VIVIENDO CON
ADOLESCENTES.
Dr. Víctor Vintimilla Gárate.
Psicólogo Clínico
Psicoterapeuta.
PSICOEDUCAR.
…educa y bien.
¿Qué es adolescencia?

Por adolescencia se entiende la etapa
del desarrollo caracterizada por una
serie de cambios físicos, intelectuales,
emocionales, espirituales y sociales,
que se dan entre los doce y los veinte
años aproximadamente.
 La pubertad se refiere al desarrollo
biológico durante la adolescencia.
¿Porqué es crítica la
adolescencia?

La adolescencia constituye un período
crítico ya que al comienzo de la etapa
se es todavía un niño, dependiente de
sus padres y al final deberá ser un
individuo responsable de sí mismo,
con su personalidad estructurada y
con una dirección futura ya señalada.
¿Qué debe alcanzar el
adolescente?
En lo intelectual se espera que el
individuo alcance madurez.
 Independencia de los padres.
 Capacidad de alcanzar sexualidad
genital e intimidad con otra persona
no familiar del sexo opuesto.
 Consolidación de un sentido firme de
identidad.

Etapas de la adolescencia.
Adolescencia temprana, desde los 11
años hasta los 14.
 Adolescencia media, desde los 14 años
hasta los 17.
 Adolescencia tardía, desde los 17 años
hasta los 19.

Adolescencia temprana.

“Algo está pasando en mi cuerpo y no
sé de que se trata”
 Esta tensión no está relacionada
específicamente con intereses
sexuales.
 Su atención y preocupación
comienzan a dirigirse a los cambios
físicos que se están produciendo.
Adolescencia temprana.
El grupo de iguales es usualmente del
mismo sexo.
 Etapa de enamoramientos intensos.
 Etapa del nacimiento del mejor amigo.
 Etapa del afianzamiento de la
confianza intrafamiliar.

Adolescencia temprana.
La sexualidad se sublima
parcialmente en deportes o
actividades complementarias.


Desde el punto de vista cognoscitivo el
adolescente es capaz de construir y
entender conceptos y teorías
abstractas.
Adolescencia temprana.
El adolescente se compromete en
proyectos futuros que trascienden el
presente.
 Desarrollan una pasión por ideas,
ideales e ideologías, puede razonar
con base en hipótesis. Puede “pensar
acerca de pensamientos”.

Adolescencia temprana.
La adquisición de estas habilidades
cognoscitivas tiene varias
consecuencias, tales como, el
desarrollo de juicios morales y valores
que le permiten manejar al joven,
mejor sus impulsos agresivos y
sexuales, e interesarse en objetivos
futuros.

Adolescencia temprana.
El adolescente en esta etapa requiere
todavía dirección y protección, pueden
ya haber asomos de rebeldía, pero si
los padres no imponen límites al
adolescente, éste se sentirá
abandonado y no amado.

Adolescencia temprana.
La masturbación es el método más
común para manejar la tensión sexual
del adolescente. En los varones es casi
universal, en las niñas es menos
frecuente.
 La masturbación produce
comúnmente sentimientos de culpa
por la forma en la que se la aborda.

Adolescencia media.
El conflicto familiar pasa a ser el
punto central en este período.
 los jóvenes comienzan a separarse de
la familia que ha sido el centro de su
existencia por catorce o quince años.
 Este cambio requiere tanto una
reorientación interna, como un
cambio en las relaciones reales con los
padres.

Adolescencia media.
Cuando las relaciones padre e hijo
han sido adecuadas y existe respeto
mutuo, los conflictos van ha ser
mínimos.
 El adolescente va estar sin embargo,
en conflicto acerca de su ambivalencia
entre adquirir independencia y el
deseo de seguridad y afecto.

Adolescencia media.

La rebelión y la conformidad señalan
claramente este período; rebelión
contra los padres y otros adultos y
conformidad con sus congéneres,
comúnmente se critican o demeritan
a los padres, el adolescente no desea
destruirlos o demolerlos, ya que su
autoestima todavía depende en parte
de la estimación tenida hacia los
padres.
Adolescencia media.
Los padres pueden tener varias
reacciones hacia sus hijos: algunos
miran la adolescencia como un
sentimiento de pérdida.
 Otras veces los padres pueden sentir
que se están poniendo viejos, lo cual
conduce a reacciones inadecuadas de
competencia y rivalidad con los hijos.

Adolescencia media.

Un equilibrio marital tenue puede ser
roto por las dificultades creadas por
un hijo adolescente.

