“Un día...”
Un día, Jesús y el diablo estaban
conversando y Jesús le preguntó al Diablo
qué estaba haciendo con las personas
aquí en la tierra...
El diablo respondió :
Estoy divirtiéndome con ellas:
enseñándoles a hacer bombas y
matar; a usar armas; a odiarse
unas a otras; a abusar de la
infancia; a usar drogas a los
jóvenes; a beber, a mentir y a
hacer todo lo prohibido...
Me estoy divirtiendo mucho!!!!
Jesús preguntó:
Y después, que vas a hacer
con ellas?
Después ...voy a acabar con todos!!
Jesús preguntó:
¿Cuanto quieres por ellas?
El diablo le respondió:
Porqué vas a querer estas personas?
Son traicioneras, mentirosas, falsas,
egoístas y codiciosas!
Ellas nunca te amarán de
verdad, van a blasfemar y
escupir en tu rostro, van a
despreciarte y no te tendrán
consideración ninguna!
¿Cuánto quieres por ellas,
diablo?
Quiero toda tus lágrimas y
toda tu sangre!
Trato hecho!
Y...Jesús pagó el precio de
nuestra libertad!
Cómo nosotros olvidamos a Jesús!
Creemos en todo lo que nos
enseñan , pero cuestionamos
todo lo que viene de él...
Las personas mandan bromas por e-mail
pasándolos de unas a otras a una
velocidad luz!
Pero cuando el mensaje es sobre Dios, las
personas se lo piensan dos veces antes de
mandarlo y compartirlo con otras.
Todos dicen querer un día
estar con Dios
Muchos dicen: Creo en Dios,
pero qué hacen por Él!
Hablar sobre Jesús no es un asunto
que las personas quieran oír...
Solamente acuden a Jesús cuando
están en grandes apuros.
Cuando termines de leer este
mensaje.
¿Lo mandarás a alguien?
Quién pasará este mensaje?
¿A quien lo enviaréis?
Igual, no temas, hijo mío, siempre estaré contigo
Aún cuando creas que estás solo ...
Que la paz sea contigo ...
Amén
Descargar

Slide 1