“Vosotros sois la sal de la tierra”
XXVI Jornadas de Pastoral Penitenciaria
Suso Carracedo
4-febrero-2014
Introducción
• No soy capellán de prisiones.
• Si he sido capellán de hospital 13 años.
• He ayudado a liberarse de ‘cadenas’ y
‘esclavitudes’ existenciales.
• He acompañado a vivir y asumir sufrimiento,
culpa y dolor; y a afrontar el futuro con la
capa del pasado o de las heridas.
• He tratado de sembrar esperanza, de ser
sal/luz.
Otras cadenas, de por vida
Oseas, 11: “Me complazco en amar”
Jesús acogía incondicionalmente y
comía con pecadores
La identidad del capellán
3 elementos
fundamentales:
• Motivación por servir.
• Preparación específica.
• Presencia para todos.
Papel simbólico: reflejo de Amor en el dolor
Papel consolador
El encuentro pastoral
“El agente de pastoral ha de saber distinguir entre la visita amistosa y la
relación pastoral de ayuda. Mientras la primera es bueno brindarla a todos
los enfermos, la segunda es conveniente tan sólo para un grupo reducido de
personas que están dispuestas a recorrer un camino más largo, profundo y
continuo”. (A.R.H., nº 51).
El encuentro pastoral con el enfermo
Tanto en las visitas breves como en las más extensas, el agente de pastoral
ha de saber pasar de la conversación social al diálogo pastoral. Para ello ha
de:
• concentrarse más en la persona que en los hechos externos.
• saber escuchar, ser comprensivo y amable.
• aceptar la tensión del enfermo, ayudándolo a afrontar la realidad,
aunque sea dura.
• preocuparse más de ayudar que de distraer, estando siempre disponible
al acompañamiento.
• saber pasar de la discusión sobre Dios a la experiencia de Dios y a la
relación con él.
(A.R.H., nº 52)
• Estima y respeto profundos por la persona del enfermo.
• Respeto a su religiosidad, sin imponerle nuestros estilos
de fe, ni desprestigiar la ‘religiosidad popular’. Aún “a los
que no creen o no practican, no hay que privarles de la
relación amistosa con ellos” (A.R.H. 57)
• Respetando su proceso de crecimiento humano y cristiano
• El dogmatismo, el juicio, la falta de respeto a sus pasos,
el sacramentalismo,... son actitudes que deben desaparecer del ministro o agente de pastoral.
“En una perspectiva de fe, las actitudes humanas positivas del
agente de pastoral, sus gestos humanos, se convierten en
símbolo del amor de Dios que él mismo anuncia con su
palabra, y dan a su presencia un valor casi sacramental”
(A.R.H. 59)
Papel de
intermediario:
consigo mismo
La familia también sufre
Con el personal y la
institución
con la sociedad
con los demás agentes
Papel de
animación
Papel catequético
“La oración ha de surgir de la necesidad y el
deseo del enfermo y ha de tener muy presente
la realidad que está viviendo. Por ello, la
oración con el interno presupone la escucha del
mismo, de sus vivencias y estados de ánimo,
para acoger la variedad de actitudes y
reacciones: queja, impotencia, angustia,
amargura, desamparo y abandono, soledad,
culpabilidad, rebeldía, confianza, gozo, gratitud
y alabanza”.
(A.R.H., nº 65)
“La celebración sacramental ha de constituir,
habitualmente, la culminación de una relación
significativa con el enfermo y el resultado de
un proceso de fe realizado por éste. Los
sacramentos, signos que atestiguan el amor
de Dios, no deben ser ritos aislados sino
gestos situados en el corazón de una
presencia fraternal, que los que rodean al
enfermo han de expresar de múltiples
maneras: lucha contra la enfermedad, cariño,
escucha y atención a las necesidades,
amistad y servicio...
Esta presencia fraternal junto al
interno del agente de pastoral y de todo
cristiano tiene un valor casi sacramental
desde la perspectiva de una Iglesia
sacramento de salvación para el mundo”.
(A.R.H., nº 69)
Porque la Esperanza
existe
allí donde otro ser
se preocupa por ti.
Papel de Conexión
Papel
ecuménico
Espiritualidad
Relación con Dios y lo divino
Sentido del sufrir y de la vida
Con la naturaleza
Francisco a los capellanes
Audiencia General, en el congreso nacional de los capellanes de las cárceles
italianas: “Justicia: pena o reconciliación. Libres para liberar”.
• Pide también por los capellanes, por su ministerio,
“que no es fácil”, pero que es “muy comprometido y
muy importante” porque “expresa una de las obras de
misericordia” y hace “visible la presencia del Señor en
la cárcel”.
• “Vosotros sois signos de la cercanía de Cristo a estos
hermanos que necesitan esperanza. Recientemente,
habéis hablado de una justicia de reconciliación ¿no?
También una justicia de esperanza, de puertas
abiertas, de horizontes… esto no es una utopía: se
puede hacer. No es fácil, porque nuestras debilidades
aparecen por todas partes, las tentaciones están
ahí…. Pero buscad siempre esto”.
Francisco a los presos
• “Decidles con los gestos, con las palabras, con el corazón, que el Señor
no se queda fuera de sus celdas, no se queda fuera de las cárceles: está
dentro, está allí.
• Podéis decirle esto: el Señor está dentro con ellos; también Él es un
preso ahora, ¿eh? Ninguna celda está tan aislada que excluya al
Señor, ninguna: él está allí, llora con ellos, trabaja con ellos, espera
con ellos”.
• “Su amor paterno y materno llega a todas partes”, rezo “para que
cada uno de ellos abra el corazón a este amor del Señor”.
• Continua diciendo que sigue recibiendo cartas de los presos y les llama
por teléfono: “Aquí, a veces llamo a algunos de los que conozco en
Buenos Aires, que están en la cárcel, el domingo, y charlamos un poco.
Después cuando cuelgo el teléfono, pienso: ‘¿Por qué él y no yo, que
tengo tantos o más méritos que él para estar allí?’. Y eso me hace bien
¿eh? ¿Por qué cayó él y no yo? Porque las debilidades que tenemos son
las mismas y para mí esto es un misterio que me hace rezar y
acercarme a ellos. Decídselo también, ¿eh?”
Descargar

Vosotros sois la sal de la tierra”