor largo común de
los dedos
Va desde la tibia hasta la cara plantar de los
últimos cuatro dedos del pie, su función es
flexionar los dedos y extender el pie inclinándolo
hacia adentro.
- Músculo tibial posterior
Va de la tibia y peroné hasta el borde
interno del pie, su función es aducir y
rotar internamente el pie.
- Músculo sóleo
Se extiende desde el peroné y tibia hasta el
tendón de Aquiles.
- Músculo Gemelos o
Gatrocnemios externo e
interno
Van desde los cóndilos femorales hasta
el tendón de Aquiles.
- TENDÓN DE AQUILES
Forma una elevación en la cara posterior del
tobillo, está formado por la reunión del
músculo sóleo y los gemelos, este tendón se
inserta en la articulación tibiotarsiana y su
función es la de extender el pie sobre la pierna
y la de aducir y rotar internamente el pie.
2.3 Movimientos que pueden realizar
MOVIMIENTOS DEL MUSLO
1. Flexión del muslo sobre la cadera
2. Extensión del muslo
3. Hiperextensión del muslo
4. Abducción del muslo
5. Adducción del muslo
6. Rotación interna del muslo
7. Rotación externa del muslo
1. Flexión del muslo sobre la cadera: Aproximación del fémur a la cadera desde la posición
de pierna hacia abajo. Los músculos que intervienen son:
- Músculo recto femoral
- Músculo psoas ilíaco
- Músculo tensor de la fascia lata
- Músculo sartorio
- Músculo glúteo menor, parte delantera
- Músculo pectíneo
2. Extensión del muslo: Desde la flexión a la extensión en posición de pierna hacia abajo.
Los músculos que intervienen son:
-
Músculo glúteo mayor
- Músculo glúteo mediano, parte posterior
Músculo adductor mayor
- Músculo bíceps femoral, porción larga
Músculo semimembranoso
- Músculo cuadrado del fémur
Músculo glúteo mediano, parte posterior
3. Hiperextensión del muslo: Cuando desplazamos la pierna hacia atrás, la hipertextensión
del muslo queda limitada por el ligamento iliofemoral, sólo puede llevarse la articulación más
hacia atrás con la ayuda de una inclinación del tronco.
4. Abducción del muslo: Separación del muslo al eje corporal.
Los músculos que intervienen son los siguientes:
- Músculo glúteo mediano
- Músculo glúteo menor
- Músculo recto del fémur
- Músculo sartorio
- Músculo glúteo mayor
- Músculo piramidal de la pelvis
- Músculo tensor de la fascia lata
5. Adducción del muslo: Desde la posición de piernas separadas a la posición de
piernas juntas.
Los músculos que intervienen son:
- Músculo adductor mayor
- Músculo bíceps femoral
- Músculo glúteo mayor
- Músculo semitendinoso
- Músculo adductor largo
- Músculo pectíneo
- Músculo adductor corto
- Músculo obturador externo
- Músculo semimembranoso
- Músculo recto interno
- Músculo psoas ilíaco
- Músculo cuadrado femoral
6. Rotación interna del muslo: Los músculos que intervienen son:
- Músculo adductor mayor
- Músculo glúteo menor
- Músculo adductor largo
- Músculo recto del femoral
- Músculo tensor de la fascia lata
7. Rotación externa del muslo: Los músculos que intervienen son:
- Músculo glúteo mayor
- Músculo adductor mayor
- Músculo glúteo mediano
- Músculo recto femoral
- Músculo tríceps de la cadera
MOVIMIENTOS DE LA RODILLA
1. Flexión de la pierna
2. Extensión de la pierna
3. Rotación axial de la rodilla
1. Flexión de la pierna. Está a cargo de la articulación de la rodilla. Los músculos que
intervienen son:
- Músculo recto interno
- Músculo bíceps femoral
- Músculo sartorio
- Músculo poplíteo
- Músculo semitendinoso
- Músculo gastrocnemio
-Músculo semimembranoso
- Músculo plantar delgado
2. Extensión de la pierna. Este movimiento está a cargo del cuádriceps y el tendón rotuliano,
ambos se insertan en la rótula. Los músculos que intervienen son:
- Músculo recto anterior
- Músculo vasto externo
- Músculo vasto interno
- Músculo crural
3.Rotación axial de la rodilla. La rotación de la rodilla sólo se puede producir cuando
la rodilla se encuentra flexionada. La rotación interna conduce el pie hacia el eje
corporal e interviene en gran parte en el movimiento de adducción del pie,
recorriendo este movimiento aproximadamente 30º. La rotación externa, lleva el pie
hacia la lateral e interviene en el movimiento de abducción del pie, la amplitud de
este movimiento varía en función de la flexión de la rodilla, 30º cuando la pierna está
flexionada a 30º y cuando la pierna se encuentra flexionada en ángulo recto unos 40º
aproximadamente.
