Mi Viaje a Sudamérica
por Chris Wolforth
Salem State College
Hola, me llamo Chris y soy estudiante de Salem
State College en Massachusetts, donde tengo
una doble especialización en español y biología.
En la primavera del año 2007 decidí estudiar en
otro país por un semestre. El país que yo elegí
fue Argentina, en parte porque era barato, pero
también porque tenía mucho interés en conocer
este país y los países vecinos.
Aquí les voy a contar un poco de mi experiencia
durante ese fabuloso semestre.
Espero que mi historia les anime a tener una
experiencia similar en el extranjero.
Cuando yo llegué a Argentina conocí a las otras
personas de mi programa. Entre ellos estaban Sean y
Kyle, otros jóvenes estadounidenses, que después se
hicieron mis amigos y compañeros de cuarto.
Los tres decidimos buscar un apartamento en vez de
quedarnos en una casa de familia. Nos fue fácil buscar
un apartamento.
En esta foto nos pueden ver a los tres con unas amigas.
Esta es una vista del apartamento
en el que vivimos en Argentina. El
apartamento medía1000 pies
cuadrados. Tenía tres habitaciones,
una sala, un baño, una cocinacomedor y también una terraza.
Además estaba todo amueblado.
Tenía televisión por cable, Internet,
y teléfono. Todo esto por el precio
módico de $333 USD por persona
por mes.
La Sala
3
Para celebrar el apartamento mis compañeros de cuarto y yo
hicimos una fiesta cultural en nuestro apartamento e
invitamos a todas nuestras nuevas amistades de otras
nacionalidades que como nosotros estaban conociendo más de
la cultura argentina. Nuestros amigos argentinos también
estuvieron allí. Les enseñamos a jugar “beer pong.”
Para nuestra fiesta cultural yo cociné una comida mexicana. ¡Estaba deliciosa! Freí carne con
cebollas, ajo, pimienta y pimentón. ¡Mi especialidad! También hicimos tacos con lechuga,
tomates, crema agridulce, salsa de filete y queso. En Argentina es muy amarga y no me sentó
bien. También probamos una botella de vino hecho en Mendoza. El cual era de un tipo de uva
que se llama Malbec.
Estos somos nosotros cenando y después fregando la loza.
5
En Buenos Aires las fiestas
comienzan a las 2 de la
mañana. A esta hora es
cuando los jóvenes
comienzan a llegar a las
discotecas. Así es que fuimos
a un lugar llamado Mint. Es un
club exclusivo en donde cada
entrada sale a 25 pesos.
Comparado con los clubes de
Buenos Aires, esto es caro.
Cuando entramos no había
mucha gente todavía. Pues
era antes de las 2 de la
madrugada. Más o menos
sobre esa hora fue que
comenzó a llegar la gente.
Para eso de las 4 el lugar
estaba repleto de jóvenes
bailando y disfrutando de la
fiesta. Me gustó la música y el
club tenía un patio muy
grande con vista a un río que
pasa como a 100 metros del
lugar.
6
Otro lugar cultural que conocimos fue el barrio llamado Boca en Buenos Aires.
Supuestamente este es el barrio más peligroso de Buenos Aires, pero teníamos que
verlo. Queríamos tener una mejor idea de todos los aspectos de la sociedad en
Argentina. Nos dijeron que durante el día no era tan peligroso como de noche así es que
nos decidimos a ir
En las calles súper pobladas de Boca se aprecia bien la pobreza, pero a la
vez hay un contraste entre la simpleza y el colorido de los pequeños puestos
de venta y las diversas paredes y casas que las hacen ver bonitas. Las casas
y edificios están pintados de colores muy brillantes. Un amigo argentino que
nos acompañó en nuestra audaz excursión nos explicó que en esa parte de la
ciudad hacían barcos y después de que los pintaban sobraba la pintura. Así es
que esta se usaba para pintar las casas.
Al principio de la Semana Santa fuimos a Gualeguaychú. Es una ciudad en el norte de
Argentina. Aquí celebran un carnaval parecido al de Brasil, pero no tan famoso. El
viaje me costó 300 pesos que son aproximadamente100 dólares . Esto incluyé el pasaje
de ida y vuelta, dos noches en un hotel, con piscina y tres viajes de paseo en el carnaval.
Aquí me llevan cargado como a un rey
9
9
Aquí estamos nosotros
disfrutando del carnaval. En
muchas partes se estaba
publicitando el conflicto de la
construcción de una fabrica
en Uruguay que creen que
va a contaminar el rió en
Argentina.
10
Me gustó mucho el carnaval y una bebida llamada caipirinha que es típica del
carnaval y me costó solo 10 pesos y era gigante
11
11
Aprovechando todas las comodidades, el domingo por la mañana decidimos disfrutar de
la piscina del hotel. Aquí aprendí una nueva palabra en español, pileta, que significa
piscina, pero el lo que se usa en Argentina. Las personas educadas y de más alto estatus
social que tienen una casa grande y elegante utilizan más la palabra piscina,
mientras que las personas normales le dicen pileta. Disfruté mucho en la piscina.
Tomé un poco de sol, y dormí un poco bajo la brisa de una palma. Cuando yo llegué a
Buenos Aires me di cuenta de que estaba quemado. Casi no pude dormir bien esa noche.
Tuve que comprar crema de aloe bien pronto.
Comiendo en el Hotel
12
En la segunda parte de la
semana santa tuvimos la
oportunidad de visitar cinco
ciudades en Uruguay.
Montevideo, La Paloma, Punta
del Diablo, Punta del Este y
La Colonia. Estas ciudades son
grandes y muy pobladas, pero
Uruguay es un poco diferente
de lo que yo imaginaba.
