Documentado en el programa Hoy por hoy de la cadena ser, en concreto
En la sección de los viernes “La unidad de vigilancia lingüística”
Grupo 1
Beatriz Sanz
Lidia Gallardo
Paula Canal
Fallos en pronunciación
Aquí encontramos dos fallos
Vivo adentro de un autobús(canción Miguel Ríos)como vemos se ha
añadido una vocal al comienzo de una palabra, aunque se está
convirtiendo en un coloquialismo.
Y en el otro caso de la colocación errónea de la preposición, ya que no
sabemos si se debe introducir o simplemente eliminarla completamente.
¿Cómo se dice Huracán Thomas o Tomás?
Vemos que hay una confusión de la tilde puesto que todas las palabras
tiene acento y la tilde es un signo de puntuación. Una mala pronunciación
nos puede llevar a confundir 2 nombres, en este caso homófonos y
además de distintos idiomas.
Otro fallo similar:
Cofrade
En este caso aunque sean ambas palabra homógrafas, la entonación es
distinta; un significado es el de ser miembro de una cofradía y el otro, ser
admitido en el concejo de un pueblo.
Disputados por diputados
Incluso podemos llegar a modificar las palabras con solo cambiar
una letra y el significado obtenido será uno completamente
distinto.
Esteroides por Asteroides
Redundancia
• Este caso podría ser un caso de redundancia o simplemente una
equivocación.
Suponemos que la periodista se ha equivocado al referirse al
número de afectados queriendo decir 32 heridos y 10 muertos; o
42 heridos.
También nos ocurre cuando retransmitimos noticias: siete y medio
millones
Lo correcto sería decir 7 millones y medio de catalanes
Las 40.000 hostias del Papa
Tenemos que organizar nuestra exposición de
tal modo que no lleve a confusión lo que
decimos
Más casos de redundancia
Cielos y claros en Madrid
3000 llamadas diarias al día
No podemos estar repitiendo palabras ya empleadas como
mencionar hechos que ya existen.
Canadienses americanos
Hay que decir que todos los canadienses son americanos,
por lo que no es necesario decir ambos gentilicios.
Información Deportiva
Consideramos que la retransmisión deportiva
merece un capítulo aparte puesto que es
considerada la peor hecha en cuanto
comunicación se refiere. Puede que esto sea
por la rapidez con la que tienen que hablar los
locutores, puede que al considerarse “menos
seria” se permitan más licencias, pero estos
son algunos casos que nos hemos encontrado:
En este caso el locutor al hablar tan rápido no sabe lo que está
diciendo y se lía con cuantas veces ha ganado el que juega en
casa y no sabemos muy bien qué dice
Quien juega en casa
El locutor en este caso quiere decir que “El Granada” todavía
no ha ganado ni un partido en casa, pero se repite y al
repetirse se equivoca
Aquí nos encontramos que para querer dotar de dramatismo
a la frase del locutor introduce la partícula “casi” diciendo una
incongruencia
Seis emails
En este caso vemos que es imposible enviar 5 correos
electrónico y medio, o 5 o 6. Además seis correos electrónicos
no nos parecen que sea una documentación exagerada si no
especifican el tamaño.
En este caso se nos plantea una duda ¿se pueden calzar unos guantes al
igual que se calzan unas zapatillas?
Calzar los guantes
Pues en este caso la RAE nos lo soluciona muy claramente
calzar. (Del lat. *calceāre, de calcĕus, calzado).
1. tr. Cubrir el pie y algunas veces la pierna con el calzado. U. t. c. prnl.
2. tr. Proporcionar calzado. Esta zapatería calza a todos los niños del barrio
3. tr. Usar guantes, espuelas, etc., o llevarlos puestos. U. t. c. prnl
Comprobamos de este modo que a veces los equivocados somos nosotros
En este caso es clara la confusión y la solución de esta
equivocación, quizás la locutora estaba pensando en lo
hombretones que son todos los futbolistas del equipo
Zaragoza
Claramente, y como hace la propia locutora, la corrección es
decir maño y no macho
Muchas veces confundimos los refranes o simplemente cuando no
nos los sabemos nos los inventamos para querer decir lo mismo
Tazas
Lo correcto hubiese sido usar el refrán popular “¿no quieres caldo?
