7º Mandamiento
NO ROBAR
RESPETO A LA
NATURALEZA
El 7º mandamiento exige un profundo respeto a los
bienes comunes de la creación. Los animales, las
plantas… y los seres inanimados están destinados al
bien común de la humanidad pasada, presente y futura.
(Gn 1, 28-31).
El dominio concedido por el Creador al
hombre, sobre los seres inanimados y los
seres vivos, no es absoluto; debe estar
regulado para bien de todos los hombres.
El 7º mandamiento debe regular nuestro trato y aprecio
a los animales como criaturas que son de Dios para
servicio del prójimo. Mt 6,16
Es
contrario a
la dignidad
humana
hacer
sufrir
inútilmente
a los
animales y
sacrificar
sin
necesidad
sus vidas.
El quemar el bosque, contaminar los ríos,
destrozar jardines… es una grave falta
moral contra el 7º mandamiento.
Es indigno del hombre invertir grandes sumas de dinero
en el disfrute de animales, sabiendo que hay muchas
necesidades entre los hombres.
Descargar

www.laboutiquedelpowerpoint.com