En otro de nuestros viajes
visitamos la ciudad de Mendoza,
que queda en la frontera de
Argentina y Chile. Tambien fuimos
a Renaca y Santiago de Chile.
14
En este viaje éramos cuatro; Kyle,
Sean, Stacy y yo. Kyle y Sean son
mis compañeros del
departamento y Stacy es nuestra
amiga de la universidad. El pasaje
de micro de Buenos Aires a
Mendoza nos salió a 150 pesos
cada uno. La cena, el vino, y el
desayuno estaban incluidos.
Antes de salir fuimos a comprar
galletitas, queso, coca-cola y una
botella de whisky para el viaje.
Desafortunadamente el micro
vino tarde, pero ya para ese
entonces me estaba
acostumbrando a cosas así. ¡Esto
es Sudamérica! Lo bueno es que
los asientos son muy cómodos
porque están hechos de cuero y
14
son grandes.
En Mendoza, alquilamos unas
bicicletas para ir a ver las
bodegas de vino. Las calles
eran muy largas y muy planas
y las bicicletas estaban en
malas condiciones pero se
podían usar.
15
15
En las viñas de Trapiche
conocimos a los
trabajadores y hablamos
con ellos durante un rato,
mientras ellos esperaban el
cargamento de camiones
llenos de uvas que deberían
ser llevados a la fábrica.
Intrigado, le pregunté a un
hombre cuánto ganaban por
cada camión lleno de uvas y
él me dijo que 500 pesos.
Antes de despedirnos los
trabajadores nos ofrecieron
probar las uvas. Se
comportaron muy amables y
simpáticos.
También visitamos una fábrica de chocolates, mermeladas, licores y otras bebidas
alcohólicas. Una empleada nos recibió y nos dio una presentación de los
diferentes productos disponibles en la fábrica. Después pudimos probar algunas
de las bebidas y los chocolates. Me impresionó mucho el coñac que tomé. Este
era muy fuerte, aunque con un sabor muy auténtico ya que para su
procesamiento solo productos naturales son usados y ningún químico es añadido.
Después de visitar algunas de las viñas y
fábricas, decidimos disfrutar de la naturaleza
del lugar. La vista desde las montañas es
espectacular. Disfrutamos mucho este paseo
a caballo en el cual practicamos algunas
actividades típicas del lugar como la Tirolesa
y el Rapel. Esta excursión solo nos costó
130 pesos con todo esto incluido. Fue un día
maravilloso!
En la frontera con Chile un guarda de
frontera nos detuvo mientras
esperábamos para subir al micro. El
oficial nos preguntó por nuestro
equipaje. Después nos condujo a una
oficina para cuestionarnos más. ¿Me
pregunté qué estaba pasando?
Estaba seguro de que no teníamos
drogas y por eso estábamos
confundidos. Dentro de la pequeña
oficina otros guardias nos
preguntaron lo que era obvio,
“¿Ustedes tienen drogas?” y por
supuesto dijimos que no. Nos
registraron en busca de drogas. Pero
no encontraron nada, pues realmente
no teníamos ninguna droga. Después
nos preguntaron que si habíamos ido
a una discoteca y les dijimos que sí.
Los guardias se disculparon y nos
contaron que en las discotecas y en
los boliches las personas fuman
mota (marihuana) y por eso los
perros deben haber sentido el olor
impregnado en nuestras ropas aun.
¿Imaginan eso?
En la ciudad de Renaca en Chile salimos a dar una caminata por la playa vimos una
universidad llamada la Facultad de Valparaíso. En ella los estudiantes estudian las diferentes
especies marinas del lugar y comparan el crecimiento de las poblaciones marinas con relación
a años anteriores. Tuvimos el placer de visitar la biblioteca de la escuela, en donde tenían
varias exposiciones de las diferentes especies marinas locales. Desde las grandes ventanas
de cristal de la biblioteca se podía contemplar una hermosa vista del mar.
20
20
Después fuimos a Santiago de
Chile en donde pudimos visitar
diferentes lugares culturales
como la casa del poeta Pablo
Neruda. Esta se ha convertido no
solo en un lugar histórico sino
también en un lugar turístico.
Tomamos un tur del interior de la
casa donde están preservados
muchos de sus recuerdos. Otra
parte de la casa era una tienda
donde venden diferentes
suvenires relacionados con el
gran poeta. Me pregunto quien
estará ganando el dinero por todo
esto. Aprendí que Pablo Neruda
era un chamuyero, que significa
mujeriego. Aquí hay una cita de
su poesía, “Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los
cerezos” (Pablo Neruda) ¡Qué
profundo! Quiero decirle esto a
una mujer. Pablo Neruda ganó el
Premio Nobel en literatura en el
1971.
Fuimos al famoso mirador de Santiago en Chile. Para subir y bajar la montaña solo pagamos
tres mil pesos ($5US). La vista era espectacular, pero el día estuvo nublado y no pudimos
ver muy lejos. Tenía ganas de sacar muchas fotos de la ciudad y de La Madona. Al llegar a la
cima de la montaña vimos una misa en una iglesia. Bajamos en un teleférico a otro lado de
la montaña hacía a otra parte de la ciudad.
22
22
Finalmente regresamos a
Argentina por avión. La
vista de Los Andes y la
ciudad de Santiago es
muy hermosa.
En conclusión mi experiencia en Sudamérica fue muy
productiva e interesante. Amplié mi conocimiento de
la lengua española y crecí mucho como persona.
Por eso creo que que todos los estudiantes deberían
tener una experiencia como la mía. Realmente se lo
recomiendo a todos.
¡Buena suerte! y ¡a disfrutar!
Descargar

Chris Wolforth - Argentina 2007