Pues toma dos tazas” aunque gracias al conocimiento popular de
este refrán consigue que todo el mundo lo entienda
Otro de los fallos que hemos encontrado es que al ir tan deprisa, los locutores se inventan los nombres de las cosas por relación con las
anteriores
Máster
•
•
•
•
El diccionario panhispánico de dudas nos puede aclarar mejor porque parece caer en la redundancia gracias a la acepción número
cuatro:
máster. 1. Voz tomada del inglés master, que designa, en algunos países americanos, el grado universitario inmediatamente inferior al
de doctor, así como la persona que lo posee. En español debe escribirse con tilde por ser palabra llana acabada en r (→ TILDE2, 1.1.2): «Licenciado en Filosofía y en Derecho, máster en Teología, doctor en Derecho Internacional» (Vistazo [Ec.]
18.12.97); «No es grato para un veterano cacique [...] hacerle antesala para pedirle un puesto a un máster de Harvard de 30
años» (Semana [Col.] 25.6-2.7.96). Con el mismo sentido se emplea también la voz magíster (→ magíster). El término máster designa
además, en general, cualquier curso de posgrado, normalmente orientado a la inserción laboral, y a la persona que lo ha
realizado:«Empieza un máster en Museografía Etnográfica» (Vanguardia [Esp.] 16.1.95); «Es ingeniero industrial y máster en
Administración de Empresas»(Vanguardia [Esp.] 3.12.94). Referido a grado o curso, es masculino; referido a persona, es común en
cuanto al género: el/la máster (→ GÉNERO2, 1a y 3g).
2. Con sentidos equivalentes a los del anglicismo máster se emplea en gran parte de América la voz maestría: «La Escuela Superior
Técnica del Ejército ha creado la maestría en Transporte» (NProvincia [Arg.] 3.4.97); «La duración de las maestrías y doctorados es más
variable» (PzTamayo Ciencia [Méx. 1991]).
3. En el ámbito audiovisual se utiliza la voz inglesa master (o su adaptación gráfica máster) con el sentido de ‘copia a partir de la cual se
hacen las demás’: «Se obtiene un primer disco metálico que servirá de master» (Bustos Multimedia [Esp. 1996]). Se recomienda sustituir
este anglicismo por las equivalencias españolas copia maestra o cinta matriz.
4. En deportes como el tenis o el golf, se usa el plural inglés masters con el sentido de ‘torneo en que solo participan jugadores que
han alcanzado la categoría de maestros’: «Martina Navratilova se impuso a Arancha Sánchez Vicario en el Masters» (VGalicia [Esp.]
23.11.91). Se recomienda sustituir este anglicismo por la equivalencia española torneo de maestros: «Carlos Moyá y Sergi Bruguera,
ambos participantes en el Torneo de Maestros, se situaron en los puestos séptimo y octavo» (Época [Chile] 19.11.97).
5. El plural de máster debe ser, en español, másteres (→ PLURAL, 1g).
A veces al querer explicar las cosas mediante dichos, es fácil
equivocarse y decir cosas como esta
Ámsterdam
El error es que Venecia está en Europa, así que Ámsterdam no
puede ser la Venecia europea sino la Venecia del norte, título que
también recibe la ciudad de Brujas situada en el mismo país.