Los músculos que intervienen son:
- Músculo psoas
- Músculo sartorio
- Músculo obturador externo
- Músculo glúteo menor
- Músculo glúteo mediano
- Músculo glúteo mayor
- Músculo cuadrado crural
- Músculo piramidal
3. Patologías y lesiones más frecuentes en el
ámbito escolar
- Hipoplasia del fémur: El fémur aparece incurvado,
con el consiguiente trastorno para el crecimiento de
la extremidad y desequilibrio en la marcha. Si la
curvatura no es muy pronunciada se puede ir
recuperando sin hacer uso de prótesis, ahora si es
más grave la curvatura hay que colocar una prótesis
a través de la cirugía.
- Coxa vara infantil: Se produce como consecuencia de
una disminución patológica del ángulo entre la diáfisis
(Parte central de los huesos largos que está formado
por un tejido óseo compacto y en cuyo interior se
encuentra la medula ósea. Se corresponde con lo que
vulgarmente se llama caña del hueso) y el cuello
femoral. La exploración clínica demuestra una
limitación de la abducción y un aumento exagerado de
la aducción. El único tratamiento posible es el
quirúrgico.
- Epifisiólisis de la cabeza femoral: Se llama también “coxa vara de
los adolecentes”, se produce por un mecanismo de deslizamiento
progresivo de la cabeza femoral, que se desprende del cartílago de
conjunción y se desplaza hacia atrás y hacia abajo, condicionando
finalmente una necrosis (Degeneración de un tejido por muerte de
sus células) vascular de la cabeza femoral. El tratamiento consiste en
reducción de la cabeza, fijación externa o bien osteosíntesis
(tratamiento quirúrgico de fracturas, en el que éstas son reducidas y
fijadas en forma estable).
- Enfermedad de Meyer: La displasia de Meyer es una entidad que
afecta a la cabeza femoral de los niños y se caracteriza por presentar
una osificación irregular. Hemos de considerar la displasia de Meyer
como una variante de la normalidad del crecimiento. Se conoce
también como displasia epifisaria femoral. La mayoría de los niños
con displasia de Meyer no presentan ningún tipo de molestias y el
diagnóstico suele hacerse de forma casual por la obtención de
radiografías realizadas por otras causas (generalmente radiografías
de abdomen o de riñón).
Como se ha dicho, la displasia de Meyer no es propiamente una
enfermedad sino una variante del proceso normal de osificación de la
cabeza femoral. La displasia de Meyer es más frecuente en niños que
en niñas y la mayoría de los casos son bilaterales.
La mayoría de los casos son diagnosticados de forma casual, al practicar
un estudio radiológico que incluye las caderas (radiografía de abdomen o
de riñón). Se caracteriza por la existencia de defectos radiolúcidos y
fragmentación de la cabeza femoral. Aunque las imágenes a veces son
muy similares, es muy importante no confundir el aspecto radiológico de
la displasia de Meyer con el de la enfermedad de Perthes, ya que tienen un
pronóstico diferente Ocasionalmente, algunos niños pequeños, de uno o
dos años de edad, pueden presentar una discreta cojera o unas molestias
en la ingle. Cuando el niño presenta dolor o cojera conviene que sea
evaluado por un cirujano ortopédico pediátrico que diagnostique el
proceso y aconseje la actitud terapéutica. No requiere tratamiento, ya que
evoluciona espontáneamente hacia la curación.
