17:53 h.
viernes, 02 de octubre de 2015 ……
17:53 h.
viernes, 02 de octubre de 2015 ……
17:53 h.
viernes, 02 de octubre de 2015 ……
Tony Curtis (n. Nueva York, 3 de junio de 1925 - f. Las Vegas, 29 de
septiembre de 2010) fue un actor de cine estadounidense
Era hijo de Emmanuel y Helen Schwartz, una familia de judíos húngaros
del barrio del Bronx, donde nació. Célebre por su físico de galán y su
acento típicamente neoyorquino, su nombre quedará ligado a su
interpretación en Con faldas y a lo loco con Jack Lemmon y Marilyn
Monroe, si bien cuenta con una extensa carrera al haber actuado en más
de cien películas desde el año 1949 hasta 2008. Durante la segunda
guerra mundial sirvió en la U.S. Navy entre 1942 a 1945, en un submarino.
Considerado en sus principios como un joven apuesto sin más, el actor
acabó demostrando su talento en films de la talla de Chantaje en
Broadway (The Sweet Smell of Success) con Burt Lancaster y en su papel
de un prófugo encadenado a Sidney Poitier en Fugitivos (The Defiant
Ones) que le valió una nominación a los Óscar. Su historial incluye títulos
míticos como Espartaco de Stanley Kubrick, Trapecio de Carol Reed, El
último magnate de Elia Kazan y La semilla del diablo de Roman Polanski
(donde sólo puso su voz).
Curtis tiene su estrella en el Paseo de la fama de Hollywood en el
Hollywood Boulevard y ha sido nombrado Caballero de la Orden de las
Artes y las Letras (Chevalier des Arts et des Lettres) en 1995 en Francia.
Falleció el 29 de septiembre de 2010, a los 85 años, a causa de un ataque al
corazón, en su residencia de Las Vegas
HACER CLIC PARA SEGUIR, SOLAMENTE EN ESTA
TRAPECIO
Descargar

Diapositiva 1