Traducido del portugués
Por J.Sanchez
El grado de confianza que poseemos en
alguién depende de cuanto conocemos a
esa persona.
Intenta cerrar los ojos y abandonate
completamente, dejate caer pero sin
saber quién está detrás para sostenerte.
Tu próprio cuerpo va a reaccionar y tu
vas a intentar controlarte para no caer.
Es natural, tu te controlas, te defiendes.
Nuestra total confianza a Dios, vá a
depender de cuanto conocemos de Él.
Necesitamos reaccionar de la misma
forma como un crio se acurruca en los
brazos de su madre, sonriente, feliz
completamente.
Las personas no se confian en Dios
porque no conocen al Dios que poseen.
No se exponen porque no le dan
oportunidad a Dios de demostrarnos
cuanto nos es fiel o cuanto cuida de
nosotros.
Alcanzar eso, es alcanzar la gracia. Es
ver la luz en medio de la tormenta y fijar
la vista en ella.
Si yo dijera que es facil, estaría
mintiendo. Podemos encontrar
fuerzas para luchar contra el
mundo entero, pero para luchar
contra nuestro “ yo “ y decirle
“descansa “ precisamos de una
enorme fuerza de voluntad, de fe
princilpamente.
Por lo tanto, creánme, quién hace la
prueba una sola vez, estará en los
brazos de Dios por el resto de sus días.
Créditos:
Texto: Letícia Thompson – Nos braços de Deus
www.leticiathompson.net
Imagens: Internet
Música: Ernesto Cortazar Without a Father
Formatação: Beth Norling
E-mail: [email protected]
GRUPO SINTONIA ELEVADA
Clique aqui para visitar nosso site
Clique aqui para receber novas mensagens
gratuitamente
Descargar

Nos_braços_de_Deus