- Enfermedad de Osgood-Schlatter: La enfermedad de Osgood-Schlatter se
caracteriza por un dolor que aparece al realizar actividades físicas (caminar,
correr...), justo por debajo de la rodilla, en la parte anterior. Se acompaña de
inflamación local y dolor importante al tocar esa zona. Es una de las causas más
frecuentes de dolor de rodilla en el niño, especialmente entre los 10 y los 15
años, aunque también puede ocurrir en chicos más jóvenes. La incidencia es
mayor en niños, aunque está aumentando en niñas. Esta enfermedad se
produce porque los huesos de los niños están creciendo. Las áreas donde crecen
los huesos, llamadas platillos de crecimiento, son relativamente débiles y
pueden lesionarse con relativa facilidad. El tendón rotuliano, que se encuentra
justo por debajo de la rótula, se ancla en el cartílago de crecimiento de la tibia y
tira fuertemente de él para estirar la rodilla. En ocasiones el estiramiento fuerte
y repetido provoca la inflamación de este cartílago de crecimiento y la aparición
de dolor. Esto ocurre sobre todo en niños activos o que practican deportes
intensos que requieren muchos saltos, arrodillarse o agacharse.
Es conveniente que un traumatólogo valore si el dolor de la rodilla corresponde
a este proceso porque existen muchas otras causas de dolor en la rodilla. Si el
traumatólogo lo considera oportuno le pedirá una radiografía para estudiar el
estado del cartílago de crecimiento. La finalidad del tratamiento es eliminar el
dolor, mientras se intenta mantener, tanto como sea posible, las actividades del
chico. Esto se puede conseguir normalmente a través de una combinación de
estiramientos, hielo local y medicación antiinflamatoria. Los ejercicios de
estiramiento se deben realizar antes de hacer deporte. Los ejercicios se enfocan
en los músculos anteriores y posteriores del muslo, llamados cuádriceps e
isquiotibiales. Después de la actividad física se coloca hielo durante 20 minutos
sobre la zona dolorida. La medicación antiinflamatoria puede ayudarnos a
controlar el dolor. Muchos chicos responden a estas medidas, y pueden
continuar con sus actividades deportivas. Aquellos a los cuales no se consigue
disminuir el dolor con las anteriores medidas, deben disminuir sus actividades
deportivas. Algunos casos muy severos pueden requerir un breve periodo de
inmovilización.
- Genu vara y genu valgo: Recibe el nombre de rodilla vara (genu varum) la
forma arqueada de las piernas cuando el niño está de pie, es decir, una
alineación de las extremidades inferiores en la cual los tobillos se tocan y las
rodillas están separadas. Recibe el nombre de rodilla valga (genu valgum) la
forma en "X" de las piernas cuando el niño está de pie, es decir, una alineación
de las extremidades inferiores en la cual las rodillas se tocan y los tobillos están
separados.
El desarrollo habitual ("fisiológico") de las piernas del niño comporta a menudo
durante el primer año de vida, una alineación arqueada hacia afuera de las
extremidades inferiores. Son rodillas varas normales para esa edad. Los padres
acostumbran a detectar esta apariencia "fisiológica" de las piernas cuando el
niño comienza a caminar. La tendencia natural de estas rodillas varas es hacia
la resolución espontánea después de los 18 meses de edad y hasta los 3 años. A
partir de esta edad muchos niños tienden de forma progresiva a desarrollar
unas rodillas valgas que habitualmente se han resuelto hacia los 7 años de
edad.