A veces al hablar de varias cosas en una numeración podemos
llegar a confundirlas
Mourinho
Claro está que el que será alineado es Cristiano Ronaldo, y no
Mourinho
Al igual que si siempre tenemos a alguien en la mente, al final lo
acabamos nombrando
Estaba nombrando al periodista José Ramón de la Morena, que no
de MourinhO
En este caso, al parecer todavía común, al adecuar el anglicismo football, hay algunos,
como el presidente de la Federación que siguen confundiendo la palabra
Fúrbol
Obviamente quería decir fútbol. Además el diccionario nos recuerda que hay que evitar
este tipo de vulgarismos aunque sea una palabra adaptada a nuestra lengua:
• fútbol o futbol. 1. ‘Deporte de equipo que se juega con un balón que no puede tocarse
con la mano ni los brazos’. La voz inglesa football se ha adaptado al español con dos
acentuaciones, ambas válidas. La forma fútbol, que conserva la acentuación llana
etimológica, es la de uso mayoritario en España y en la mayor parte de América. En
México y el área centroamericana se usa la aguda futbol [futból]. Deben evitarse
pronunciaciones vulgares como [fúlbol] o [fúrbol]. Tampoco es propia del habla culta la
forma fóbal.
• 2. Existe también el calco balompié, que no ha gozado de mucha aceptación entre los
hablantes y suele emplearse casi siempre por razones estilísticas, para evitar
repeticiones en el discurso: «En dos décadas de fútbol, [...] consiguió lo que ningún otro
jugador logró en el balompié nacional» (Hoy [Chile] 19-25.1.83).
Muchas veces el simple hecho de cambiar el pronombre de sitio en una frase, puede cambiar
totalmente el significado
Reyes
Creemos que sacar una tarjeta roja por tirarse a Reyes es algo excesivo, que realmente lo que
quería decir el locutor era “Tarjeta roja a Reyes, por tirarse”
Al pronunciar un extranjerismo se suelen cometer errores, pero al hablarse tanto
del tema, la verdad es que este es un poco imperdonable (hasta tres veces)
Duping
Obviamente lo que quería decir el locutor es doping, que el diccionario
panhispanico de dudas nos remite a dopaje:
•
•
dopaje. 1. ‘Administración de sustancias estimulantes para potenciar el
rendimiento del organismo con fines competitivos’: «Un castigo de dos meses
por dopaje lo mantuvo fuera de las canchas» (Nación [C. Rica] 11.4.97). Se ha
creado a partir del verbo dopar (del ingl. to dope ‘drogar’) y es el término que
debe usarse en español como equivalente de la voz inglesa doping.
2. Existe, asimismo, el adjetivo invariable antidopaje, que significa ‘destinado a
evitar el dopaje’: controles antidopaje. Es el equivalente español del término
inglésantidoping.
Hablando de extranjerismos en el deporte, es
importante también saber dónde y contra
quien juegan los equipos
Sinceramente, al ser poco aficionadas al fútbol
no hemos logrado encontrar contra quien jugó
finalmente el Valencia CF
La información deportiva puede jugar una
muy mala pasada, y cuando el locutor está
nervioso pues dice cosas como estas:
Pitón
Obviamente el locutor quería decir filón
ENTONACIÓN
La entonación, la respiración o la acentuación son algo realmente
importantes a la hora de comunicar. Dependiendo de cómo sean puede
dotar a una frase de un sentido o de otro, puede hacer un discurso mas o
menos ameno, mantienen o empeoran la atención del oyente y aquí
tenemos algunos casos:
En este caso, la locutora empatiza en exceso con el entrevistado y por su
entonación (y por la expresión que usa) está dando a entender su opinión al
respecto (sobre los controladores aéreos)
Al contrario que este otro locutor, que al hablar tan despacio, y con un ritmo
tan lineal, hace de su locución una monotonía
Al igual que el ministro Chávez, que con su lentitud y titubeo, realmente no
está diciendo nada
Igual de importante es la respiración a la hora de comunicar, este político en
su discurso subido de tono, al ir emocionándose y no controlar el aire no
llega al final de lo que quiere decir.
La R es una consonante que nos puede jugar muy malas pasadas,
sobretodo si eres político
Pronunciación de palabras extranjeras
Tendemos a rebuscar una forma de pronunciar
aquellas palabras que no conocemos cuando lo más
lógico sería leerlas como sonarían en español.
A veces la lectura de estos nombres da como
resultado derivaciones desternillantes
- Museo Thyssen-Bornemisza
Descargar

Consideramos que la retransmisión deportiva merece un capítulo