Todo empieza con una cervecita…
Seguida de un bailoteo con tu niña…
Le levantas una pierna…
Luego la levantas en brazos…
Y cuando no sabes ya qué levantarle…
le bajas los pantalones.
Las tonterías y gestos típicos de las
borracheras se contagian de unos a otros.
Luego te vienen las ganas de
orinar.
El problema es que en el aseo de
las chicas siempre siempre hay
que esperar por la cola que hay.
Así que hay dos opciones:
1ª
2ª
Recuerda que si has venido en
transporte propio…
mejor que regreses en transporte público.
Y cuando llegas a casa y crees que
estás sano y salvo, tu amigo se te
acerca al oido y te dice:
Descargar

Borracho Yo