Igualmente la hermandad puede verse
seriamente afectada cuando existen
preferencia por parte de los padres.
Adolescencia media.
Los conflictos de una familia
perturbada pueden ser desplazados
hacia él, tomándolo como el chivo
expiatorio.


El grupo de iguales deja de ser mono
sexual.
Adolescencia media.
El grupo tiene importantes funciones
en la adolescencia media, ayuda en el
proceso de separación de los padres y
en la estructuración de la identidad
personal.
 Es de vital importancia a esta edad
“vigilar” con quién se “lleva” nuestro
hijo adolescente.

Adolescencia media.
En el grupo aprende a saber quien es
en el mundo extra familiar, aprende a
juzgar sus capacidades y con el apoyo
del grupo comienza a experimentar
con el sexo opuesto.


Este experimentar no necesariamente
significa tener vida sexual activa.
Adolescencia media.
Comúnmente los primeros intereses
hacia el sexo opuesto son bastante
románticos existiendo una disociación
entre los sentimientos de amor y los
sexuales.
 La integración entre los sentimientos
de afecto y los impulsos sexuales
constituyen la genitalidad, y este es
un proceso gradual.

Adolescencia tardía.
Las tareas mayores de esta época
conciernen en alcanzar una identidad
del Yo y la capacidad de intimidad.
 En cuanto a la identidad del Yo, éste
es un proceso bastante complejo que
tiene que ver con el conseguir una
identidad propia y no simplemente la
identidad que da el ser hijo o hija de
alguien.

Adolescencia tardía.
la identidad del Yo está íntimamente
ligada con la capacidad de alcanzar
intimidad.
 una identidad en el sentido de tener
una consistencia en la conducta que
permita que otros puedan predecir o
esperar como la persona va a
reaccionar, significa encontrar un
lugar en uno mismo y en la sociedad.

Adolescencia tardía.
La capacidad de intimidad es un
sentimiento de plenitud que se deriva
de sentirse amado y necesitado, de ser
capaz de compartir el mundo con otra
persona.
 La intimidad sólo puede desarrollarse
cuando la persona alcanza cierto
grado de integración e independencia
como persona.

Problemas comunes.
Ira incontrolada, puede llegar a la
violencia.
 Fugas de casa, debido a reacciones
irracionales por parte del adolescente
o por pérdida del control de los
padres.
 Uso indebido de alcohol.
 Inicio del uso de sustancias
psicoactivas.

Problemas comunes.
Mal manejo académico.
 Vida sexual prematura e
irresponsable.
 Embarazo no deseado.
 Aborto.
 Suicidio.

Solucionando los problemas.
Dialogo.
 Un sólido matrimonio de los padres.
 Que los padres manejen un solo
lenguaje.
 Expresión afectiva.
 Desterrar la rivalidad entre hermanos.
 Cumplir las promesas.
 No ridiculizarlos.

Solucionando los problemas.
Dar importancia a las opiniones de
ellos.
 Apoyarles en los proyectos que
pueden ser realizables.
 Acompañarlos emocionalmente en sus
actividades.
 Darles tiempo.
 No “compre” su afecto.
 Respeto mutuo.

¿Cómo dialogar en la
adolescencia?



Debemos crear un espacio para el
diálogo.
 Dialogar no significa imponer,
significa escuchar y ser escuchado.
Prepárese para lo que va escuchar, el
adolescente es impredecible.
El adolescente no es malo, tan solo
es impulsivo, por eso es bueno
ignorarlo.
¿Cómo dialogar en la
adolescencia?


Una buena táctica para “suavizar”
los diálogos con los adolescentes es
el contacto físico, un abrazo, que él
sienta nuestra proximidad, es de
vital importancia.
En ocasiones el adolescente le dirá
“no me toques”, respóndale “solo
quería demostrarte cuanto te
quiero”.
¿Cómo dialogar en la
adolescencia?

No trate de “pelear” con el adolescente
sobre quién tiene la razón, no le
juzgue, muchas veces solamente
desean ser escuchados y nada más.
 No irrumpa la privacidad del
adolescente, si lo hace pondrá un
abismo entre él y usted.
¿Saber mediar?

Ceder para que la familia “gane” es la
tarea de todos los miembros de la
familia.
 En ocasiones el adolescente puede
sentirse incómodo con la solución
pactada, el afecto llenará ese vacío.
Conclusión:
Pedir que un adolescente, piense,
siente y se comporte como un adulto,
es “tarea perdida”; los adultos “si
podemos y debemos” pensar, sentir y
NO actuar como adolescentes.

Descargar

VIVIENDO CON ADOLESCENTES.