En las formas "fisiológicas" la eficacia correctora de muchos tratamientos
llamados tradicionales, como los ejercicios de estiramiento, las cuñas
internas o externas, las férulas desrotatorias o las férulas tipo "sirena",
nunca ha estado demostrada. Por ello, en nuestra opinión, no son
aconsejables. En estos casos, el médico explica a los padres la naturaleza
de la forma de las rodillas de sus hijos y les ofrece un control evolutivo,
para conocer si progresan o se resuelven de forma espontánea. En algunos
casos la deformidad puede ser tan acentuada que el cirujano ortopeda
pediátrico recomiende algún tipo de tratamiento, bien en forma de férulas
para evitar la progresión, o bien de forma quirúrgica para corregir la
deformidad.
Tumores óseos
Los huesos son asiento de tumores óseos primitivos y de
metástasis (propagación de un foco canceroso a un órgano
distinto de aquel en que se inició) de numerosos orígenes. Se
pueden dividir en benignos y malignos según las
repercusiones clínicas y terapéuticas. Los que afectan a la
rodilla y el muslo son: el osteoma osteoide y el no osificante.
-Fibroma no osificante: Es debido a la presencia de una
cavidad ósea en cuyo interior crece “tejido conjuntivo
fibroso”. Se localiza de la mitad de los casos en el extremo
distal de la tibia, seguido por el tercio proximal y distal del
fémur. Se descubre bien casualmente en un control
radiológico por otros motivos o bien por una fractura
producida sobre esta zona menos resistente.
Osteoma osteoide: Se sospecha por la presentación de
dolores intensos, especialmente nocturnos, localizados
siempre en la misma zona y que calman con el ácido acetilsalicílico. Son localizaciones frecuentes el cuello y diáfisis del
fémur. Por radiografía existe una zona densa esclerosa, en
cuyo interior aparece un “nido”, la lesión debe ser extirpada
en su totalidad para conseguir una curación completa.
Fracturas
La gran movilidad de los niños los expone a múltiples traumatismos
capaces de provocar fracturas, que al afectar a tejido óseo en
crecimiento presentan unas características especiales que
condicionan el tipo de fractura y también su tratamiento.
La factura que con mayor frecuencia se produce en el fémur es la de
tipo rodete que se produce por una compresión en el sentido del eje
del hueso.
Como el hueso está en periodo de crecimiento, en la mayoría de las
fracturas es posible un tratamiento ortopédico no quirúrgico, ya que
pequeñas angulaciones de los fragmentos, una vez consolidada la
fractura, se irán corrigiendo espontáneamente al crecer el mismo.
Durante el traslado al centro quirúrgico es necesario inmovilizar el
miembro afecto y combatir el dolor. Para la extremidad inferior se
utilizará una férula, que en caso necesario se improvisará con madera
u otros materiales. Debe asegurarse que no produzca decúbito,
forrándola y envolviendo el miembro con algodón o celulosa.
4. Ejercicios para la mejora de la fuerza y ADM
1. Para la mejora de la fuerza, se pueden trabajar
distintos tipos de fuerza, fuerza pura, fuerza
rápida y fuerza resistencia. Esto dependerá de las
repeticiones y las cargas con las que efectuemos
los ejercicios. Ejercicios para mejorar la fuerza
podrían ser los siguientes:
- Ejercicios para mejorar la fuerza de los músculos
flexores y extensores del muslo.
Flexores
Flexores
Flexores y extensores
- Ejercicios para mejorar la fuerza de los
músculos abductores y aductores.
Aductores
Abductores
2. Para trabajar la amplitud de movimientos se
pueden realizar los siguientes ejercicios:
- Ejercicios para la mejora de amplitud de
movimientos de músculos flexores y extensores:
Flexores y extensores
Flexores
Extensores
- Ejercicios para la mejora de amplitud de
movimiento de músculos aductores y
abductores:
Aductores
Abductores
Abductores
Descargar

1. Descripción anatómica.